Artículos Externos

MARÍA SIMMA: NUEVO ORDEN MUNDIAL, MASONERÍA Y EL ANTICRISTO: TRABAJO Y DINERO

– Entrevista a MARÍA SIMMA, por Nicholas María Eltz. Del libro “Sáquennos de aquí”:

P—En la guerra entre ricos y pobres de la que nos ha hablado, el tema del trabajo, o con más frecuencia la falta de trabajo, es un concepto muy discutido. Permítame hacerle unas pocas preguntas simples sobre el trabajo y el dinero. ¿O prefiere primero decir algo acerca de estos temas?

MS— La guerra más grande en la actualidad, después de la guerra contra los niños inocentes y la estructura familiar, es entre los ricos y los pobres. Los masones están detrás de este movimiento con el objetivo de crear una moneda mundial y un gobierno mundial, el denominado Nuevo Orden Mundial y la Nueva Era. Este gobierno mundial dedicará todas sus energías a destruir la Iglesia.

Hasta la horrorosa guerra de los Balcanes, en este preciso momento, está siendo financiada por los masones, y no debería sorprendernos a estas alturas por qué escogió nuestra Madre aparecerse allí (Medjugorje) aproximadamente diez años antes de que nadie supiera que estallaría esta guerra, como finalmente sucedió.

El Banco Mundial, las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Cruz Roja Internacional también están detrás de todo esto, y a pesar de todas las apariencias no están trabajando por el bien del mundo. Además, detrás de todo ello se encuentra la red de bancos dirigidos por los masones y otras sociedades secretas sobre las cuales la gran mayoría de la población no sabe prácticamente nada.

La codicia y el miedo de lasf personas a la pobreza permiten que se entreguen al diablo los fondos con los cuales intentará —pero al final fracasará— aplastar a la Iglesia, y de esta forma a Dios.

Será en ese preciso momento cuando nuestra Señora y sus seguidores obtendrán la victoria, aún si las cosas no lo parecen hasta el último momento.

P—Ha mencionado en varias ocasiones la codicia de Occidente en la actualidad, y ha dicho que Dios establecerá una severa reparación a Occidente por este motivo. ¿Quiere decir que los lugares donde se concentra la codicia, donde proliferan esos bancos de los que habla, sufrirán más que las áreas en las que se vive humildemente?

—¿Entonces usted recomienda a las personas que se vayan de esos lugares y busquen entornos más humildes?

MS— Lo que yo recomiendo es que se vuelva a Dios y a la oración; Dios desea que seamos humildes para que Él pueda ayudarnos. Así, al hacer oración nos inspirará qué hacer.

P—El modo de vida de los ricos les lleva a beneficiarse siempre de su riqueza; con frecuencia se le llama vivir de las rentas, gastando solo de los intereses de su dinero. Así muchos viven hoy de la especulación, de los cambios de interés de la divisas, etc. ¿Son estas
actividades o estilos de vida parte de la voluntad de Dios?

MS— ¡Por supuesto que no! Dios desea que los ricos compartan lo que tienen con los pobres y que hagan buenas obras para ellos, y no que se sienten sobre su riqueza. Las personas que se dedican a esas actividades deberán hacer mucho para adaptarse durante los próximos años y debemos rezar para que el Espíritu Santo los ilumine lo más pronto posible.

P—Y las personas que ya se han dado cuenta de que este sistema no proviene de Dios, ¿qué les recomendaría que hicieran con los fondos que han acumulado si ahora desearan utilizarlos de acuerdo a la voluntad de Dios?

MS— ¡Que hagan cosas buenas con ellos ahora porque luego no los tendrán y no harán ningún bien a nadie!

P—¿Es cierta la idea de un anticristo?

MS— Sí, lamentablemente lo es. Algunos videntes, que no son los de Medjugorje, dicen que el anticristo vive ya en la actualidad. Vendrá como un gran mago financiero, tendrá un carisma muy poderoso y también será considerado un gran sanador y un taumaturgo, hacedor de milagros. Un gran número de personas quedarán encantadas con él cuando, de hecho, su poder será la mayor manifestación de Satanás que se ha visto nunca. Debemos rezar sin cesar para no ser engañados por el diablo y su ilimitado talento para disfrazarse de lo que quiera para complacer su arrogancia.

P—Cuando alguien presta dinero, ¿puede luego exigir el pago de los intereses?

MS— De acuerdo a Dios, no. Deberíamos prestarlo por amor al prójimo y no para enriquecernos. Solo debemos ganar dinero con nuestro trabajo.

P—Usted dice que vendrá un tiempo de paz, pero solo después de que ocurra algo muy grande para la conversión de la humanidad. ¿Esta época de paz incluirá también una completa redistribución de las riquezas?

MS— Sí, así es.

P—Usted también dice que junto a este gran acontecimiento se dará un colapso financiero mundial antes de poder disfrutar la época de paz. ¿Cómo podríamos prepararnos del modo más fácil para estos dos cambios, que serán, si lo he entendido correctamente, enormes?

MS— ¡Sí, serán enormes! ¡Las personas deben volver a Dios ahora y entregarse completamente a Él! Si lo hacen, los cambios que van a llegar serán más fáciles de soportar para todos nosotros.

P—¿Ha oído hablar de la organización de la Iglesia llamado Prelatura del Opus Dei, en la que parte de la vocación de cada miembro es la santificación del trabajo ordinario? Y si es así, ¿sabe si es buena y, como usted dice, proviene de Dios?

MS— Sí, la conozco, y proviene de Dios.

P—Si es pecado exigir intereses, ¿lo es también comprar algo, generalmente algo grande, a crédito?

MS— Si uno tiene verdadera necesidad, entonces no lo es, pero quien presta el dinero también deberá ver esa necesidad real con amor, en lugar de enriquecerse gracias a ella.

P—¿Nos enseña la Iglesia, en la actualidad, el uso adecuado y moral del dinero?

MS— Varios Papas, desde el comienzo de la Iglesia, han hablado del valor del trabajo y han condenado el uso continuo de los intereses.

En la actualidad no es mucho lo que se enseña sobre del uso del dinero. El Santo Padre actual (Juan Pablo II) haría mucho bien al mundo si escribiera una encíclica sobre ello.

***

EL EJÉRCITO DE MARÍA

NUESTRA MADRE, CON SU TRIUNFO YA ASEGURADO, COMBATIRÁ Y DESARMARÁ TODO ESTE TINGLADO MASÓNICO DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL.

AMGD

Pueblo de María

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: