Nuestros articulos

EL CONCILIO VATICANO II Y LA PROFECÍA DE FÁTIMA

Por Ángela Sánchez Aréchaga

EL CONCILIO VATICANO II Y LA PROFECÍA DE FÁTIMA, DOCUMENTO EN PDF

 

INTRODUCCIÓN

Queridos hermanos.

Los que sean lectores habituales de nuestra web recordarán que hace meses publicamos íntegro el opúsculo: “LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN”, de nuestra querida amiga argentina Ángela Sánchez Aréchaga, referido a los acontecimientos esjatológicos e integrado por tres partes:

  1. El Tratado del falso profeta que se sienta en la Silla de Pedro:

https://comovaradealmendro.es/wp-content/uploads/2018/04/Carta-a-la-Santa-Madre-Iglesia-1%C2%AA-parte.pdf

  1. La abominación de la desolación:

https://comovaradealmendro.es/wp-content/uploads/2018/04/Segunda-Parte-del-Op%C3%BAsculo-CORREGIDA.pdf

  1. La última batalla que nos conduce a la victoria final:

https://comovaradealmendro.es/wp-content/uploads/2018/05/La-%C3%9Altima-Batalla…-Que-nos-conduce-a-la-Victoria-Final….pdf

La autora nos presenta ahora la cuarta y última parte del opúsculo, titulada: “Apéndice: El Concilio Vaticano II y la Profecía de Fátima”, con la que se cierra su obra, un impresionante fresco sobre el fin de los últimos tiempos, inspirado en la Biblia, la Tradición, Revelaciones privadas de toda solvencia y las confidencias del padre Malachi Martin, gran teólogo y conocedor como pocos del Tercer Secreto de Fátima, que leyó completo, y de los entresijos vaticanos, desde la atalaya privilegiada que le dio su estancia en la Curia durante muchos años.

En esta última parte, la autora desarrolla una cuestión muy importante para discernir bien estos tiempos de confusión en los que vivimos: el postconcilio y el papado de Pablo VI y Juan Pablo II.

Lejos de las teorías sedevacantistas que niegan validez a los papas postconciliares, y lejos de las tesis lefebvristas que les niegan legitimidad y que les acusan de herejía, de ser lobos infiltrados y de querer destruir la Iglesia, Ángela pone las cosas en su sitio. Y constata, como ha sido también siempre la línea editorial de Comovaradealmendro, que los papas postconciliares no fueron verdugos, sino víctimas, que sufrieron en sus carnes la amargura del ataque desde dentro, tanto de los sacerdotes y clérigos masones, marxistas y homosexuales, como de los hijos de Lefebvre, que les acusaban de cambiar la doctrina; y desde fuera, el embate del mundo, que les tenían por enemigos acérrimos del progreso y del modernismo. Curiosamente, todos ellos tienen por papa a Bergoglio. Porque Dios ciega a los sarmientos que se separan de la vid, por muy enferma que ésta estuviera.

¡Ya era hora de que alguien defendiera a Pablo VI y a JPII, que retrasaron en lo posible el asalto masónico a la Iglesia! El primero, con sus debilidades, el segundo, con la fuerza de un león. A ellos les dedicamos esta pequeña obrita de Ángela, y les pedimos que intercedan por nosotros desde el Cielo, en esta hora decisiva que pesa sobre el mundo.

Y proclamamos, con Pablo VI, el Credo del Pueblo de Dios:

http://w2.vatican.va/content/paul-vi/es/motu_proprio/documents/hf_p-vi_motu-proprio_19680630_credo.html

Juan Suárez Falcó

 

PRESENTACIÓN DEL APÉNDICE DE MI ÚLTIMO LIBRO, TITULADO: “EL CONCILIO VATICANO II Y LA PROFECÍA DE FÁTIMA”

Por Ángela Sánchez Aréchaga

CARTA A  LA SANTA MADRE IGLESIA, CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA

AL REMANENTE FIEL…

Después de haber publicado el Tercer y último Tomo de la COLECCIÓN: “INSTRUMENTOS DEL DIOS ALTÍSIMO. LOS PROFETAS DE MARÍA”, titulado: LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN”, con motivo de la gran confusión reinante y debido a la poca formación doctrinal e histórica de nuestra Fe católica romana, surgió la necesidad de componer un Apéndice o Anexo a la Obra; para tocar en forma puntual y más exclusiva, el asunto del controvertido y “mal interpretado” Concilio -Ecuménico- Vaticano II.

-Por falta de conocimiento, o por insuficiente… Tanto para los que están a favor, como para los que no lo están. Como así mismo, el tema del no menos controvertido -mal interpretado- Pontificado de Su Santidad Juan Pablo II. Para sus detractores – “jueces” implacables…

       Si bien en el Opúsculo, como se le dio llamar al Último Libro de la Colección, arriba mencionado, publicado el pasado año en formato digital, en sus Tres Partes:

_“EL TRATADO DEL FALSO PROFETA QUE SE SIENTA EN LA SILLA DE PEDRO”,

_“LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN EN EL TEMPLO SANTO DE DIOS”. Y…  

_“LA ÚLTIMA BATALLA QUE NOS CONDUCE A LA VICTORIA FINAL”, ya se menciona el tema, no se detiene en los pormenores del mismo, sino que refiere algunos aspectos, como un aporte más al esclarecimiento general del PROCESO DE SECULARIZACIÓN DEL CRISTIANISMO, a lo largo de la HISTORIA DE LA SALVACIÓN…

O, si lo prefieren: LA DESCRISTIANIZACIÓN DE NUESTRA CULTURA GRECO–ROMANA. Abarcando el período: desde el Arrianismo –la más peligrosa e incidente de las GRANDES HEREJÍAS A TRAVÉS DE LA HISTORIA, hasta nuestros días…

NO MENOS PELIGROSOS… para Nuestra Fe Católica-romana. Proceso que desemboca o confluye en el CONCILIO VATICANO II. Última parte del Proceso Histórico de auto-demolición… Para luego culminar, cincuenta años después… en la Aparición misma del Anticristo personal y final… Traído “de la mano del falso Profeta”… Según nos relata el Cap. 13 del Libro de las Revelaciones: el Apocalipsis.

La escueta mención del CVII en las Partes de la  Obra citada, hasta ahora, solo sirvió para dar el contexto, el marco adecuado a la denuncia del cumplimiento de las Sagradas e inmutables Profecías del Cap. 13 del Libro Magno de la Historia de la Salvación: Objeto principal.

Pero el objetivo de este Apéndice, sin desviarnos de la conclusión final de la Historia, es mostrar la realidad del Concilio Vaticano II y los Últimos Cónclaves, en toda su crudeza original…

Conclusión: el Proceso de descristianización –o cambio cultural- no comenzó con el Vaticano II, sino que culmina con él… Es el Último Eslabón en la cadena de sucesos en la Historia…

Que le permitió –finalmente- AL FALSO PROFETA anunciado en las Sagradas Escrituras, EL GRAN ESTAFADOR: USURPAR LA SEDE DE PEDRO… Para luego entregarle “servida en bandeja”: la Iglesia ya transformada en pseudo-iglesia, al Falso Mesías. AL OTRO… Como lo llamó Cristo a Su Adversario. El Ánomos. El Sin Ley… EL Anticristo.

Es por ello que creímos conveniente agregar este Apéndice, para profundizar en este Último Eslabón, por ser de vital importancia. Punto Capital del Proceso… Al que daremos por Título:

“EL CONCILIO VATICANO II Y LA PROFECÍA DE FÁTIMA”.

Con lo cual coronamos toda la Obra escrita.

INTRODUCCIÓN

Mucho se ha hablado del controvertido CVII, adoptando dos posturas diferentes, por lo menos, definidas: la Versión Oficial y la Otra… Con distintas variables.

La primera “suaviza” el impacto producido en la Fe y costumbres de Occidente. No sé si por compasión, por ingenuidad, o por ignorancia de la auténtica verdad. Al menos, completa…

La Otra versión… En un momento más pasaremos a explicar…

No obstante, ninguna de las dos posturas fue la acertada. Tanto los que sostienen que las desviaciones doctrinales comenzaron luego de que concluyera el Concilio y de ahí en adelante…  Como los que afirman que los Papas conciliares eran heréticos y por lo tanto: no eran legítimos…

Así pues, tenemos dos versiones definidas y una variable de esta última:

Versión oficial: “las desviaciones se suscitaron como consecuencia de las diferentes interpretaciones  que del mismo se hizo…” “Tanto de teólogos como de la Jerarquía…”-

Y hasta mal intencionadas interpretaciones, agrego yo, de muchos… “que estaban entre nosotros, pero que no eran de los nuestros…”- Juntamente con los que se dejaron seducir

Y que la gran mayoría de la Jerarquía eclesiástica, tergiversó… Aplicando los nuevos conceptos pastorales, en sus distintos Distritos Episcopales, con sus respectivos grupos de tarea, Etc…” A través del tiempo… hasta el presente. Transformando así a la Esposa de Cristo, la Iglesia católica romana, en la dispensadora de una “nueva fe”…

Versión extra oficial: los “buenos doctores” que de manera intransigente…  afirman: “que los Papas posteriores a Su Santidad Pío XII y hasta el presente, son heréticos… y por lo tanto, falsos…”- O sea, lo que ellos llaman: Papas conciliares… O del pos-concilio.

Y por ende, se anotaron en las filas de los Sede Vacantes…

Versión variable: Los que también sostienen el tema de los Papas conciliares: Malos Papas, Herejes, Modernistas, pero los reconocen, no obstante, como Papas legítimos… Incluso, al que se auto-proclama Obispo de Roma, sin ser Papa legítimo…  Declarando NO SER SEDE VACANTES”.  Estos, tampoco aciertan. En particular, si pretenden ser “reconocidos como católicos por Roma”, finalmente… Algo incongruente.

Conclusión: El Proceso de auto-demolición de la Inmaculada Esposa de Cristo, tuvo lugar: ANTES, DURANTE Y DESPUÉS… DEL CVII.-

Así pues, vayamos respondiendo… A todos y a cada uno… Según se vayan identificando… Con inclusión de los  detractores “jueces” implacables…

       No sin antes anticipar, a los Sede-Vacantes, que la Iglesia no pudo haber subsistido como tal, si llevara cincuenta y cuatro años sin Papa…. O sea, sin una Cabeza legitima.- Esto es un absurdo… Porque Cristo no gobierna la Iglesia con los Obispos y Presbíteros, sino con Pedro. Y luego, los demás con la Cabeza: “Tú eres Pedro y sobre esta Piedra edificaré Mi Iglesia…”

       Por eso “Las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella”… Anticipándose a las cosas que habrían de suceder… Para que cuando sucediera, pudiéramos, entre otras cosas, tener un buen criterio. Y si no hay Cabeza Legítima, entonces no hay Iglesia Católica Romana.

      Así pues, entonces… No sé qué es lo que estamos discutiendo…

      También a los que aceptan a los Papas pos-conciliares como legítimos, pero los consideran malos… Etc. Esto coloca a Cristo en una incómoda posición: porque es admitir, implícitamente, que durante cincuenta años dejó que la Barca ande a la deriva…. “Se quedó dormido en la proa todo este tiempo… mientras arreciaba la tormenta…” Permitiendo, como si no tuviera importancia… ser Representado por cuanto hereje andaba suelto…  No parece tener sentido.

      La realidad es bien distinta. Y la mayoría –de ambos lados- conoce perfectamente acerca de la infiltración… en la Iglesia. De hecho lo predican…. Sin embargo… Carecen de sentido común.

      Es decir, yo acepto que desde hace más de medio siglo la Iglesia ha sido asaltada y penetrada en su interior, hasta las más altas esferas del Vaticano, o sea La Cúpula, y doy por hecho, a su vez,  que todos los Papas posteriores…, o no son, o son herejes…

      Y cuál sería la parte del razonamiento que me lleva a concluir: que si el enemigo está en la Cúpula, es OBVIO Y EVIDENTE QUE OBSTACULIZARÁ CON TODOS LOS MEDIOS, HASTA CON LOS MÁS SUCIOS, LOS DISTINTOS PONTIFICADOS… HASTA ALCANZAR SUS OBJETIVOS:

     Colocar en la Silla de Pedro al Pastor Necio, émulo de Judas Iscariote, pero más perverso, porque Judas entregó a Cristo a la Sinagoga, el Falso Profeta entregará a la Esposa de Cristo servida en bandeja de plata… al Anticristo.

     De todo lo cual, hemos hablado en Conferencias, suficiente, durante más de veinte años… Junto con mis Tres Libros editados.

      Comencemos pues, a devanar la madeja de los acontecimientos…. Con lo cual, no pretendemos exculpar a todos los Papas, sino mostrar, en qué escenario se tuvieron que desenvolver… Y cuantas intrigas y demás… tuvieron que sortear. Y hasta padecer atentados…

      Para que las MEDIAS VERDADES no resulten PEORES MENTIRAS…

En primer lugar, si fuese verdadera la afirmación, “de que el desmoronamiento o proceso de auto-demolición de la Iglesia, no se generó dentro del Recinto de los Padres Conciliares, en plena Cesión, sino que se hizo a posterior y gradualmente…”, no cabría entonces el testimonio escrito del eminente Teólogo argentino de origen Francés (muerto en circunstancias un tanto extrañas), Padre Julio Menvielle, en su monumental Obra: “COMPLOT CONTRA LA IGLESIA”.

Fruto de muchos años de investigación, previo al CVII (con dos teólogos más de origen Mejicano) quien entregó los originales mecanografiados que fueron colocados, luego, en el lugar que ocupaba cada Padre Conciliar, un día antes del inicio del Concilio, para prevenirlos…

De aquello que –a posteriori- declarara Paulo VI en su Magistral Catequesis sobre el Demonio: “LIBRANOS DEL MAL”: “Por alguna fisura el humo del infierno se ha infiltrado en el Seno de la Iglesia”… Y que refería a toda la maquinaria jerárquica –infiltrada o convertida- al servicio de la sinagoga de satanás… “Que lo sometían, secuestraban, drogaban y suplantaban… para que no pudiera cumplir su misión pontificia…

Y así poder MANIPULAR EL CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II”, COMO LO DENUNCIA AMPLIAMENTE EL MENCIONADO LIBRO: “COMPLOT CONTRA LA IGLESIA”. Que fue editado con el pseudónimo que utilizaba el Padre Menvielle cuando escribía en conjunto con estos teólogos Mejicanos: MAURICE PINAY.-

Esta manifestación gravísima de Paulo VI –para los que saben entender- pasó prácticamente desapercibida… Y los que sabían lo que significaba, no le dieron mayor importancia o las silenciaron de manera cómplice. Sobre todo, por lo que añadió públicamente, poco después:

“Algunos de los hermanos que se sientan en mi misma mesa –como Judas en la mesa de Cristo durante la Última Cena- son precisamente los que se han vuelto contra Nos”

Este fue un llamado de auxilio que, tanto los “católicos” (que critican a diestra y siniestra. Aun sabiendo alguito), como el resto de la comunidad católica mundial, hicieron caso omiso.

       Cuando indirectamente estaba suplicando que lo liberaran de estos lobos revestidos con piel de oveja… Sus denuncias, que se filtraron a despecho de sus enemigos, apenas se publicaban escuetamente en diarios argentinos y europeos…

Aunque el autor de la mencionada Obra: Maurice Pinay, quiso poner en guardia y advertir a los Padres que participaban en el CVII, sobre las estrategias de dominio… distorsionando la tesis y acuerdos reales de las Comisiones Plenarias en cada materia, llegando incluso a imponer acuerdos opuestos radicalmente a los acuerdos a que habían –verdaderamente- llegado los Padres Conciliares… (Que no sospecharon –por su ingenuidad- de las maniobras demoníacas introducidas y logradas por la jerarquía masónica-comunista infiltrada) No logró su objetivo.

Las traiciones a Paulo VI… que llegaron, incluso, a implantar un sosías –un doble-del propio Pontífice: alterando sus Instrucciones, Documentos oficiales, Correspondencia, Administración e Instrucciones para la Consagración de Obispos y Cardenales, Etc. Todo estaba bajo el poder de los traidores cardenales: Jean Marie Villot, Agostino Casarolli y Giovanni Benelli…

Incluso se lo acusó de haber sido el responsable de la aprobación del Novus Ordo Missae. Cuando en realidad el autor de la Reforma Litúrgica fue el Cardenal –masón de grado 33- Anibal Bugnini –hecho que muchos conocen…

Quien fuera secretario del Concilio y Presidente de la Comisión que tuvo a cargo la revisión de la Liturgia… Donde colaboraron teólogos “católicos” y pastores protestantes. Pero no eran los únicos: también había rabinos… Que tenían sumo interés en alcanzar la “dispensa”…

        Y cuando la nueva Misa fue presentada al Sínodo de Obispos de 1967, éste la rechazó por numerosos votos.  A pesar de esto, fue impuesta a la Iglesia católica…

      Por medio de un montón de mentiras y subterfugios…  En verdad, el Concilio resultó, para muchos… el caballo de Troya para el asalto final…

De todo lo cual, es decir, de la traición a la Esposa de Cristo –aunque en gran parte ya hemos contado en el Opúsculo- nos iremos explayando a lo largo de las páginas de este Apéndice…

Pero para mejor concluir este punto, es necesario conocer algunos datos más, importantes todos ellos, casi desconocidos por la mayoría, que atenúan la responsabilidad de Paulo VI, si es que no lo liberan totalmente, en este punto al menos…

      Sin por ello pretender que no se haya equivocado en nada. No es ése el objetivo.

Sino dar a conocer toda la verdad… ¡Ése es el punto!

Las hechos, dentro de su justo contexto,  no se ven igual que tomados aisladamente…

LA TRAICIÓN A PAULO VI

Así pues, la acusación más tremenda de la traición a Pablo VI, la realizó el abogado francés, Doctor Basilio Arrambid, miembro del Tribunal eclesiástico de la Rota Romana, que conocía de cerca los entretelones de lo que sucedía. Pocos periódicos publicaron su acusación…

Tomaremos el texto de la revista católica mexicana: “Estrella”, de mayo de 1976, que publicó la denuncia de este abogado francés. La cual refiere lo siguiente:

Estuve profundamente conmovido –por cierta información de índole privada que recibió-a causa de mi oficio de abogado de la Rota, que me da paso a las diferentes Congregaciones del Vaticano… Sobre todo… –al constatar que la información extraordinaria coincidía con el propio testimonio-  descargué mi ira contra Villot…

El cardenal Wright comprende mis palabras y mi reacción… Otros amigos de menos peso también confirman mi diagnosis respecto de las Congregaciones:

“Las actas están bloqueadas… por aquel infame Villot, del cual sabemos que es el jefe de la orquesta que destruye la Liturgia, la Misa y el domingo. Declarado enemigo de la Iglesia, masón de alto grado, gobierna con su propio gobierno, que es un grupo de obispos, masones también, y con todo un personal que tiene su empleo eclesiástico y está compenetrado, comprado y respaldado por el Vaticano”….

“Estoy contando y pensando mis palabras. El Papa es un santo y a la vez un prisionero total en el Vaticano. Sólo se le permite representar de  fachada exterior y expresar allí pensamientos católicos cuanto le guste, porque ningún obispo le hace caso, al menos en Francia; de modo que todo se pierde en el desierto…”-

“Él está enfermo y recibe diariamente varias  inyecciones a causa del cáncer de vejiga. A veces le dan drogas para forzarle, mediante una presión e insistencia increíbles, a firmar uno y otro documento que significa una traición a la tradición”…

“Pablo VI sí merece nuestra compasión y nuestras más fervorosas oraciones”.–

“He hablado de drogas. Tengo que añadir la brutalidad respecto a su salud, la vigilancia de toda su correspondencia, la selección de los visitantes;  hasta la asistencia de una tercera persona que espía la conversación y los gestos del visitante, cuando el Papa no está en el salón de trabajo…”.- Saltando a otro párrafo…

“Todos los documentos adulterados respecto a la Liturgia son inválidos, no solamente anticatólicos…”- “De nada sirve nuestra lucha y documentación enviada a la Congregación de Defensa de la Fe o a la Congregación del Clero…

El enemigo ya tiene su firme posición y está arruinando la fe…”“El poder está en manos de fariseos… Los obispos y cardenales –o simples secretarios- siendo traidores a la Iglesia, mantienen sus puestos y seguirán destruyendo los Sacramentos, hasta el último.

Porque Villot protege a los suyos y los intima…”-

“Este es la dramática situación del Santo Padre, la cual me angustia desde hace meses… ¡Dios mío, cuánto lo he llorado! Con la ayuda de Dios tuve la fuerza de publicar estas terribles noticias. Estoy dispuesto a vivir esta Pasión de la Iglesia hasta las catacumbas, en las cuales hemos de refugiarnos a causa de los grandes acontecimientos… que se están acercando a nosotros”.-

“Jesús ha permitido (que no es lo mismo que dormirse en la barca…) que el enemigo triunfe con inteligencia y mentira, mediante una organización de la Iglesia, la cual tiene como fin la destrucción de la vida eclesiástica -y ejerce su profanación- en medio el corazón de la Iglesia…”-

“De modo que ustedes y yo, a defendernos sin dar explicaciones… El Señor y la Virgen se comprometen a darnos la ayuda que necesitamos…”-

“Ustedes pueden hacerme una objeción respecto del Santo Padre: “¿Cómo es posible que no sea capaz de librarse de Villot?”- Ahí está el secreto…”-

“El Papa está rodeado de enemigos en todas partes del Vaticano. Escasos son los prelados que llevan una vida espiritual. Por el contrario, demasiado numerosos son aquellos corrompidos o por la plata  o por la inmoralidad…”- (Y esto lo dijo allá por la década del 70)

Finalmente se dirige a una persona en particular:Le he dicho sólo una parte de mi secreto, para tranquilidad respecto a la dudosa postura del Santo Padre. El Papa se ha fiado en los demás. Era demasiado bueno. Fácilmente lo engañaban y él ahora lo sabe…

Ha cambiado por completo su conducta, y sólo se ocupa en pensamientos que tocan a la vida sobrenatural. Llama a la conversión de los corazones, a un cristianismo vivido, a la obediencia a la Iglesia verdadera… Poco a poco está acercándose a su calvario, aceptado por él…”-

“Verdad es que pensaba en abdicar desanimado por la traición que lo rodea por todas partes. Le queda al Santo Padre devolvernos la Misa de Pío V, encima de todas las mentiras… Hemos de esperar con paciencia. El documento está preparado, pero todavía bloqueado…”-

Pablo VI falleció imprevistamente el 6 de agosto de 1978. El doctor Christian Barnard dijo, al día siguiente, que le llamaba la atención esa muerte… y pidió que se hiciera una investigación. Pero nada se hizo…

Esta carta del doctor Arrambide confirma lo que el mismo Paulo VI había anunciado en su Magistral Catequesis sobre el Demonio: “que el humo de satanás se había infiltrado por los rasgados muros del Templo”…

Si Jesucristo, el Hijo de Dios, ha tenido un traidor, no nos extrañe que el Papa Paulo VI lo haya tenido también.  Y no sólo él… Saquen Uds. sus propias conclusiones…

A continuación -para seguir dando respuestas con referencias autorizadas- y adentrarnos más profundamente en los entretelones y pormenores…

Llevaré a los lectores a recorrer las páginas de la Historia, internándolos en el propio escenario de los acontecimientos de la Iglesia y el Mundo Político. Palpitarán con cada realidad y con diversos sentimientos… Por la crudeza de la denuncia…

Muchos se emocionarán… Y se indignarán también. Otros rechinarán sus dientes…

Pero al concluir el recorrido, no quedarán dudas… Todas las incógnitas quedarán reveladas. Los Secretos serán descubiertos… Todos los velos caerán…  Como dijo San Lucas, en su Evangelio, cap.12: “Nada hay oculto que no haya de saberse…”- Pues, lo que habéis conversado oculto en las alcobas… Será proclamado desde las azoteas…”

Así pues: De la monumental Obra del escritor irlandés, Eminente Teólogo, Padre Malachi Martin, SJ: “LAS LLAVES DE ESTA SANGRE”. Su personal Testimonio… Habiendo trabajado en la Secretaría de Estado Vaticano, durante cuatro Pontificados. Desde Juan XXIII a Juan Pablo II…

EL CONCILIO VATICANO II Y EL GRAN SECRETO DE FÁTIMA

“En Octubre de 1962, la sesión de apertura del muy publicitado Segundo Concilio Vaticano del Papa Juan XXIII atrajo a Roma prácticamente a todos los Obispos católicos romanos del mundo. Eran 2.500 en total, y también a cualquier cantidad de observadores no católicos…

        Con el Obispo Karol Wojtyla a su lado como su protegido más íntimo, el Cardenal Wyszynski  encabezó a los Obispos Polacos como delegados a este extraordinario acontecimiento geo-religioso y geopolítico, que tendría profundos y perdurables efectos no sólo en la Iglesia católica romana, sino en la configuración de la política mundial por el resto del siglo XX.

      Entre los obispos polacos presentes en el Concilio, Wojtyla lograría un lugar prominente a ojos de sus colegas obispos y de aquellos que un día lo elegirían Papa…

      Wyszynski  creía, en que la estrella de Wojtyla estaba destinada a ascender en el firmamento de la Iglesia y en la ancha extensión de los cielos humanos…

Wyszynski había sido parte de la comisión preparatoria nombrada por el Papa Juan XXIII para preparar la agenda oficial de su Segundo Concilio Vaticano. El trabajo de la comisión resultó, en lo que oficialmente fueron llamados: Schemata; cada uno de ellos trataba algún importante tópico que la comisión juzgaba que debía ser discutido por el Concilio.

Cuando el Concilio entró en sesión en Octubre de 1962, rápidamente quedó en claro, que un grupo muy bien organizado de entre los obispos y teólogos presentes estaba decidido a abrogar los Schemata de la comisión… Aunque era una minoría, este grupo consiguió lograr su propósito por medio de excelentes maniobras parlamentarias. El resultado neto fueQue la idea de la Iglesia en el mundo y de cómo debía funcionar y lo que debería lograr…” Todas estas ideas vitalmente importantes fueron cambiadas.

En los Schemata originales, dominaba un tradicional punto de vista católico romano sobre las tres cuestiones. En los nuevos Schemata, esa opinión tradicional católico-romana fue remplazada por un nuevo punto de vista, que tenía más que ver con los modernos conceptos (particularmente norteamericanos) de democracia y del poder del pueblo, que con las enseñanzas católico-romanas. Exitosamente vendidas a los obispos del consejo, adaptadas por ellos e incorporadas a los documentos oficiales del Concilio, estas nuevas ideas dieron nacimiento a una nueva eclesiología…

“A una nueva visión del catolicismo, de la Iglesia romana y del papado…”-

    “La nueva eclesiología podría haber sido reconciliada con la tradicional, si hubieran estado disponibles un gran cuidado y esfuerzos deliberados. NO LO ESTUVIERON. El resultado neto fue, que a través de todas las declaraciones oficiales del Concilio: flotaba la ambigüedad”…

    “Wyszynski y Wojtyla VIERON EL PELIGRO”… “Wyszynski no quería vivir con esa ambigüedad. Wojtyla pensaba que la Iglesia podría vivir con ella y que, con el tiempo, la reconciliación de los puntos de vista podría efectuarse y se efectuaría. Este fue un error de apreciación del Cardenal Wojtyla que muchos años después reconoció dolorosamente…”-

    “Realmente, lo que sucedió durante los veinte años siguientes al Concilio, fue que esa ambigüedad causó estragos en la organización institucional de la Iglesia que Wojtyla heredaría como Papa en 1978. Pero en el momento del Concilio, todo eso estaba oculto en el futuro…”

    “Inmediatamente después del Concilio, una falsa euforia, expresada como el “Espíritu del Vaticano II”, consiguió –porque era agradable a la mayoría de la gente- dejar fuera de guardia a la mayoría de los obispo”. Sólo cuando los fuertes y ásperos vientos de la rechinante disidencia comenzaron a soplar, y sólo cuando la autoridad central del papado bajo el Papa Paulo VI quedó hecha pedazos por la “democratización” de la creencia y de la práctica religiosa, sólo entonces se recordaron las advertencias de Wyszynski… Pero para entonces, era demasiado tarde… para reconciliar los viejos y  los nuevos puntos de vista del Vaticano II”.

     “Sin embargo, allá en los días del Concilio, la agenda polaca de Stefan Wyszynski  nunca estuvo ausente de su pensamiento, y a ese respecto había algunas cuestiones de particular importancia que consideraba necesario discutir personalmente con el Papa Juan (XXIII).

En dos entrevistas privadas, la más larga de las cuales duró una hora y tres cuartos completos, los dos hombres revisaron cuestiones tales como el tema de las Tierras Occidentales, disputadas entre Polonia y Alemania y la cuestión del nombramiento de obispos -¡polacos o alemanes!- para ese territorio…

Sin embargo, principalmente, Wyszynski quería instar al papa Juan a que dedicara el Concilio, los obispos de la Iglesia y los laicos del mundo, cuyos servidores ellos eran, al mismo lazo de servidumbre a María que el Cardenal estaba preparando para Polonia…”

En un breve paréntesis: para los que no saben de la importancia geopolítica de este punto crucial, les puede parecer irrelevante este comentario entre el Papa Juan XXIII y el Cardenal Primado de Polonia, acerca de las Tierras de Occidente, etc., frente a otras circunstancias cruciales del momento… Pero al final de este escrito se podrá comprender mejor.

       Asimismo, el por qué y para qué un Papa Polaco… Hay que conocer, en primer lugar, que  cuando Polonia fue constituida como Estado Nación, lo hizo basado en Tres Pactos fundamentales: La Servidumbre total y absoluta de la Nación y de los Polacos a María Santísima; la Fidelidad al Representante de Cristo en la Tierra, a Pedro. Y el deber de regir los destinos de Polonia por parte del Primado, cuando hubiera fallecido el Monarca regente y hasta que surgiera uno nuevo elegido… Ya que la particularidad del Estado Nación de Polonia, era que el Monarca se elegía democráticamente.

      Este Pacto polaco es la razón por la cual Polonia aún es una Nación verdaderamente católica. Resistiendo durante siglos… todos los embates geopolíticos mundiales a los que estuvo sometida, dividida, disgregada… Hasta el final de la disolución de la URSS.

      Retomando el relato…

“Al Primado de Polonia le parecía que jamás habría un mejor momento en términos de oportunidad, o uno más urgente en términos de necesidad. Todos los obispos estaban reunidos en Roma en ese momento, y estarían de regreso para posteriores sesiones del Concilio. Y a través del mundo entero, cada continente obviamente estaba sufriendo hasta un grado u otro por la poderosa intromisión y la opresión totalitaria ejercida por la Unión Soviética”.-

“Pero más que eso, como casi todo el mundo era consciente en ese momento, como lo era Wyszynski, dos años antes el papa Juan XXIII había abierto y leído, lo que investigadores confiables daban a entender que eran instrucciones tomadas de los labios de María durante un visita sobrenatural a tres niños campesinos en el remoto distrito de Fátima, en Portugal.

Aunque los contenidos de esas instrucciones eran secretos, de todos modos se sabía ampliamente: QUE MARÍA HABÍA PEDIDO UNA DEDICACIÓN DE… MÁS O MENOS DEL MISMO TIPO DE LA QUE WYSZYNSKI ESTABA PIDIENDO AL PAPA RONCALLI…

Y que aparentemente –EL PEDIDO DE MARIA- HABÍA SIDO HECHO: POR MÁS O MENOS LAS MISMAS RAZONES GEORRELIGIOSAS Y GEOPOLÍTICAS QUE HABÍAN MOTIVADO A WYSZYNSKI”.-

“Dados los acontecimientos cruciales en la historia de Polonia, tales como la victoria de Jasna Góra de 1665 sobre los suecos y el “Milagro del Vístula” contra Lenin en 1920, lo poco que él sabía sobre la supuesta solicitud de María en Fátima, le parecía tan razonable- al Cardenal Wyszynski como a cualquier polaco. De hecho, tomando en cuenta la situación del mundo a principios de los años sesenta, y dada la perfecta ocasión en la forma de una asamblea de los obispos del mundo, en Roma, ¿por qué no hacerlo? ¿Por qué no dar comienzo a las cosas?…

Por supuesto, siendo lo que es el protocolo vaticano, el Primado no expuso la cuestión en esos mismos términos, pero su significado era suficientemente claro…”-

“Roncalli escuchó con interés e indulgencia. Respetaba a Wyszynski, y admitiendo eso, si lo  hubiera escuchado… antes de que hubiera llevado a la práctica su decisión, podría haber actuado de manera diferente… Pero su actitud hacia las incitaciones de Wyszynski fue la misma que había tenido cuando había leído por primera vez las instrucciones secretas de Fátima en 1960…”-

“El propósito de semejante acto de dedicación, como los propios polacos habían subrayado, SERÍA TERMINAR CON EL MORTAL DAÑO QUE LA UNIÓN SOVIÉTICA HACÍA EN EL MUNDO”.-

“Sin embargo… Pedir una intención como esa, sería incurrir en una confrontación abierta entre la Iglesia romana y la URSS, precisamente en el momento que el Papa Juan había decidido, en cambio, fermentar a los soviéticos a través del espíritu de su Concilio, que se extendería por el mundo a medida que sus obispos regresaran a sus diócesis…

La respuesta del Papa al Cardenal, por lo tanto, y casi en esas mismas palabras, fue: “que este tiempo, “nuestro tiempo como Papa”, no era el momento para semejante acto de dedicación”…

“Si el Cardenal Wyszynski, hubiera (en ese momento) leído el contenido completo de los “tres secretos de Fátima”, podría haberse preguntado si habría otro tiempo…”-

“Aun así, mientras que la decisión de Polonia de renovar la Consagración a María, era un asunto confiado a sus manos, la decisión en nombre del mundo yacía en las manos de su Papa…

Wyszsynski no podía ponerle peros al Santo Padre… No obstante, cualquiera que conociera a Wyszynski no iba a esperar que él dejara que las cosas quedaran así…

Vio nuevamente al papa Roncalli en mayo del año siguiente, durante la segunda sesión del Concilio. Para entonces… El Papa Juan sabía que el Concilio estaba fuera de su control… Su agenda para realizar una profunda renovación de la fe activa de la Iglesia había recibido un rumbo que el Pontífice no había previsto… Y que serviría en cambio, a la agenda de algún otro…

Y también sabía que él no tendría tiempo para alterar ese hecho…”-

“El 3 de Junio, Angelo Roncalli murió en su fe y en sus pesares…”-

MARÍA MADRE DE LA IGLESIA

“Finalmente, Wyszynski persuadió al sucesor de Juan, el Papa Paulo VI, a que por lo menos: Proclamara a María como Madre de la Iglesia. Paulo así lo hizo solemnemente el 21 de Noviembre de 1964, frente a todo el Concilio de Obispos”.-

“El Cardenal Wyszynski  tendría que contentarse con eso, porque la decisión del Papa Roncalli de politizar la idea de cualquiera dedicación total de la Iglesia Universal a María, y a su decisión anexa de contemporizar con referencia a la Unión Soviética, iban a seguir siendo principios de la política del Vaticano durante muchos años siguientes en este siglo”. (Entonces el Siglo XX)

“Casi veinte años después, esas decisiones gemelas del papa Juan XXIII, casi literalmente tendrían un efecto impresionante sobre las políticas del protegido de Wyszynski, Karol Wojtyla, en su papel como el Papa Juan Pablo II…”-

“Mientras tanto, la decisión de honrar así a María tenía profundas consecuencias. Significaba que, explícitamente, los funcionarios de la Iglesia transferían la ya gran importancia de María (como participante activa en la vida cristiana) del plano meramente devocional y puramente religioso, al plano geo-religioso en el que opera la Iglesia romana.

Gustara o no, María era ahora reconocida como un elemento geopolítico en la salvación  cristiana. Era un punto fundamental en la formación de Wojtya de una mente pre-papal”.-

“Wyszynski y Wojtyla, y el resto de la Jerarquía polaca, no se volvieron más lentos en su país por el Concilio que se estaba desarrollando en Roma. Lo que  parecía el fracaso de Wyszynski al tratar de cambiar la decisión de la Santa Sede con respecto a la dedicación de la Iglesia y del Mundo a María, hizo que redoblara su concentración sobre Polonia como un paradigma del mundo, y sobre la Iglesia de Polonia como un paradigma de la Iglesia universal en su lucha mundial con el mal que estaba suelto entre los hombres desde la creación del mundo…

Una opinión así no era una cosa fantasiosa, porque Wyszynski era un hombre práctico, un ejecutor. (Yo diría además, un Obispo con pantalones. Es decir: con los pantalones bien puestos…)

Ya él había expresado tal opinión en 1952. Ese año, antes que el primer ministro Cyrankiewicz lo hubiera removido con tanta rudeza enviándolo a prisión, el Cardenal les había escrito a sus oprimidos católicos, con el consejo y la instrucción que jamás dejaba de mantener en su propia mente y que jamás dejó de imprimir en Wojtyla y sus demás Obispos.

El Primado les había escrito: Como antecedentes para vuestra perseverancia, dejadme recordaros la posición fundamental de la Iglesia frente a nuestra condición polaca. En el curso de dos mil años… la Iglesia se ha enfrentado a varias situaciones. El ancho mundo se sorprendió cuando se descubrió a sí mismo arriano, albigense, humanista, protestante, racionalista, capitalista… Ella (la Iglesia) se enfrenta al comunismo con serenidad… porque está obligada a existir con esa realidad… y, hoy, esa relación debe mantenerse hasta con sus enemigos, y estos no son solamente los comunistas, sino también los francmasones y el capitalismo pagano”…

“Aun al coexistir con sus enemigos de intenciones más mortales, instaba Wyszsynski a los polacos: ellos debían ser fieles a cada aspecto de su polonicidad…”-

La realidad presente muestra señales claras de cambios sociales… Dios nos ha colocado en la condición en la que debemos vivir”.

“Tal era la actitud mostrada constantemente por Wyszynski y su clero, y hasta un grado sorprendente, también por el pueblo en general, a medida que el Primado continuaba entrelazando a Polonia con sus interminables esfuerzos de organización”…

Lo que sigue a continuación, es indispensable para poder comprender al sucesor de Pedro:

Juan Pablo II, y su muy especial y complicado Pontificado…

EL CAMPO DE ENTRENAMIENTO PAPAL

“En 1963, el efecto de los arreglos de Wyszinsky para las celebraciones del milenio, minuciosamente planeados y fielmente ejecutados, finalmente intimidaron al gobierno de Gomulka. En respuesta, el primer ministro soviético sacaba a relucir cualquier táctica que él y sus segundones sugerían… Volvieron a salir a la superficie los agudos ataques personales contra el Cardenal Primado. Fue acusado una vez más de entrometerse en los asuntos de Estado al buscar una reconciliación entre polacos y alemanes…

En 1965, el año anterior a la celebración y dedicación nacional final, los preparativos habían alcanzado tal vigor, que se convirtieron en una continua celebración. Con constantes procesiones por todas partes, en anticipación del voto del milenio que sería encabezado por el Cardenal en el Santuario de María en Czestochowa, sobre la Montaña Brillante de Jasna Góra”-

“También el gobierno intensificó sus actividades de hostigamiento. Sus tácticas iban de lo híper-burocrático a lo asqueroso y lo físicamente peligroso. Se negaron los permisos para las procesiones  religiosas que llevaban reproducciones del Icono de Czestochowa.

Otras procesiones fueron desviadas de sus rutas o se les prohibió entrar a ciertas zonas.

Una y otra vez, vehículos militares eran conducidos peligrosamente por los caminos frecuentados por sacerdotes que iban hacia celebraciones con el Icono de Nuestra Madre, obligando a los clérigos a salirse de la ruta en “accidentes” que inutilizaban sus automóviles y que a veces causaban serias heridas…

Los peregrinos que no eran agredidos estaban siempre vigilados por la “gente triste”, como se los llamaba a los agentes del servicio secreto. Pandillas de brabucones se dedicaban a perturbar hasta las celebraciones litúrgicas normales. Y en una movida intencionada y amenazante se colocó una milicia permanente alrededor del propio Jasna Góra”…

“Para entonces, sin embargo,  ya era demasiado tarde para detener lo que Wyszynski había comenzado, no sólo con respecto a la celebración del milenio y el voto de “servidumbre nacional” a María, sino con respecto al elemento sociopolítico de su agenda. Porque en 1965, las primeras señales de ese elemento organizado de la agenda del Cardenal brotaron a la superficie…

Segmentos de la población, tales como grupos de intelectuales y personas que no eran católicas o que desde hacía mucho habían abandonado cualquier creencia práctica en su catolicismo original, ahora se sentían atraídas, por lo menos hasta el punto de apoyar a Wyszynski, porque sus metas generales eran en favor del mejoramiento de las calamitosas condiciones económicas y sociales de Polonia”-.

“En el momento en que se acercaba la esperada fecha del 26 de Agosto de 1968, no había nadie en Polonia que no estuviera consciente de lo que transcurriría en el Monasterio de Czestochowa, en Jasna Góra –la Montaña Brillante- con María como Reina de Polonia”.-

“Es muy difícil para aquellos que conocen la vida sólo en las democracias occidentales, darse cuenta de que la mayoría de los polacos pensaban en la próxima celebración como un suceso que afectaba no meramente a Polonia sino a los vecinos de Polonia en su totalidad: “desde el Atlántico a los Urales”, y mucho más lejos: el ancho mundo de Asia, África y las Américas.

Esa familiaridad y facilidad de identificar la causa local de uno con una causa universal, está ausente, en gran medida, en las democracias occidentales…”-

“El propio Cardenal Primado presidió las ceremonias en Czeschowa. Más de un cuarto de millón de peregrinos se reunió sobre la ladera, alrededor del Monasterio, y respondió nuevamente a las palabras de la dedicación nacional (como cuando se fundó la Nación).

Cierto, la milicia (comunista) estaba presente. Soldados del gobierno adicionales, batallones de policía y equipos de Zomos –matones- permanecían allí vigilantes, pero sin atreverse a hacer ningún movimiento. Mientras las voces de ese cuarto de millón resonaban una y otra vez…

“¡SÍ! ¡Lo juramos!”- en respuesta a las preguntas rituales para que ellos asintieran a la dedicación; se ejecutaba la misma ceremonia, literalmente, en miles de localidades a través de todo Polonia…”-

“Wyszynski había logrado enlazar las metas de la libertad democrática de Polonia a la celebración de una creencia católico-romana, y ahora ambas, en las mentes de los polacos, se consideraban unidas con metas supranacionales y con el bienestar de la sociedad de las naciones. “Fue función del Arzobispo Wojtyla armar todo junto y expresarlo en palabras”.-

“Habló de la “corriente sobrenatural” liberada por las celebraciones del milenio en Jasna Góra, y que vencía irresistiblemente a la “amenaza totalitaria a la nación” y a los “programas ateos apoyados por el Partido Unido de los Trabajadores Polacos”, el PZPR comunista”.

Rápidamente transpuso la posición hostigada y asediada de Polonia al plano internacional: “Polonia se enfrenta a la destrucción biológica… como el mundo entero del hombre… Como Polonia, así el resto del mundo está en absoluto peligro”, dijo el futuro JPII…

Luego insistió para hacer comprender la lección suprema:

Nuestra teología temporal exige que nos dediquemos a las manos de la Santa Madre. Que todos cumplamos con nuestras tareas”.

“En la mente de los oyentes no había duda acerca de las “tareas”. Un polaco residente en el extranjero que estaba de visita, le dijo a los periodistas: “El Arzobispo –refiriéndose a Wojtyla- nos está recordando a los polacos que, si cumplimos con nuestro destino (de vivir la pertenencia a la Madre y Reina de Polonia) será un destino europeo mundial”…  (Quien pueda que entienda)

       “Los siguientes doce años serían un cumplimiento concreto de la empresa de Wyszynski como cardenal primado de Polonia y como interrex…”-

       Una especie de Gobernador, en ausencia del legítimo Monarca-Presidente de la Nación Polaca. Reunión de pueblos eslavos: Primer Estado Nación geopolítico y geo-religioso.

      “Al aceptar las obligaciones que me asigna la Iglesia –las sedes episcopales de Gniezno y de Varsovia-, también acepté un deber moral y civil de emprender las discusiones apropiadas sobre las necesidades de los intereses del Estado polaco”.

“Esta era una declaración tan audaz como podía hacer Wyszynski a los fieles reunidos en la Basílica de Varsovia. “Este es un dictado de mi conciencia como obispo y como polaco”.-

En breves palabras, ahora Wyszynski veía que su papel como interrex se imponía de una manera muy explícita. Debía ser el defensor de los derechos del pueblo, de los derechos de Polonia y quien satisficiera sus necesidades.

Pero al tomar esta postura no estaba diciendo en ningún sentido que sus propias dificultades como primado de Polonia hubieran terminado. En realidad, hasta diciembre de 1970, las acostumbradas presiones ejercidas por el régimen sobre él y sus colegas fueron más intensas que nunca antes… Sus Seminarios, sus escuelas, sus sacerdotes, su propio status en Polonia, la función ordinaria de sus iglesias… todo fue nuevamente el objeto de ataques enloquecidos…

LUCHADOR INCANSABLE

“La inmersión en los problemas nacionales y laborales era la forma de Wyszynski de llevar la guerra al campo enemigo. Criticando constantemente al gobierno, defendiendo constantemente a los trabajadores, subrayando constantemente los errores del régimen, usando a la opinión pública dentro y fuera del País; finalmente fue un instrumento eficaz en la liquidación del gobierno de Gomulka en diciembre de 1970”…

“Al nuevo gobierno comunista, bajo el mando de Edward Gierek, Wyszynski le dijo claramente:No podemos olvidar que hemos sido enviados para conducir a la nación hacia el evangelio… Debemos cumplir con nuestra obligación hacia la Iglesia, de tal manera que seamos capaces de ayudar al País en circunstancias difíciles”.

Estaba poniendo sobre aviso al gobierno que la lucha continuaría…”-

“Durante los siguientes ocho años la figura de Karol Wojtyla (el discípulo amado y predilecto del Cardenal Primado de Polonia) comenzó a proyectarse sobre la escena nacional con una nueva voz de autoridad (para entonces ya había recibido el capelo cardenalicio, desde mayo del 67)”-

En un artículo de mayo de 1971, el Cardenal Wojtyla escribió: “El Primado de Polonia basa su posición dentro de la Iglesia universal sobre sus raíces en esa parte de la comunidad cristiana a la que la Providencia lo ha ligado, la Iglesia de Polonia. La existencia misma  y la actividad de la Iglesia se convierte en una fundamental prueba de fuerza”.

Así, él también –el futuro Papa JPII- puso sobre aviso a la administración comunista de Gierek, de que la lucha continuaría y que la lucha de Gierek era con la Iglesia universal…

LAS ESTRATEGIAS

“Las tácticas de Wyszynski-Wojtyla continuaron: ataque sostenido en la prensa católica y en los sermones contra cada violación de los derechos humanos (no ideológicos… sino Antropológicos. Inherentes a la dignidad humana y cristiana). Presión constante sobre el gobierno a través de Roma; constantes conexiones diplomáticas con Alemania Occidental y Estados Unidos para que presionaran sobre la escena polaca.

En la actitud del gobierno hacia los dos cardenales comenzó a manifestarse un cambio…”-.

“En 1976 Gierek llegó tan lejos como para elogiar a Wyszynski como “un gran hombre y un gran patriota”, pero, como les dijo a sus colegas del Politburó: El Cardenal Wojtyla era el peor de todos”… “La verdad era que Wyzynski había alcanzado una posición de superioridad moral a la vista del pueblo que era inexpugnable. Pero este joven cardenal Wojtyla, cincuentón y activo, era el peligro futuro… de los enemigos de la Fe”.

“Obviamente estaba siendo preparado para suceder a Wyszynski (por el mismo Wyszynski) como Primado. Además, ese año de 1976, Wyszynski fue operado de cáncer. El peligro Wojtyla estaba más cerca de lo que ellos habían pensado. Durante la enfermedad de Wyszynski, Wojtyla fue su remplazante como vocero y portaestandarte de la Iglesia en todos los asuntos públicos; el gobierno, por lo tanto, pudo probar lo que les esperaba si él se convertía en Primado…”-

      “Los dos gobiernos comunistas sucesivos no estaban lejos del blanco cuando interpretaron que: primero Wyszynski y después Wojtya, eran destructores potenciales del sistema marxista-leninista de Polonia.

       Las primeras revueltas internas polacas entre laicos fueran correctamente interpretadas como consecuencia del ejemplo puesto por el Cardenal Primado y sus colegas Obispos. Habían desafiado con éxito el régimen totalitario; habían sobrevivido y estaban florecientes…

A pesar de todos los intentos de oponer entre sí a los cardenales Wyszynski y Wojtyla (este era el objetivo explícito del gobierno de Gierek a finales de los setenta), los dos hombres se eran absolutamente leales…

Nadie podía manosear la estatura de Wyszynski en Polonia, en Roma y en Europa. Nadie podía romper la confianza que Wojtyla mantenía hacia Wyszynsk, o ni siquiera tocar su relación personal con el anciano Primado…”-

“En estos años finales de los setenta, Wyszynski hablaba a veces acerca de temas que todavía se les escapaban a los vigilantes observadores de Occidente. Muy pocos se dieron cuenta, ya en 1976, que las discusiones confidenciales del Politburó de Moscú ya no giraban alrededor de la gastada oposición de capitalismo y proletariado. Esto para el Kremlin era un lenguaje y un pensamiento antiguos…”-

En cambio, como lo expresó Wyszynski en una carta anterior a uno de sus obispos polacos, en febrero de 1976: “Hoy la cuestión se aleja significativamente del nivel de capitalismo- proletariado,  a otro nivel que Karl Marx no previó: el establecimiento del neocapitalismo en una economía colectiva, ejercida por un Estado comunista, en nombre de la primacía de la producción para la exportación sobre el trabajador”.-

“Solo retrospectivamente, hoy sabemos que es una definición tan nítida como cualquier otra de lo que tiene (tenía) en su mente el señor Gorbachov.

Fue una temprana conciencia de que había una mentalidad evolucionando lentamente entre los amos del Kremlin lo que orientó las mentes de estos dos preocupados polacos –los dos Cardenales- hacia la URSS como el semillero del cambio para Europa y el mundo…”-

Que se compró el discurso de Gorbachov en las Naciones Unidas en 1992, de su “conversión demócrata”, para así ser aceptado en el concurso del concierto de Naciones agrupadas… Y de ese modo, no solo poder participar del neo capitalismo, para sacar a Rusia del hundimiento económico en que se hallaba sumergida, y en el ostracismo social, sino, a su vez, para poder, camuflada-mente, socializar a las naciones…

 Leninista como era hasta la médula, pero utilizando la filosofía de Antonio Gramscis, el filósofo Marxista Italiano que mejor interpretó a Marx, con el neo método gramsciano:

“no conquistar por la fuerza de la imposición ni de las armas, sino a través  del cambio cultural…”.  ¿Les suena familiar?)

Lo que era distintivo –y, para las mentes no católicas y seculares, severamente desconcertante…-, era el colorido mariano que estos Cardenales Polacos le daban a lo que, después de todo, era un punto de vista geopolítico…

Wyszynski se ofendía ante cualquier sugerencia de que este así llamado marianismo de la Iglesia de Polonia era una cuestión de sentimientos subjetivos. Fue una historiadora y comentarista de Alemania Occidental, Brigitte Waterkott, quien analizó ese marianismo correctamente en su significado geopolítico. Comentó:

“Sería una comprensión completamente equivocada tratar al marianismo polaco como una cuestión exclusivamente de sentimientos… La Iglesia Polaca ratifica la afirmación de su historia nacional, que encuentra su cima en la idea del especial llamado de la nación polaca en relación con la Iglesia Universal, con Europa y con el mundo, en devoción a la Bendita Virgen de Jasna Góra… Czestochowa es el punto central de una Imagen histórica de lineamientos mesiánicos…

       Cuando la nación, después de los Tres Repartos, se unió ante el altar de la Virgen, la unidad externa del Estado fue seguida por una unidad interna, mística”.

“Es un hecho muy extraordinario relativo a la iglesia católica del siglo XX que uno de sus Cardenales –y un cardenal polaco, para colmo- fuera el primer eclesiástico que conocemos que intuyó hacia dónde estarían dirigidos la mirada y el interés de la Iglesia al final del segundo milenio. Además, que la reciente orientación hacia Europa y hacia la URSS en particular estaría canalizada a través de la omnipresencia de María, la Madre de Jesús…

Este es el elemento más sorprendente. Y Stefan Wyszynski fue el instrumento principal en la reorientación de esa mirada y de ese interés.

Se encontraba y se encuentra entre los grandes hombres de la época…”-

“En la óptica católica, y sin duda, en cualquier óptica desprejuiciada… parece seguro que la conclusión efectiva del acto de “servidumbre nacional” de los polacos a María en 1966 produjo, inevitablemente, la liquidación del gobierno comunista polaco en 1989. Pero más inmediatamente, tuvo el mérito de que saliera de Polonia el Papa polaco…”-

Un Papa Católico, surgido de las entrañas de una nación –aún hoy- auténticamente católica…

“En un momento particularmente peligroso de la historia del papado, el hecho sobresaliente para los católicos romanos es que Dios eligió a un Papa proveniente de las naciones eslavas…”-

“Wyszynski había sido el tutor de Karol Wojtyla en su calidad de hombre de Iglesia y de estadista y de polaco. Wojtyla se convirtió en Cardenal en Mayo de 1967, y así fue elegible para una elección papal. Mucho antes de que todo el mundo aprendiera que el equilibrio internacional dependía de un eslavo ruso, Mijaíl Gorbachov, tuvo que acostumbrarse a un Papa eslavo…”-

He ahí la clave… El “enigma” de los inescrutables designios divinos… Como decía el Señor: “Quien pueda que entienda”… Gorbachov, el único genuino estadista geopolítico, dentro del Concurso de las Naciones por un Nuevo Orden Mundial…

Wojtyla, formado por su mentor, en la geo-religión y en la geopolítica de la historia…

En el caso de Gorbachov, Socialista- leninista. Y por tanto, contrapuesto a Wojtyla… Que como ya hemos dejado demostrado hasta aquí, se formó y cultivó, eclesiástica y culturalmente, en las “Catacumbas” de la clandestinidad, bajo el Régimen Comunista Soviético…

Ningún otro candidato más apto para contender con este gigante soviético que ahora se manifestaba al mundo neoliberal, aparentando haberse “convertido”… LA PERESTROIKA.-

Realmente el Señor es un Gran Estratega. Y sabe escribir derecho en renglones muy torcidos…

UN ECLESIÁSTICO A MEDIDA DE MARÍA

Continuando con el relato… “En su condición de hombre de Iglesia, Wyszynski no tenía par entre sus colegas del Siglo XX, ya fuera en el Colegio de Cardenales o en todo el episcopado mundial  católico –romano.

En otra época y en condiciones menos duras para Polonia, hubiera sido elegido Papa… Estaba hecho de esa rara madera resumida por Winston Churchill al describir al Papa Inocencio XI:

“Gentil en sus maneras, tolerante en su temperamento, humano en su disposición de ánimo, amplio y comprensivo en su perspectiva, sin embargo, poseía y ejercía una voluntad inflexible y una imperturbable osadía”.-

Y con este gigante eclesiástico se formó, como en un molde, el que habría de regir los destinos de la Iglesia, ya inmersa en el mundo moderno y en peligro de “extinción”… durante largos 25 años. El más largo y fatigoso de todos los pontificados…

       Ya Nuestra Madre le había anunciado al Rvdo. Padre Stefano Gobbi (Fundador del Movimiento Sacerdotal Mariano), el 13 de Mayo de 1991: “Este es el Papa de Mi Secreto”… Quedando así asociado a los Misterios revelados en Fátima por Nuestra Señora en 1917.

       También el Santo Padre Pío de Pietrelcina, había manifestado a Karol Wojtyla, quien había ido a confesarse con él, siendo Arzobispo de Cracovia: “Que sería Papa…”

Pero también le había advertido que “Su papado terminaría con derramamiento de sangre…”-

   Refiriéndonos ahora al Cardenal Wyszynsk, continuando el relato…

   “Habiéndose formado en una pequeña provincia de la Iglesia Católica romana universal, y, por pura necesidad, comprometido personalmente –junto a su pupilo y discípulo- en un combate absorbente y peligroso… con mentes estrechas y localistas: “pigmeos sobre altos zancos”, los llamaba, por la propia vida, Wyszynski sabía cómo transformarlo todo con una grandeza que todavía se les escapa a muchos…

       La vida y las acciones de Wyszynski testimonian la diferencia abismal que hay entre él y muchos hombres de la Iglesia de hoy. Bajo su guía la Iglesia de Polonia fue transformada en un paradigma de la Iglesia Universal”.-

“La desagradable y pequeña lucha interna con los marxistas domésticos fue trasladada –por Wojtyla siendo ya el Papa JPII- a una fase de la lucha mundial de la Iglesia con el mal que está suelto entre los hombres desde la Creación…”-

“La amada Patria de Polonia fue ascendida a elementos de primera línea en el juego geopolítico de las naciones que se iniciaba. La intimidad religiosa, esencialmente simple, de los polacos católicos con lo divino, fue canalizada para un propósito cósmico… sin duda.

Fue “usada” con atrevimiento infantil para arrancarle al Todopoderoso una gracia singular, capaz de suavizar los corazones convertidos en piedra marxista, y de prometer que volvería a poner carne viva sobre los huesos áridos del juicio del hombre occidental, disecado por la razón librada a sus propios y rutinarios medios…”-

“Hoy -le comentó Wyszynski a un visitante norteamericano en Czestochowa en 1966-:

“se nos ha otorgado el favor de un poder que está más allá de los poderes que existen a nuestro alrededor”. No ocultó la causa de su éxito.

Sin embargo, debe permanecer siempre como un misterio…

LAS POLÍTICAS DE LA FE

      “El Papa Paulo VI murió el domingo 6 de agosto de 1978 a las 9:40 P.M. A esa misma hora, una llamada telefónica desde Roma a la residencia del cardenal Wyszynski en Varsovia dio la noticia, deteniéndolo así a él y al cardenal Wojtyla en medio de complejas negociaciones Iglesia-Estado en la Polonia comunista, y de discusiones intergubernamentales con las autoridades de Alemania Occidental. El Papa había muerto. La Santa Sede estaba sin un líder legítimo. La vasta institución geo-religiosa de la Iglesia católica romana carecía de su guía geopolítico.

     Mejor que la mayoría de los demás cardenales, los dos polacos comprendieron: “ahora, el asunto más importante era remediar esa carencia. Había que elegir a un nuevo Papa...”-

   “Por supuesto, para la Iglesia Universal eso era importante; toda autoridad y autenticidad religiosa dependían de la autoridad del Papa. Pero en la perspectiva de estos dos cardenales polacos, la selección del siguiente Papa era sopesada con una nueva gravedad en ese preciso momento de la historia…”-

     “Estos dos, viviendo y trabajando dentro de los confines del Archipiélago Gulag soviético, entre ellos habían declarado una lucha sin descanso en Polonia –Wyszynski durante treinta años; Wojtyla durante casi veinte- contra los subrogados polacos de los amos leninistas de Moscú.

     La habían declarado y ganado. Tal como había sido el destino de Polonia durante casi cuatrocientos años, así a mediados del siglo XX su estado interno estaba condicionado por factores geopolíticos, y estos dos cardenales siempre habían hecho y ejecutado sus planes en esa perspectiva geopolítica.

    Sólo podían considerar la elección de un Papa en esa misma perspectiva. Ese era su modo de hombres de Iglesia.  Ésta, también era su ventaja…

     Más armonizados que cualquier persona del Occidente con el enigmático latido del Estado-Partido soviético, mejor informados que la mayoría de los analistas de la inteligencia occidental sobre las condiciones en los satélites soviéticos en las repúblicas cautivas, estos dos polacos habían llegado a convencerse, al inicio de 1978, que, en la profundidad del Estado-Partido, se estaba produciendo un profundo cambio…”-

     

     “No un cambio de corazón en el sentido de una conversión de la malignidad a la benignidad hacia el Occidente capitalista. Más bien, una creciente convicción de que la Guerra Fría no podía ser ganada por Moscú, y de que se imponía un nuevo enfoque hacia el Occidente…”-

     Aquí comienza el cambio de estrategia para la sovietización del mundo moderno…

     Wyszynski le había informado a Paulo VI en 1977: “Este es el sentimiento subyacente. Las políticas estalinistas, aun cuando fueron modificadas por Jruzhchov y Brezhnev, no conducen a la URSS a ninguna parte… La misma obsolescencia en las naciones cautivas… Sólo bolsones endurecidos de partidos locales crecientemente ineptos…”

     “Por supuesto, el Vaticano de Paulo VI había visto en esto una justificación de la Ostpolitik inaugurada por Juan XXIII, intensificada por Paulo VI y particularmente defendida por la Secretaría de Estado Vaticana… (Comandada por el cardenal Villot…)

     En las últimas décadas –ya desde ese tiempo- ocupada por miembros adscriptos a la Secta de la Masonería: La Bestia Negra…”-

     Sin embargo, Wyszynski consideraba que esa Ostpolitik era un túnel oscuro sin ninguna luz al final… “Quietud en el Statu quo”, la llamaba francamente. Ahora, se estaba produciendo el cambio de la Unión Soviética. Paulo VI estaba muerto. Quienquiera que lo sucediera tendría que guiar a la Iglesia en ese cambio. O, por lo menos, debería hacerlo…”-

    ¿Van comprendiendo el significado histórico-geopolítico de todo esto, y lo que implicaba? Era muy predecible, que si cambiaba la política exterior de la URSS, si los señores del Kremlin elegían otra senda hacia sus atesoradas metas geopolíticas, toda la vida internacional quedaría atrapada en una ráfaga de cambios…

    Cambios planeados por esos señores, pero inesperados para el Occidente y que dejarían a un lado el túnel sin salida de la actual Ostpolitik del Vaticano.

    Sin embargo, la única otra organización institucional sobre la faz del globo que estaba a la altura del alcance geopolítico del Estado-Partido soviético, era la iglesia católica romana. Tendría que adaptarse a cualesquiera cambios que se introdujeran; no meramente reaccionar a los cambios, sino preverlos, prepararse para ellos y asimilarlos a sus propias condiciones.

    Ésa, en breve, sería la tarea del sucesor de Paulo VI.

     Rara vez en la larga historia de las elecciones papales, la elección del Papa había contenido tan portentosas consecuencias para la decisión que en poco tiempo tomarían ciento once cardenales electores en Roma, en el próximo cónclave…

    “A los pocos días de la muerte de Paulo VI, Wyszynski y Wojtyla recibieron sus citatorios personales para que fueran a participar en el Cónclave que elegiría al Papa sucesor, enviados  por el Camarlengo papal, Jean cardenal Villot, ahora (en ese momento) jefe ejecutivo a cargo del gobierno interino del Vaticano y de todos los asuntos del Cónclave…”-

(Cabe destacar, que este Villot no fue uno de los maestros del Padre Castellani, aunque se llamaban de igual modo, con diferencia de la primera letra del apellido: uno con V y el otro con B).

    “La hora de apertura del Cónclave fue fijada precisamente a las 5:00 P.M del viernes 25 de agosto. Pero era aconsejable llegar a tiempo para las discusiones anteriores al cónclave con sus hermanos cardenales –los ciento once de ellos cada uno con los mismos citatorios personales en sus bolsillos, apresurándose a ir a Roma desde los distintos cuatro puntos cardinales-, antes de quedar aprisionados en el aislamiento fuertemente custodiado del Cónclave…

    Razonablemente, Wyszynski podía esperar que éste fuera el último Cónclave al que asistiría…

Ahora  esperaba cumplir con sus funciones normales como Cardenal Elector y luego seguir su camino tranquilamente hacia la eternidad que se acercaba…

    Su colega más joven, el cardenal Wojtyla, estaba en una situación diferente. Polonia lo necesitaba, especialmente cuando muriera Wyszynski…

    Ellos y la mayoría de los Cardenales Electores conocían el fondo, en esta coyuntura en particular, un Cónclave prolongado quedaba eliminado, por la condición en que el Papa Paulo VI había dejado su Iglesia (con la colaboración de los manipuladores) y por las facciones casi irreconciliables que existían entre los Cardenales Electores como cuerpo electoral.

    Wyszynski y Wojtyla tenían la ventaja de su ya muy estrecha relación. Desde el nombramiento de Wojtyla como Obispo Auxiliar de Cracovia en 1958, y más intensamente desde que se convirtiera en Cardenal en 1967, los dos hombres habían trabajado juntos como carne y uña:    Wyszynski como la mano que guía, Wojtyla como el listo e ingenioso secondo. Eclesiásticamente: uno era un cardenal más antiguo que el otro, personalmente: eran como padre e hijo.

    Entre los dos, habían logrado llevar al desesperadamente confuso gobierno estalinista de Varsovia hasta un rincón diplomático y político, abriendo la primera brecha en el rígido control ejercido localmente por Moscú”-

    “En 1978 podían mirar hacia adelante confiando en la posibilidad de una quiebra en el control marxista de la fuerza de trabajo de Polonia. Polonia, como peón geopolítico que había sido durante tanto tiempo, podía ahora estar en la vanguardia del enorme cambio que ambos hombres sentían que se estaba produciendo”.-  

   “Wyszynski y Wojtyla eran una combinación sin par. Sin embargo, había cuestiones que no podía comunicarle al hombre más joven, por lo menos, los secretos  de los cónclaves previos, que estaban protegidos por un solemne juramento. Y después, estaban otras cosas: los frutos solos de una larga experiencia, que un poeta polaco llamó: “los largos pensamientos de la vejez”, que Wyszynski camuflaba  con su sentido del humor”.

    A su tiempo, confiaba en ello, Wojtyla llegaría a compartirlas. A su tiempo…”-

EL PUNTO CRUCIAL

    El punto crucial del futuro Cónclave era algo que ellos ya habían discutido antes  de la muerte de Paulo VI. Wyszynski había estado en Roma el año anterior, durante cuarenta y un días, conversando delicados asuntos de Estado con el Papa Paulo.

     Él y Wyszynski habían sostenido varias conversaciones -privadas- prolongadas. El anciano y muy fatigado Pontífice le había confiado al polaco sus temores por el futuro de la Iglesia… a causa de sus propios fracasos. Y el triunfo de los elementos de la Anti-iglesia, tanto en su propio Vaticano como en toda la estructura de la Iglesia…”-

    Otro de los argumentos sólidos que apoyan lo dicho, sobre el tiempo… que llevaba el Plan para destruir la Iglesia católica-romana, es la propuesta hecha al Santo Padre Pio XII, de un segundo Concilio, diez años antes… Quien primero estuvo de acuerdo, pero luego reconsideró…

   A instancias de un consejero sabio…  Alguien verdaderamente fiel, entre sus colaboradores…

   Por lo cual, ya desde entonces se pretendía realizar: los lamentables e inmodificables cambios… Que hoy nos dejan perplejos…

   Continuando con el diálogo entre Paulo VI y Stefano cardenal Wyszynski…

     “El anciano Pontífice, también habló de la temible fuerza instalada –entronizada podría ser una palabra más adecuada- en el corazón  del Vaticano a partir de 1963, el año de la elección de Paulo como Papa… (Cosa de la que ya se hizo mención acabada, citando todo el ceremonial de entronización… del Príncipe de este mundo, en el Opúsculo editado en Abril del pasado año 2018).

     En resumen, el pesar sumario del Papa Paulo era que, cuando le llegara la muerte (y durante los últimos dieciocho meses de su vida rezó diariamente por eso) le legaría a su Iglesia una funesta ambigüedad concerniente al sacrosanto y vital oficio papal; una ambigüedad que él no había podido  disipar, efectivamente, durante todo su pontificado de quince años…”-

    Ahora, en este viaje a Roma -para la nueva Elección- ambos cardenales polacos se dieron cuenta que esa ambigüedad se había infiltrado hasta convertirse en una crisis constitucional. Estaban amenazados el oficio papal y la integridad de la Iglesia.

   La ambigüedad era en gran parte, la creación de la Anti-iglesia y era su arma principal…

   Wyszynski podía rastrear esa ambigüedad hasta los años treinta… (Es decir, más de treinta años antes del Concilio…)Wojtyla se la había encontrado mucho más tarde, en los cincuenta… y especialmente, durante el Segundo Concilio Vaticano (1962-65)”.

    “Consistía en dos creencias mutuamente excluyentes, comunes entre el personal oficial de la Iglesia Católica romana: cardenales, obispos, sacerdotes, monjas, teólogos y filósofos profesionales, y –en aquella época- un número muy restringido de laicos.

      Esas creencias opuestas concernían a la organización institucional católica romana, incluyendo al papado. Tanto Wyszynski como Wojtyla se daban cuenta de que los Cardenales Electores en el futuro Cónclave estaban divididos por la mitad entre esas dos creencias opuestas. Y que probablemente no había manera de reconciliarlos”.-

         “Como teólogo, Wojtyla los describiría como dos eclesiologías irreconciliables. Es decir: conceptos fundamentales y mutuamente excluyentes de lo que era la Iglesia, de lo que era el papado…”-

LA VERDADERA ECLESIOLOGÍA

    En una eclesiología, esa organización eclesiástica es adecuadamente descrita como un “reino” o “monarquía”, con todas las connotaciones clásicas de esos términos: un esquema estructural jerárquico, una sola cabeza con autoridad –el Papa- que delega su autoridad a través de la estructura; centros de poder por designación (no por elección como si fuera una democracia): los obispos; la preservación y trasmisión de la tradición; veneración de los símbolos; la sublimación de todos los ideales sociales, así como personales según las opiniones del “reino”; desigualdad y subordinación de todos los miembros del “reino” dentro de los patrones jerárquicos intocables: los laicos sujetos a los sacerdotes, los sacerdotes a los obispos, los obispos al Papa; la exclusión de las mujeres del sacerdocio; la especificidad y exclusividad de todos los miembros del “reino”: solo dentro del “reino” y por el ministerio del “reino” se podía alcanzar la salvación divina: “Fuera de la Iglesia no hay salvación”.

     “Esa era la creencia y doctrina tradicional sobre la organización católica romana: el Papa, como Vicario de Cristo, dotado de infalibilidad personal (garantizada solamente dentro de rigurosas condiciones); con una primacía universal de unidad.

     Él era el elemento único unificador de todos los cristianos, con una supremacía universal como autoridad en la enseñanza, era la última palabra en cuestiones de fe y moral; y con una primacía universal de jurisdicción. Todo el poder de la Iglesia para enseñar y gobernar, ya sea local o universalmente, derivaba su legitimidad solamente de él, directamente o a través de los canales de la jerarquía designada”.-

     

LA FALSA ECLESIOLOGÍA

       “La eclesiología opuesta describía a la Iglesia como “el Pueblo de Dios”, dotando a la palabra clave, “pueblo” (atención) con un mundo de significado…

       El pueblo como fuente de todo poder y legitimidad, por lo tanto, de todo poder clerical, sea del sacerdote, obispo o Papa. El pueblo como fuente y autorización de todas las normas de fe, de todo el orden religioso, de todas las leyes –incluyendo la definición de lo que es pecaminoso y qué plegarias hay que decir –y de todo el ministerio pastoral y toda celebración litúrgica.

     El pueblo constituyendo el voto mayoritario por el que debe regularse toda la vida religiosa y moral… El Pueblo como compuesto de iguales con iguales derechos, sin hacer distinción entre hombre o mujer, entre ministros de la religión y aquellos que reciben su ministerio. El pueblo como estrictamente pluralista en su actitud hacia las diferencias, sin homofobia ni heterofobia, sin restricciones a la expresión sexual.

    El pueblo como buscador de mayor y mayor homogenización con la generalidad de la humanidad y asimilación a la misma, sin ninguna idea de que una forma de vida religiosa es superior a todas las demás o única en sí misma, sin ningún rastro del antiguo síndrome “de misión” o de “conversión” o de los antiguos esfuerzos propagandísticos, sin ningún apego a un lenguaje litúrgico, como el latín”.-

    “En otras palabras, la eclesiología del “pueblo de Dios” proponía una completa democratización de toda la religión, y evitaba, como  a la peste, cualquier rastro del anterior y tradicional carácter “especial” del catolicismo romano”.

    HE AQUÍ AL HIJO DEL BORREGO… El más puro clericalismo y laicismo. Las dos grandes corruptelas de la Iglesia de Cristo.-

     Abriendo otro breve paréntesis en la narración: ¿Qué contraste, verdad?  Entre las dos eclesiologías, tal como acabamos de describir: entre la Monarquía que deriva de Cristo Rey del Universo y la “democracia” que deriva de los “derechos humanos”…

    Esto ya no se trata de una cuestión de reforma, esto ataca la esencia misma…  Para hacer una transformación de esta naturaleza, se necesitan décadas… Y tal vez más…

   Por tanto, esto va más allá de si… fue durante o después del Concilio… Según cada versión…

   ESTO TIENE UNA LARGA RAÍZ HISTÓRICA…

    “El elemento anti-iglesia que estaba dentro de la organización institucional de la Iglesia católica era, en 1978, una cosa que tenía mucho tiempo… -Mucho antes que JPII arribara al pontificado-. Los nombres de los prominentes partidarios de la Anti-iglesia eran bien conocidos por todos, igual que sus alianzas con fuerzas no católicas…

    Existían en todos los miembros y canales de la organización católica romana, particularmente, en muchos puntos de estrangulamiento claves en el sistema de funcionamiento del gobierno de la Iglesia católica romana. Eran obispos, teólogos, cardenales, hasta miembros de la burocracia vaticana”.

LA APOSTASÍA SILENCIOSA       

    “Lo que siempre había perturbado a Wyszynski era la peculiaridad de que los partidarios de la Anti-iglesia insistían en permanecer dentro del sistema católico romano. Trabajaban para alterar profundamente ese sistema. Nunca se llamaban a sí mismos de otro modo sino: católico –romanos; y jamás salían de la Iglesia en abierta apostasía, cisma o herejía”.

       Tal como Nuestra Madre le explicó al Rvdo. Padre Gobbi: “La apostasía silenciosa y solapada”…A los Sacerdotes, hijos predilectos de la Ssma. Virgen”. M. S.M.

       “Insistían en que eran católicos romanos y que la nueva eclesiología  -la idea del “pueblo de Dios”– era la idea verdaderamente católica romana (trabajo de lavado de cerebro…)

      Constantemente minaban al convencimiento de que el Obispo de Roma –el Papa- tuviera ninguna autoridad dominante especial sobre los demás obispos de la iglesia. Más bien el obispo de Roma debía conducirse como cualquier otro obispo de la iglesia, quedando sujeto a los votos de los demás obispos y de los laicos.  

    Cualquier noción de un Oficio Pontificio especial, de las llaves de la autoridad –otorgada a Pedro por Cristo- debía ser abandonada como anticuada y contradictoria e irreconciliable con la democratización de la religión y la declaración de derechos humanos… ¡ATENCIÓN!!!

     Porque ese antiguo papado era el único obstáculo que bloqueaba la unión del “pueblo de Dios” de la Iglesia católica, con todos los “pueblos de Dios” de todas las demás religiones… para alcanzar así la plena unidad humana del “pueblo de Dios”.-

    

     ¿No es esto lo que se ha alcanzado, finalmente…  al sellar Francisco la alianza… en el viaje a los Emiratos Árabes?…  En Abu Dabi, el 4 de Febrero del presente año 2019:

     “El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos…”

Fragmento del texto del documento firmado conjuntamente por Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar. Bajo la consigna: “Fraternidad Humana para la Paz Mundial y la convivencia”…

    Se recomienda leer el documento completo para comprender el Final de la Historia…

Continuando con el relato del Padre Malachi Martin…

     “De la misma manera, las viejas distinciones entre sacerdote y laico, entre la “iglesia que enseña” (el clero, desde el Papa al sacerdote) y la “iglesia que aprende” (los laicos) tenía que desaparecer…”-

   “En el Segundo Concilio Vaticano se registró un triunfo de la Anti -iglesia. Los obispos presentes en el Concilio habían preferido deliberadamente describir a la iglesia católica romana como el “pueblo de Dios”. En los textos oficiales que aprobaron como declaraciones conjuntas, se refirieron a la iglesia dieciocho veces como el “Reino de Dios”. Pero ochenta veces llamaron a la iglesia “el pueblo de Dios”. Quizás los obispos “no comprendieron” las implicaciones de lo que estaban haciendo, pero los observadores protestante sí….  (Significativo, ¿verdad?)

    “Esta imagen… significa que a los laicos se les asigna una función eclesial”, escribió Peter Meinhold. “Ahora desaparecerán muchas de las viejas distinciones entre clero y laicado”.

    Franz Cardenal Koenig de Viena lo dijo todavía más explícitamente:Las viejas distinciones entre la Iglesia enseñante (el personal oficial) y la Iglesia oyente (el laicado), entre la Iglesia que manda y la Iglesia que obedece, han dejado de existir… Es el laicado quien representa directamente al Señor Jesucristo frente al mundo”… (Ambas citas son del Padre M. Martin)

LA CRISIS PREVIA  A 1978

“La gran crisis provocada por la  Anti-iglesia ya había llegado con el Cónclave que se reunió en junio de 1963, para elegir al sucesor del papa Roncalli.

Wyszynski, quien había estado presente en ese Cónclave, no podía revelar (ahora a su discípulo Wojtyla) los detalles de lo que había pasado… Pero sabía lo suficiente acerca de las dos principales facciones de los Cardenales Electores como para indicar lo cerca que llegó la Anti iglesia al desastre.

Estaba en juego la elección de uno de dos principales cardenales candidatos: Giovanni Battista Montini, de Milán, y Giuseppe Siri, de Génova. ¡ERAN DOS POLOS OPUESTOS EN ECLESIOLOGÍA!

Montini, que no era un miembro aceptado de la Anti-iglesia, pero “pertenecía a ella” en su sentimiento liberal, perspectiva sociológica progresista y humanismo… era el candidato más favorecido por la Anti-iglesia…  (Pese a que no formaba parte del equipo)

Con credenciales impecables en el gobierno de la Iglesia y como estadista eclesiástico, políticamente aceptable en Italia, Francia, Holanda, Inglaterra y Estados Unidos, de irreprochable piedad personal y estilo de vida, Montini estaba hecho a la medida para la Anti-iglesia. (Es sabido que Paulo VI tuvo una posterior conversión, revirtiendo su postura progresista). Posiblemente podrían inducirlo a no ejercer el oficio pontificio y así dejarlo caer en desuso… y, con optimismo, volverse ocioso y obsoleto…- el papado-

En todo caso, siendo un hombre que amaba la paz dentro de su propia casa por encima de todo lo demás, probablemente procuraría evitar un desafío a la Anti–iglesia o tomar partido en relación con esa ambigüedad…”-

“Para los cardenales de mente tradicionalista, el campeón indudable y la elección era Giuseppe Siri, cardenal arzobispo de Génova, un hombre cuyos  créditos tradicionales eran tan seguros y bien conocidos como aquellos del difunto Papa Pio XII o los del Papa Pio XI, que habían actuado con anterioridad en el siglo. Siri también era un eclesiástico sensato”.

“Ud. puede “tolerar” el reumatismo o los daños del cáncer, pero no la corrupción de la doctrina o el abandono del principio moral. “La tolerancia –dijo una vez- no es una virtud. Es un mero expediente cuando uno no puede hacer otra cosa”.

“Siri, como Papa, no toleraría la tendencia de la Anti-iglesia. Ejercería al máximo el oficio pontifical, inmediata e inequívocamente.

Siri era un hombre de los que le gustaba a Wyszynski. Con Siri como Papa, Wyszynski podría haber trabajado como con un espíritu compañero…”-

“Cualquier cosa que Wyszynski le comunicara a Wojtyla sobre el Cónclave de Junio de 1963, es seguro que no violó su juramento de secreto durante ese viaje hacia el sur, a Roma (para el nuevo Cónclave, 1978), o en cualquier otro momento. Pero pudo no haber tenido remordimiento en decirle a su colega más joven que la crisis en ese Cónclave (de 1963) fue la violenta reacción de los partidarios de la Anti-iglesia contra la candidatura de Siri; podían leer la escritura en la pared:

Siri hubiera significado el fin de la Anti-iglesia, el fin de toda la ambigüedad acerca de lo que era la Iglesia, y un fin a todas las esperanzas alimentadas por los enemigos de fuera de la Iglesia, de que el papado sería efectivamente eliminado…”-

     ¿Por qué los enemigos políticos de la Iglesia, las Potencias mundiales –con quienes conspiraban conjuntamente los jerarcas de la Anti-iglesia- tenían tanto interés en que se eliminara el papado como institución? Aquí se puede apreciar mejor la significancia geopolítica de la lucha, tanto interna como externa, por el Poder… Y cómo, lo que hoy se conoce como NUEVO ORDEN MUNDIAL, fue instituido desde dentro y fuera de la Iglesia, simultáneamente. Entre el Poder “espiritual” y el Poder temporal… (Cosa que hemos tratado ampliamente en el Opúsculo).

En la –no menos- monumental Obra del Padre Malachi Martin: “La Casa Barrida por el Viento”, conocida como “El último Papa”, está debidamente documentado este proceso…

Entre estos dos Poderes, esencialmente opuestos (La Iglesia y el Mundo), pero unidos (algunos de sus miembros principales, adscritos a la Secta masónica e infiltrados dentro, más los captados por ellos para sus propios fines) para la creación del nuevo mundo.

La fina torre de babel sin fronteras…

Porque mientras el que ostenta las Llaves de la Sangre del Hijo de Dios e Hijo de María, Reine verdaderamente como Dios mandó: desde la Fundación de Su Iglesia en la Tierra, ese nuevo mundo no podría haberse realizado…

Es el Katejon que impide la realización de la Nueva Humanidad…

EL CÓNCLAVE FATAL

“En 1963 el Cardenal Siri había reunido el número de votos requeridos para ser electo Papa. Pero la ley del Cónclave es de hierro; para que cualquier elección de un Cónclave termine con un Papa válidamente elegido, el Papa electo debe aceptar libremente su elección.

“¿Acceptasne fieri in Romanum Pontificem? Es seguro que el Papa electo, cardenal Siri, respondió: “Non accepto”. También es seguro que, como sucede con frecuencia, agregó unas pocas palabras indicando por lo menos en términos generales por qué no aceptaba. También es seguro que, en esas palabras sugirió que daba su negativa por su convencimiento de que sólo así podrían ser evitadas las previstas posibilidades de grave daño; pero si era daño a la Iglesia, a su familia o a él personalmente, eso no es claro…

Indicó que su decisión había sido tomada libremente… De otro modo, cualquier elección posterior en ese Cónclave no hubiera sido válida.

Todo eso era moneda corriente de la información sobre el Cónclave, y Wojtyla debió conocerla. Lo que no debió haber sabido de la misma manera, era lo que Wyszynski no podía lícitamente decirle: “lo que forzó la mano de Siri para rechazar el papado”. Esto jamás se convirtió en parte de la información general.

     Wojtyla debió oír los rumores dichos firmemente, pero Wyszynski no los confirmaría ni negaría si Wojtyla le preguntaba. Y Wojtyla no se lo preguntaría… Por respeto al juramento de mantener el secreto hecho por Wyszynski, no le hubiera preguntado si eran exactos los rumores… de la “pequeña brutalidad”.

    “Sin ningún medio de confirmarla por declaraciones ante notario y testimonios debidamente juramentados, el resto del mundo se queda con la información de que la nominación y elección de Siri fueron hechas a un lado por lo que se ha llamado la “pequeña brutalidad”.

     Lo que está firmemente establecido es que por lo menos un cardenal elector tuvo una conversación –no importa lo breve- con alguien que no participaba en el Conclave, que ese alguien era un emisario de una organización con base internacional, que no se violó por ese hecho ninguna regla explicita de la privacidad del Conclave y que la conversación concernía a la candidatura de Siri. Un incidente semejante durante el Conclave podría ser justificado como concerniente a una “grave cuestión de seguridad del Estado”, con una cierta permisible extensión de los términos del cónclave…”-

     (Por lo riguroso de las reglas. Una vez sellada la puerta de la sala del Conclave, nadie puede conversar con nadie fuera del recinto, salvo una repentina muerte o enfermedad de algún Cardenal Elector o algún asunto –grave- de Estado)

    “Lo que es seguro es que la candidatura de Siri fue hecha a un lado y, con la mayor probabilidad, en conexión con esa conversación: ésta, en suma, es la “pequeña brutalidad” firmemente rumoreada en los círculos romanos, en la época del conclave de junio de 1963 y desde entonces….”-

“El único candidato viable disponible y que era aceptable para ambos bandos era Montini. Después de un Conclave de tres días, emergió como Paulo VI.

Las fuerzas de la Anti-iglesia apenas habían evitado tener un Papa que hubiera logrado terminar con sus esperanzas, ahora tenían a uno a quien podían manejar…

Entre tanto, aquellos con una eclesiología diametralmente opuesta todavía tenían lugar para la esperanza…

Montini, progresista en cuestiones sociales y políticas, era conocido como ortodoxo en teología y de una profunda piedad personal. ATENCIÓN…

Así, los Cardenales Electores emergieron con la crisis entre ellos a todo vapor, y con esa fatal ambigüedad pendiendo sobre un punto vital de la Iglesia.

Ambigüedad que jamás se resolvería…”-

EL NUEVO CÓNCLAVE

“Mientras los dos Cardenales –Wyszynski y Wojtyla- comentaban y reflexionaban sobre esa crisis de ambigüedad –situándonos ahora en 1978- vieron claramente que no había esperanza  de resolverla en ese próximo y nuevo Cónclave. Las dos principales facciones que proponían eclesiologías irreconciliables eran más fuertes -ahora- y estaban más profundamente atrincheradas e irreconciliables que nunca…

El formidable Siri estaría en este Conclave. Reuniría muchos votos, si anunciara su disposición a ser tomado en consideración. Pero ambos sabían que no lo haría…

Para ellos, viviendo y luchando sobre el filo del poder geopolítico, esta conclusión era lúgubre. Un Papa de compromiso no sería libre de ejercer ningún liderazgo geopolítico. Tampoco podría ser realmente efectivo geo-religiosamente.

La ambigüedad plagaría todos sus días como Papa…”-

“Por lo menos, durante ese viaje, Wyszynski  debió haberle echado una mirada a su colega más joven, preguntándose si surgiría su nombre. Wojtyla no estaba dispuesto a entrar a la competencia, eso estaba claro. Tampoco se lo aconsejaría Wyszynski, si se lo hubiera preguntado. Aparte de ser necesitado urgentemente en Polonia, Wojtyla tendría que cargar con esa ambigüedad y sería un blanco para la Anti-iglesia (Como finalmente lo fue…)

No, este no era el día de Wojtyla…”-

“El candidato era Albino Luciani, el Patriarca de Venecia, de sesenta y seis años, hijo de un trabajador migratorio socialista; sacerdote a los veintitrés, obispo a los cuarenta y seis, cardenal a los sesenta, un franco opositor del comunismo (aunque siempre en buenos términos con los jefes comunistas locales), un humanista de cierta distinción, un teólogo conservador, conocedor, pero no demasiado entusiasta acerca de los ecumenistas y sus sueños… Y con cuarenta años detrás de él de servicio sólido, sin relieve, como prelado.

Eligió su propio nombre papal, Juan Pablo, en honor de Juan XXIII, quien lo hizo obispo y de Paulo VI, quien lo hizo cardenal. Y prometió seguir sus políticas, al mismo tiempo que mantener intacta la “gran disciplina de la Iglesia en la vida de sacerdotes y laicado”.

El “Papa sonriente” como se lo llamó, no ofendía a nadie, pero era el hombre de nadie, aparentemente. El compromiso perfecto. La Anti-iglesia se acomodó para esperar…

Sus oponentes rezaban con esperanza… Después de terminado el Cónclave, muchos de los Cardenales Electores describieron a Juan Pablo I como el “candidato de Dios”, y por lo menos en los labios de ciertos Electores, la frase adquiría un sentido diferente del que es obvio…

Su elección no extinguía las probabilidades de ninguna de las partes en contienda. Meramente aplazaba el día de la confrontación…”-

“Probablemente nunca sabremos con gran detalle lo que paso entre Juan Pablo I y los dos Cardenales polacos durante sus entrevistas separadas con el  nuevo Papa…

Cuando un hombre se sienta solo sobre esa cima de responsabilidad papal, tiene lo que los italianos llaman una “segunda vista” (queriendo decir: una dimensión extra de la percepción) para los peligros de la alta posición.

Wyszynski había estado en ese alto lugar en su propio día y a su propio modo (en Polonia). Entendía el heroísmo requerido de un hombre para que permaneciera calmado y sereno –aunque fuera el “Papa sonriente”- mientras el piso bajo sus pies comenzaba a temblar…”-

“Los dos polacos dejaron Roma y regresaron a Polonia con un cuadro bastante exacto de la crisis interna de la Iglesia de Roma. La transición de un pontificado a otro había sido demasiado suave para ser cierta. Mientras tanto, Wyszynski tenía una cita importante en Alemania…”-

“En Setiembre de 1978, a su regreso de Roma, Wyszynski  partió para una visita de cinco días a Alemania Occidental, acompañado por Karol Wojtyla y una delegación de obispos polacos. Ahora había creado una plataforma para emitir sus opiniones geopolíticas sobre esa “Europa del futuro”.

En su primer discurso dijo: “Nuestras dos Naciones han sido educadas por la Iglesia católica romana. La Providencia nos ha dado una base para la unidad porque no tenemos simplemente fronteras comunes, sino también una herencia religiosa compartida”.

En Fulda, Alemania Occidental, el 20 de setiembre, fue más específico: “Muchas veces hemos tenido la esperanza de que llegaría el día en que nosotros –polacos y alemanes- podríamos hacer lo que ha sido hecho en el pasado y lo que estamos haciendo hoy: es decir, construir una Europa de Cristo, una Europa cristiana”.

Al día siguiente advirtió que: “nuestra reunión puede ser hasta un escándalo a los ojos de los políticos”. Y luego blandió la fuente de su confianza: “En Europa Central hemos trabajado durante siglos para establecer aquí el Reino de Cristo”.

“Les gustara o no a los marxistas o socialistas o demócratas cristianos, “Europa debe darse cuenta una vez más que ella es un nuevo Belén, del mundo, de pueblos y naciones”.

La reserva implícita hecha por Wyszynski, que es la reserva que hizo luego Juan Pablo II, era clara para todos los oyentes: “Europa desde el Atlántico hasta los Urales” sólo es posible si está basada en la civilización cristiana y motivada por los valores cristianos, ambos dependientes, de la tutela milenaria del papado”… (Y por eso atentaron contra la vida de JPII los contra-Cristo…)

ANUNCIO DE NUEVOS MALES

“Cuando Wyszynski regreso a Varsovia esa semana de setiembre que comenzó el domingo 24,  le dieron una noticia que lo alteró enormemente, pero extrañamente…

El Papa Juan Pablo I había recibido a cierto clérigo ortodoxo ruso, el metropolitano Nikodim de Leningrado y Ladoga, el eclesiástico con el segundo rango más alto de la Iglesia ortodoxa rusa gobernada por los soviéticos, quien ostentaba el rango de coronel de la KGB.

Nikodim, interrogado once veces por la KGB por sospecha de traición, negociador oficial del arreglo entre el Papa Juan XXIII y Nikita Jrushchov en 1960, había muerto de un aparente ataque cardíaco en el estudio papal de Roma… Recibiendo de Juan Pablo I la absolución de los pecados y la bendición a los agonizantes”.

Muy significativo. ¿Verdad? La realidad nos indica, que Nikodim le habría revelado a Su Santidad JPI, acerca de la infiltración de la Secta Iluminatti dentro del Vaticano. Con una lista de nombres completos… de la Jerarquía masónica-comunista, que ya operaba dentro de los Sagrados –y rasgados- Muros Vaticanos. Algo que también denunció públicamente el periodista Mino Picorelli, conocido como: “La lista Picorelli…”-

Y en ese momento, el Arzobispo Ruso que había tenido a su cargo las negociaciones sobre la Osteopolitik conciliar… entre las autoridades del Vaticano y el Gobierno Comunista, había acudido ahora a Roma para denunciar el diabólico Plan de la Secta…

La primera medida que tomó Juan Pablo I fue: cesar en sus funciones al Cardenal Jean Villot como Secretario de Estado Vaticano…

Todo lo cual, le costó la vida: primero, al Arzobispo NiKodim, luego…

     “La sensación que tuvo Wyszynski de que había problemas, se confirmó en las primeras horas del jueves de esa misma semana: una llamada telefónica desde Roma anunció que Juan Pablo I había sido encontrado muerto en su lecho…”.

     “El Primado de Polonia sabía las consecuencias… Otro Cónclave, otro Papa…”-

“Sí, pero ahora, lo más probable, una confrontación. No había disponible otro Albino Luciani para la elección. El Colegio de Cardenales ya se había polarizado. Una crisis jerárquica de primer orden pendía sobre el viaje de regreso de los cardenales polacos a Roma.

    Para el cual, Wojtyla nuevamente había empacado una maleta pequeña…”-

    Acá es menester, una vez más, hacer un paréntesis en el relato del Padre Malachi, para referir, con otras fuentes, acerca de la mafia infiltrada… Comunismo-Masonería:

     La doctora Alice Von Hildebrand recordó, durante una entrevista con la revista Latin Mass (Misa Latina), que “Bella Dodd le dijo a mi marido y a mí, cuando ella era un miembro activo del partido comunista, que ella había tratado con no menos de cuatro cardenales dentro del Vaticano: “quienes estaban trabajando para nosotros”… (Revista Latin Mass, verano 2001)

     Hay otro documento –entre muchos- que habla de la infiltración de miembros del partido comunista dentro de la Iglesia, dando cumplimiento a la Profecía de Fátima, donde: “Satanás se infiltrará hasta el vértice mismo de la Iglesia”… O sea: la Cúpula Vaticana.

      Este documento refiere las memorias de un agente comunista, quien se infiltró dentro de la Iglesia Católica en 1938… Fue al Seminario, se convirtió en un sacerdote… Quien ejercía enorme poder detrás de las escenas y quien participó del CVII.

     Él logró fomentar la adopción de documentos ambiguos… los cuales trazaron la base para futuros experimentos por parte de prelados y sacerdotes ingenuos…

    Él declaró: “El espíritu del Concilio, para mí, se ha convertido en un triunfo magistral”…

     No se conoce la identidad verdadera de este agente, excepto por el número de código: AA-1025, dado por la policía secreta rusa. Significando: número 1025 Anti-Apóstol.

     Hubo muchos agentes como él y antes de él… Algunos han alcanzado el rango de Arzobispo y Cardenal, muchos de los cuales pudieron haber sido jefes de departamentos en la Curia (gobierno papal) y  dentro de congragaciones religiosas…

     Él murió en un hospital, después de un accidente (automovilístico) y la enfermera que lo asistió (Marie Carrie) providencialmente descubrió sus memorias personales en su maletín.

     Después de leerlas, ella decidió publicarlas para que el mundo conociera: “porqué la Iglesia Católica ha estado pasando por cambios destructivos, muy a pesar de sus fieles…”-

     La traducción al inglés está publicada bajo el título: “AA 1025: The Memoirs of Anti-Apostie”.

“Las memorias de un Anti-Apóstol”. Editions Saint Rafaél, 31, Rue King Ouest 212, Sherbrooke, Québec, Canadá, 1988.-

      Y por último, humildemente debo referir, que yo misma tuve contacto con un anciano Sacerdote esloveno, miembro del Movimiento Sacerdotal Mariano (ya fallecido), que dio su testimonio personal,  acerca de los infiltrados comunistas y masones. Amén de la inoculación de un virus a Paulo VI…. De todo lo cual, él dio fe, porque entonces estaba en el Vaticano…

     También él tenía una larga lista de nombres… Pues habían sido compañeros suyos en el Seminario… Y estamos hablando de hace varias décadas…  Pues él tendría ahora 90 años…

   Volviendo al relato del Padre Malachi…

EL CÓNCLAVE DECISIVO

“Allá en Roma durante los días y las horas  que precedieron inmediatamente al Cónclave, entre los futuros Cardenales Electores no había duda sobre dos puntos esenciales:

    Primero, ellos estaban divididos por el medio –casi por partes iguales- sin tener ostensiblemente ningún principio común que compartir para elegir a un sucesor, para el ahora difunto “Papa sonriente”, Juan Pablo I. Esa horrible ambigüedad, estaba en la base de su imposibilidad de reconciliación…

    Segundo, la figura dominante entre ellos fue la Stefan Cardenal Wyszynski….

     Los partidarios del “pueblo de Dios”, los “pesados” eclesiásticos, todos ellos querían un  candidato que procurara la descentralización de la Iglesia, quien sería un símbolo de unidad, no de jurisdicción.  La Curia papal debía convertirse en una cancillería diocesana local. Los obispos actuarían por consenso general. El laicado tendría acceso a todos los puestos de la Iglesia.

     Se forjaría la unidad de la fe con otras religiones, como iguales en la posesión de la verdad. La religión se convertiría en la criada de los esfuerzos de los hombres por crear un nuevo orden mundial”-  (¡Atento a esto!!!)

“Los líderes del bloque (los “pesados” eclesiásticos) eran formidables: Giovanni Benelli de Florencia, Leo Suenens de Bélgica, Jan Willebrands de Holanda, Franz Koening de Austria, Paulo Evaristo Arns de Sao Paulo, Brasil, Eduardo Pironio de Argentina, Basil Hume de Inglaterra, Francois Marty de París. Estos tenían sus candidatos preferidos: Hume, Marty y Benelli”…

El grupo opositor se agrupaba alrededor de Giuseppe Siri de Génova, Josef Hoffner de Colonia, Pericle Felici del Vaticano”.

“El primero, era verdaderamente el viejo león de la política de la Iglesia. Un formidable adversario en la discusión y muy influyente en los círculos políticos. Intolerante hacia cualquier idea sobre la “democratización” de la Iglesia. Respetado acreedor de muchos países del Tercer Mundo, estaba respaldado por su prestigio personal y dominante talla política, no solamente en Alemania Occidental sino en los países de Europa Central.

Felici, a su vez, era un veterano del Segundo Concilio Vaticano, del que había sido secretario. Un excelente especialista en derecho canónico, que hizo todo lo que pudo para impedir que el partido de la Anti-iglesia “atracara” ese Concilio….”-

“El foco de interés de Wyszynski estaba en otra parte. Estaba hablando del futuro cercano, y en términos geopolíticos. Las superpotencias, Estados Unidos y la URSS; las grandes potencias, Alemania, Francia, Japón, Europa “del Atlántico a los Urales” como una unidad; la agobiante pobreza del Tercer Mundo; la occidentalización de las naciones africanas y asiáticas por medio del comercio y de la industria. Esto constituía la sustancia de sus comentarios”.

“Además, sus hermanos cardenales se daban cuenta de que este polaco había estado en el infierno y regresado, por así decirlo. Y venía llevando sus cicatrices permanentes en la mente y en la voluntad como trofeos de una fuerza superior de toda la inteligencia humana. Llegaba provisto de raras lecciones e inspiraciones, recompensado por su genuino heroísmo, NO NEGOCIABA SOBRE LAS COSAS ESENCIALES, con un profundo sentido de lo que es la Iglesia, preparado, con habilidades invencibles, para el combate cuerpo a cuerpo, iluminado sobre la verdad última relativa al oficio de Pedro, más allá de la capacidad que pudiera tener cualquier otro del Cónclave para contradecirlo.

Era, para todos, venerable. No tenía igual y todos lo sabían; los cardenales curiales y los “nacionales” por igual. Todos tuvieron que reconocer su impasse antes de volverse seriamente a él en busca de una salida… Y ningún otro Cardenal Elector fue capaz de enfrentarse a la crisis con una habilidad comparable a la suya”.

“Cardenales burócratas, cardenales “pastorales”, cardenales académicos, cardenales de “limusina”, cardenales de salón, cardenales santos, cardenales políticos, cardenales des-catolizados, cardenales aristocráticos, cardenales del “frente popular”, cardenales reaccionarios, cardenales apóstatas…

Ninguno de ellos  entró al Conclave con el poder del espíritu interior que Wyszynski había ganado en los campos de la muerte de Polonia, adyacentes al Archipiélago Gulag leninista. La volatilidad de un Benelli se estabilizaba convirtiéndose en reverencia en la presencia de Wyszynski. La vulgaridad de un Hume, la cruda ambición de un Pironio, la irreflexión de un Willebrands… todas se apagaban cuando se enfrentaban con la bien conocida mirada de Wyszynski y con el conocimiento de la línea de fuego que tenía el Primado polaco”.-

LA HORA DE LA ELECCIÓN

“En el momento en que entraron al Cónclave el 15 de Octubre, iban con ellos dos elementos: la imposibilidad de un genuino candidato de compromiso del tipo de Albino Luciani, y la dependencia del resultado del Cónclave de la postura de Wyszynski en la votación real”.

El primer día fue de ritual, recordar los compromisos y disposiciones… La hora más gloriosa de Wyszynski llegó al día siguiente, el lunes 16 de Octubre…”-

“Por los recuerdos de aquellos que estuvieron activamente preocupados por la elección de un candidato papal –porque un cierto número fue más pasivo que nada- es claro que el molde mental de Wyszynski se convirtió en algo fijo en las mentes de los Cardenales Electores. Llegaron a ver el mundo como lo veía él, aunque no todos ellos compartían la evaluación de ese mundo…”-

“Estaban las tres Internacionales que Wyszynski bien conocía: la Internacional Roja del marxismo-leninismo, la Internacional Dorada del Gran Dinero y la Internacional Negra de la Iglesia clerical. Aquellos más viejos que habían hecho su compromiso con el marxismo o con la masonería se quejaban de su estrictez. Pero tenían que estar de acuerdo con la estructuración de la sociedad de las naciones”.

Luego estaba la política de Wyszynski  de “no más catacumbas” y de tratar activamente con el marxismo-leninismo, coexistiendo con él para derrotarlo en su propio terreno y por encima de él, en el campo sociopolítico.

Finalmente, estaba su predicción, muy sobria, muy vibrante, que sonaba auténtica, sobre el destino de la organización de la Iglesia en los restantes años de ese milenio. La URSS, con su Archipiélago Gulag de opresión y su parvada de naciones y “repúblicas” cautivas, estaba en vías de disolución, deliberadamente maquinada por los sabios arquitectos del Estado-Partido”.-

LA CLAVE GEOPOLÍTICA DE LA ELECCIÓN

“El territorio clave y el área focal del cambio sería Europa Central. El provocador del cambio sería Rusia. La sociedad de naciones entera, inevitablemente, sería influenciada por ese cambio gigantesco….

Ya fueran partidarios del “pueblo de Dios” o de la “Iglesia jerárquica”, todos ellos (salvo algunos…) compartían el documento del CVII que presentaba a la Virgen María como Madre de la Iglesia… “del pueblo” o “jerárquica”. Wyszynski insistía en esa unidad.

“Toda la constitución de la Iglesia –dijo- es a la vez Cristocéntrica y mariana. Es como si hubiera brazos para abrazar a la Familia del Hombre… El Concilio unió a la mariología con la eclesiología”. Implícitamente, Wyszynski estaba invocando una fuerza espiritual –la intercesión todopoderosa de María ante Dios- como lo habían hecho otros polacos como él en todas sus vicisitudes.  Pidió la bendición de María sobre sus hermanos cardenales, usando el título que los polacos siempre le han conferido a Ella: NUESTRA SEÑORA DE JASNA GÓRA, la Montaña Brillante.

“Su plan para romper el estancamiento  era, en términos esenciales tan simple como eso”.

“Pero nadie que escuchara a este hombre en una conversación privada o en una alocución pública podría tomarlo por un simple carácter pío, devoto, sin conciencia de los duros hechos de la vida. Sabían que Stefan Wyszynski  era otra cosa. Lo habían visto en acción. Algunos de ellos lo habían llevado a una discusión, sólo para verse superados”.

“Nada es mejor que vivir”, es un viejo adagio. Wyszynski lo había vivido todo: prelados con el cerebro lavado, sacerdotes apóstatas, dobles agentes eclesiásticos, comisarios gritones, leyes vengativas, diplomáticos estúpidos… Lo mismo que vivió y testimonió su discípulo Wojtyla…”.-

“Si alguien como Giovanni Benelli o Eduardo Pironio  criticaban el liderazgo papal, él podía decirles cómo el papado y su Secretaría de Estado habían salvado a Polonia.

A las fantasías ecuménicas de un Jan Willebrands, él podía oponer la realidad de Polonia entre lo ortodoxo oriental (bajo el dominio de Moscú) y lo católico romano.

Quienquiera que fuese de Estados Unidos o de Bélgica o de Holanda y que hablaba a la ligera sobre la liberación femenina o la mitigación del celibato eclesiástico, quedaba inundado con los espeluznantes hechos de la experiencia polaca con la secta mariavita de Polonia”.

(Los mariavitas tenían obispos y sacerdotes casados, esposas ordenadas. Las aberraciones en la doctrina y el comportamiento habían manchado y estropeado la historia mariavita).

“Cualquier intento de un Paulo Arns de solicitar un compromiso con el marxismo-leninismo se encontraba con una colección de hechos y con la cruel verdad acerca de la naturaleza, con una cuidadosa explicación de lo que realmente significaba el marxismo-leninismo:

En términos de desnutrición, miserables condiciones de vida, engrillamiento de la mente, corrupción de la familia…

Las grandes generalidades de un Basil Hume sobre la democratización de la estructura jerárquica de la Iglesia, quedaban al descubierto gracias a Wyszynski, como la más viciosa falacia de la mente anglo-sajona…-

Cuando cualquiera, proveniente de Estados Unidos o de Francia, aunque insinuara que la perenne devoción católica era un obstáculo para la unidad cristiana con las iglesia y sectas protestantes, se le decía sumariamente que SIN MARÍA NO HABÍA ESPERANZA DE UNIDAD CRISTIANA”-

“Wyszynski podía apoyarlo todo en la experiencia. No estaba teorizando. Hablaba por la experiencia vivida. No había duda sobre ello.

Muchos de esos eclesiásticos realistas fueron vencidos por la habilidad dialéctica de Wyszynski, por su obvia bondad, y, sí, por la obvia superioridad de un eclesiástico que no estaba obligado a ninguna élite sociopolítica, y cuya altísima visión de la tierra, del tiempo, del hombre y de la eternidad de Dios, recordaba a muchos de sus colegas cardenales que tenían:

EL DEBER DE ELEGIR UN PAPA CATÓLICO…”-

EL MILAGRO DE LA DIVINA MARÍA

“El súbito cambio en el patrón de la votación durante el 16 de Octubre, el rápido salto del nombre de Karol Wojtyla a una pequeña mayoría, luego a una mayoría cómoda, y rápidamente a esa irresistible mayoría de dos tercios más uno, tomó a los Cardenales Electores por sorpresa…

¡La elección de Wojtyla –el discípulo fiel del Primado polaco- fue milagrosa!

Wyszynski, como era su costumbre, no dudó después de contarla tal como la veía: “Si la gente duda de que hay señales y milagros en el mundo de hoy, les digo: Si algo es un milagro, lo que sucedió en la Capilla Sixtina el 16 de Octubre es uno”…

“Cuando me acerqué a Juan Pablo II para rendirle mi primer homenaje –continúa relatando el Cardenal Stefan Wyszynski- él y yo pronunciamos casi simultáneamente el nombre de Nuestra Señora de Jasna Góra, ésta era su obra. Así lo creímos y así lo creemos todavía decididamente”-

“En consecuencia, al final, no fue la voluntad de hierro de los agentes de poder, ni la inteligencia política de astutos clérigos, sino la simplicidad infantil de algunos grandes hombres confiando en la verdad del misterio central del catolicismo –la entrada de Dios al vientre de una madre humana- lo que obtuvo la gracia salvadora para una Institución desgarrada en sus elementos esenciales por un cáncer maligno…”-

“Sus hermanos cardenales norteamericanos, muchos europeos y no pocos comentaristas de los medios, se habían burlado y satirizado gentilmente –y a veces no tanto- esta confianza “infantil” que acompañó, también, el Cardenal John Carberry de St Louis, de setenta y cuatro años. Su muy obvia e infantil confianza en una revelación real del  Espíritu Santo que guiara a la elección final de este Cónclave de Octubre, fueron calificados de: irrealismo y actitud “fuera del mundo”…

“Pero fue el poder de una fe semejante en un Carberry, como en los Ave María de millones de oscuros (desconocidos) creyentes católicos durante esos tres días, y como en los corazones de los dos cardenales polacos con su personal dedicación a la Madre humana de Dios, que movió la montaña de dificultades que amenazaba a la organización institucional católica romana, ese otoño de 1978.

El posterior cometario del astuto cardenal Confalonieri, después del Cónclave, fue escuchado por muchos, simplemente como una evasiva perogrullada…

Pero dijo la absoluta verdad de ese Cónclave: “¡Abbiamo un Papa cattolico!”.

¡TENEMOS UN PAPA CATÓLICO!  Seguramente sugería, que lo contrario, habría sido posible… Si no hubiese intervenido la Madre”.-

He aquí, entonces, en palabras –prestadas ahora- del reconocido periodista y escritor, especialista en eclesiología, Vittorio Messori: “El Papa que salvó a la Iglesia”…

Mal que le pese a muchos…

Volviendo a Malachi Martin…

EL SELLO DE MARÍA

“Hay muchos que todavía viven, que saben ahora –refiriendose a los años 90- que durante las horas… de este Cónclave, los amontonados pero confusos líderes de la Iglesia romana miraron más de una vez por encima del borde del abismo… Entre la carne mortal y el espíritu divino, dándose cuenta que en el recuento final, ellos, y sólo ellos, serían hechos responsables por el tremendo y sagrado Dios del Cielo y de la tierra, por lo que les sucediera a –literalmente-miles de millones de almas humanas…

Algunos de esos 111 hombres no habían dicho un rosario en años; algunos habían identificado la Gloria de Dios con todas sus propias mezquinas ambiciones, y algunos habían trabajado silenciosamente en favor de la liquidación del Oficio del Papa…

Pero en esa hora, todos se convirtieron, de buena o mala gana, en los instrumentos de la Providencia…”-

“En sus temores, en su desconocimiento del futuro… y confiando en la gracia salvadora del Divino Hijo de María, dos tercios más uno de ellos le dieron al mundo un Papa eslavo, ungido bajo el sello de la Madre humana de Dios”.-

“Mientras tanto, e inmediatamente después del Cónclave de Octubre, hubo dos escenas de la vida de este gran hombre que están indeleblemente grabadas en las memorias humanas como monumentos conmemorativos a su grandeza y señales del Papa eslavo, protegido y orgullo de Wyszynski, su regalo a la Iglesia universal.

El domingo 22 de Octubre fue la Obediencia. Tuvo lugar en la solemne investidura del nuevo Papa. Juan Pablo II estaba sentado en una silla baja, semejante a un trono, vistiendo sus vestiduras pontificias y el pallium. Cada cardenal se le acercaba para el saludo oficial protocolar. Pero con Wyszynski hubo un diálogo diferente. Los observadores pudieron ver, un intercambio que era al mismo tiempo imponente y desgarrador…

En el ceremonial y en el símbolo ritual, eran Papa y Cardenal. En la realidad del espíritu  y en la verdad última, eran hijo y padre, amigo y amigo, camarada y camarada. Eran todo eso y además, algo más… Algo demasiado profundo…

En esa obediencia de Wyszynski, fueron el gesto de sus manos y los movimientos de las figuras (el Papa sentado, el Cardenal arrodillado) los que hablaron. Wyszynski besó ritualmente el anillo del Gran Pescador en el cuarto dedo de Wojtyla, y entonces el Papa tomó entre las suyas las manos del Primado y las besó. Durante los breves momentos de su abrazo el Papa Wojtyla también parecía estar arrodillado. Indudablemente ninguno de los dos pudo pronunciar muchas palabras. Fue lo que hicieron –sus gestos- lo que dijo todo…

Sobre Polonia, sobre el dolor de los años que habían trabajado juntos. Sobre la inefable dulzura de haber servido juntos al Hermoso Cristo que ambos adoraban como Dios y Señor. Y sobre la sombra del Gran Pescador que ahora envolvía a uno de ellos por el resto de sus días, y que consolaba ampliamente al otro por haber defendido la autoridad de esas Llaves que Simón Pedro recibió de un jubiloso Cristo en un día distante en Cesárea de Filipo en la antigua Judea…”-

LA DOLOROSA DESPEDIDA

“El lunes 23 de Octubre fue el Adiós. Nuevamente tuvo lugar en público, ante los ojos de los peregrinos polacos que habían venido a saludar al nuevo Papa. En esta escena, fueron los dos rostros, el del Papa y el del Primado, los que electrizaron a los observadores que estaban en el salón y a los millones distantes que observaban…

El rostro nudoso del Primado, de setenta y ocho años, había llegado a esa calma inequívoca de un hombre que, habiendo sido probado y probado mil veces, luego golpeado por la más dura adversidad humana otras mil veces, todavía era capaz de sobrevivir y regresar intacto, sólo porque no se abandonaba ni se rendía…”-

“El rostro del Pontífice de cincuenta y ocho años, tenía ese brillo de la frescura y de la aptitud física que quedaban solamente en un hombre que aún no está desbastado por la enfermedad, ni está todavía envejecido por la angustia interior de saber cuan profundamente se le odia y se desea su muerte…”.

      Lo sabría pronto… Además, es importante que se tenga en cuenta esta descripción de Su Santidad JPII, fuerte y vital, a la hora de recordar: en qué condiciones físicas fue a dar un hombre como él, sano, fuerte, deportista, escalador- alpinista.

Teniendo como responsables, de primera mano lo afirmo, pues yo misma estuve en Roma en el otoño de 1995, a esos engendros del odio que lo fueron matando de a poco…

¡Quien pueda, que entienda!

“Los polacos sabemos cuan alto precio tiene que pagar Su Santidad”, ese fue el tema del saludo de Wyszynski, “al dejar la patria para obedecer la orden de Nuestro Señor: Id y enseñad a todas las naciones”…

La respuesta del Papa Wojtyla a su mentor y maestro, fue simple: “Hoy, en el Trono de Pedro, no habría un Papa polaco… si no hubiera sido por su incesante creencia en la Madre de la Iglesia, o si no hubiera habido un Jasna Góra (la consagración de servidumbre total a María, de Polonia y de los polacos) y… sus servicios como Obispo y Primado”.-

“Las palabras eran ciertas, pero eran las expresiones las que lo decían todo. Wyszynski cayó de rodillas en el último acto de homenaje. Sin hesitar, el Papa Wojtyla cayó de rodillas, uniéndose los dos hombres en un largo abrazo…

El rostro de Wyszynski se inclinó sobre el brazo derecho del Papa que lo rodeaba, con los ojos cerrados; estaba sufriendo el peor de los dolores –la irremediable herida de la soledad humana-  porque estaba regresando a su casa sin su mano derecha, su alter ego, su apoyo.

Wojtyla estaba mirando a la cara inclinada de su mentor y amigo, y cada línea de sus rasgos hablaba de compasión: “Comprendo –dijo Wojtyla- Ambos comprendemos… Es Ud. quien está pagando el precio más alto. Pero ambos sabemos por quién lo hace…”

Ese abrazo sin palabras, la momentánea expresión de desconsuelo que cubría el rostro del anciano Primado, la fuerza y la congoja evidente en la boca de Wojtyla y alrededor de sus ojos…

La escena no dejó ojos secos en ese público, la mayoría, polacos, partícipes en ese momento, del dolor de aquel Adiós…”-

“En cualquier otra época de la Iglesia, excepto en la presente, esas escenas –la Obediencia y el Adiós- hubieran encendido la imaginación del Arte cristiano. Descritas por artistas y maestros de los iconos, cantadas en himnos como acontecimientos sagrados…

Desgraciadamente, no tenemos inclinación a estas cosas. La nuestra, es la época de la Anti- iglesia católica romana, con su infernal inclinación a desacralizar el catolicismo, sin importar cuál sea el blanco… El una vez venerado oficio de Pedro, el Apóstol, la sagrada Presencia de Cristo en la Eucaristía, o la dominante identidad de la Polonia católica como un manantial de la gracia para la Iglesia universal”.

“Y muchos de nuestros contemporáneos están convencidos que están viviendo en las horas inciertas del atardecer… De este modo la época ha encogido nuestras posibilidades de grandeza humana, privándonos de la libertad de ser nobles. Nuestros pesares más profundos no son la extinción de la bondad, de la pureza, de la compasión, de la confianza, del honor personal, del amor, y, finalmente, de la razón misma, nuestra facultad más preciosa. (Dejada hoy en desuso…)

Nuestra triste expectativa es la de una catástrofe sin nombre. Nuestra loca esperanza está en una salvación de última hora, desde más allá del límite de nuestro horizonte humano. Pero no tenemos margen de serenidad mental para detenernos en la obediencia como grandeza, ni tiempo libre del corazón para maravillarnos y besar el borde del manto de la santidad cuando pasa junto a nosotros. Hemos derramado tantas lágrimas que nos quedan pocas…

Si acaso para el adiós de los santos o para las últimas palabras de los héroes…”

Malachi Martin. “LAS LLAVES DE ESTA SANGRE”.

Y bien, los lectores ya pueden ir sacando sus propias conclusiones…

A los efectos de lo que se pretende dar a conocer… Todo lo que ocurrió en el tan mentado CVII y cuál fue el contexto histórico precedente, y con qué fines… Cuyas consecuencias, en todo el amplio espectro del significado de competencia, como Sucesor de Pedro, luego hubo de afrontar JPII… Es suficiente con lo escrito.  ¡Con esto nos damos por satisfechos!

Pero permítanme citarles algunas páginas más de esta monumental Obra del Sacerdote Jesuita Irlandés: “Las Llaves de esta Sangre”… Como corolario a este Apéndice.

Porque los ataques despiadados a la persona y figura del Santo Padre Juan Pablo II (sobre todo de los que se dicen: Católicos Tradicionalistas) no tiene precedentes…

Excepto, con la asemeja del  odio farisaico en tiempos de Cristo…

Quien ciertamente ha cometido errores humanos, nadie lo pone en duda. Pero solo mentes estrechas pueden impedir una mirada más justa, dentro de ese vasto y complejo oficio papal…

Y sobre todo, no ver el contexto histórico-geopolítico-religioso en que se desarrolló.

Tan estrechas… como para no reconocer lo que implicó el atentado contra la vida de JPII. Si hubiera sido un “modernista consumado”, como le llaman en esos círculos… Lo que equivaldría a uno más de los enemigos de la Verdad…  No habrían atentado contra su vida…

Pues ya lo dice el sabio refrán: “Que entre los mismos bueyes no hay corneada”…

Pretendiendo ignorar dos hechos salientes, sólo dos, de entre muchos…

Primero, la Encíclica que le entregó a la Iglesia y al Mundo, una de las más significativas de su largo Pontificado: “Veritatis Splendor” (El Esplendor de la Verdad). Donde advierte sobre la Anti-iglesia infiltrada, denunciando que existe un magisterio paralelo…

Concluyendo con estas palabras de condena: “Sea Anatema”. Que quiere decir: Maldito.

Segundo, ya al final de su Pontificado, la Carta Apostólica acerca de “los abusos Litúrgicos que había que corregir…” (Instrucción: Redemptionis Sacramentum. Abril de 2004. Para leer junto a la Encíclica: Ecclesia de Eucharistia. Abril de 2003)

Sin embargo, estos campeones de la crítica acérrima y despiadada, estigmatizaron a Su Santidad JPII como el gran Hereje modernista de los tiempos… Contrastando significativa y curiosamente, con la referencia del Teólogo disidente, modernista consumado: Hans Küng, quien llamaba a JPII: “Hijo de una Iglesia arcaica…”

Estos mismos fieles representantes de la Tradición, LOS NO SEDE VACANTES: Hoy se postran rendidamente -pretendiendo ser reconocidos y aceptados como católicos- ante quien, no sólo no es católico, sino que ni siquiera detenta, verdaderamente:

“LAS LLAVES DE ESTA SANGRE”.

Por ser un Papa elegido NO CANÓNICAMENTE.  Además, uno de los HEREJES CONTUMACES MÁS GRANDE QUE EL MUNDO CATÓLICO HAYA CONOCIDO.

Con quien se despertó un día de Marzo del año 2013… Verdaderamente paradójico…

Finalmente, Hans Küng –junto a otros…- instaba constantemente al Santo Padre a dimitir… Y proponía para la Iglesia… Todo lo que ahora ejecuta Francisco…

El escritor y periodista italiano mencionado, Vittorio Messori, refiriéndose a Su Santidad Juan Pablo II y dirigiéndose a unos y a otros, en sus diferentes posturas, expresó: “Más que defender este largo pontificado –que él defendía– de la catarata de acusaciones sin misericordia y sin lucidez… que arrojaron en su contra, es necesario mostrar… toda la verdad…”

Y si alguno piensa que él era partidario de lo opuesto a la Tradición, y por eso defendía a JPII, es menester verificar lo que sigue a continuación:

“Cómo las alternativas “a la Küng” no son en absoluto un remedio adecuado a los problemas de la Iglesia. Son problemas que siempre han existido, pero que para ser afrontados exigen algo bien diferente de las recetas de un “modernismo” ideológico que la historia ha superado, mostrando sus límites y sus riesgos…”  Vittorio Messori.

De su Artículo: “El Papa que salvó a la Iglesia…” -Corriere della Sera. Año 2005.

Como se puede apreciar, aparece un contraste sustancial…  Messori tenía otra mirada…

Conclusión: a los partidarios de la crítica despiadada “Con su pensar estereotipado, sus resentimientos por supuestos no reconocimientos, su pastoral de escritorio…”, según referencia del Padre Julio Menvielle, no mías, les falta esa mirada geo-política-religiosa- de la Historia de la Salvación: para acertar objetivamente en su diagnóstico, y, en todo caso, hacer verdadera crítica.

Que siempre es constructiva, nunca destructiva…  Porque está tejida con amor de caridad. Que es lo que les falta…

Aunque no todos encajan en la referencia. Hay muchas buenas excepciones…

Juan Pablo II no hizo nada para reformar a los rebeldes de Su Iglesia, porque nada se podía hacer… Todo se estaba cumpliendo, según lo dicho por La Madre en Fátima…

Pero los retuvo a ellos –a los traidores y a sus maléficos planes…- todo el tiempo que duró su Pontificado…

Hace falta mucho conocimiento histórico de los hechos y acontecimientos. Pero sobre todo, hace falta SABER AMAR. Lo que equivale: a  verdadera humildad para reconocer…

Lo que ahora continúa ilustrándonos el Padre Jesuita, Malachi Martin, testigo presencial de todo lo narrado, tomado de su monumental Obra citada…

“EL ECLIPSE DE SOL”… Y SU DESTINO

Aunque hay muchos que no lo reconocerán fácilmente, un hecho –histórico-de la vida internacional apenas disimulado es que, durante los últimos cuarenta y cinco años (dicho en 1990), la Unión Soviética ha sido el factor catalítico de más importancia en la vida de la comunidad de las naciones (Penetrando aún, los sagrados muros de la Iglesia católica romana)

En el escenario mundial, el actor por excelencia no ha sido Estados Unidos. No ha sido ningún grupo globalista, religiosos o no. Ni siquiera ha sido el más militante o el más estratégico entre los países en desarrollo o subdesarrollados. Y no ha sido la Iglesia católica del Papa JPII.

Cuando Juan Pablo habla sobre su propia Iglesia en estos términos, no se está refiriendo meramente al éxito de las agencias soviéticas en desarrollar y popularizar la ENGAÑOSA PENETRACIÓN GRAMSCIANA DE LA DOCTRINA CRISTIANA CON LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN MARXISTA –“aunque ese es su mayor dolor de cabeza entre la gente de América Latina”.-

“Tampoco está hablando acerca de la flaqueza de la ortodoxia doctrinal de los seminarios y órdenes religiosas en toda la Iglesia, ni acerca de los miles de obispos, sacerdotes, monjas y legos (incluyendo monasterios, conventos e  iglesias enteras) destruidos sistemáticamente por la URSS…

De lo que está hablando Juan Pablo –de lo que siempre habla Juan Pablo- es de política exterior. Está hablando de la política exterior general que ha seguido la Santa Sede durante los últimos treinta años (en ese entonces) o más…

Comenzando con el reinado del Papa Juan XXIII, de 1958 a 1963, y continuando a través del reinado de quince años del Papa Paulo VI, EL FACTOR SOVIÉTICO HA SIDO DE PRIMORDIAL IMPORTANCIA EN DECISIONES POLÍTICAS CRUCIALES”.-

(No debemos olvidar que el Vaticano, además de ser la Sede de Pedro, es también un Estado dentro de los Estados de las diversas naciones de la tierra)

“Hasta indujo a los predecesores de Juan Pablo a demorar la obediencia a los mandatos del Cielo en cuestiones DE SUPREMA IMPORTANCIA. Y aunque Juan Pablo jamás contradiría a sus predecesores,  esas decisiones  han vuelto mucho más complicado y espinoso su propio gobierno de la Iglesia…”- (Pues él supo reconocer, finalmente, que fue un gravísimo error, por una mala interpretación de la Hora exacta de los Tiempos… el no haber difundido el llamado “Tercer Secreto” de Fátima…)

“Cualquier otro jefe de Estado, líder político o agente del poder, actualmente, si es franco, reconocería lo mismo en relación con sus propias decisiones sobre política exterior: LA UNIÓN SOVIÉTICA HA SIDO EL PRIMER ACTOR. TODOS LOS DEMÁS HAN REACCIONADO…

En consecuencia, cuando Mijaíl Gorbachov llegó a la plenitud del poder en la Unión Soviética en la primavera de 1985, todo el mundo fue su escenario… (Atento con esto). De ninguna manera estaba preparado a hacer ver que no se daba cuenta de ese hecho de la historia reciente…

Ni en el asunto del Acuerdo General que firmó con el Presidente Reagan en 1985, ni en ninguna otra cosa…

Y así, a fines de 1988, habiendo dominado el proceso de la conveniencia diplomática para su enorme beneficio  –no sólo en términos de ayuda y confort recogidos del Occidente capitalista, sino sobre todo en términos de aceptación ideológica…– Gorbachov estaba listo para hacer suyo ese escenario… Y así se presentó diciendo:

La economía mundial se está transformando en una sola entidad fuera de la cual ningún Estado puede desarrollarse… Un mayor progreso ahora es posible sólo a través de una búsqueda del consenso universal en el movimiento hacia un nuevo orden mundial”…

“Con un golpe geopolítico tan audaz como su plataforma básica, Gorbachov se lanzó… a la arena de los contendientes por un nuevo orden…

Comenzando con la idea leninista fundamental: del “intelecto y la voluntad colectiva de la humanidad” (que ahora ya no es inquietante para muchos oídos occidentales…), el Secretario General del Estado- Partido Comunista Soviético propuso la supremacía de la idea central para toda la humanidad, sobre la multitud de tendencias centrífugas…

Sólo al permitir que esta idea central domine, la sociedad de las naciones se desarrollará hacia el ideal (en su versión camuflada o gramsciana del comunismo ateo): “una comunidad mundial de Estados con sistemas políticos y políticas exteriores basadas en la ley”…

“Gorbachov no dejó dudas de que él estaba hablando sobre leyes internacionales obligatorias para todas las naciones…”-

Esto es para que se entienda mejor, que lo que hoy estamos viviendo… Todo lo que nos está siendo impuesto… tiene sus raíces históricas…

Y así se había realizado la primera y más difícil fase del plan geopolítico de Mijaíl Gorbachov…” “En resumen, Gorbachov -ni por un momento ciego a la historia, y siempre un geopolítico hasta la médula de sus huesos- perseguía la Europa de los sueños de Lenin…

Por supuesto, expresado en otros términos: “Nuestra casa común europea”, fue como lo dijo.

Y todas las naciones de Occidente se pusieron de pie para aplaudir (en las Naciones Unidas, en su  discurso de presentación) a este nuevo Líder… que los estaba llevando hacia “su destino”…

LAS POLÍTICAS DEL PAPADO

“Karol Wojtyla fue electo Papa el 16 de Octubre de 1978, por lo que finalmente resultó el voto prácticamente unánime de sus hermanos cardenales. Quienes no lo eligieron para que decidiera esa ambigüedad divisoria de la Iglesia -de la que hemos hablado más arriba- por simple fiat papal.

        Fue elegido para que atendiera específicamente lo que debía hacerse a la luz del cambio en el “Este soviético”. Debido a su enorme experiencia…”-

Innegablemente, no era un tradicionalista. Igualmente, tampoco era un liberal-progresista. Muy claramente se estaba buscando una estatura internacional”… 1-

Para contender con el “Nuevo Pensamiento” del Líder soviético, en una situación que él veía claramente, como resultado de la lucha en su Polonia natal… proyectada al resto de las naciones-

El Cardenal Primado y el ahora Papa JPII, habían embestido geopolíticamente contra el corazón del sistema soviético. Su política, era una adaptación de la política desarrollada por sucesivos polacos portadores de la responsabilidad de ser interrex.

Como ya explicamos, una especie de gobernadores eclesiásticos en ausencia de un Monarca-Presidente electo.

Wyszynski lo había aprendido de su predecesor y él del suyo; y así sucesivamente remontándose por la interminable línea de prácticos primados de la Iglesia polaca, a través de la larga noche del entierro de Polonia, desde 1795…

El principio político era simple: coexistir con la oposición, combatirla con las armas de la fe y la cultura, vivificar a los polacos como un pueblo, aunque no tuvieran una tierra propia, una soberanía nacional, y finalmente, sobrevivir a los ocupantes extranjeros.

Este era el estribillo del himno nacional polaco: “en tanto nosotros vivamos Polonia vive”…

Esto es fundamental. Dentro de este contexto se puede apreciar y comprender mejor el Pontificado de Juan Pablo II…

Es difícil para las mentes secularizadas de Occidente darse cuenta… Así como entender la característica constante en la perspectiva y en el programa geopolítico de Wyszynski-Wojtyla:

La función de María, la Madre de Jesús. Y esto no era simplemente por costumbre o tradición… O por causa del Pacto Polaco celebrado siglos antes con Ella como la Reina de Polonia… Tanto la devoción polaca a María como Reina de Polonia, cuanto la propia María eran, para los polacos, geopolíticas en su función y significado más puro.

Y Ella, la Madre humana de Dios, fue el punto culminante del ataque Wyszynski-Wojtyla contra el entonces IMPENETRABLE GOBIERNO ESTALINISTA DE POLONIA…”

“Ellos creían plenamente que su acción llevaría a cabo su liberación sociocultural y, eventualmente, su liberación política. La devoción mariana no era meramente un asunto privado de un individuo. Era pública, comunitaria. Todo era geopolítico, pues el destino de Polonia estaba atado a la postura geopolítica de Occidente y al sistema geopolítico de los soviéticos. La liberación de ese destino por medio de María, sería un acontecimiento geopolítico Mundial.

Así configuraban su futuro los líderes de la Iglesia polaca. De ese modo, la etapa inicial de la política papal de Juan Pablo II tomó forma dentro de un molde geopolítico”.-

“Como Jefe de una organización geo-religiosa, como alguien consagrado personalmente a María,  y como el Papa proveniente de una Polonia igualmente dedicada a María, entraría a la arena de la vida internacional por el angosto corredor de la Polonia comunista, demostrando allí que tenía los pies ligeros y la mente demasiado ágil como para caer en las trampas obvias…

Criticaría tanto al “Este” soviético como al “Oeste” capitalista desde el estricto punto de vista de la moral cristiana. Buscaría un perfil internacional de la mayor definición posible, nutrido por una política de viajes papales y un apetito voraz y una preocupación genuina por cada problema importante que involucrara a la sociedad de las naciones.

Intentaría un movimiento de flanco alrededor de los soviéticos al establecer relaciones personales entre él y las autoridades de las iglesias ortodoxas griega y rusa”-

“Esta política papal era wyszynskinismo puro. TRANSPUESTO DESDE LOS LÍMITES DE POLONIA AL PLANO ILIMITADO DEL GLOBO, comprendiendo a todas las naciones y a todas las religiones. La misma confianza básica que había detrás de la estrategia de Wyszynski animaba a Wojtyla:

“LA CREENCIA EN LA ACCIÓN Y EL PODER GEOPOLÍTICO DE MARÍA COMO REINA DEL MUNDO”.

PARA CONVERTIRLOS A TODOS A LA UNICA FE. Al menos esa era la intención de Su Santidad JPII al llevar adelante su peculiar política de la fe…

“Wyszynski constantemente prestaba detallada atención a la Iglesia de Polonia. Sus contemporáneos se maravillaban por la versatilidad y atención a los detalles que dedicaba a la formación sacerdotal, a una intrincada red –clandestina- de centros catequísticos, organizaciones sociales de ayuda, órdenes religiosas de sacerdotes y monjas, universidades e institutos, medios católicos y publicación de libros, peregrinaciones, devociones, sermones, visitas parroquiales, conventos, monasterios, santuarios secundarios… La lista era interminable.

Wyszynski hacía esto como líder, porque sabía que su única fuerza contra el enemigo era un pueblo con una fe vibrante, apoyada en prácticas reglamentarias y supervisada por autoridades eclesiásticas competentes. Si miraba por encima de su hombro, podía ver falanges de polacos católicos bien instruidos, bien formados, unificados e inspirados”-

“El Papa Wojtyla, en su campo más amplio de jurisdicción sobre la Iglesia universal, pareciera haber actuado casi de la manera opuesta. Cuando llegó a ser Papa, en 1978, el deterioro de su institución eclesial era impresionante. Cada estadística apuntaba hacia abajo: asistentes a Misa, sacerdotes, monjas, comulgantes, confesiones, escuelas católicas. Ya no había ninguna unidad de doctrina entre los teólogos. Más de la mitad de los obispos de la Iglesia no quería el control papal. La filosofía, la piedad, y las prácticas devocionales habían caído en desgracia. El aborto, la anticoncepción, la homosexualidad, el sexo extramarital iban en aumento…

Desde que se había convertido en Papa, todas las estadísticas continuaban su inmersión.

Aparte de repetir: UNA Y OTRA VEZ LA DOCTRINA TRADICIONAL, no pudo hacer nada para detener ese deterioro… Juan Pablo ha actuado como si la reforma fuera una causa perdida desde el comienzo. Esta es una de las características más enigmáticas de su reinado como Papa…

     Finalmente, debe ser explicada en un Papa que es católico hasta los huesos y hasta el alma2: Lo que ha guiado sus empresas papales y ha requerido toda su atención, ha sido el cálculo geopolítico que él y Wyszynski formularon tan bien. Excepto por una pequeña pero significativa inexactitud en ese cálculo geopolítico, que era –quizás- inevitable. Era relativo al tiempo…”-

    

    “Esa inexactitud de cálculo, residió en la aceptación del mito cuidadosamente construido de que la URSS era inexpugnable. Wyszynski y Wojtyla creían que finalmente el sistema soviético se derrumbaría, pero que esa desintegración llegaría a hacer crisis lentamente…”-

(Esto como consecuencia de su larga experiencia en la interminable lucha, como pueblo y nación, contra ese mismo régimen)

“Fue un cálculo inexacto a causa de un repentino cambio en las circunstancias de Polonia y de Moscú, un cambio que nadie podía prever…”-

Y GORBACHOV FUE EL AGENTE DEL CAMBIO…

“En los últimos años de Leonid Brezhner, en los círculos íntimos del Comité Central, la nueva mente del Estado-Partido se mostraba en un Yuri Andropov –Jefe de la KGB en 1967, miembro del Poliburó en 1973- y un Mijaíl Gorbachov, su protegido, a quien Andropov designó Secretario de Agricultura, y como miembro del Comité Central del Partido en 1978…”-

Es significativo y providencial, al mismo tiempo –comento- el hecho de que ambos líderes y opuestos contendientes: Juan Pablo II y Mijaíl Gorbachov, únicos -en su genuina interpretación,  geopolíticos verdaderos, hayan surgido “juntos” en 1978… Para asumir sus respectivos roles en el escenario mundial; contendiendo por un Nuevo Orden Universal.

Gorbachov, para instaurar finalmente, el nuevo orden social leninista, disfrazado de democracia… Juan Pablo, para devolver a la Humanidad su identidad cristiana-católica. Empresa esta última, casi imposible…

“Esta nueva mentalidad en los altos mandos soviéticos –continúa narrando el Padre Martin– era el convencimiento de que la Guerra Fría, fundada por Stalin, estaba llegando a un callejón sin salida, y que la alianza occidental –contra la URSS- había logrado igualar militarmente a la Unión Soviética, mientras que, económicamente, la URSS se estaba quedando atrás del mundo capitalista. El pensamiento anti-Brezhnev de estos hombres del Poliburó de Moscú reconocía la táctica Wyszynski-Wojtyla como lo que era, realmente: UNA LENTA EROSIÓN DEL SISTEMA MARXISTA ENTRE LOS PUEBLOS SOMETIDOS…”-

“Podemos estar seguros de que el nombre del Papa Polaco encontró un lugar importante en las discusiones del Estado-Partido. Con este discípulo de Wyszynski a cargo de la organización institucional católico-romana, se cernía un verdadero peligro para las posesiones europeas del Estado-Partido (el resto de las naciones cautivas del Soviet).

Y por eso había que liquidarlo…

EL ATENTADO

“Mayo de 1981 fue un mes de una doble tragedia. El 3 de mayo, Wyszynski estaba confinado en su lecho en su residencia de Varsovia. Se estaba muriendo…

El 13 de mayo, el asesino a sueldo Mehmet Alí Agca, (quien, contado por él mismo, recibió cincuenta mil dólares del entonces Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Agostino Casarolli, el responsable de la Ostopolitik) le disparó a Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro, a la vista de todos. Tanto los que estaban allí reunidos como los millones de televidentes que seguían el evento.

     Las balas penetraron el torso… Las dos balas dirigidas a la cabeza de  Juan Pablo no dieron en el blanco, porque justo a tiempo el Pontífice, erguido sobre el “papamóvil” que circulaba entre la multitud, se agachó… Para saludar a una niñita que tenía una estampa de María… enganchada en su blusa… Fue llevado precipitadamente al hospital equivocado… (¿Por equivocación?)

     Al Policlínico Gemelli, donde le dieron transfusiones de sangre contaminada…  Agregando así, a las heridas de su cuerpo, la complicación de la hepatitis….”-

Aquí hay otro aspecto indicativo, quizás el más significativo y concluyente (para los nobles observadores): la fecha del atentado de JPII, el 13 de Mayo, Fiesta de Nuestra Señora de Fátima… Y Juan Pablo que se agacha justo en el momento preciso… para besar a una pequeña que llevaba su Imagen prendida en el pecho…  ¿Habrá sido casualidad? ¿Habrá salvado La Madre, la vida de un “modernista traidor”, enemigo de la Iglesia de Su Divino Hijo?…

Alguien con suficiente sensatez y sentido común… ¿Puede seguir atacando a JPII tan despiadadamente como hasta ahora?

Yo conozco a más de uno, personalmente, que pronto… se va a tener que retractar…

AMÉN DE QUE NINGUNO DE ELLOS, NI POR UN MOMENTO, HA TOCADO UNO SOLO DE LOS ENORMES SUFRIMIENTOS DEL SANTO PADRE, NI SIQUIERA CON LA PUNTA DE SUS DEDOS…

Volviendo al relato y para ir concluyendo…

       “El Cardenal Wyszynski podía seguir todo esto sólo y desde su lecho de muerte, allá lejos, en Polonia. El 24 de mayo (en la Fiesta de María Auxiliadora) estaba entrando en agonía, y le quedaba muy poco tiempo de vida…”-

“El Papa Wojtyla yacía en el Policlínico Gemelli de Roma, su cuerpo todavía estaba en shock por el brutal ataque del 13 de mayo. Ambos tenían que hablar antes de la partida…

Tenían palabras mutuas de despedida…

El Papa convaleciente hizo una llamada desde el Gemelli; el teléfono sonó en el dormitorio de Wyszynski en Varsovia; quien lo cuidaba contestó, y le dijo al hombre agonizante que el Papa estaba en la línea. El anciano primado volvió débilmente su cabeza y levantó la mano para tomar el receptor… Era inútil, el cordón era demasiado corto y el cardenal no podía incorporarse…

Al día siguiente, habían alargado el cordón, así que los dos pudieron hablar una última vez…”-

EL ADIÓS DE LOS GUERREROS

      “Ambos estaban extremadamente débiles. Ambos estaban sufriendo. Ambos sabían que era el fin para uno de ellos y, quizá, también para el otro…

Lo que ahora importaba no era tanto el número de palabras usadas en una ocasión semejante o lo que se dijo. Lo que contaba era más bien las inflexiones de la voz, el mensaje del yo más profundo que comunicaba su existencia y sus sentimientos…

Además, por su larga relación, tenían su propia taquigrafía. Nadie puede imaginar jamás, ni nadie debe tratar de imaginar, las mismísimas últimas palabras de esa serena conversación… Cuáles fueron, quién las dijo, y finalmente quien cortó primero. Sólo ellos supieron. Sólo ellos pudieron, con ecuanimidad, decirse adiós por todo el tiempo que le quedaba a cada uno…”-

LA PARTIDA DE UN GRANDE

“Wysynski se reunió con su Hacedor y con la Madre de su Hacedor en la madrugada del 28 de Mayo, ese día, cuarenta días después de la Pascua, al que los cristianos llaman Día de la Ascensión.

El tema de la antigua Iglesia romana al celebrar ese día de la Ascensión de Cristo no podía haber sido más adecuado: captivam duxit captivatem (hizo cautiva la cautividad).

Un guerrero muy viejo y fatigado había sobrepasado la última barrera hacia su libertad.

HABÍA DERROTADO TODA CAUTIVIDAD TERRENA…”-

“Mientras Juan Pablo yacía convaleciendo ese verano en el Policlínico, después de la desaparición de Wyszynski de este mundo, nos dicen, que el primer período de su pena y aflicción cedió el paso a un sentimiento de gratitud por estar todavía con vida y poder aguardar los futuros años de su trabajo.

El deterioro de las relaciones entre el siempre floreciente Solidaridad y el cada vez más confundido y temeroso gobierno comunista de Polonia solo subrayaba su gratitud…

Al no poder ejercer personalmente ningún monitoreo ni dirección efectiva de los asuntos polacos, Juan Pablo se volvió más y más a la oración. Oraba especialmente a María, como la esperanza geopolítica de Polonia y del mundo. Porque ahora estaba seguro de que María lo había salvado de la muerte intencional (¿de los propios o de los ajenos…?) en la Plaza de San Pedro el 13 de mayo –el día oficial del festejo  de María como Nuestra Señora de Fátima-, cayó en la costumbre de orarle como a la Señora de Fátima.

Ella salvaría a Polonia y al mundo de la destrucción, autodestrucción o destrucción por los soviéticos cada vez más inquietos… A los que, desde el otro lado del Atlántico, el Presidente de los EEUU, Ronald Reagan, llamándoles el “imperio del mal”, estaba armando sus tropas y redistribuyendo sus fuerzas militares…”-

“Fue cuando acostumbraba orar así y cuando estaba en este ánimo de confianza total en María, que Juan Pablo tuvo lo que ha sido, hasta donde se sabe públicamente, su única visión sobrenatural de las cosas futuras. No hay manera de contradecir que tuvo esa visión…”.

Y si lo dice el Padre Malachi Martin, testigo presencial, así será…

La visión del Santo Padre fue la misma que tuvieron los 75.000 espectadores presentes en la Cova de Iría, en Fátima, durante el Milagro del Sol… Solo que en esta ocasión, desde su lecho de convaleciente, ese Sol se representó claramente como el que reviste a Nuestra Señora…

(Según la descripción del Libro del Apocalipsis, en su Cap. 12)

¡La Inmaculada Madre del Hijo Divino de Dios, revestida del Sol de la Divina Justicia!

Y repentinamente comprendió todo… Y sobre todo, el error de sus predecesores al no dar a conocer el Mensaje de Fátima…”-

Alguien le había preguntado anteriormente… por qué Juan XXIII se rehusó a obedecer las solicitudes del “Tercer Secreto”. La respuesta del Santo Padre Juan Pablo II estuvo preñada de su propia interpretación del texto, anterior a 1981, a su atentado y a su posterior visión…

Dijo entonces: “Dada la seriedad de su contenido, mis predecesores en el Oficio Apostólico (Juan XXIII, Paulo VI y Juan Pablo I) diplomáticamente prefirieron aplazar la publicación del texto para no estimular el poder mundial del comunismo a que hiciera ciertos movimientos”…-

Esta actitud hacia el “Tercer Secreto” y sus exigencias para la acción papal era muy consistente con el original cálculo del tiempo, hecho por Wyszynski-wojtyla…

De acuerdo al cual, consideraron que el enorme cambio geopolítico en perspectiva llevaría un curso gradual de muchos años…”-

A su vez: “Las respuestas de Juan Pablo II a quienes lo interrogaron en la reunión de Fulda, en 1980 también arrojaron luz sobre porqué él no ha emprendido ningún esfuerzo serio, dirigido desde el papado para revertir el deterioro continuo y rápido de su organización institucional…

“No  -contestó a una pregunta- la Iglesia no puede ser reformada en el momento actual”.

“Hay en la actualidad una confrontación entre la Iglesia y la Anti-iglesia; entre las fuerzas de Cristo y las fuerzas opositoras del Anticristo…

Y esta realidad descansa en los Planes de la  Divina Providencia…”

Sus palabras también señalaban un peligro mortal que enfrentaban las naciones capitalistas, sobre el que Lucía es muy explícita en el texto del “Tercer Secreto”…

Sin duda, en ese “Tercer Secreto” las palabras de Lucía son tan explícitas y tan verificables –y por lo tanto, tan auténticas- que si los líderes del Estado-Partido leninista conocieran esas palabras, con toda probabilidad decidirían ciertas maniobras territoriales militares contra las que el Occidente tendría pocos medios para resistir… Si es que tuviera algunos. Y la Iglesia se hundiría en una subyugación más profunda al Estado-Partido…

Las palabras de Lucía subrayan una terrible vulnerabilidad en las naciones capitalistas… Esa es la seriedad de las palabras de Lucía. El Occidente capitalista podía quedar atrapado por la URSS. En Jerga vaticana, las palabras de Lucía tienen un horrendo significado geopolítico. No deben ser tratadas como efusiones pías y devotas –simplemente”.-

“Sus palabras provenientes del acontecimiento de Fátima estaban básicamente relacionadas, con la feroz política de las naciones…”- Dijo el Cardenal Ottaviani  cuando fue puesto en conocimiento:

“El “Tercer Secreto” tiene que ser enterrado  en el más oculto, el más profundo, el más oscuro e inaccesible lugar de la tierra…”-

Es obvio que Ottaviani tuvo las mismas reservas que muchos: el peligro que suponía la Revelación hecha pública, pues él no era un miembro de la Anti-iglesia, sino todo lo contrario.

No obstante, se debe agregar a las referencias descritas, “que los partidarios de la Anti- iglesia, en la burocracia vaticana y en toda la Iglesia, aborrecen cualquier cosa que sepa a devoción a María, a Fátima y a la revelación divina. Porque han abandonado la divina fe del catolicismo, de la que María, la Madre de Dios, es una parte integral. Y sabían muy bien que este nuevo Papa, el Santo Padre JPII, estaba bajo la especial protección de María”…-

EL SERVIDOR DEL GRAN DESIGNIO

“Mientras convalecía en el policlínico Gemelli ese agosto, los hechos concretos de la situación provocaron un cambio de actitud en Juan Pablo. Esos hechos concretos eran: la creciente crisis en Polonia entre Solidaridad y el gobierno; el nuevo giro en la actitud de Moscú hacia Solidaridad, como algo peligroso que hay que aplastar; el vacío dejado por la muerte de Wyszynski…  Un vacío que no podía llenar el nuevo primado de Polonia…

El significado de su propio intento de asesinato el 13 de Mayo, día de la Fiesta de Nuestra Señora de Fátima, y –como creía firmemente- su propia salvación de la muerte repentina por las balas de Agca a través de la protección de María como Nuestra Señora de Fátima.

Juan Pablo no podía integrar todos esos detalles en un orden coherente sin llegar a la conclusión: de que el horario geopolítico era mucho más corto de lo que habían pensado él y el Cardenal Wyszynski. La obvia intervención de María al preservar su vida lo colocaba, a sus propios ojos, en una relación directa con Fátima y su “Tercer Secreto”.

Si había un elemento dominante en ese “Tercer Secreto”, era Rusia. Las condiciones del “Tercer Secreto” solo tenían sentido en relación con Rusia…

Pese a todo… “Había terminado aceptando como un hecho, de que la decisión de Juan XXIII de no hacer lo que pedía el “Tercer Secreto” (publicar el verdadero texto y realizar una consagración colegiada de Rusia a María), había colocado a la Iglesia y, por lo tanto, al mundo, en situación del segundo “o”… de Fátima”.-

“No tenía dificultad para aceptar las predicciones de espantosos castigos físicos y espirituales, y que Rusia extendiera sus errores a todas las naciones…  Pero todo eso – había supuesto hasta ese agosto de 1981- encuadrado en un horario de larga duración…

Ahora veía que el horario geopolítico había sido calculado erróneamente. El cambio geopolítico sugerido por el “Tercer Secreto” no estaba lejos. Era inminente. Estaba por tener lugar. Rusia era su vientre. Rusia era su punto focal. Rusia sería el agente de cambio. Rusia sería la fuente de la ceguera y el error universal…”-  ¡Atención!

“Una cierta nota febril entró ahora en el comportamiento de Juan Pablo. Desde su cuarto de enfermo en el Policlínico, mandó traer ese sobre del Palacio Apostólico. Leyó y releyó partes del testimonio de Lucía ante las comisiones diocesanas que investigaban el suceso de Fátima, y estudió algunos de sus otros escritos.

Llamó para consultarla a cierta hermana Mary Ludovica, una experta en Fátima, y después de alguna conversación, la envió urgentemente a Portugal, para hablar con el retirado y santo Obispo de Leiria-Fátima y con Lucía, en su convento de Coimbra…”-

“En setiembre y durante el otoño de ese año 1981, los acontecimientos en Polonia tomaron un carácter febril y ominoso…

El 12 de diciembre, la gota que derramó el vaso: Solidaridad propuso un referéndum nacional sobre cuatro temas importantes, todos los cuales se reducían a una invitación abierta a los polacos para que, con voto, sacaran del gobierno a los comunistas…

Juan Pablo fue alertado en Roma. A las 6:00 A.M del 13 de diciembre, se implantó en Polonia la ley marcial. El mariscal Viktor Kulikov, comandante soviético de las fuerzas del Pacto de Varsovia, puso un cerco de acero alrededor de todos los puntos neurálgicos de Polonia. Solidaridad fue suspendido como lo fueron todos los derechos cívicos (adquiridos por el sacrificio de años de los dos Cardenales polacos…), todas las instituciones educativas, todas las comunicaciones por teléfono y demás… Polonia era una nación prisionera una vez más…

Juan Pablo podía leer la escritura sobre la pared de su tiempo. Su amada Polonia no estaba destinada a alcanzar la independencia…  Su destino estaba ligado a un proceso geopolítico mucho más basto, que involucraba a la URSS y a todas las naciones cautivas. Y, para ser lógico, si todas ellas estaban involucradas, entonces toda Europa y las Américas estarían involucradas…”-

“Así, a medida que terminaba 1981, veía su propio destino como Papa y el destino de Polonia como nación, como meras partes activas en un nuevo patrón geopolítico que ya estaba estableciéndose. Rusia, señalada como el factor clave en el “Tercer Secreto”, constituía la orientación dominante de ese patrón nuevo y más basto…

Y, repentinamente, se volvió de vital importancia para Juan Pablo que el texto de ese “Tercer Secreto” no hubiera sido publicado, y que el Papa con sus Obispos no hubiesen consagrado a Rusia al cuidado de María… Porque ahora, cerniéndose inmediatamente sobre su horizonte papal, podía ver la forma de las cosas futuras…”-

“El vigor decreciente de la fe en las comunidades católicas, el oscurecimiento de las mentes europeas (de la otrora floreciente Europa, cuna del cristianismo…), la traición de sus eclesiásticos a su función pastoral apropiada, la red en expansión del engaño marxista-leninista (disfrazado de social democracia…) enlazado a todas las naciones en una trampa geopolítica, la embestida de los futuros castigos físicos… enfermedad, desorden, terremotos, maremotos, todo tipo de catástrofes naturales provenientes de la mano del Creador de la naturaleza…”-

“En el examen que había hecho del material de Fátima, en el otoño anterior, se había encontrado con los registros papales de lo que había hecho el Papa Pío XII en 1954.

Pío XII había estado en estrecho contacto con Lucía a través de intermediarios. Ella le había informado que, si no se hacía la publicación del texto del “Tercer Secreto” y la consagración colegiada de Rusia por parte del Papa y los Obispos, se podría alcanzar alguna mitigación de las futuras tribulaciones –pero sólo una mitigación- consagrando simplemente el mundo a María, “con una mención especial de Rusia”…

“El paso inmediato de Juan Pablo fue escribir a todos sus obispos, diciéndoles que él haría, precisamente eso, el 13 de mayo de 1982 en Fátima, e invitándolos a unirse a él. Una pequeña minoría le respondió positivamente. Una minoría aún más pequeña se le unió el día 13 de mayo de 1982, ya fuese por su presencia física o por acciones paralelas en sus diócesis locales…”-

“Los obispos de su Iglesia no coincidían con su Papa, ya fuese en su devoción a María y a Fátima o en su solicitud en favor de la supervivencia de la organización institucional católico-romana… Para ellos, él era el Obispo de una diócesis muy antigua e importante, Roma.

Pero las Llaves de su autoridad eran reliquias históricas, no símbolos de una autoridad real garantizada por la sangre humana del Hijo de Dios. Las Llaves de esta Sangre ya no significan nada realista para la mayoría de sus obispos…”- (Esto es clave para la total comprensión)

“Había llegado al Oficio Apostólico en 1978, recibido como el Papa Polaco. Ahora, con mayor exactitud se veía a sí mismo como el Papa eslavo. Dándole al término “eslavo” una connotación diferente… Este Papa sería llamado eslavo porque, siendo originario de entre los eslavos de Polonia, estaba destinado a presidir un trastorno geopolítico y una trasformación que afectaría a toda la sociedad de naciones y que surgirían directamente de una fuente eslava –rusa, en ese caso-, manchada y corrompida por el pecado primordial de Lucifer:

El odio a todo lo que Dios es y a todo lo que es bueno.”-

“Ahora Juan Pablo se veía como todo eso, y como algo más… Porque ese mensaje clave de Fátima había hablado de más…”-

“El texto del mensaje de Fátima declaraba, a medida que se desarrollaba, citando las palabras de María a los niños: “Al final, Rusia será consagrada a mí; cesarán los castigos y el mundo gozará de paz durante un tiempo…”-

Ese “más”, en la perspectiva de Juan Pablo, sería otra era… Larga o corta, en la Historia de la Humanidad, cuando se inauguraría un gran designio de Dios para la sociedad de las naciones…”-

Que él no pudo ver… Porque los enemigos de la fe, finalmente, terminaron matándolo…

      “Mientras tanto, la conversación privada entre el frustrado asesino Mehmet Alí Agca, y él, en la celda romana del tirador turco, confirmó todas las suposiciones de Juan Pablo acerca del lugar que él tenía asignado en los planes geopolíticos de sus enemigos…

Porque había un patrón del destino tejiendo la nueva empresa del Estado-Partido soviético y los planes geopolíticos de los enemigos de Roma, en el paño entero del Gran Designio…

Del cual, Alí Agca, con sus malignos patrones, no era sino un actor secundario en un drama que recién –entonces- estaba comenzando…”-

EN EL ANÁLISIS FINAL…

“Karol Wojtyla entró a la escena mundial como su Santidad, el Papa Juan Pablo II, y miró a cada uno de sus contendientes geopolíticos contemporáneos desde un punto de vista geopolítico. Porque había sido electo Papa como geopolítico. E ingresó en las filas de los líderes mundiales como el Servidor del Gran Designio…

Para Juan Pablo ese ministerio no conlleva gloria personal. Para él ya ha habido trabajo duro y mucho sufrimiento, y el futuro contiene la promesa del profundo sufrimiento y de pruebas por el fuego del desprecio y la enemistad. Aceptó todo eso libremente, es cierto, y conscientemente. Sin embargo, la vida de ningún Papa anterior fue más unitaria en su ímpetu que lo que ya ha sido la del Papa Wojtyla.

Por raza, por carácter, a través del entrenamiento y conducido por los acontecimientos de su vida…. Formado y alimentado por lo polaco de sus antepasados, y en la dura escuela de la Polonia estalinista, bajo la tutoría del Cardenal más grande de la historia de la Iglesia contemporánea, Stefan Wyszynski”.-

       He aquí el momento oportuno para concluir, en otro breve paréntesis, que por su formación y cultura, por el ámbito en el que desarrollaba su función eclesiástica, su combate permanente contra el Comunismo soviético y contra la otra cara de este: el Capitalismo pagano, salvaje y liberal, cosa que continuó combatiendo durante su largo pontificado… Karol Wojtyla no podía ser un “hereje modernista”. En lo que realmente eso significa.

    ¡Solo el odio y la ignorancia culpable… pueden sostenerlo!

“Los pactos históricos de lo polaco le proporcionaron una perspectiva geopolítica sobre todas las cosas humanas, cristalizando ese instinto geopolítico en María, la Madre de Jesús”.-

“En su escuela, Wyszynski le enseñó la lección perenne que los cristianos siempre han tenido que aprender: NO BUSCAR UN TERRITORIO EXCLUSIVO EN LA CIUDAD DEL HOMBRE, SINO ESTABLECER LA CIUDAD DE DIOS DENTRO DE LOS MISMOS MUROS DE ESA CIUDAD DEL HOMBRE.

De ahí la decisión de Juan Pablo de entrar en la contienda del –entonces en estado de gestación- Nuevo Orden Mundial…”-

“En todas partes y a  todos se presentaba como el Obispo de Roma y el único sucesor legal de Simón Pedro el Apóstol.  En todas partes –y viajó por noventa y dos naciones a lo largo y a lo ancho de cinco continentes- proclamaba la autoridad y el deber para aconsejar, amonestar y exhortar a todos los hombres, sin importar el credo o la raza o la ideología, acerca de sus deberes hacia Dios…

Era un líder mundial despojado de todo partidismo des-figurante, como alguien dotado de una mente omnicomprensiva, una rara astucia política, una gran agilidad diplomática, y como poseedor de un perfil internacional, quizá, con la más alta definición personal que alcanzara cualquier otro individuo en la historia escrita…”-

“En consecuencia, en la perspectiva del Papa Wojtyla, el Gran Designio del que él es el Servidor designado, es el proyecto de la divina providencia para hacer volver a los hombres a los valores que se derivan sólo de la creencia, de la religión y de la revelación divina”.-

“El suyo es un mensaje desagradable y, por el momento, una tarea ingrata. Tiene que advertir a sus contemporáneos de su convencimiento de que es inminente una catástrofe humana a escala mundial, de acuerdo con su información…”-

“Como Papa, como personificación de la Santa Sede, presidía sobre una organización eclesiástica constantemente declinante y decadente. La institución organizacional de su Iglesia católica romana estaba penetrada por los acostumbrados defectos eclesiásticos y diferencias humanas: herejías, cisma, inmoralidad sexual, codicia, orgullo, completo relajamiento de la creencia y de la práctica religiosa de hombres y mujeres…”-

“La Iglesia siempre –en sus diferentes épocas- ha conocido esto, y tiene sus remedios… Pero ahora el factor letal que mataba lentamente el alma del catolicismo era otra cosa…”-

“El elemento unificador de esa organización institucional mundial: el Papa. Su propia autoridad apostólica como detentador de las Llaves de Cristo confiadas solamente a Simón Pedro, ese elemento, habíase puesto de lado, diluido, eliminado por medio de explicaciones, descuidado o directamente negado por la mitad a dos tercios de los obispos de la Iglesia, para el momento en que Karol Wojtyla se convirtió en Papa en 1978”.

“Para esa época el grande y sucio secreto de la Iglesia romana era que ahora ésta consistía en Comunidades regionales y locales, todas hablando más o menos de los dientes hacia afuera con respecto a su unidad con el Papa y bajo el Papa, pero –y esto también lo denunció Nuestra Señora…- realmente trabajando intensamente para crear una serie de iglesias católicas moldeadas, y moldeadas según las varias culturas y políticas de las diferentes regiones”.

“Los días de Juan Pablo como Papa eran los días de la gran ilusión. LA UNIDAD CATOLICA HABIA DESAPARECIDO, PERO TODAVIA SE MANTENÍA LA FACHADA DE LA UNIDAD…”-

“Había otro y más siniestro elemento que complicaba su posición como Papa y Jefe de la Santa Sede: la presencia de una comprometida facción Anti-iglesia entre sus funcionarios eclesiásticos en toda su Iglesia, y su personificación en su propio ambiente vaticano.

En un sentido real, Juan Pablo era un Papa acorralado en su propio Vaticano. La oposición a él como Papa, con su mentalidad letal, había sido comparada por uno de sus inmediatos predecesores, como “el humo de Satanás invadiendo el Santuario y el Altar”…

Así pues… “Juan Pablo es un Papa que está esperando… Esa es la esencia de su acción. Y, mientras tanto, está ocupado en todas las autopistas y caminos secundarios a lo largo de los cuales se mueven desordenadamente los hombres de su época…”-

“Ellos han imaginado que su presente precipitación constituye las últimas etapas del camino hacia un nuevo orden mundial ya a la vista, una verdadera Ciudad del Hombre, construida por el genio del Hombre, para el Hombre…”-

“Juan Pablo está esperando, pero no  a que esa ciudad esté construida… Está esperando, más bien, un acontecimiento que dividirá la historia humana, separando bruscamente al pasado inmediato del futuro cercano…”-

Será un acontecimiento que estará a la vista de todos en los cielos, en los océanos y en las masas continentales de este planeta. Involucrará particularmente a nuestro sol humano, que cada día nace y brilla sobre los valles, las montañas y las llanuras de esta tierra para nuestros ojos. Pero el día de este acontecimiento, no aparecerá meramente como la estrella principal de nuestro así llamado sistema solar.

Más bien, será visto como la gloria que circunda a la Mujer a quien el Apóstol –San Juan- describe como “Vestida con el sol” y dando a luz a “un niño que gobernará a las naciones con un cetro de hierro”.- Pues…

AL FINAL, MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ…

     “Como acontecimiento, producirá un escisión, según la convicción de la fe de Juan Pablo, porque inmediatamente nulificará todos los grandes proyectos que las naciones están formando ahora, e introducirá el Gran Designio del Hacedor del hombre.

Entonces, habrá terminado la espera y el tiempo de vigilancia de Juan Pablo. Entonces comenzará su ministerio como Servidor del Gran Designio. Su fuerza de voluntad para mantenerse y continuar, y luego, cuando la escisión ocurra, para asumir ese ministerio, deriva directamente a la autoridad de Pedro, confiada solamente a Él, el día en que se convirtió en Papa, en Octubre de 1978. Esa autoridad, esa fuerza, está simbolizada en las Llaves de Pedro, bañadas en la sangre humana del Dios-Hombre, Jesucristo.

Juan Pablo es y será aquel día, el único poseedor de las Llaves de esta Sangre…”-

MALACHI MARTIN. “LAS LLAVES DE ESTA SANGRE”.

Nada más cabe decir. A no ser…

Que los Insondables Designios de Dios, como todo Misterio, sólo puede ser “desentrañado”: por quien tenga un alma pequeña y a su vez grande…

Pequeña en la sencillez de los niños. Grande en la nobleza  de un Amor sin condiciones…

Para los otros… Solo caben las sabias –aunque duras- palabras del Señor, cuando dijo:

“No arrojéis margaritas a los cerdos”…

Con esto doy por cumplida mi misión… La que me fue confiada por Nuestra Señora, desde hace…  Treinta y tres largos años de labor ininterrumpida: Para Anunciar y Denunciar….

Lo que he realizado a lo largo y a lo ancho… De la composición de Tres Libros  e innumerables conferencias, viajando aquí y allá…. “Derramando la sangre” por las venas de inenarrables sufrimientos…

Pues, que otra cosa es el dolor, sino un derramamiento de sangre que brota de las heridas interiores: de la incomprensión, la persecución, la soledad y el abandono…

Pero sobre todo, por medio del ofrecimiento de mi propia vida… La que me fue dada hace 66 años. Pues, precisamente, para esto nací…

(En la Introducción del Opúsculo editado el pasado año, se encuentra ampliada la referencia)

A mi entender, la Obra ya estaba concluida con el Opúsculo. El Último Libro de la Colección: “Instrumentos del Dios Altísimo. Los Profetas de María”. En sus Tres Tomos:

“El Fin de los Tiempos”…. “Apocalipsis, Canto de Esperanza”…. “Los Signos de los Tiempos en la Historia de la Salvación”, o sea, esta última Parte: el Opúsculo.

Pero la Divina Providencia me tenía reservada la composición de este Anexo…

En palabras de mi editor –hermano y amigo en el Señor– : “Si Dios te inspiró componer un Apéndice al Opúsculo –y La Madre está en ello- no me caben dudas de que algo faltaba…

Y faltaba lo que acabamos de presentarles. Es evidente que Dios no deja cabos sueltos… Porque todo tiene un hilo conductor histórico… Todo, su razón de ser.

Ni la Madre dejaría impune… el ataque al Papa de Su Secreto… Porque, si bien Ella es Madre de todos… También lo es de la Divina Justicia. Que es la auténtica MISERICORDIA.-

1-“Indudablemente no es un tradicionalista. Tampoco es un liberal progresista”…

2- “Estamos hablando de un Papa que es católico hasta los huesos y hasta el alma”

Dijo el Padre Malachi Martin. Pero fundamentalmente, JPII, fue el Elegido de La Madre para defender LAS LLAVES DE LA SANGRE DE SU DIVINO HIJO. Seriamente comprometidas…

Las que le fueron confiadas a Pedro.  El sencillo pescador de Galilea…

Lo hizo por amor a su “Pequeño Rebaño”, tan poco preparado… Para afrontar las consecuencias…  Que si Ella no hubiera intervenido… Para retrasar los acontecimientos…

Después de liquidar a Juan Pablo I, la Bestia de la Tierra, el Falso Papa: habría ya ascendido al Trono de Pedro… Y  gobernaría desde entonces… Junto con la Bestia del Mar: el A-C, en el Ancho Mundo…  ¿Y cómo habríamos hecho para afrontarlo…?

¡Si todavía hoy, no sabemos dónde estamos parados…! ¡En el Tiempo histórico del cumplimiento de todas las Profecías, desde los Antiguos Profetas…!

Entonces, a Él, a Juan Pablo II le debemos –con todo los peros… que Uds. quieran poner- que aún lo podamos contar… Porque María lo colocó a tiempo… en el Punto de inflexión de la Historia… Para otorgarnos a nosotros, el “Pequeño –y aún disperso- Rebaño”, un poco más de tiempo… Que ya está llegando a su definitivo Final intrahistórico.

ANTES DE LA NUEVA ERA ANUNCIADA POR TODOS LOS PROFETAS DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y LOS MISMOS APÓSTOLES DEL SEÑOR: EN LA METAHISTORIA.

Por lo que es justo, también, recordarles…. Que hay mucha información abundando en nuestros días por las Redes Sociales… Pero muy  poca formación… Leo y releo lo que me envían amigos y hermanos, y sólo algunos, contados con los dedos de una mano, dicen…

Aquello que mandó Cristo: “SI.SI. NO.NO. TODO LO DEMÁS…” Y sostienen en sus Artículos o videos: que Francisco no es el Papa legítimo de la Iglesia Fundada por Jesucristo, sobre la ROCA. Sino el Falso Profeta anunciado… Como corresponde a la Verdad.

Y por cierto, verdad con mayúsculas. Puesto que no estamos hablando de cualquier hereje más en la historia… ¡A ver si nos entendemos de una vez!

CRISTO NO PUDO HABERLE CONFIADO LAS LLAVES DE SU SANGRE A QUIEN NIEGA SU DIVINIDAD E INSULTA A SU MADRE… ENTRE OTRAS COSAS… (Baste leer todas sus predicas)

Y no hace falta, para reconocerlo: más que el sentido común… Además del ABC de la Doctrina Inmutable. Y por supuesto: EL AMOR A LA VERDAD. NO A CUALQUIER SUSTITUTO…

Los demás, sólo se limitan –al parecer, “tímidamente”- a señalar todos los errores y herejías de Francisco… Pero le llaman: Santo Padre, algunos; el Papa Francisco, otros; Jorge M. Bergoglio… ¡Pero no acaban de ponerle: el cascabel al gato! Y entonces…

NO SE TERMINAN DE ACLARAR LAS COSAS. Y seguimos confundidos… Por no asumir toda la Verdad Histórica: GÉNESIS- APOCALIPSIS. Y así llegar, en el recorrido histórico, al Cap. 13 del Libro Magno de las Revelaciones de Dios hechas a Su Discípulo Amado, San Juan.

Que es lo que hice hasta ahora, y desde que comencé a recorrer el camino de la Misión confiada, como mero Instrumento del Dios Altísimo: enseñar toda la Teología de la Historia, que une Principio y Fin. Para que todo se comprenda dentro de su justo contexto.

Pero claro, para eso hay que leer las Escrituras… Además de los buenos libros que algunos escriben pero pocos leen… Porque es más cómoda la síntesis…

Y  entonces constatar, si la abundancia de información circulante… concuerda o no con la Verdad Absoluta y Revelada.

O seguimos con la confusión que nos otorgan las verdades incompletas…

En las Sagradas Escrituras y en el Magisterio Auténtico –NO EL PARALELO- de la Iglesia, se encuentra la mayor información que se pueda tener.

JUNTO CON LA VERDADERA FORMACIÓN NECESARIA.

Y con esto, no acuso a nadie con el dedo. AL QUE LE QUEPA EL SAYO QUE SO LO PONGA…  PORQUE LO QUE ESTÁ EN JUEGO ES, NADA MÁS Y NADA MENOS: QUE LA SALVACIÓN ETERNA DE LAS ALMAS ¡QUE CRISTO COMPRÓ AL PRECIO DE SU SANGRE!

Así pues, a decir toda la Verdad o a callar… Porque sólo en la totalidad de la Verdad, se haya la verdadera libertad de espíritu, de la que Cristo habló. Al comprender, acabadamente: “de que va la película”… como decía mi amado Padre Castellani. ¡Mi Maestro!

       Porque ha llegado la hora… de estar unidos, no divididos… entre diversas opiniones y demás confusiones… ¡Sólo así prevaleceremos!

      Si bien la fe está regulada por una vivencia subjetiva, o sea, la propia espiritualidad: ¡LA VERDAD ES OBJETIVA Y ES UNA!

      Como así la crónica de los acontecimientos históricos es UNA, independientemente del condimento que cada uno le aderece… ¡Porque lo que es, es!

     Y bien, así como en la Obra ya Editada, transcribí toda la Doctrina de los Padres de la Iglesia, que la Iglesia no enseña… Así, a la luz de las revelaciones de este Apéndice: la Iglesia infiltrada y dividida, se entiende mucho mejor: por qué no se enseñó… el contenido del Libro de las Revelaciones: el Apocalipsis. Donde está todo lo expuesto, previamente Anunciado y Denunciado…

    ¡Que la Preciosísima Sangre del Divino Amor, nos cubra a todos y nos otorgue: la inteligencia para comprender… y la voluntad para resistir… Junto a Su Protección!

¡Que María Santísima, Nuestra Bendita Madre, nos conduzca de Su Mano hacia el Reino del Divino Amor! ¡El que Su Hijo tiene preparado y reservado, para los que hayan resistido hasta la sangre…!

      Y a los que persistan en su  obstinada e injusta posición, no objetiva, según la realidad… frente a todo lo aquí expuesto, los que continuarán… contribuyendo con la división del  Rebaño:

     ¡QUE LA MISMA SANGRE DERRAMADA POR EL DIVINO HIJO DE MARÍA: SE LOS DEMANDE…!

Ángela Eva Sánchez Aréchaga

                                                                                                                           13 de Febrero de 2019.

Se prohíbe su reproducción, parcial o total, sin la cita previa de su autor. Esto también preserva la verdad y la autenticidad.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

3 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.