Nuestros articulos

¿QUIÉN SERÁ ARRASTRADO POR EL ANTICRISTO?

Por Arturo Picatoste

Nadie en su sano juicio querría ser arrastrado por un tsunami, o engullido por un terremoto que abre la tierra bajo tus pies. Pero mucho menos, alguien consciente de la eternidad querrá ponerse en el lado malo de la balanza, jugar o acabar la partida en el bando del perdedor. El infierno eterno espera a quien se posicione del lado del anticristo. Será su elección. O con Cristo o contra Cristo. No hay más tela que cortar. Ahí no valen los grises. Vale morir en gracia de Dios o separado de Dios, en pecado.
No podemos decir que el Señor no nos haya advertido. En la revelación pública es muy claro. Los avisos son constantes:

“Vendrán muchos usurpando mi nombre, dirán: “Yo soy” y engañarán a muchos…” Mc.13,6.
“Pero os conozco, que no tenéis el amor de Dios en vosotros. Yo he venido en nombre de mi Padre y no me recibís; si otro viene en su propio nombre, a ése recibiréis. ¿Cómo podéis creer, cuando recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?” Jn.5,42-44.

El ladrón y salteador se caracteriza, pues, por dos cosas:
Viene en su propio nombre y engaña a muchos.
Es Pastor asalariado que no pasa por la puerta (que es la Palabra de Dios, no se ajusta a ella. Lo que importa es su palabra, no la Palabra (de Dios). Se sitúa por encima de ella y de la Santa Tradición, y por encima del Magisterio bimilenario). Rodea la puerta, salta la valla, y entra en el redil para hacer estragos. Está por encima del bien y del mal.
«El papa Francisco rompe las tradiciones católicas siempre que quiere, porque está ‘libre de afectos desordenados’. De hecho, nuestra Iglesia ha entrado en una nueva fase: con la llegada de este primer papa jesuita, está gobernada abiertamente por una persona y no por la autoridad de la Escritura solamente ni tampoco por sus propios dictados de Tradición más Escritura» (Fray Thomas Rossica, Asesor de Medios del Vaticano).

¿Quién será arrastrado por el anticristo?
Esta es la cuestión, mi querido Watson, ¿quién será arrastrado? La Palabra de Dios, a la que nos tenemos que ajustar, puerta por la que tenemos que pasar si queremos entrar en el Reino de los Cielos es nítida, no engaña a nadie: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. Mt.7,13-14.
Dios nos lo dice EN TONO IMPERATIVO, no como una sugerencia:
ENTRAD POR LA PUERTA ESTRECHA.
Sólo entrando por la puerta estrecha llegamos a la Salvación, y avisa el Señor, claramente, de que POCOS SON LOS QUE LA HALLAN.
Remedio clarísimo para no ser arrastrados por el anticristo:
ENTRAR POR LA PUERTA ESTRECHA porque ancho es el camino que lleva a la perdición y muchos lo siguen.

¿Te ofrecerá el anticristo una puerta estrecha o un camino ancho?
Escucha lo que nos advierte el doctor de la Iglesia San Juan de la Cruz:

“Si en algún tiempo, hermano mío, le persuadiere alguno, sea o no prelado, doctrina de anchura y más alivio, no la crea ni abrace, aunque se la confirme con milagros, sino penitencia y más penitencia y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere llegar a poseer a Cristo, le busque sin la cruz”.

¿Te ofrecen doctrina sin la cruz? No la sigas, no es de Dios.
¿Te ofrecen doctrina ancha sin penitencia y más penitencia y desasimiento del pecado…? No le sigas, ni aunque te quieran convencer con milagros.
Pero todo se resume al final en una cosa: el amor a la Verdad.
Sólo quien ame la Verdad más que su propia vida, podrá desenmascarar al anticristo y resistirlo, a pesar de sus seducciones y engaños hipnóticos. Los que se pierdan será por su falta de amor a la Verdad, por haber preferido anteponer sus propias concupiscencias y hayan elegido auto engañarse a sí mismos:

“Al presentarse este sin-ley con el poder de Satanás hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira para engañar y pervertir a todos los que han de perderse, a los que no aceptaron el amor de la verdad que los habría salvado. Por eso Dios les está enviando las fuerzas del engaño dejando que crean en la mentira. Así serán condenados al fin todos los que no quisieron creer en la verdad porque les gustaba más el mal”. II Tes.2, 9-11.

¡Qué terrible realidad! Ser arrastrados por el error, por la mentira, por el engaño del enemigo. Y todo por no haber aceptado el amor de la verdad que a uno le habría salvado.
De nuestra adhesión a la Verdad dependerá nuestra Salvación eterna, el ser o no arrastrados por el anticristo. Y esto lo reflexionamos ahora que nos quieren hacer creer que todas las religiones son igualmente válidas y queridas por Dios.
Por eso la Palabra de Dios nos da de inmediato la clave que hemos de seguir si es que ya estamos en la Verdad: Perseveren en la fe.

“Pero nosotros tenemos que dar gracias en todo momento por ustedes, hermanos amados por el Señor, pues ustedes son la parte de Dios y fueron elegidos para que se salvaran mediante la fe verdadera y fueran santificados por el Espíritu. Con este fin los llamó mediante el Evangelio que predicamos, y los destinó a compartir la gloria de Cristo Jesús, nuestro Señor.
Por lo tanto, hermanos, manténganse firmes y guarden fielmente las tradiciones que les enseñamos de palabra o por carta. Que los anime el propio Cristo Jesús, nuestro Señor, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado dándonos en su misericordia un consuelo eterno y una esperanza feliz. El les dará el consuelo interior y los hará progresar en todo bien de palabra o de obra”. II Tes.2,13-17.

Lo dicho: no hagamos caso de falsos maestros que se ponen por encima de la Palabra de Dios y de la Santa Tradición, y del Magisterio Bimilenario, atreviéndose a cambiar la sana doctrina por doctrinas apoyadas nada más que en ellos mismos. Maestros que no aman la Verdad ni la hacen amar ni respetar. Que meten en el mismo saco el error y la Verdad, haciendo de nuevo el lío a la madeja que Cristo vino a deshacer (Cristo vino a deshacer las obras del diablo I.Jn 3,8).
Quien ame su vida más que la Verdad, la perderá, será arrastrado por el anticristo. Urge conocer la Verdad, pero la plena, no las medias verdades tan de moda hoy en día.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

Leave a Comment