Actualidad Nuestros articulos

HA MUERTO EL PAPA, BENEDICTO XVI

Queridos hermanos en la fe, el Papa, Benedicto XVI, ha muerto hoy, viernes 31 de diciembre de 2022.

Ha muerto el último día del año, como un claro preanuncio de Dios, de que viene un tiempo nefasto y oscuro. Ha muerto el día de la Virgen, sábado, víspera de María, Madre de Dios, y en el santoral de un papa, San Silvestre. Y ha muerto el día en que la primera lectura de la Misa, de la I Carta de San Juan, nos avisa de que viene el Anticristo, y de que estemos atentos los que, por pura gracia, conocemos la verdad de lo que está pasando en la Iglesia desde febrero de 2013.

Ha muerto el hombre que quería dedicarse, desde su ordenación sacerdotal al estudio teológico, pero que fue nombrado obispo. El hombre que quería dedicarse a la oración, pero que fue creado cardenal. El hombre que quería pasar desapercibido, pero al que llamó Juan Pablo II para ser guardián de la ortodoxia, como Prefecto de la Doctrina de la Fe. El hombre que quería volver a Baviera tas su jubilación, pero que fue elegido Papa de la Iglesia. El hombre que quería reinar desde la humildad, pero al que le dieron un golpe de Estado los mismos que le hicieron la vida imposible a Pablo VI, los mismos que asesinaron a Juan Pablo I y los mismos que atentaron contra la vida de Juan Pablo II en tantas ocasiones, los deicidas, los hijos de la viuda, la Sinagoga de Satanás. Ha muerto el hombre odiado por lefebvristas y modernistas.

Ha muerto el Papa que simuló su renuncia, haciéndola inválida, para confundir a los enemigos de la Iglesia, quedándose como papa reinante, mientras el Sinagoga de Satanás usurpaba el trono de Pedro y contribuía a separar el trigo de la cizaña.

Queridos hermanos, estamos en sede vacante, porque Bergoglio no es Papa. Él es el “intruso” del que nos habló Ana Katalina Emmerick, el usurpador del que habla el Tercer Secreto de Fátima, el motor de la apostasía de la Iglesia, que, en su parte putrefacta, se transformará en la Gran Prostituta del Apocalipsis, vestida del rojo y de la púrpura de los cardenales y obispos que defeccionen, la que se prostituirá con el mundo y con las falsas religiones, persiguiendo a los santos y embriagándose con su sangre.

Pero, hermano, no estamos huérfanos… Nosotros estamos en el corazón de la Mujer vestida del Sol. El Espíritu Santo guiará a la Iglesia, al resto fiel que no se someta a las abominaciones de Bergoglio, como guiaba a Israel la columna de fuego. Y será protegida por María Santísima Inmaculada, como la nube protegía a Israel del sol justiciero de la Ira de Dios, en su tránsito por el desierto.

Se está acabando el tiempo de la Misericordia, el tiempo de descuento del pontificado de Benedicto. Y quien no quiera pasar por la puerta estrecha del arrepentimiento y de la conversión deberá someterse a la Justicia de Dios.

La Virgen del Carmen nos avisó en Garabandal, cuando murió Juan XXIII, de que faltaban cuatro Papas, y después comenzaría el fin de los últimos tiempos. Tras Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI, ahora comienza el tiempo final. Quitado el katejos, el poder que frena, ahora Bergoglio y la masonería eclesiástica tienen el camino franco para actuar, y Dios lo permitirá. Vienen ahora la apostasía desenfrenada, el Anticristo, el cese del sacrificio perpetuo, la abominación desoladora, la persecución de la Iglesia fiel (la Gran tribulación) y, finalmente, la Parusía de Cristo y el Juicio de las Naciones.

Ojalá Benedicto haya dejado su testamento en buenas manos, y que en él haya puesto por escrito lo que tantos sabemos: que él era el Papa, que le dieron un golpe de Estado (preparado desde que en 1963 se entronizó a Satanás en la Capilla de Pablo VI del Vaticano), que Bergoglio no lo es, y que Benedicto se encontraba en sede impedida desde febrero de 2013. Si es así, el cisma se producirá ipso facto. Si no, el cisma se producirá cuando un resto de la Iglesia se niegue a aceptar las barbaridades que se quieren aprobar en el Sínodo de la Sinodalidad, preparado por Bergoglio para subvertir la doctrina de la Iglesia.

Dediquémonos a la oración, recemos sin cesar el Santo Rosario, frecuentemos los sacramentos en la Iglesia, que los administrará válida y lícitamente hasta que se produzca el cisma, imploremos a María Santísima para que nos guarde en su Inmaculado Corazón, como guardó a los apóstoles en el Cenáculo, porque, herido el pastor, se dispersarán las ovejas. No caigamos en las tentaciones del lefebvrismo, o de seguir a D. Minutella y su secta (que quiere entronizarle como Pedro Romano), porque Pedro Romano será elegido por el Cielo, en su momento.

Hermanos, tiempo de luto por lo que viene al mundo y a la Iglesia. Pero seamos luz de Cristo en estos momentos en que la confusión reinará, en que muchos seguirán al lobo que quedará rigiendo la Iglesia y a quien, hasta que les desbarranque hacia el abismo, se atarán por respetos humanos, por no haber amado la Verdad que les hubiera salvado.

Unidos a María Santísima nada hemos de temer, porque Ella le pisará la cabeza a la serpiente, ahora que se muerde la cola y abraza el mundo y la Iglesia.

About the author

mm

Juan Suárez Falcó

"Un cántico nuevo (Apoc. 14, 3)"
juan.suarez@comovaradealmendro.es

.

11 Comments

  • 3º Secreto de Fátima:
    «Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Angel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Angel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: ‘algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él’ a un Obispo vestido de Blanco ‘hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre’. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue MUERTO POR UN GRUPO DE SOLDADOS que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Angeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios».

    Apocalipsis 13,9: El que pueda entender que entienda.

    Non Nobis.

    • la visión del Tercer Secreto de Fátima, relativa a un papa saliendo de Roma entre cadáveres que va a morir mártir en el exilio tenía que darse en la persona de Juan Pablo II. La Virgen le dijo al padre Gobbi en un mensaje titulado «El papa de mi Secreto» que era JPII ese papa. Al atrasarse todo un papado, los acontecimientos no tenían por qué darse de la misma forma en la persona de Benedicto. Y no se han dado.

  • Solo para decir que si Bergoglio fue elegido Papa es porque Dios en su sabiduría infinita así lo quiso o lo permitió, por lo demás, el Papa Francisco deberá hacerse cargo ante Dios de sus acciones y omisiones.

    • Todo lo que llevamos escribiendo en esta web desde que la fundamos hace años ha sido para explicar que Dios no aceptó la renuncia de BXVI, porque era nula, y que, por tanto, el papa era Benedicto XVI y Bergoglio un usurpador del papado (como mínimo)

  • El año 2023 ha tiempo que está señalado y percibido como ANNUS DEMONII. Y en efecto que asi va a ser, Manu Cristus mediante, de la JUSTICIA y los castigos tantas veces advertidos. Veremos cúanta misericordia habrá, que es claro que POCA y para pocos. Ni el AVISO merecen la gran mayoria. Dios nos ilumine. EL FIN .

    • Desde luego, comenzamos ya el fin de los últimos tiempos. Parece claro que todo se va a precipitar rápido a partir de ahora (motu in fine velocior)

  • Lo de pedro romano me hace creer que su credibilidad no es la que sugiere el resto de su escrito. Lástima.

    • Hay varias profecías privadas que hablan claramente de que el último Papa, como el primero, será elegido directamente por el Cielo. Por eso se pondrá por nombre Pedro, un nombre que nunca antes un Papa se atrevió a ponerse. Y guiará al resto fiel entre tribulaciones hasta la Parusía de Cristo.

  • Un matrimonio de Andalucía, recién consagrados a la Preciosísima Sangre de Jesucristo, reciben desde hace años locuciones interiores de Jesús y de María.

    En este mensaje que Jesús ha encomendado a estos hermanos, esta misma mañana, para ser divulgado con cierta urgencia, Jesús ilumina los acontecimientos que hoy se han generado para su Iglesia y el mundo entero.

    Fran

    ☆☆☆

    ORACIÓN 31-12-2022
    (En casa)

    [En casa, delante de la imagen del rostro del Cristo Agonizante, poco después de la noticia en
    los medios de comunicación de la muerte de Benedicto XVI]:

    Jesús :

    Hija mía, mira mi rostro bañado en lágrimas y sangre que discurren por él ante lo que sucede y
    sucederá.
    Siembran el desconcierto y el miedo entre mis pequeños, hija. ¡Cuánto dolor!, ¡Cuánto dolor
    viene al mundo! Orad por mi querido hijo Benedicto en su pasión y aislamiento, vivirá entre
    lobos y su desvalimiento será inmenso. Manejarán a mis hijos como una masa inerte sin
    criterio, sin razón. Son muy pocos los despiertos. Orad para que vayan siendo más. Los que
    estáis vigilantes alertad a mis otros hijos, pero sin escandalizar, sin mover sentimientos de odio
    ni animadversión. Ha de ser todo desde la Paz que da el Amor de Dios…
    [En este momento empezaron a sonar campanas de una iglesia cercana tañendo a muerto…]
    No hagas oídos a ese toque de difuntos que oyes. ¡Pobres hijos míos! ¡Son víctimas del engaño
    y no se dan cuenta! Orad hija, mi niña, ofreced oración y sacrificios, porque el mal ya está
    desencadenando todo el odio y la perversión. Tienen prisa, saben que pronto vendré y esta vez
    no será para morir en una cruz, sino para reinar en todo el mundo.
    El dolor de las espinas se intensifica, mi Sagrado Corazón estalla en un sufrimiento intenso y
    profundo, pues se está gestando una gran catástrofe en mi Iglesia… Y mis hijos solo se
    preocupan de la Nochevieja, del gozo vano, del vacío. Pequeña mía, mira mi rostro agonizante,
    no es más que el reflejo de la pasión mística que espera a mi Iglesia. Pocos son los despiertos,
    pero mi mirada de Amor abarca a todos mis pobres hijos que son manipulados sin piedad.
    ¡Que vacío habita en el mundo! Las gracias y dones que derrama mi Santo Espíritu son
    despreciados, olvidados y cambiados por los de este mundo, que son vacíos, temporales, y que
    solo llevan a la ausencia de la vida eterna.
    Orad hijos, porque el tiempo ha comenzado. Mi agonía se agudiza y con ella la de mi Iglesia.
    ¡Venid a mí benditos de mi Padre!
    Vivid esta noche fuera del mundo, dedicadla a la oración, dirigid vuestras ofrendas al Cielo, que
    con verdadero anhelo espera vuestras peticiones. Cada plegaria que llega en estos momentos
    es oro, porque sale de vuestros corazones en una íntima unión a mi Sagrado Corazón. El poder
    de la oración es inmenso, unida a la de la Iglesia de todos los tiempos, del pasado, del presente
    y del futuro, en la Comunión de los Santos. Mi Padre la recibe con las manos abiertas y el
    corazón henchido de ternura ante sus hijos orantes y fieles, que pronuncian su Santo Nombre
    con veneración y toman mi Sagrado Cuerpo con unción y respeto.
    Nuestra Santísima Madre vela junto a vosotros y os cubre con su manto. Nada temáis hijos,
    nuestro Padre oye a los que claman su Santo Nombre.
    Os bendigo en nombre de la Santísima Trinidad.
    Vuestro Jesús.

    • Benedicto estaba ya moribundo en sus últimas fotos. Impedido para andar y casi hablar. Dicho por gente externa que le conoce íntimamente y que le ha visitado. La visión del tercer secreto correspondía a JPII. Se lo dijo la Virgen al padre Gobbi. Le dijo tb que todo iba a ocurrir a finales del s. XX y que él era el papa del tercer secreto. Y al atrasarse todo, eso no se ha dado en Benedicto. Las profecías cambian según las circunstancias humanas.

  • San Pedro y San Pablo eligen al nuevo Papa el dia de la Parusía…

    Venerable Elizabeth Canori-Mora

    «… El cielo estaba cubierto de nubes tan densas y lúgubres que era imposible mirarlas sin consternación… El brazo vengador de Dios golpeará a los malvados, y con su poderoso poder castigará su orgullo y presunción. Dios empleará los poderes del infierno para el exterminio de estos impíos y herejes que desean derrocar a la Iglesia y destruir sus cimientos. ….

    «Innumerables legiones de demonios invadirán la tierra y ejecutarán las órdenes de la Justicia Divina… Nada en la tierra será perdonado. Después de este espantoso castigo, vi abrirse los cielos, y a San Pedro descender de nuevo sobre la tierra; estaba revestido de sus vestiduras pontificias, y rodeado de un gran número de ángeles, que entonaban himnos en su honor, y lo proclamaban soberano de la tierra. Vi también a San Pablo descendiendo sobre la tierra. Por orden de Dios, atravesó la tierra y encadenó a los demonios, a los que llevó ante San Pedro, quien les ordenó volver al infierno, de donde habían venido.

    «Entonces apareció sobre la tierra una gran luz que era el signo de la reconciliación de Dios con los hombres. Los ángeles condujeron ante el trono del príncipe de los Apóstoles al pequeño rebaño que había permanecido fiel a Jesucristo. Estos buenos y celosos cristianos le manifestaron el más profundo respeto, alabando a Dios y dando gracias a los Apóstoles por haberlos librado de la destrucción común, y por haber protegido a la Iglesia de Jesucristo no permitiendo que se infectara con las falsas máximas del mundo. San Pedro eligió entonces al nuevo Papa. La Iglesia se organizó de nuevo…»

    (Profecía de la Venerable Elizabeth Canori-Mora (m. 1825) recogida en el libro del P. Culleton Los Profetas y Nuestro Tiempo, Imprimátur de 1941 d.C.)

    San Pedro y San Pablo bajan del Cielo

    Beata Ana María Taigi

    «Después de los tres días de oscuridad, San Pedro y San Pablo, habiendo bajado del Cielo, predicarán en todo el mundo y designarán un nuevo Papa. Una gran luz saldrá de sus cuerpos y se posará sobre el cardenal que se convertirá en Papa. El cristianismo, entonces, se extenderá por todo el mundo.

    «Él es el Santo Pontífice, elegido por Dios para resistir la tormenta. Al final, tendrá el don de los milagros, y su nombre será alabado en toda la tierra. Naciones enteras volverán a la Iglesia y se renovará la faz de la tierra. Rusia, Inglaterra y China volverán a la Iglesia».

    (Profecía de la Beata Ana María Taigi -1769-1837 d.C.-, beatificada por el Papa Benedicto XV en 1920).

    El Escorial-18-12-1981

    Todos los enemigos de la Iglesia, visibles y desconocidos, perecerán en toda la Tierra durante esta oscuridad universal con excepción de algunos que se conviertan.

    Cuando esto suceda San Pedro y San Pablo intervendrán para elegir un nuevo Papa. Mira (Aquí, Amparo ve la Tierra envuelta en llamas, muchos muertos y la mayor parte de los edificios hundiéndose), se verá la Tierra en vuelta en llamas, se hundirán numerosos edificios de la tierra y el cielo parecerá que está agonizando. Millones de hombres morirán por el hierro; unos en guerra, otros en lucha, otros millones perecerán de muerte imprevista. Esto ocurrirá cuando parezca que la Iglesia ha perdido los medios humanos de hacer frente a la persecución…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: