Actualidad Nuestros articulos Sin categoría

COVID-19 Y FIN DE LOS TIEMPOS

mm

Juan Suárez Falcó

Queridos hermanos en la fe.

Han pasado algunas semanas desde el estallido del Covid-19 en todo el mundo. Desde Comovaradealmendro queremos hacer una reflexión en voz alta, para ayudar a los angustiados y preocupados por las olas del mundo, porque se empiezan a cumplir los acontecimientos profetizados, de los que venimos advirtiendo desde hace años en nuestra web:

a. Parece claro que la aparición del virus se debe al Nuevo Orden Mundial. No parece casual que todos los chinos residentes en el mundo estuvieran en ese momento en China celebrando el nuevo año chino (de la rata ¡!), y que Wuhan sea el núcleo de las comunicaciones aéreas de toda China y, por ende, de Asia. Al diseminarse en Wuhan, muchos de esos ciudadanos chinos, residentes en el extranjero, volvieron a sus casas por todo el mundo infectados, listos para contagiar el virus en sus países de residencia.

b. No se cerraron las fronteras en las primeras semanas, para que el virus se pudiera difundir debidamente por Asia y Europa, como ha ocurrido.

c. Para saber quién es al autor de una acción tenemos siempre que preguntarnos, como los antiguos romanos, ¿Qui prodest?, es decir, ¿A quién beneficia? El beneficiado será el autor de la misma, casi siempre. Pues bien, este virus está teniendo cinco derivadas, todas ellas óptimas para provocar el caos mundial que el Nuevo Orden Mundial masónico y anticristiano necesita para imponer el Gobierno mundial:

    1. Está perfectamente diseñado en laboratorio para contagiarse muy rápido y afectar a la respiración, lo que provocará un colapso rápido de los servicios hospitalarios en todo el mundo.
    2. La gente obedecerá de manera aborregada y asustada; y decidirá ceder sus libertades para que alguien las salve.
    3. Crearán un crack económico mundial, que van a conseguir pronto. Hoy la bolsa ha caído en todo el mundo. En España un 14%, después de otro 10% los días previos. Ocurre en todo el orbe. El petróleo ha caído a mínimos históricos y eso puede provocar que la Rusia de Putin, que depende del petróleo, invada Europa, aprovechando su debilidad, como advirtió la Virgen en Fátima, Garabandal, D. Bosco, San Maximiliano Kolbe, la Virgen al Padre Gobbi, la vidente francesa estigmatizada Marie Julie Jahenny, Santa la Biblia en Ezequiel 38, etc. La misma frase de Ezeq., 38, 13, dicha por los españoles de Tharsis habla por sí sola: ¿A saquear has venido? Recuerden también que las almas le dijeron a Maria Simma que antes de la Parusía habría un gran crack económico mundial (1). Y que la pastorcita Jacinta de Fátima veía a multitudes hambrientas vagando por los campos, llorando sin nada que comer…
    4. Están diciendo que el dinero metálico contagia el virus, por lo que forzarán a que desaparezca y se usen otros medios alternativos de pago. ¿El chip tantas veces elucubrado?
    5. Finalmente, lo están usando como excusa para prohibir misas y sacramentos, lo que nos permite ver sin equivocación alguna la cola serpentina del diablo detrás de todo esto. Con una Iglesia tibia y en gran parte apóstata, la Iglesia se ha sometido servilmente a las instrucciones civiles, provenientes de la masonería. Hace unos días, el periodista italiano Paolo Brosio informaba que la medida en Italia de cierre de todas las Iglesias la había tomado la masonería eclesiástica por orden de la masonería civil (con Conte como brazo ejecutor en el gobierno italiano), tan infiltrada en la CEI y evidentemente impulsada por Bergoglio, el usurpador del trono petrino, justamente cuando se cumplen siete años de la usurpación del papado. Mucho me temo que la Conferencia Episcopal Española, tibia donde las haya, haga lo mismo. Hacer esto en Cuaresma y Semana Santa es un triunfo blasfemo de la masonería civil y eclesiástica, que debe estar riéndose lo suyo. Y una rendición de las armas de la Iglesia, que, lejos de multiplicar horas santas, adoración al Santísimo, misas, actos penitenciales, procesiones y rogativas, etc., sucumbe al miedo y a los respetos humanos y se dispone, solidaria ella, a cerrar las Iglesias, única fuente de salud y salvación para los hombres.

Como vemos, el Covid-19 y la propaganda del miedo insuflada por todos los cuernos o medios de comunicación en manos de la masonería, beneficia claramente a la creación del Nuevo Orden Mundial (la ONU – corazón de las tinieblas – a través de la OMS, que cada día da mensajes más alarmantes a favor de que los Estados tomen medidas más agresivas). Se trata de conseguir un caos formidable: crack económico mundial, hambre, inseguridad, paro, miedo, guerras, problemas de salud, eliminación del dinero…. que haga que la gente se eche en manos de la ONU, de un Gobierno mundial y de un líder carismático que emergerá pronto dando soluciones humanas a todo esto: traerá medicinas, comida, vacunas, parará la guerra y será aclamado como Emperador del mundo, encandilando a las religiones, a las que acusará de haber provocado muchos conflictos históricos por su exclusivismo. Sobre todo, a la Iglesia católica.

Esa persona genial será el Anticristo. Y su falso profeta, el falso papa que gobierna la Iglesia católica (Bergoglio o su sucesor), se someterá a él, al que aclamarán como Rey del Mundo, el Mesías.Hermanos, comienzan los dolores de parto. Era de esperar, pues BXVI, el papa reinante, está muy mayor y aún tiene que salir de Roma, según la visión del tercer secreto de Fátima. Tengan cuidado que nadie les engañe porque es probable que pronto digan que ha muerto, para tenerle en realidad confinado y silenciado y que no pueda volver a hablar para proteger el magisterio de la Iglesia, como hizo recientemente de manera exitosa en defensa del celibato hace escasas semanas.

Aunque venga todo esto, que ya sabíamos, nosotros los católicos tenemos que observar estas cosas con sosiego y cierta lejanía. Estamos en el mundo, pero no somos del mundo. Refugiémonos en los sacramentos, mientras los haya (luego habrá que buscar curas fieles que nos los administren, aunque sea en las catacumbas) y en el Inmaculado Corazón de María. Rosario, ayuno, adoración y la mirada puesta en lo sobrenatural, no en las preocupaciones mundanas, que, como cantos de sirena siempre nos tentarán para provocarnos miedo y acedia.

Es la hora de las tinieblas, que se enseñorearán del mundo. Pero el diablo sabe que le falta poco tiempo y que ya ha sido vencido.

Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío. Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía. Bendito San José, auméntanos la fe.

 

NOTA.  (1). MARÍA SIMMA, “Sáquennos de aquí”: “¿De qué otras maneras podría estar advirtiéndonos Dios en estos años?

—Los desastres son advertencias, tanto los provocados por la naturaleza como los que son a causa de los hombres, por ejemplo, terremotos, hambrunas y plagas diversas, de las cuales el SIDA no es la última. No hay nadie que pueda negar que esto esté pasando. ¡Está pasando con una sorprendente regularidad! Pero para lo que muy pocos de nosotros estamos preparados es para un colapso económico total…

About the author

mm

Juan Suárez Falcó

"Un cántico nuevo (Apoc. 14, 3)"
juan.suarez@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: