Sin categoría

SAN FRANCISCO DE SALES, EL SANTO DE LA DULZURA

SAN FRANCISCO DE SALES, OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA
(1567-1622)

Hoy celebramos la  memoria de san Francisco de Sales, obispo de Ginebra y doctor de la Iglesia. Considerado patrono de los periodistas y escritores, desde nuestra página queremos rendirle este pequeño homenaje, por ser un gran santo del que podemos aprender, especialmente, las virtudes de la paciencia y de la dulzura.

Verdadero pastor de almas, hizo volver a la comunión católica a muchos hermanos que se habían separado y con sus escritos enseñó a los cristianos la devoción y el amor a Dios. Fundó, junto con santa Juana de Chantal, la Orden de la Visitación, y en Lyon entregó humildemente su alma a Dios el 28 de diciembre de 1622. Fue sepultado en Annecy, en Francia, en este día (1622).

Rasgos:
– Se dice que escribía de día hojas clandestinas y la metía por debajo de las puertas, de noche. Por esa razón, se ganó el premio “patrono de los periodistas”.
– Escribía como un ángel. De forma, que los franceses lo tienen entre sus clásicos de literatura.
– Nacido en los Alpes, en el castillo saboyano de Sales. Familia exquisita. Le llevan a estudiar a la universidad de París. Luego a Padua. Canónigo de Annecy, obispo auxiliar de Ginebra, líder de debates con los protestantes, apóstol de la región de Chablais.
– Vuelve a París, trata con san Vicente de Paul, en todas partes se le recibe con entusiasmo.
– Hay un libro: “Introducción a la vida devota” (hemos compartido el enlace en pdf para descargar al final de este artículo), que contó cuarenta ediciones ya en vida del autor. Un libro muy recomendado como lectura espiritual.
– Hay una amistad que no se puede olvidar: la que mantuvo con Juana Chantal; con ella fundó la Orden de la Visitación.
– Una virtud: la dulzura de este hombre, de quien dicen que en su juventud tenía tan mal genio.
– Respecto a esto, es una constante en la biografía de todo santo su lucha ascética a fin de aumentar su capacidad de autodominio. Pero para demostrar que esta virtud no se consigue de la noche a la mañana, he aquí un detalle precisamente referida a nuestro santo:
Se cuenta que al hacerle al autopsia, le encontraron su hígado endurecido como un piedra. Esto se explica por la enorme violencia que tuvo que hacerse este hombre de fuerte carácter para hacerse y aparecer amable, delicado y bondadoso en el trato.
– San Francisco de Sales escribió: “No nos enojemos en el camino unos contra otros; caminemos con nuestros hermanos y compañeros con dulzura, paz y amor; y te lo digo con toda claridad y sin excepción alguna: no te enojes jamás, si es posible; por ningún pretexto des en tu corazón entrada al enojo”

Etimología: Francisco = Aquel que porta la bandera, es de origen germánico.

Fecha de canonización:
Canonización: 19 de abril de 1665 por el Papa Alejandro VII.

Atributos o iconografía:
Está representado en edad madura como un hombre calvo y barbudo con sobrepelliz y sin mitra, aunque es obispo. A veces está representado de pie o arrodillado entregando el libro de la Regla a Santa Juana Francisca de Chantal. Su atributo característico es un corazón traspasado, rodeado con una corona de espinas y a veces un corazón inflamado.

Otras informaciones:
La Congregación Salesiana la fundó San Juan Bosco. Quien se inspiró en la figura de San Francisco de Sales para dar nombre a su congregación “Sales-ianos”. Lo tomó como como paradigma y modelo Don Bosco, porque lo consideraba como el “Santo de la Dulzura”.

LA ORACIÓN MATUTINA SEGÚN SAN FRANCISCO DE SALES

¿Quieres aprender a hacer oración por la mañana? San Francisco de Sales te enseña cómo
En su libro, Introducción a la vida Devota, este gran Santo nos enseña 4 sencillos pasos para la oración matutina

 De las oraciones, la primera es la que se hace por la mañana, como una preparación general para todas las obras del día. Las harás de esta manera:
1. Da gracias y adora profundamente a Dios por la merced que te ha hecho de haberte conservado durante la noche anterior; y, si hubieses cometido algún pecado, le pedirás perdón.
2.  Considera que el presente día se te ha dado para que, durante el mismo puedas ganar el día venidero de la eternidad, y haz el fiRrme propósito de emplearlo con esta intención.
3.  Prevé qué ocupaciones, qué tratos y qué ocasiones puedes encontrar, en este día de servir a Dios, y qué tentaciones de ofenderle pueden sobrevenir, a causa de la ira, de la vanidad o de cualquier otro desorden; y, con una santa resolución, prepárate para emplear bien los recursos que se te ofrezcan de servir a Dios y de progresar en el camino de la devoción; y, al contrario, disponte bien para evitar, combatir o vencer lo que pueda presentarse contrario a tu salvación y a la gloria de Dios. Y no basta hacer esta resolución, sino que es menester preparar la manera de ejecutarla. Por ejemplo, si preveo que tendré que tratar alguna cosa con una persona apasionada o irascible, no sólo propondré no dejarme llevar hasta el trance de ofenderla, sino que procuraré tener preparadas palabras de amabilidad para prevenirla, o procuraré que esté presente alguna otra persona, que pueda contenerla. Si preveo que podré visitar un enfermo, dispondré la hora y los consuelos pertinentes que he de darle; y así de todas las demás cosas.
4.  Hecho esto, humíllate delante de Dios y reconoce que, por ti misma, no podrás hacer nada de lo que has resuelto, ya sea para evitar el mal, ya sea para practicar el bien. Y, como si tuvieses el corazón en las manos, ofrécelo, con todas tus buenas resoluciones, a la divina Majestad y suplícale que lo tome bajo su protección y que lo robustezca, para que salga airoso en su servicio, con estas o semejantes palabras interiores: «Señor, he aquí este pobre y miserable corazón que, por tu bondad, ha concebido muchos y muy buenos deseos. Pero, ¡ay!, es demasiado débil e infeliz para realizar el bien que desea, si no le otorgas tu celestial bendición, la cual, con este fin, yo te pido, ¡oh Padre de bondad!, por los méritos de la pasión de tu Hijo, a cuyo honor consagro este día y el resto de mi vida». Invoca a Nuestra Señora, a tu Ángel de la Guarda y a los Santos, para que te ayuden con su asistencia.
Mas estos actos, si es posible, se han de hacer breve y fervorosamente, antes de salir de la habitación, a fin de que, con este ejercicio, quede ya rociado con las bendiciones de Dios, todo cuanto hagas durante el día. Lo que te ruego, es que jamás dejes este ejercicio.

FRASES DE SAN FRANCISCO DE SALES

El santo de la amabilidad, estas son sus mejores frases:

1-Nunca tengas prisa; haz todo tranquilamente y con un espíritu tranquilo. No pierdas tu paz interior por nada en absoluto, incluso si todo tu mundo parece molesto.
2-No desees ser nada más que lo que eres, e intenta serlo perfectamente.
3-Una pelea entre amigos, cuando se compone, añade un nuevo lazo a la amistad.
4-A través de la devoción, tus cuidados familiares se vuelven más pacíficos, el amor mutuo entre marido y mujer se hace más sincero, el servicio que le debemos al príncipe más fiel, y nuestro trabajo, sea lo que sea, se vuelve más agradable y placentero.
5-No pierdas coraje al considerar tus propias imperfecciones.
6-Nunca hubo un hombre enojado que pensara que su ira era injusta.
7-Ten paciencia con todas las cosas, pero, ante todo, contigo mismo.
8-Haz amigos con los ángeles, que aunque invisibles, están siempre contigo.
9-Retirate en varias ocasiones a la soledad de tu propio corazón, aunque estés comprometido externamente en discusiones o transacciones con otros, y habla con Dios.
10- Nada es tan fuerte como la dulzura, y nada es tan noble como la verdadera fuerza.
11-Rebuscar los defectos ajenos es signo de no ocuparse de los propios.
12-Tenemos que permanecer en la barca en que estamos mientras dura el trayecto de esta vida a la otra. Y debemos hacerlo de buen grado y con amor; porque, aunque algunas veces no haya sido la mano de Dios la que nos ha puesto allí, sino la de los hombres, una vez en la barca, estamos allí porque Dios lo quiere, por lo que debemos seguir en ella de buena gana y con gusto.
13-Nunca debemos subestimar a ninguna persona. El obrero no quiere que su obra sea despreciada en su presencia. Ahora Dios está presente en todas partes, y cada persona es Su obra.
14-El verdadero progreso se mueve silenciosa y persistentemente sin previo aviso.
15-Dios prefiere nuestra fidelidad en las cosas pequeñas que nos encomienda, mucho más que el ardor por las grandes que no dependen de nosotros.
16-No nos lamentemos, esforcémonos por someternos mansamente a la voluntad de Dios cuando lleguen «esas pequeñas molestias diarias».
17-Al mirar a Dios en la meditación, toda tu alma estará llena de Dios. Comienza todas tus oraciones en la presencia de Dios.
18-La ciencia que sirve para hacernos orgullosos y que degenera en pedantería no vale mas que para deshonrarnos.
19-Se aprende a hablar, hablando. A estudiar, estudiando. A trabajar, trabajando. De igual forma se aprende a amar, amando.
20-Jesús en el pesebre. He aquí una buena lección para aprender que todas las grandezas de este mundo son ilusión y mentira.

Introducción a la vida devota-pdf-para descargar.

Enlaces
http://www.es.catholic.net/op/articulos/32137/francisco-de-sales-santo.html
https://www.ewtn.com/spanish/Saints/Francisco_de_Sales.htm

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: