Nuestros articulos

UN CARDENAL PIDE QUE SE DEJE DE LLAMAR “PADRE” A LOS SACERDOTES

Este es el titular que leí, de la revista infovaticana, y, ¡cómo no!, me lleve las manos a la cabeza ante la gran manipulación que esta nuestra Iglesia y su jerarquía nos quieren meter, en aras de una falsa renovación y acercamiento. A continuación, paso el link del artículo, que no tiene desperdicio.

https://infovaticana.com/2019/06/05/un-cardenal-pide-que-se-deje-de-llamar-padre-a-los-sacerdotes/

En su carta, el Cardenal Arzobispo John Dew, nombrado por Francisco el 14 de febrero de 2015, de Wellington en Nueva Zelanda, resumió tres puntos principales de un artículo escrito para La Croix International por el sacerdote francés Jean-Pierre Roche, titulado «Deja de llamarme Padre».

https://international.la-croix.com/news/stop-calling-me-father/9779?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=29-03-2019&utm_ca#

Ha sido traducido al español en esta página web, de ideología ecuménica (que más que ecuménica puede decirse que contra de la Santa Madre Iglesia Católica). Pero la idea del Cardenal Dew mana de este artículo original:

https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2019/03/29/deja-de-llamarme-padre-jean-pierre-roche/

Lo primero que llama la atención sobre este artículo es el argumento peregrino – bergoliano – de que poner fin al uso del título de “padre” podría ser “el comienzo de la reforma en la Iglesia” en relación al escándalo de los abusos sexuales.
Es decir, este Cardenal iluminado está haciendo una máxima oculta relacionando “padre con pederasta”. Una total aberración e insulto al clero y sus feligresías. Que existan sinvergüenzas, pederastas en la Iglesia, no significa que todos sean abusadores sexuales. Estas generalidades confunden y son falsas, ya que por un lado si no les llamo “padres”, ya no son pederastas esta zurrapa de energúmenos que han abusado de chicos y chicas, protegiéndose tras una sotana indigna de ser vestida por esas personas; y si le llamo “padre” son abusadores.
Esta idea hace daño a todos los sacerdotes que cada día se dejan la vida por anunciar el Evangelio de Cristo, siendo coherentes con su vida y haciendo de su vocación sacerdotal su estilo de vida único, no como otros, que hacen una doble vida.
Este argumento de este Cardenal, es un argumento muy propio de los protestantes, evangélicos, testigos de jehová, y de las miles de sectas derivadas del protestantismo, por hacer una interpretación de la Sagrada Escritura errónea.
Pero antes de meterme en la mala interpretación de la Palabra, quiero dejar claro que esta máxima es falsa. ¿Cómo puedo ver que es falsa? Fijémonos en la falsedad del argumento:

poner fin al uso del título de “padre” ——— podría ser ——- el comienzo de la reforma en la Iglesia.

Dice: Quiere poner fin al título de la palabra “padre” a los sacerdotes, para reformar la Iglesia por los abusos sexuales. Es como decir que quitamos el nombre de asesinos a las personas que han matado a otras, por reformar el código penal para su modernización e integración en la sociedad…. Esto es una locura…. El asesino es asesino porque ha matado a otra persona, y en vez de llamarle asesino le llamo persona, ya que es una persona, y por ser llamado persona… ya no es asesino. El adjetivo modifica al nombre por su acción, su realidad, etc… no la camufla en otro sujeto.
Si al sacerdote se le llama “padre”, en la realidad eclesial y espiritual es porque es nuestro padre espiritual, encargado de llevarnos a la Santidad con su ministerio.
Cuando ya uno conoce al sacerdote, y tiene confianza, podrá llamarle por su nombre, o llamarle Don Fulano…. Pero si va usted a hablar del sacerdote a una tercera persona no dice que Fulano ha dicho, usted dice que el Padre Fulano ha dicho. Ese adjetivo identifica al sujeto.
Por esta regla de tres mal usada, no llamamos comúnmente “Santo Padre” al Papa; además, “Papa” es una palabra que deriva del griego “padre”.
Por favor no confundamos a las personas más.
Si profundizamos un poco más podemos además ver la falta de moral o ver la falsa moral, ya que quitar ese “padre”, invita a ser “colega”, destruyendo la autoridad del sacerdote y los valores de respeto que en esta sociedad de hoy en día – tan nihilista -, lucha por hacer desaparecer. Si usted es padre de familia no es el colega;… Y es por esto por lo que muchas familias no están estructuradas, por no saber el rol que desempeña cada uno en su familia. Con esto desmonto su segundo argumento que dice: “No es posible tener relaciones iguales entre adultos que son hermanos y hermanas si llamamos a uno de ellos “padre”.
Siguiendo la idea de este Cardenal Iluminado por la luz de su flexo masónico eclesiástico, el siguiente paso será decir que en vez de llamarse padre, que se llamen pastores, y entonces ya tenemos otro puntito más para la desacralización de lo más santo, hasta llegar así al objetivo final que es anular la Eucaristía y formar una sola religión. Os invito, hermanos, a que lean los artículos de D. Juan Suárez Falco, donde denuncia claramente los tejemanejes de Bergolio y su equipo para hundir a la Iglesia (cosa que nunca podrá hacer, porque para eso está Nuestra Santa Madre y Su Inmaculado Corazón que finalmente Triunfará).
Luego este señor nos dice, que sigamos a Mateo, 23:9 “Y no llaméis a nadie ‘Padre’ en la tierra, porque tienes un solo Padre que está en el Cielo”. Porque ahí dice que el significado es claro. Jean Pierre Roche dice que llamarse “Padre” es usurpar el lugar de Dios.
Bueno, pues a partir de ahora díganles a sus hijos que les llamen progenitores, porque pueden atentar contra el mandamiento de “Tomar el nombre de Dios en Vano”…
Esto ya es indigerible…. La Palabra de Dios hay que tomarla en su contexto, ¿o es que está hablando un protestante para interpretar la palabra al pie de la letra, sin tener en cuenta lo que ha dicho antes y después?…. Como he dicho, antes nosotros llamamos a nuestros sacerdotes “padre” en sentido espiritual, lo cual la escritura acepta perfectamente; si no, revisen las siguientes citas del Nuevo testamento:

Mt 1.2,6 Abraham fue padre de Isaac, y éste de Jacob. Jacob fue padre de Judá y de sus hermanos… Jesé fue padre del rey David…
Mt 10.21 Un hermano denunciará a su hermano para que lo maten, y el padre a su hijo, y los hijos se sublevarán contra sus padres y los matarán.
Mt 10.35,37 Pues he venido a enfrentar al hombre contra su padre … El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí …
Mt 13.52 ‘Cuando un maestro en religión ha sido instruido sobre el Reino de los Cielos, se parece a un padre de familia…’
Mt 15.4 Pues Dios ordenó: Cumple tus deberes con tu padre y con tu madre. Y también: El que maldiga a su padre o a su madre…
Mt 15.5 En cambio, según Uds., es correcto decir a su padre o a su madre …Según Uds. una persona queda libre de su deberes para con su padre …
Lc 16.24 Entonces gritó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí’.
Lc 18.20 ‘Ya sabes los mandamientos: No cometas adulterio, no mates, …, honra a tu padre y a tu madre’.
Hch 7.2 Esteban respondió: ‘Hermanos y padres, escúchenme’.
Hch 7.4 Después de la muerte de su padre, Dios hizo que se trasladara a este país en que ustedes habitan ahora.
Hch 7.15 Jacob entonces bajó a Egipto, donde murió él, y más tarde también nuestros padres.
Hch 7.19 Este rey, actuando con astucia contra nuestra raza, obligó a nuestros padres a que abandonaran a sus hijos recién nacidos.
Hch 7.20 Durante tres meses fue criado (Moisés) en la casa de su padre.
Hch 7.32 ‘Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob’.
Hch 7.38 Este es el que estaba con nuestros padres en la asamblea del desierto.
Hch 7.44,45 Nuestros padres tenían en el desierto la Tienda del Testimonio… Después de recibirla, nuestros padres…
Hch 7.52 ‘¿Hubo algún profeta que sus padres no hayan perseguido?’.
Hch 13.17 ‘El Dios de Israel, nuestro pueblo, eligió a nuestros padres’.
Hch 22.1 ‘Hermanos y padres, escúchenme, pues les quiero dar algunas explicaciones’
Hch 24.14 ‘Pero sí admito ante ti que sirvo al Dios de nuestros padres según nuestro camino’.
Hch 26.6 ‘Y si ahora soy aquí procesado, es por esperar la promesa hecha por Dios a nuestros padres’.
Hch 28.17 ‘He sido entregado a los romanos sin que yo haya ofendido a las autoridades de nuestro pueblo ni las tradiciones de nuestros padres’.
Hch 28.25 ‘Es muy acertado lo que dijo el Espíritu Santo cuando hablaba a sus padres por boca del profeta Isaías’.
Rom 1.30 Desafían a Dios, son altaneros, orgullosos, farsantes, hábiles para lo malo y no obedecen a sus padres.
Rom 4.11-12 Abraham es el padre de todos los que creen … Es el padre del pueblo judío … sigan las huellas de nuestro padre Abraham.
Rom 4.17 Abraham es el padre de todos nosotros, como dice la Escritura: Te hago padre de muchas naciones.
Rom 11.28 Pero ateniéndose a la elección, ellos son amados en atención a sus padres.
1 Cor 4.15 No pueden tener muchos padres, y he sido yo quien les trasmitió la vida en Cristo Jesús por medio del Evangelio.
2 Cor 12.14 No son los hijos los que deben juntar dinero para sus padres, sino los padres para sus hijos.
Ef 5.31 La Escritura dice: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre para unirse con su esposa y los dos formarán un solo ser.
Ef 6.1 Hijos, obedezcan a sus padres, pues esto es un deber: Honra a tu padre y a tu madre.
Ef 6.4 Y ustedes, padres, no sean pesados con sus hijos.
Fil 2.22 Pero Timoteo, como saben, ha dado pruebas, y como un hijo al lado de su padre, ha estado conmigo al servicio del Evangelio.
Col 3.20 Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso es lo correcto entre cristianos.
1 Tim 5.1 No reprendas con dureza al anciano; al contrario, aconséjalo como si fuera tu padre.
1 Tim 5.4 Que aprendan éstos primero a cumplir sus deberes con su propia familia y ayudar a sus padres.
Hb 12.7 Ustedes sufren, pero es para su bien, y Dios los trata como a hijos: ¿a qué hijo no lo corrige su padre?
Hb 12.9,10 Además, cuando nuestros padres según la carne nos corregían, los respetábamos … Nuestros padres nos corregían sin ver …
1 P 1.18 No olviden que han sido rescatados de la vida vacía que aprendieron de sus padres.
1 Jn 2.13 Estos les escribo, padres, ustedes conocen al que es desde el principio.
Hay otras citas en las cuales vemos que los escritores bíblicos consideraban como hijos espirituales – o sea, considerándose a sí mismos como padres (espirituales), a los destinatarios de sus cartas apostólicas; es decir, a los miembros de la Iglesia de antes y de ahora:
2 Cor 6.13 Páguennos con la misma moneda. Les hablo como a hijos; sean más abiertos.
Gal 4.19 Hijitos míos, de nuevo sufro por ustedes dolores de alumbramiento.
1 Tim 1.2 A Timoteo, verdadero hijo mío en la fe.
1 Tim 1.18 Al darte estas recomendaciones, Timoteo, hijo mío…
2 Tim 1.1,2 Pablo, apóstol de Cristo Jesús … a su querido hijo Timoteo.
2 Tim 2.1 En cuanto a ti (Timoteo), hijo, que tu fuerza sea la gracia que tienes en Cristo Jesús.
Tit 1.4 Te saludo, Tito, verdadero hijo mío en la fe que compartimos.
1 Jn 2.1 Hijitos míos, les he escrito esto para que no pequen.
1 Jn 2.7 Hijos queridos, no les escribo un mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo.
1 Jn 2.12,14 Esto les escribo, hijitos: ustedes recibieron ya el perdón de sus pecados. Les he escrito, hijitos, porque ya conocen al Padre.
1 Jn 2.18 Hijitos, es la última hora, y han oído que va a venir un anticristo.
1 Jn 2.28 Y ahora, hijitos, permanezcan en él.
1 Jn 3.7,18 Hijitos míos, no se deben extraviar… Hijitos, no amemos con puras palabras y de labios para afuera…
1 Jn 4.4 Ustedes, hijitos, son de Dios, y ya han logrado la victoria sobre esa gente.
1 Jn 5.21 Hijitos, guárdense de los ídolos.
3 Jn 4 Nada me causa mayor alegría que el saber que mis hijos viven en la verdad.

Con la lectura de las citas anteriores desmontamos su tercer argumento, según el cual la práctica de llamar a los sacerdotes “padres” “puede ser insana, porque se convierte en una expresión de dependencia que está basada en una idea falsa e irreal de obediencia”.
Lean las cartas de San Pablo, de Juan… ven que no piden obediencia, somos libres de hacer cada uno lo que quiera… (ironía off). Al contrario, nos dan consejos buenos para nuestras vidas y hay que obedecer siempre a nuestros sacerdotes y obispos, siempre que no manden nada contra la fe o la moral. Los sacerdotes nos aconsejan, nos orientan, nos ayudan, e inclusive, y hablo por mí, a veces nos regañan, pero siempre para bien, para conquistar el Cielo.
Hermanos, sigamos llamando a los sacerdotes “padres”: les refuerza su vocación eclesial, les imprime carácter, les hace ser respetados en la comunidad.
EL cardenal de escribió esto se apellida Dew, la traducción al castellano es Rocío.
Pues que la Virgen del Rocío le ilumine y guíe en su Vida. Ya celebramos hace pocos días Pentecostés y esta advocación de la Virgen “Rocío”, la celebramos el pasado lunes de Pentecostés.
Unidos en la Oración

Pedro Bosman.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

5 Comments

  • Se les llama padre como imagen representativa de la dirección espiritual a la que están cinsagrados.

    Que se pretende con ello? Tan solo debilitar aún más la imagen del sacerdocio.

  • Otra burrada mas, y lo mas lamentable es que es desde el interior de la santa Madre Iglesia, lamentable, para llorar. No queda mas que seguir orando y trabajando para contrarrestar el dragón de la apostasía. Al grito de batalla de Viva Cristo Rey y su Santísima Madre la Siempre Virgen María.

  • La verdad es que personalmente creo que es bastante ridículo llamar “padre” a los sacerdotes.
    No podemos estar enfermos de literalidad. Aclaro que no soy modernista, ni apoyo los desmanes bergoglianos ni la sistemática demolición de todas nuestras más amadas tradiciones católicas. Respeto y añoro el cumplimiento de la sana Doctrina así como deploro los cambios que se han venido haciendo en desmedro de nuestra Fe. Pero, al margen de todo eso, durante toda mi vida como católica, encontré absurdo y ridículo el tratamiento de “padre” a los sacerdotes.

  • O fato é que, sob Francisco, a Seita Vaticana transformou-se em um imenso manicômio a céu aberto, em que todos os tolos sentem-se à vontade para falar qualquer asneira que lhe vem à mente, sem medo de punição. Vamos preparar nossos ouvidos para as “pérolas ” que sairão do famigerado Sínodo da Amazônia. Salve Maria Imaculada !

    • Todos sabemos que ha habido una infiltración masónica para destruir la Iglesia desde el interior. Pero cuidado con meter en el saco a todos por igual. Todavía se encuentra santidad en la Iglesia. Ciertamente, el tema es serio y de ahora en adelante, tras este mal llamado sínodo, podamos ver una separación más abierta. Qué María Inmaculada, como bien dice, nos ayude en este trance tan grave en la Iglesia.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.