Actualidad Nuestros Artículos

¡¡CRISTIANOS, CUIDADO CON LA ANGEOLOGÍA DE LA NUEVA ERA!!: EL LIBRO “LA BIBLIA DE LOS ÁNGELES”

 Bruno de Colonia

LA BIBLIA DE LOS ÁNGELES. Descargue este imprescindible documento en pdf.

 

Un amigo sacerdote me ha traído un libro peligrosísimo, para que lo vea y dé noticia de él, que está haciendo muchísimo daño entre los cristianos incautos e inocentes y poco formados en la fe. Me cuenta que él, en su ministerio sacerdotal está siendo testigo de cuántos católicos compran este tipo de libros, con apariencia hermosa, de colores llamativos y lenguaje edulcorado pero que son una puerta al corazón de las tinieblas de la Nueva Era, en lo que acaban perdiendo la fe y alejándose de la Iglesia. ¡Peligro mortal, hermanos!

El libro en cuestión se llama “La Biblia de los Ángeles”.

Está escrito por una autora inglesa que se hace llamar “Hazel Raven” y que seguramente es un pseudónimo muy en la línea de la Nueva Era y que, traducido, sería algo así como “Nogal Cuervo”. Se trata de una mujer que tiene su propia web (http://www.hazelraven.com/), donde vende todo tipo de gemas, cristales y libros de Nueva Era.

El libro en España ha sido editado por la editorial Gaia Ediciones (www.alfayomega.es), especializada en libros de New Age, Teosofía y terapias alternativas. Lo peor de lo peor, ya que incluso publican libros de autores abiertamente luciferinos como Alice Bailey y terapias satánicas como la Wicca. La Wicca es un antiguo término inglés para designar a las brujas, aplicado a un resurgir neopagano de algunos elementos de la magia ritual. Acuñado en 1939 por Gerhard Gardner en Inglaterra: se basaba en algunos textos eruditos, según los cuales la brujería europea medieval era una antigua religión natural perseguida por los cristianos. Con el nombre «the Craft», se extendió rápidamente en Estados Unidos durante los años 1960, donde se vinculó con la «espiritualidad de las mujeres», pero en clara unión con la brujería y hechicería. Lamentablemente, la ignorancia sobre la maldad y peligrosidad de esta práctica es tan grande que sabemos que hay incluso monjas que la practican. ¡Abominación desoladora y asesina de almas consagradas, como también lo son el eneagrama, el reiki, el yoga y otras prácticas paganas y anticristianas que infestan la vida consagrada de las últimas décadas y que están haciendo estragos en monasterios y conventos!

 

Realmente, todos los libros de Nueva Era son satánicos, ya que podríamos definirla como la religión del Demonio, una espiritualidad delicuescente, sin dogmas, ni pecados ni necesidad de conversión, tan líquida como el agua; y será muy posiblemente el meollo de la religión que traerá el Anticristo: ese río de agua infecta que el Dragón derrama para intentar ahogar al resto fiel de la iglesia (Apoc. 12, 15), porque el agua refiere literalmente, como ellos dicen, a la próxima Era de Aquarius o de Acuario, que ellos asocian con una Nueva Era de bienestar, de conciencia elevada y de vibraciones universales y que nosotros los católicos sabemos que será la Era de Maat o Era del Anticristo. Para ellos, estamos saliendo de la Era del cristianismo o Era de Piscis, y ya queda muy poco para entrar en la de Aquarius (nótese que la bebida famosa así llamada es una de sus manifestaciones propagandísticas).

Pueden ustedes echarle una vista al Católogo de esta editorial Gaia, ciertamente tenebroso, que, por cierto, tiene en su carátula dos cuernos disimulados bajo los colores pastel de la New Age:

http://www.alfaomega.es/static/pdf/CATALAGO_2017_WEB.pdf

La lectura del catálogo pone los pelos de punta: es un Pandemonium camuflado con la hojarasca y el disfraz de las terapias alternativas. Ahí se resumen todos los elementos constitutivos de la Nueva Era: Biblias de reiki, nigromancia, hechicería, budismo, yoga, hinduismo, tarot, quiromancia, wicca, chamanismo, adivinación, astrología, mandalas, sexo sagrado o tantra, canalización de energía, meditación trascendental, etc. y todo ello aderezado con libros de autoayuda, vida sana y cuidado personal, que suelen ser las puertas blancas para captar a los inocentes. Puro veneno espiritual para las almas ingenuas, poco formadas o tibias, que pueden caer en las garras del Demonio, disfrazado de ángel de luz (2 Cor. 11,14), con la luz de la Nueva Era, la luz deletérea de Satanás.

Esta mujer, Hazel Raven, dice que lleva veinte años haciendo cursos por todo el mundo, de cristales, meditación, aromaterapia, reiki, “ángeles”, péndulo, canalización, etc. Desde luego, parece toda una bruja, una maestra de las penumbras. Desgraciadamente, son muchas las personas que, por falta de formación, desconocen que bajo esta apariencia de bondad y de terapias inocuas se esconden, y esto es literal, los ángeles caídos, demonios que se invocan y a los que se les abren todas las puertas del cuerpo humano, hasta el punto en que muchas veces acaban poseyendo a las personas que las practican. Así me lo han dicho algunos sacerdotes amigos exorcistas. Son muchos los presbíteros  que han advertido de que las posesiones más duras y difíciles de solucionar son las que se producen por la práctica de yoga, reiki, flores de Bach, viajes astrales, channelling, etc.

http://www.arzolap.org.ar/2015/08/sacerdote-exorcista-advierte-sobre-el-reiki-y-la-actividad-demoniaca/

http://www.aica.org/19180-un-exorcista-advierte-que-la-practica-del-reiki-expone-posesiones.html

https://www.aciprensa.com/noticias/exorcista-advierte-el-reiki-puede-abrir-las-puertas-a-la-accion-satanica-57119

http://observatorioantisectas.blogspot.com.es/2014/02/p-ghislain-roy-exorcista-no-existe-el.html

https://contranewage.blogspot.com.es/2012/06/el-padre-gabrielle-amorth-maximo.html

Para entender bien qué es la Nueva Era y los males que se esconden detrás de ella resulta imprescindible la lectura del excelente Documento: “Jesucristo, portador del agua de la vida. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”, elaborado por el Pontificio Consejo de la Cultura, en el que desenmascara qué se esconden detrás de estas falsas filosofías y espiritualidades. Lo pueden consultar aquí:

(http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/interelg/documents/rc_pc_interelg_doc_20030203_new-age_sp.html)

Veamos, por su interés, algunos párrafos:

“Para muchos, el término «Nueva Era» se refiere a un momento decisivo de la historia. Según los astrólogos, vivimos en la Era de Piscis, que ha estado dominada por el cristianismo y que será reemplazada por la nueva era de Acuario a comienzos del tercer milenio.14 La Era de Acuario adquiere una enorme importancia en el movimiento de la Nueva Era, en gran medida a causa del influjo de la teosofía, el espiritismo y la antroposofía, así como de sus antecedentes esotéricos. Quienes subrayan el inminente cambio del mundo expresan a menudo el deseo de dicho cambio, no tanto en el mundo mismo cuanto en nuestra cultura, en nuestro modo de relacionarnos con el mundo. Esto es especialmente manifiesto en quienes acentúan la idea de un Nuevo Paradigma de vida. Es un enfoque atractivo, puesto que en algunas de sus manifestaciones, los hombres no son espectadores pasivos, sino que desempeñan un papel activo en la transformación de la cultura y en la creación de una nueva conciencia espiritual. En otras manifestaciones, se atribuye un mayor poder a la progresión inevitable de los ciclos naturales. En cualquier caso, la Era de Acuario es una visión, no una teoría. Pero la Nueva Era es una tradición amplia, que incorpora muchas ideas sin vinculación explícita con el cambio de la Era de Piscis a la Era de Acuario. Entre ellas hay visiones moderadas, pero muy generalizadas, de un futuro en el que habrá una espiritualidad planetaria junto a las religiones individuales, instituciones políticas planetarias que complementarán las locales, entidades económicas globales más participativas y democráticas, una mayor importancia de las comunicaciones y la educación, un enfoque mixto de la salud que combinará la medicina profesional y la auto-curación, una comprensión del yo más andrógina, y formas de integrar la ciencia, la mística, la tecnología y la ecología. Una vez más, esto demuestra el profundo deseo de una existencia satisfactoria y saludable para la raza humana y para el planeta. Entre las tradiciones que confluyen en la Nueva Era pueden contarse: las antiguas prácticas ocultas de Egipto, la cábala, el gnosticismo cristiano primitivo, el sufismo, las tradiciones de los druidas, el cristianismo celta, la alquimia medieval, el hermetismo renacentista, el budismo zen, el yoga, etc.15 En esto consiste lo «nuevo» de la Nueva Era. Es un « sincretismo de elementos esotéricos y seculares».16 Se vincula a la percepción, ampliamente difundida, de que el tiempo está maduro para un cambio fundamental de los individuos, la sociedad y el mundo”.  

Citaré también literalmente su punto 2.2 porque trata precisamente de los supuestos “ángeles” a los que es tan afecta la Nueva Era, y que, en verdad, son ángeles caídos, espíritus condenados que son invocados por el mismo practicante de estas terapias, o por un sacerdote o sacerdotisa, sobre uno mismo o sobre terceras personas, presentes o ausentes:

“Uno de los elementos más comunes de la espiritualidad de la Nueva Era es la fascinación por las manifestaciones extraordinarias y en particular por los seres paranormales. Las personas reconocidas como médiums aseguran que su personalidad es poseída por otra entidad durante el trance, un fenómeno de la Nueva Era conocido como «channeling» (canalización), en el cual el médium puede perder el control de su cuerpo y de sus facultades. Algunas personas que han sido testigos de estos acontecimientos no dudarían en admitir que las manifestaciones son efectivamente espirituales, pero no proceden de Dios, a pesar del lenguaje de amor y luz que suele usarse casi siempre… Probablemente sea más correcto referirse a ello como a una forma contemporánea de espiritismo, más que a una espiritualidad en sentido estricto. Otros amigos y consejeros del mundo del espíritu son los ángeles (que se han convertido en centro de un nuevo negocio de libros e imágenes). Cuando en la Nueva Era se habla de ángeles, se hace de manera poco sistemática, pues las distinciones en este ámbito no siempre se consideran útiles, sobre todo si son demasiado precisas, ya que « hay muchos niveles de guías, entidades, energías y seres en cada octava del universo… Están allí para que los escojas y elijas según tus propios mecanismos de atracción-repulsión».22 Estos seres espirituales a veces son invocados de manera «no religiosa» como una ayuda para la relajación, con vistas a mejorar la toma de decisiones y el control de la propia vida personal y profesional. Otra experiencia de la Nueva Era, que aseguran poseer algunos que se autodefinen como «místicos», consiste en la fusión con algunos espíritus que enseñan a través de personas concretas. Algunos espíritus de la naturaleza son descritos como energías potentes que existen en el mundo natural y también en los «niveles interiores»: es decir, aquellos a los que se accede mediante el uso de rituales, drogas y otras técnicas para alcanzar estados de conciencia alterados. Está claro que, al menos en teoría, la Nueva Era a menudo no reconoce ninguna autoridad espiritual más allá de la experiencia personal interior.”

A continuación, iré enumerando una serie de temas y afirmaciones que toca este libro titulado “La Biblia de los Ángeles” (en mayúsculas), con una breve advertencia junto a la misma, para que todos los lectores sepan por qué la Nueva Era (y su angeología en particular) son absolutamente incompatibles y opuestas al cristianismo; es más, lo que propone es justamente un anti-cristianismo, doctrina de demonios.

– DIOS ENVÍA A LOS ÁNGELES PARA FAVORECER LA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL DEL PLANETA: falso. Los dogmas de la Iglesia, su doctrina y magisterio no cambian, son inmutables. Según la Nueva Era, la espiritualidad debe evolucionar desde Cristo a una especie de panteísmo, donde todo es dios y donde no hay dios fuera de uno mismo. Además, los ángeles, como criaturas de Dios nunca podrán predicar otro Evangelio distinto al que ya nos reveló Cristo, que es la segunda persona de la Santísima Trinidad:

 

“Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gal. 1, 8-9).

 

– ESTÁ POR VENIR UNA NUEVA ERA DORADA PARA EL MUNDO, LA NEW AGE O NUEVA ERA: esa nueva Era que ellos esperan será la del Anticristo, un falso Mesías que será aclamado por el mundo y que vendrá en su propio nombre (Jn. 5, 43) porque el Mesías ya vino (Cristo) y lo hizo en nombre de su Padre. Además, cuando Cristo venga de nuevo en su Parusía no estará aquí o allí en el mundo (Mt 24.23) sino que vendrá desde el Cielo a la Tierra como un relámpago. El Anticristo no llamará a la conversión, abolirá todos los pecados y dirá que todo le es lícito al hombre, porque todo es bueno.

– LOS ÁNGELES NOS CONECTAN CON LA LUZ INTERNA Y VIBRACIÓN DE LA HUMANIDAD Y DE LA TIERRA. ELEVAR TU FRECUENCIA VIBRATORIA: para la Nueva Era no hay un Dios fuera sino que todos somos dioses. Se diviniza al hombre, que es la máxima aberración y pecado contra el Primer mandamiento, ya que el hombre es criatura, no dios. Esto lo dicen porque, siguiendo las enseñanzas de las religiones orientales, no hay una conducta moral objetiva que deba ser seguida (como nos enseña Cristo) sino que cada uno puede hacer lo que quiera, siempre que le siente bien. Esto explica por qué tanta gente en el Occidente secularizado actual se da al budismo o al hinduismo, porque no exige una conducta moral ni le exige arrepentirse de lo que hace mal. Porque para ellos el sufrimiento debe ser evitado, e intentar ser bueno sin poder conseguirlo lleva al sufrimiento (niegan la gracia). Por tanto, una de sus máximas es evitar a quien te hace sufrir y lo que te hace sufrir, cancelando así el valor central del sufrimiento en la vida del cristiano (a imitación de Cristo) y olvidando que el sufrimiento viene del pecado y de la concupiscencia, no de la gracia.

La Nueva Era personifica a la tierra, a la que llama “Madre Tierra”. Y considera que, como ser vivo que es, podemos conectarnos con ella través de vibraciones. Esto es la antigua herejía del panteísmo, condenada por la Iglesia, y que se ve en películas de Hollywood como “Avatar”.

Miremos lo que dice el Documento “Jesucristo, portador del agua de la vida. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era” sobre las vibraciones:

“…En la Nueva Era no existe distinción entre el bien y el mal. Las acciones humanas son fruto de la iluminación o de la ignorancia. De aquí que no podamos condenar a nadie, y que nadie tenga necesidad de perdón. Creer en la existencia del mal sólo puede crear negatividad y temor. La respuesta a la negatividad es el amor. Pero no del tipo que tiene que traducirse en acciones; es más una cuestión de actitudes de la mente. El amor es energía, una vibración de alta frecuencia; el secreto de la felicidad y de la salud consiste en sintonizar con la gran cadena del ser, de encontrar el propio puesto en ella. Los maestros y las terapias de la Nueva Era afirman ofrecer la clave para encontrar las correspondencias entre todos los elementos del universo, de modo que uno pueda modular la tonalidad de su vida y estar en armonía absoluta con los demás y con cuanto lo rodea, si bien el trasfondo teórico varía de uno a otro.”

– NUEVO ESTADO DE CONCIENCIA: para la Nueva Era, los hombres tenemos que darnos cuenta de que cada uno es dios. Y que, como dios, puede hacer lo que quiera, sin ataduras a mandamientos ni a la conciencia bien formada. El subjetivismo y el emotivismo son dos pilares de la Nueva Era.

– EL LIBRO NUNCA HABLA DE DIOS. COMO MUCHO, DE LEY CÓSMICA: porque para la Nueva Era, como dije arriba, no hay un Dios que sea persona, creador del mundo y salvador mío, sino las leyes del Universo, creadas por azar o, como mucho, por el Gran Arquitecto del Universo, es decir, Satanás (aunque esto nunca lo dicen abiertamente, para no asustar a su clientela).

– EVITAR PERSONAS QUE TE RESTEN ENERGÍA: ya se ha dicho. Con eso se niega uno de los valores centrales del cristianismo: ayudar al otro, tener misericordia de él, por amor a Dios.

– YOGA CON AROMAS, COLORES Y MEDITACIÓN: muchos cristianos incautos piensan que el yoga es inocuo y que es una buena herramienta de relajación. Se engañan. Porque las posturas del yoga son posturas de demonios, se basa en vaciar la mente y abrir “chakras”, es decir, puertas al cuerpo y al alma, para que entren energías superiores en ellos, esto es, demonios. Hasta el punto en que el kundalini es la serpiente infernal que posee al que la invoca. Sobre el yoga, pueden verse por Internet muchos vídeos y artículos de sacerdotes católicos hindúes explicando su peligrosidad e incompatibilidad absoluta con la espiritualidad cristiana.

 

 

https://www.religionenlibertad.com/un-cura-indio-explica-por-que-el-yoga-o-el-reiki-44513.htm

https://www.religionenlibertad.com/no-existe-el-yoga-cristiano-sus-posturas-son-de-divinidades-hindues-33818.htm

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=18912

– ES BUENO HACER REGALOS ANGÉLICOS EN FORMA DE AMULETOS Y CRISTALES: los amuletos son anticristianos porque la Providencia es la que lo dirige todo, no un objeto fetiche. Para los cristianos no hay buena o mala suerte sino la Voluntad de Dios buscando nuestro bien o permitiendo el mal, fruto de un mal uso de nuestra libertad. Supuestamente, estos “regalos” ayudan a los que lo reciben a conectar con esta espiritualidad de los ángeles (que, repetimos, no son ángeles del Cielo sino los ángeles caídos, los demonios del Infierno y del aire). Como vemos, la Nueva Era es muy proselitista y busca captar a cuantas más personas mejor y si son cristianas, mejor, porque en ello encuentran una especial delectación, al apartar a un bautizado del camino de la Verdad que es Cristo y esclavizarlo a las tinieblas.

La cristaloterapia es una de las bases de la Nueva Era: supuestamente, el uso de estos cristales puede sanar mediante su uso, mediante conjuros, energías y demás sancedes. Lo mismo ocurre con las terapias de colores (cromoterapias) o de olores (aromaterapia) o de plantas y del té (homeopatía).

 

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.” (2 Tim. 4, 3-4)

 

– INVOCAR A LOS ANGELES: es, directamente, invocación de demonios. Las posesiones, infestaciones, vejaciones por causa de demonios tras invocarlos es una de las peores consecuencias de practicar la Nueva Era.

http://infocatolica.com/blog/apologeticamundo.php/1202200827-invocacion-de-los-santos-esen

 

 

– CONECTAR CON EL YO SUPERIOR: son invocaciones para conectar con supuestos maestros o guías espirituales, que ellos llaman ángeles y que son, sencillamente, demonios. La literatura satanista, la que no se esconde bajo el disfraz de la Nueva Era les llama directamente “Overlords”.

– AUTOAFIRMACIÓN Y AUTOAYUDA: al negar a Dios, siguiendo las filosofías orientales, la Nueva Era cree que no hay Cielo ni infierno, sino reencarnación, y, por tanto, no hay que pedirle a un ser superior que nos salve, sino que nosotros mismos nos autorredimimos en este mundo (la vieja herejía del naturalismo), autoayudándonos, autocurándonos y… autoengañándonos, habría que decir. Es el pelagianismo llevado a la máxima potencia, porque, para ellos, el hombre se salva a sí mismo, se cura y se autosatisface a sí mismo, en una espiral de egoísmo y de aislamiento que niega su vertiente relacional como ser social y necesitado de Dios para su redención. Finalmente, como nadie se puede contentar a sí mismo sin Dios, todo esto lleva a una profunda melancolía y sensación de fracaso:

http://infocatolica.com/blog/cura.php/1802050100-tengo-que-ser-capaz-ese-es-el

– ALTARES ANGÉLICOS CON CRISTALES E INCIENSO: claramente, estos “altares angélicos” que cada practicante de la Nueva Era debe tener en su casa, según el libro “La Biblia de los Ángeles” no son más que altares de ídolos y de demonios. Al Demonio le encanta que le dediquen el culto de “latría” que solo debemos dedicar a Dios. Y al adorar a los demonios (como hacen, por ejemplo, los budistas) pecamos directamente contra el Primer Mandamiento, cayendo en una de las tentaciones con las que Satanás tentó a Cristo (“Todo esto te daré si te postras ante mí y me adoras”, Mt., 4, 9).

http://infocatolica.com/blog/maradentro.php/1707100918-el-budismo-tibetano-es-satani

– CARTAS ANGÉLICAS BAJO LA ALMOHADA, DISPONIBLES EN LAS TIENDAS DE NUEVA ERA: en los últimos años han proliferado tiendas de Nueva Era que venden barajas de cartas del tarot, perfumes, imágenes de ídolos, libros de autoayuda y autosanación, etc. En este libro que estamos comentando se pide a los adeptos que pongan bajo su almohada cartas del tarot para ser inspirados por los “ángeles” durante el sueño. Ni qué decir tiene que es otra manera de permitir que los demonios nos produzcan pesadillas y nos impidan descansar. Hay gente que ha vuelto a la fe católica después de practicar nueva Era que han descrito ruidos y golpes por la noche en sus habitaciones, incluso agresiones físicas de entes.

Solo Dios nos instruye por la noche si rezamos e invocamos al Espíritu Santo:

 

Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente.” (Salmo 15, 7)

 

– TALENTOS ANGÉLICOS: supuestamente, los “ángeles” (entiéndase, repito, demonios) dan talentos especiales a quienes les invocan. Efectivamente, por medio de los demonios se pueden hacer falsos prodigios (psicomagia, por ejemplo) o falsos milagros, como los de Simón el mago (Hechos 8, 9-24) o los brujos del Faraón (Éxodo, 7).

TEMPLOS DE LUZ: LUXOR, HATSEHPSUT O FÁTIMA: uno de los mayores peligros de la Nueva Era es que es una gran y abominable mezcla de elementos paganos y cristianos, como ocurre con la santería en Cuba o Haití. El sincretismo es más peligroso si cabe porque agarra a los ingenuos con imágenes de santos o de vírgenes, pero igualándolas o mezclándolas con ídolos, cartas, elementos egipcios, judaicos, etc. Así, el libro que comentamos dice que hay lugares sagrados como los templos egipcios o la Basílica de Fátima. Esta mistificación, por supuesto, desacraliza lo verdaderamente sagrado, que siempre es católico, y diviniza lo pagano.

– CANALIZACIÓN ASTRAL DE LA ESCRITURA: una práctica satánica muy practicada por Alistar Crowley, uno de los príncipes de los satanistas de todos los tiempos, comentaba en sus libros cómo invocar a espíritus (demonios) para producir “escritura automática”. Son los demonios los que guían realmente la mano del pobre incauto que entra en trance, siendo poseído en ese momento y escribiendo incluso libros como el muy conocido “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach.

– DAN NOMBRES DE ÁNGELES QUE SEGURAMENTES SON DEMONIOS: durante todo el libro, Hazel Raven da nombres de cientos de supuestos ángeles que son, en realidad, nombres de demonios. Los cristianos no debemos venerar a más ángeles que los que aparecen revelados en la Biblia: esencialmente, Rafael, Miguel y Gabriel. Como han explicado autores católicos, invocar otros nombres es invocar demonios: así lo han dicho el padre Gabriele Amorth y lo ha recalcado el padre Fortea en su “Demonología”.

– SALAMANDRAS, SIRENAS, HADAS: la Nueva Era también tiene su propia mitología, sacada del paganismo griego, romano y egipcio.

– KÁBALA Y ÁNGELES: SEGÚN ESTE LIBRO, LA KÁBALA SE LA DIO DIOS A ABRAHÁN Y LUEGO A MOISÉS EN EL MONTE (JEHOVÁ, LE LLAMAN). LA SERPIENTE DE LA KÁBALA, LOS SHEPHIROTS, EL CADUCEO…: una de las partes más peligrosas del libro (valga la redundancia) es que introduce al lector en uno de los libros más perversos escrito por mano humana (aunque inspirado por demonios), como la Kábala. Lo dejaré ahí porque es un tema que daría para hacer una Tesis. Hay muchos autores católicos que han escrito sobre ello. Uno de los mejores, el padre Julio Meinvielle, “Del judaísmo a la Kábala”.

Básicamente, como se ve en el libro, es el gnoscitismo hebreo, un supuesto (y fañso) saber oculto y escondido que es paralelo y oculto a la Revelación pública, y que, inspirado por Satanás, lo trajeron los judíos desde su estancia en Egipto y luego en Babilonia y Asiria… Hoy en día es muy seguido por el judaísmo ateo y farisaico – desde hace siglos – pues ha abandonado el estudio de la Biblia, que les molesta sobremanera porque todo en ella les recuerda al Cristo que mataron sus padres. El libro que estamos comentando llega al extremo de considerar que la Cábala fue dada por Dios en el Horeb a Moisés y que desde entonces es un arcano cuyo conocimiento solo tienen los iniciados y los ángeles (caídos, claro).

Otras fuentes de información:

http://apocalipsisyactualidad.blogspot.com.es/2014/08/exponiendo-la-satanica-kabbalah.html

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=14509

http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1601130707-357-judaismo-y-cristianismo

– RITUALES VARIOS: DE LA CRUZ DE LA LUZ, PENTAGRAMAS, RAYOS Y COLORES ASIGNADOS A CADA ÁNGEL; MEDITACIONES POR COLORES, CHAKRAS Y RAYOS Y LLAMAS; MEDITACIONES Y ALINEACIONES CON ÁNGELES; ÁNGELES BUDISTAS, HINDÚES, ZOROÁSTRICOS, JUDÍOS, MORMONES, CÉLTICOS, CHAMÁNICOS, EGIPCIOS Y GRIEGOS

El pentagrama es un logo del Demonio. Existe en cada logia masónica en todo el mundo y representa al GADU o Gran Arquitecto del Universo, Lucifer o Baphomet (ellos nunca le llaman Satanás). Para ellos es la “estrella de la mañana”, el portador de la luz, el amigo de los hombres, el que nos “hace libres”.

Y la única fuente fiable de conocimiento de los ángeles es la Biblia y la tradición católica: igualar a los ángeles buenos de Dios con los ángeles del zoroastrismo, egipcios o griegos es mezclar a los ángeles de Dios con los ángeles caídos.

– WILLIAM BLAKE y MADAME BLAVATSKI: el libro cita como fuente de autoridad a estos escritores, conocidos satanistas y ocultistas.

– EL AURA: otro invento de la New Age, la supuesta energía que desprenden los cuerpos, emanación del dios interior, que es distinta en cada ser humano según su poder y escalón de “iniciación”.

– ARMONIZAR POLARIDADES MASCULINA Y FEMENINA: YING Y YANG. Esto es una herencia de la Cábala y de la filosofía oriental a partes iguales. Para ellos, todo hombre es mezcla de hombre y mujer (como lo fue el primer hombre de la tierra, el Adán Kadmon, previo a Adán y a Eva). Es la semilla maléfica de la teoría de género.

– CREACIÓN DE AMULETOS LUNARES, CIRCULOS SAGRADOS ANGÉLICOS, ÁNGELES AKÁSHICOS, VIAJES ASTRALES Y A VIDAS PASADAS, LIMPIEZA DE KARMA, etc.: los viajes y cuerpos astrales son otra de las enseñanzas maléficas de la Nueva Era. Creen en la reencarnación, esa pesadilla en la que el hombre no descansa en un eterno samsara. Al rechazar todo lo que implique dolor y sufrimiento (por cierto, creencia desgraciadamente ya muy infiltrada en la Iglesia en muchos cristianos a través del modernismo), necesitan limpiar su karma. ¿Qué es el Karma? Me remito al Documento ya citado “Jesucristo, portador del agua de la vida”):

Karma: (de la raíz sánscrita Kri = acción, obra) noción clave en el hinduismo, jainismo y budismo, cuyo significado no ha sido siempre el mismo. En el antiguo periodo védico se refería a la acción ritual, especialmente el sacrificio, mediante la cual una persona obtenía acceso a la felicidad o a la bienaventuranza en la otra vida. Cuando aparecieron el jainismo y el budismo (aproximadamente seis siglos antes de Cristo), Karma perdió su sentido salvífico: el camino hacia la liberación era el conocimiento del Atman o «yo». En la doctrina del samsara, se entendía como el ciclo incesante del nacimiento y la muerte humanas (hinduismo) o del renacer (budismo).  En los ambientes de la Nueva Era la « ley del karma» se concibe con frecuencia como el equivalente moral de la evolución cósmica”

– CORTAR VÍNCULOS: otro elemento muy grave de estas enseñanzas es que los maestros de la Nueva Era aconsejan a sus alumnos que corten los vínculos con aquellos familiares o amigos que no acepten su cambio de vida en esta falsa espiritualidad. Es un elemento típico de las sectas, que tratan de crear grupos cerrados y herméticos a cualquier persona que les advierta del peligro que corren. Se trata, una vez  más, de no pensar en las cosas que les puedan hacer sufrir, en ser como una “piedra a la que le resbala el agua”, como les gusta decir. Muchas personas han acabado dejando a familiares y amigos e internándose en una de estas sectas destructivas.

– ACEITES ESENCIALES, ASTROLOGÍA, ZODIACO: la meditación, el mindfullness, las sesiones de yoga y sus rituales exigen el uso de perfumes, aceites esenciales, colores, música New Age…todo supuestamente pensado para meditar y relajarse, vaciando la mente. El cristiano no medita en el vacío sino en Dios y la perfección de la meditación es la oración (Santo Tomás).

La astrología es una creencia supersticiosa que considera que nuestros destinos y acciones están condicionados y determinados por los astros. De la cual es un elemento esencial el zodíaco.

http://infocatolica.com/blog/infories.php/1506280647-vicente-jara-la-astrologia-es

CONCLUSIÓN

En resumen, la Nueva Era es la esencia del anticristianismo. Ya los primeros cristianos tuvieron que luchar a muerte contra las herejías gnósticas que se desataron desde la ascensión de Cristo al Cielo. Hoy ese gnosticismo, que ha atravesado la historia en forma de Kábala, masonería, espiritismo y teosofía se llama Nueva Era. Es una especie de cultura esotérica con elementos sincréticos y muy influenciada por las filosofías y creencias orientales. Es una cosmovisión que considera que todo está relacionado (el llamado “holismo”): el universo visible y el invisible están vinculados por una serie de correspondencias, analogías e influencias entre el microcosmos y el macrocosmos, entre los metales y los planetas, entre los planetas y las diversas partes del cuerpo humano, entre el cosmos visible y los ámbitos invisibles de la realidad. La naturaleza es un ser vivo, atravesado por una red de simpatías y antipatías, animado por una luz y un fuego secreto que los seres humanos tratan de controlar. Por eso las personas pueden conectar con los mundos superior o inferior mediante su imaginación (órgano del alma o espíritu), o bien recurriendo a mediadores (ángeles, espíritus, demonios) o rituales. Todo es dios, sobre todo el hombre. Panteísmo redivivo con aderezos orientalistas.

La Nueva Era está muy inspirada en el protestantismo y la masonería, que es el gnosticismo de los gentiles. Para ella las personas pueden ser iniciadas en los misterios del cosmos, Dios, o el yo, por medio de un itinerario espiritual de transformación, concepto muy querido por los hijos de la viuda. La meta última es la gnosis, la forma superior de conocimiento, equivalente a la salvación.

Hemos querido llamar la atención sobre uno de sus libros más vendidos en los últimos años, la “Biblia de los Ángeles”, que está infligiendo un daño inmenso en tantos cristianos tibios, desinformados y mundanizados, pues supone una cuesta abajo desde Cristo hasta el Infierno; pero además progresivo e inconsciente, con altas dosis de sedación espiritual, pues vacía la sustancia cristiana de la espiritualidad a la vez que la va llenando simultáneamente de una nueva sustancia de apariencia dulzona y bella, que acaba matando la fe en Cristo como Dios y divinizando al mismo hombre, liberándole de cualquier atadura moral, convirtiéndole en una especie de Superhombre nietszcheniano que no debe dar cuenta a nadie de sus actos.

Así que queridos hermanos en la fe… ¡Cuidado! Solo Cristo tiene el agua que quita la sed y que nos lleva a la Vida Eterna.

“Respondió Jesús y le dijo: Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna.” (Jn. 4, 13-14).

 

 LA BIBLIA DE LOS ÁNGELES Descargue este imprescindible documento en pdf.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

3 Comments

A %d blogueros les gusta esto: