Actualidad Nuestros Artículos

¿QUIÉN ES USTED, BERGOGLIO? ¡BASTA DE HEREJÍAS Y BLASFEMIAS CONTRA NUESTRA MADRE Y CONTRA SU HIJO JESÚS!

Featured Video Play Icon

Desde los inicios de este desastre de pontificado hemos escuchado de boca de Francisco toda clase de frases desconcertantes las más de las veces, algunas de ellas puras blasfemias encubiertas. Muchos de los que nos hemos asombrado y hemos denunciado toda esta jerga usada por Bergoglio con una desfachatez inusitada, hemos sido tildados de poco caritativos, de malos hijos de la Iglesia, e incluso de no ser católicos por ir contra las afirmaciones del papa. Las que personalmente me han impresionado más negativamente, han sido las proferidas al nombrar a María, nuestra santa Madre y Madre de Jesucristo.  Recordarlas  en estos momentos es del todo necesario, porque vemos que lo que intuíamos en los inicios va en aumento, las blasfemias de ahora son mucho más claras y ya nadie puede escudarse diciendo que “no percibe nada extraño en sus palabras”. Hago aquí referencia a varias de ellas. Decir que la primera que escuché contra nuestra Madre me creó un gran impacto, pues jamás pensé escucharla de boca de un papa. Es la siguiente:

“Pienso en cuantas veces [María] ha guardado silencio y cuantas veces no ha dicho aquello que sentía para custodiar el misterio de la relación con su Hijo, hasta el silencio más crudo al pie de la Cruz.
El Evangelio no nos dice nada si ella dijo o no una palabra… Era silenciosa, pero dentro su corazón, ¡cuántas cosas decía al Señor! “Tú, aquel día —esto es lo que hemos leído— me has dicho que serás grande; tú me has dicho que le habrías dado el Trono de David, su padre, que habría reinado por siempre ¡y ahora lo veo allí!”¡La Virgen era humana! Y quizás tenía ganas de decir: “¡Mentira! ¡He sido engañada!”. Pero Ella, con el silencio, ha cubierto el misterio que no comprendía y con este silencio ha dejado que este misterio pudiese crecer y florecer en la esperanza.” (Homilía en Santa Marta, 20 de diciembre de 2013)

La siguiente fue la forma despectiva con la que se dirigió a la figura de María cuando hablaba de los videntes :

“La curiosidad, dijo el Santo Padre, impulsa a querer sentir que el Señor está acá o allá; o nos hace decir: “pero yo conozco a un vidente, a una vidente, que recibe cartas de la Virgen, mensajes de la Virgen. Pero, mire, ¡la Virgen es Madre! Y nos ama a todos nosotros. Pero no es un jefe de la oficina de Correos, para enviar mensajes todos los días“.

Una tercera fue este pasado viaje de Francisco a Fátima donde habló del siguiente modo:

“María es “una maestra de vida espiritual” y no una “santita” que otorga “gracias baratas”.

Hoy no he podido desligarme nuevamente de escribir y no sin tristeza y consternación tras tener conocimiento de la tremenda blasfemia proferida por Francisco ayer, 8 de septiembre, día de la Natividad de Nuestra Señora, en Villavicencio, durante la celebración de la Santa Misa, en este viaje a Colombia que personalmente considero político y no pastoral. Pueden escuchar en el vídeo que  hemos compartido en la portada unas palabras hirientes e insultantes hacia nuestra Madre, María, y hacia su Hijo, Jesús. Las transcribo aquí, por si alguno las quiere tener por escrito, pero el video es suficientemente elocuente:

“La mención de las mujeres —ninguna de las aludidas en la genealogía tiene la jerarquía de las grandes mujeres del Antiguo Testamento— nos permite un acercamiento especial: son ellas, en la genealogía, las que anuncian que por las venas de Jesús corre sangre pagana, las que recuerdan historias de postergación y sometimiento. En comunidades donde todavía arrastramos estilos patriarcales y machistas es bueno anunciar que el Evangelio comienza subrayando mujeres que marcaron tendencia e hicieron historia.”

Hemos constatado muchas veces que los momentos utilizados por Francisco para injuriar a Dios, a la Santísima Virgen María, a los Santos y a la Iglesia los hace siempre en fechas clave. En la fiesta de la Epifanía de 2016, (Manifestación de Dios al mundo) Francisco profana la fiesta con el vídeo de triste recuerdo que pueden ver aquí. La exhortación Amoris Laetitia fue sancionada por Francisco el 19 de marzo de 2016, fiesta de San José, cabeza y patrono de las familias cristianas. El 8 de diciembre de 2015 vimos con horror la proyección en la fachada del Vaticano “Fiat Lux”, una proyección que nada tiene que ver con la festividad de la Inmaculada Concepción de María. Así en otros casos más que no voy a enumerar pues esta no es la idea central de este artículo.  Ayer, como ya dije más arriba, festividad de la Natividad de María, el texto del Evangelio que se leyó en la Misa,  hace referencia a la genealogía de Jesús, hijo de María siempre virgen, y Francisco lo usó para proferir la blasfemia más horrenda que hayamos escuchado en este pontificado en contra de María y de Jesús y esgrimir varias herejías al ir en contra de varios dogmas de fe. ¿Y por qué estas palabras son herejía y blasfemia y en qué nos basamos para decirlo? Vamos a examinar la frase en negritas de este texto: 

“…..por las venas de Jesús corre sangre pagana“.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Decir esto es dar por sentado que Jesús es descendiente en su parte física de Adán y Eva,  y por tanto, habría quedado manchado por el pecado original, pecado transmitido de generación en generación y que todo hombre carga sobre si desde los inicios de la humanidad hasta nuestros días, a excepción de las dos únicas personas que nunca lo han sufrido, Jesús y María. Esta afirmación es  lo mismo que decir que Jesús es hijo del pecado y que por sus venas no corre la sangre de  la siempre pura y limpia Virgen María, que sabemos fue exenta de todo pecado, incluido el original (negando de este modo el dogma de la Inmaculada Concepción de María),  y que la Virgen pudo mantener relaciones sexuales con varón (implícitamente niega el dogma de la Virginidad perpetua de María). Al decir estas palabras niega que Dios Espíritu Santo fue quien fecundó su vientre, puesto que Dios Espíritu Santo no tiene pecado alguno. Luego de dicha afirmación se deduce  que “ni María es Santa”, “ni Dios es Santo en las personas segunda y tercera de la Santísima Trinidad”. De forma implícita también se injuria la figura de San José ya que deducimos por esta afirmación de Francisco que sería él u otra persona el padre natural y no adoptivo de Jesús y por tanto Jesús habría heredado  la sangre “pagana” de los antepasados de San José. ¿Qué sentido tiene decir esa frase si no es para denigrar la santidad de todos ellos? Si no ha querido decir eso, ¿a quién atribuye Francisco la paternidad de Jesucristo? ¿De quién es hijo entonces Jesús, si “por sus venas corre sangre pagana”? No tiene otra explicación.  Porque en la genealogía de Jesús podemos encontrar gente extranjera, pecadora e incluso idólatra, pero todos ellos finalmente convertidos y santos. Nunca sangre pagana, pues nada pagano llegó a las entrañas de la Virgen. Todo en esa sangre era puro y santo, el árbol de Jesé del que floreció la flor más hermosa, María Santísima. Todo este oscuro discurso que no tiene por donde cogerse, solo obedece a lo que leemos en el Talmud sobre la Virgen María, y que no vamos a repetir aquí, por tratarse de la blasfemia y herejía que corroboraría las palabras dichas ayer por Francisco y que solo pensarlo nos horroriza. Si alguien quiere leerlo, busque en Google “¿Qué dice el Talmud de la Virgen?” y se horrorizará.

Si a estas alturas no vemos nada y todo está bien, no podemos llamarnos católicos. Desconocemos las verdades más básicas de nuestra fe y que cada domingo, como católicos que somos, en cada una de las iglesias católicas del mundo proclamamos en el Credo, nuestra Profesión de Fe. Si no hemos detectado que estas y otras muchas palabras pronunciadas por Francisco no son de origen divino ni inspiradas por el Espíritu Santo, algo está fallando en nuestra fe y en nuestra formación cristianas. Estamos siendo anestesiados y ya no percibimos el engaño. Para conocer estas verdades, a modo de ejemplo, podemos leer los siguientes numerales del Catecismo de la Iglesia Católica y que como digo, Francisco ha contravenido verbalmente:

518 Toda la vida de Cristo es misterio  de Recapitulación. Todo lo que Jesús hizo, dijo y sufrió, tuvo como finalidad restablecer al hombre caído en su vocación primera: «Cuando se encarnó y se hizo hombre, recapituló en sí mismo la larga historia de la humanidad procurándonos en su propia historia la salvación de todos, de suerte que lo que perdimos en Adán, es decir, el ser imagen y semejanza de Dios, lo recuperamos en Cristo Jesús (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses, 3, 18, 1). Por lo demás, ésta es la razón por la cual Cristo ha vivido todas las edades de la vida humana, devolviendo así a todos los hombres la comunión con Dios (ibíd., 3,18,7; cf. 2, 22, 4).

433 El Nombre de Dios Salvador era invocado una sola vez al año por el sumo sacerdote para la expiación de los pecados de Israel, cuando había asperjado el propiciatorio del Santo de los Santos con la sangre del sacrificio (cf. Lv 16, 15-16; Si 50, 20; Hb 9, 7). El propiciatorio era el lugar de la presencia de Dios (cf. Ex 25, 22; Lv 16, 2; Nm 7, 89; Hb 9, 5). Cuando san Pablo dice de Jesús que “Dios lo exhibió como instrumento de propiciación por su propia sangre” (Rm 3, 25) significa que en su humanidad “estaba Dios reconciliando al mundo consigo” (2 Co 5, 19). (*)

437 El ángel anunció a los pastores el nacimiento de Jesús como el del Mesías prometido a Israel: “Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor” (Lc 2, 11). Desde el principio Él es “a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo”(Jn 10, 36), concebido como “santo” (Lc 1, 35) en el seno virginal de María. José fue llamado por Dios para “tomar consigo a María su esposa” encinta “del que fue engendrado en ella por el Espíritu Santo” (Mt 1, 20) para que Jesús “llamado Cristo” nazca de la esposa de José en la descendencia mesiánica de David (Mt 1, 16; cf. Rm 1, 3; 2 Tm 2, 8; Ap 22, 16).

También Francisco contradice la palabra del mismo Dios escrita en la Biblia:

“Pero cuando Cristo apareció como sumo sacerdote de los bienes futuros, a través de un mayor y más perfecto tabernáculo, no hecho con manos, es decir, no de esta creación, y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna. Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la ceniza de la becerra rociada sobre los que se han contaminado, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo? Y por eso El es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones {que se cometieron} bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna”. (Hebreos 9;12-14)

 
“En El tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia”. (Efesios 1;7)
“Y yo le respondí: Señor mío, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que vienen de la gran tribulación, y han lavado sus vestiduras y las han emblanquecido en la sangre del Cordero”. (Apocalipsis 7;14)

Finalizo este artículo con la siguiente frase de la Escritura para que el que tenga oídos, oiga, y el que tenga ojos, vea

“Cualquiera que viola la ley de Moisés muere sin misericordia por el testimonio de dos o tres testigos. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha hollado bajo sus pies al Hijo de Dios, y ha tenido por inmunda la sangre del pacto por la cual fue santificado, y ha ultrajado al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: MÍA ES LA VENGANZA, YO PAGARÉ. Y otra vez: EL SEÑOR JUZGARÁ A SU PUEBLO.
¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!” (Hebreos 10;28-31 )
*
Montse Sanmartí
Nota de la autora:

(*) Dios nos reconcilia por la Preciosa Sangre de Cristo, sangre santa, pura y virginal pues proviene de María, la Inmaculada Concepción y  la siempre Virgen. No se podría haber reconciliado a la humanidad con sangre pagana, proveniente del pecado original o de personas opuestas a Yahvé. Dios se reserva lo mejor para sí, haciendo de su Hijo el sacrificio óptimo de redención, reparación y salvación de las almas.

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

31 Comments

  • Es un clerical poseso postconciliar mundanista y modernistizado, con todo lo que ello conlleva de heretico y hasta apóstata realmente. Ni sacerdote simple sería si nos atenemos al cambio de consagración ERRONEO?

    Un masonil amigo del mundo y bueno con los anti-crísticos de todo signo, condición y pelaje, un masonete en el sillón de Roma para reventarla ya, sin remedio, por lo visto. THE END, en los infernos van a disfrutar todos juntitos (SIN TRATO ESPECIAL…).

  • San Agustín, quaestiones evangeliorum, 5,45

    Todos los errores de los herejes acerca de Jesucristo pueden reducirse a tres clases: los concernientes a su divinidad, a su humanidad, o a ambas a la vez.

  • Lo escribi y lo repite bergoglio no es el Pontifice verdadero. Lo afirme cuándo. Salioa la logia de la Basilica de San Pedro.deben exigirle. Ya a ese personaje que publicamente de testimonio del Credo en la Fe ……finalmente se ve la realidad

  • SAN JERÓNIMO

    San Jerónimo recriminó a un blasfemo diciéndole: “¿Por qué ofendes a Dios? Los perros ladran en defensa de sus dueños, y ¿me callaría yo cuando oigo blasfemar el nombre de mi Dios? ¡Podré morir, pero no callar!”.

  • SAN JERÓNIMO

    San Jerónimo recriminó a un blasfemo diciéndole: “¿Por qué ofendes a Dios? Los perros ladran en defensa de sus dueños, y ¿me callaría yo cuando oigo blasfemar el nombre de mi Dios? ¡Podré morir, pero no callar!”.

  • LA SANGRE DE JESUCRISTO ES DIVINA

    ANÁLISIS A LA LUZ DE LA DOCTRINA Y EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA

    BLOG ENRAIZADOS EN CRISTO

    FUENTE ARTÍCULO LEER:

    LA SANGRE DE JESUCRISTO ES DIVINA – Recae la maldición divina por tener como profana la Sangre de Cristo. | Enraizados en Cristo

    https://enraizadosencristo.wordpress.com/2017/09/11/la-maldicion-divina-recae-sobre-bergoglio-por-tener-como-profana-la-sangre-de-cristo/

  • SANTO TOMÁS DE AQUINO

    “Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad”.

  • Realmente aberrante.
    Hace poco un autor en The Remnant se preguntó hasta cuándo le van a dejar decir barbaridades. Y comentaba que si mañana dijera (Francisco) que la eucaristía es solamente un símbolo, a lo mejor diría Cardenal Burke: “¿Y qué quiere decir con que sea un símbolo?”.
    Nadie dice nada, y él sigue envalentonado. Vergonzoso.

    Dios es Santo. Y su Madre fue la Inmaculada Concepción, por lo tanto no hay ningún “paganismo” en la Siempre Virgen. Incluso tan solamente plantearse o preguntarse tal cosa es un insulto contra Dios.
    Felicito a la autora por el artículo.

    • Comparto con usted todo lo que dice y me causa profunda tristeza constatar que todo lo que diga Francisco es poco menos que palabra de Dios para tantos católicos con poca formación, que desconocen lo que es un dogma y nos llaman fanáticos cuando decimos que estas palabras son heréticas, aparte de blasfemias insoportables. Este perídodo de purificación nos ayude a ofrecer por tantas personas que por ignorancia y sin mala intención nos juzgan herejes a nosotros que defendemos los dogmas y el Magisterio.

      Dios le bendiga.

      • Me encanta la humildad con que se ha expresado el descontento con Francisco. Sobre todo el titulo, es muy cristiano y nos induce al respeto de nuestro representante De Dios en la tierra.

        Luz entre las tinieblas son estos escritos aclarando que el Papa es hereje! Que maravilla!

          • Monserrat: ¿ él leerá lo que sus feligreses bien formados escriben y le objetan? Sospecho que ignora y desprecia y ni lee a los que lo vemos tal como es…Habrá alguna forma de saber si lee o sabe sobre todo lo que la gente ha descubierto que esta tramando?

          • Imagino que no nos lee. De todas formas, mi pensamiento, más que llegar a su persona, es el de llegar a los hermanos en la fe que todavía pueden reaccionar. Opiniones como la mía debe tener para leer miles, de eso no me cabe la menor duda, porque muchos hemos visto muchas cosas que ha dicho y hecho. Es difícil que un católico con un mínimo de formación no se haya percatado de nada. Es más, gente con poca formación en la fe, me ha dicho que le han inquietado frases como “Si uno es gay y busca a Dios, ¿quién soy yo para juzgarlo?” y que tras esa frase se han puesto a indagar sobre su persona y sus dichos y están despertando. Ese es nuestro cometido, más que el hecho de que nos lea o no nos lea, querida Laura.

            Un gran abrazo en Jesús y María.

  • Demos crédito y publicidad lo más que cada uno podamos a lo que sobre Francisco afirma el también argentino Dr. Antonio Caponneto en la presentación de su última obra de análisis sobre este pontificado calamitoso (“No lo conozco. Del iscariotismo a la apostasía”): “Los cuatro años y medio largos de pontificado de Jorge Mario Bergoglio oscilan entre la “blasfemia, la obscenidad, la herejía y el disparate”.

    No podemos callar ante esta tragedia que vive la Iglesia, por más que la mayoría de sus pastores (cardenales, obispos, presbíteros, consagrados y consagradas…) callen y otorguen, omitan y justifiquen lo injustificable. No debemos callar, por más que muchos en la Iglesia, aunque vivan de la misma (sanidad, educación, servicios sociales…), actúen como perros mudos a los que solo interesa su particular hueso, esto es, su cota de poder, prestigio, su puesto de trabajo…

    Es una vergüenza y una blasfemia lo que está pasando. Una ignominia.

  • ¡Dios mío! ¡Sangre pagana! ¿Se puede caer tan bajo? Quiero hacer una salvedad que en modo alguno redime a Bergoglio, cuando se refiere a “la que envía mensajes de Correos” o algo similar, lo hace en clara alusión al fraude de Medjugorje, que tiene sus “apariciones” y “mensajes” programados de antemano y a mi me consta, no me lo han contado. Es evidente que el Vaticano, que sabe perfectamente que esas “apariciones” no son reales, tiene muchos intereses puestos en ellas, de tal modo que no se atreven a expedirse oficialmente al respecto. Por lo demás, hay que orar mucho por este hombre, que muy acertadamente él lo pide en todo momento, porque ha traspasado los límites de todas las profecías que lo tienen por protagonista. Que nos pille confesados.

  • Esto ha dicho Benedicto XVl, no está tan alejado…
    “La genealogía de Mateo es una lista de hombres, sin embargo, antes de llegar a María, se menciona a cuatro mujeres: Tamar, Rahab, Rut y la mujer de Urías ¿Por qué aparecen estas mujeres en la genealogía? ¿Con qué criterios se las ha elegido?
    Se ha dicho que estas cuatro mujeres habrían sido pecadoras. Así, su mención implicaría una indicación de que Jesús habría tomado sobre sí los pecados y, con ellos, el pecado del mundo, y que su misión habría sido la justificación de los pecadores. Pero este no puede ser el aspecto decisivo en su elección, sobre todo porque no se puede aplicar a las cuatro mujeres. Es más importante el que ninguna de las cuatro fuera judía. Por tanto, el mundo de los gentiles entra a través de ellas en la genealogía de Jesús, se manifiesta su misión a los judíos y a los paganos.
    Pero, sobre todo, la genealogía concluye con una mujer, María, que es realmente un nuevo comienzo y relativiza la genealogía entera.”
    Del libro La infancia de Jesús de Benedicto XVI. Editorial Planeta. Capítulo I, páginas 14 y 15

  • Qué interesante se pone todo esto si profundizamos acerca de lo dicho por Bergoglio y por Benedicto XVl. Teniendo en cuenta que la gemealogía se refiere al padre putativo de Jesús, para llegar a la conclusión de que tiene “sangre pagana”, debemos dar por sentado que Jesús nació de la unión carnal de José y María, ya que es la única manera de que esa genealogía concluya en ella. Con lo cual, señores, estamos doblando la apuesta a las herejías. ¡Qué profunda tristeza me causa todo esto! Jesús, ven pronto.

  • Lo que dijo el Papa Francisco sobre María es también cierto… Ella no es una jefe de correos q envía mensajes todos los días… Se refería a la multitud de “videntes” que dicen recibir mensajes de ella, y a la innumerable cantidad de mensajes en internet en los que dicen hablar a su nombre y diciendo que les concedió cualquier tontería. Por eso dice Francisco que ella no es una santita que concede permanentemente gracias baratas… Su gracia o única concesión es llevarnos a su Hijo y eso no se hace con mensajitos ni cadenas de internet… Todo eso proviene de una fe falsa o infantil o demasiado religiosa (sin que nuestra vida cambie realmente) y el Papa tiene la misión de sacarnos de esos errores…

    Saludos en Cristo

    • Que Francisco crea o no que María se aparece no es el problema. Nadie está obligado a creer en ninguna aparición para salvarse. De hecho, nosotros nunca en la web hemos apoyado nada en lo cual la Iglesia no se haya definido. Pero lo cierto es que las expresiones que utiliza Francisco para dirigirse a la Virgen nos dejan de sorprendernos y entristecidos: “….La Virgen no es una santita a la que pedir gracias baratas……” o aquella que cita usted “…….no es una jefa de correos……” frases poco refinadas viniendo de parte de quien vienen. La peor que le he escuchado contra María ha sido la de su “queja” (supuesta solamente por Francisco, nunca se nos hubiera ocurrido a ningún católico suponer tal barbaridad, y menos a otro papa) al ángel al pie de la cruz, porque esa sí que me parece que roza la blasfemia, porque ella sabía a qué se comprometía cuando dio el sí, como judía conocía bien las Escrituras sobre el Salvador, como presentada en el Templo donde se formó y conoció quién sería el Salvador del mundo, es muy osado y muy falto de verdad y conocimiento, decir que María se quejó al ángel Gabriel y le echó en cara que la había engañado. Reconozca que son frases, todas ellas, fuera de lugar y otras cosas más graves.

      • Creo estimada Monserrat, con todo respeto, que siempre cogen ustedes el rábano por las hojas, o sea que entienden las cosas mal o las tergiversan espero que no sea por mala intencion motivada por sus posibles prejuicios. En ninguna parte de las palabras del Papa se puede colegir que él “no cree” en las apariciones de María. No cree, y por eso lo que dijo, en la multitud de falsas apariciones y videntes que dicen recibir mensajes de ella, ni en las millones de cadenas que ofrecen miles de “beneficios” si se reenvían los correos. Las palabras que usó Francisco son las adecuadas y precisas para describir esas situaciones (“jefe de correos” y “santita que reparte gracias baratas”), pues en eso es lo que parecen suponerla la mayoría, y por eso esos términos están llamados a llegar al corazón de los que tienen ésa falsa religiosidad. El Papa no se refirió a la persona real que es Maria sino al personaje de ficción que es mas una jefe de correos y una santita que da gracias baratas en la que muchos parecen creer.
        Las críticas “sin ton ni son” o injustificadas, en temas muy sencillos y fáciles de entender, muestran los prejuicios de que les hablo. A Dios le pido el que puedan salir de ellos.

        Un placer estimada Monserrat.

        • Y se me había pasado por alto el otro tema que tocas en tu respuesta. Si el mismo Jesús que era Dios le hizo reclamos al Padre desde la Cruz porque se sintió abandonado por Él, que se puede esperar de María que era sólo humana. Hay que entender que ambos eran 100℅ humanos y por eso tuvieron muchas veces dudas y temores y sufrimientos como cualquier otro ser humano y libremente podían.manifestarlas al Padre… El que María o Jesus supieran cuál era su misión y destino no significa que no sufrieran o no quisieran que no les pasara, y por eso Jesús con infinita tristeza y sudando sangre por el miedo (sentimientos humanos) le pidió al Padre que quitara esa copa de su vida… Eran como todos a pesar de los dones o virtudes que tenían y así debemos entenderlos…

          Bendiciones…

          • Una cosa es decirle al Padre, ¿Padre, por qué me has abandonado?, y otra diferente es decir al ángel “Mentiroso”. Le pongo un enlace:

            https://denzingerbergoglio.com/la-virgen-seguramente-tendria-ganas-de-decir-al-angel-mentiroso-me-has-enganado/

            Me parece mucho más coherente esta explicación que la que usted me da. Realmente cuando escuché esas palabras de Francisco quedé conmocionada, jamás lo hubiera podido llegar a pensar. Si usted lo ve normal, yo no lo veo así, y me consta que estas palabras han hecho daño a muchas personas de fe sencilla.

            Bendiciones.

          • @ Jaime Gomez. “Que se puede esperar de Maria que era solo humana”. Te responde Santa Isabel : Dichosa tu que has creído. Quien soy yo para que me visite la Madre de mi Señor? Bendita tú entre las mujeres…
            Te responde San Juan Apóstol y Evangelista: De pié junto a la Cruz de Jesús estaba su Madre…
            Te responde toda la Tradición de la Iglesia: La Virgen Santísima mantuvo su fe sin vacilar consintiendo amorosamente en la inmolación de la Víctima Divina, su Hijo Jesús. Por eso la Iglesia la llama Mediadora y Corredentora nuestra. Ella sola mantuvo su fe el Sabado Santo en la espera de la Resurrección de su Divino Hijo, Unigénito del Padre Celestial.
            Esta es la Fe de la Iglesia Católica.
            Yo, con Montserrat, también digo que jamás he oído decir tantas barbaridades -verdaderas blasfemias- a un Papa. Lea la Encíclica Redemptoris Mater del Santo Papa Juan Pablo II. Allí está lo que yo he dicho , con verdadera Autoridad Apostólica , allí está la Tradición y la verdadera Fe Católica.

        • Me pregunto si es lícito disentir de cualquier afirmación que haga Francisco. Parece que todo lo que dice es “palabra de Dios”. Yo repito, desde mi pequeñez, que las expresiones de Francisco, en muchas ocasiones, son frases que nunca antes escuché de nadie, menos de un papa, y que me hieren profundamente, y como a mi, a muchas personas. ¿Qué expresión más burda en boca de un papa es decir que María alcanza “gracias baratas”? ¿Qué significa gracia barata? No logro entender qué es eso, ya que María es medianera de todas las gracias, grandes o pequeñas. Por su medio recibimos muchas veces aquello que se nos negaría de otro modo, como cuando Cristo obró el milagro en las bodas de Cana. ¿Es que María solo puede aparecerse cuando diga o quiera Francisco o goza de la posibilidad de hacerlo cuando Ella lo estime conveniente? Yo no soy partidaria de cadenas, ni tampoco de ir a lugares donde aún la Iglesia no se ha pronunciado sobre una supuesta aparición. Para eso hay que esperar y ver qué dicen los estudios. De hecho, aunque muchas personas han ido por ejemplo a Medjugorge, yo nunca he pisado ese lugar, pero no porque crea o deje de creer, sino porque yo no puedo afirmar, como tampoco lo puede hacer cualquiera que no haya estudiado el caso, si allí hay aparicones verdaderas o no las hay. El dolor de muchos, no es que él piense como piensa en este tema, porque yo en ese sentido estoy de acuerdo. No todas las revelaciones son verdaderas. Me reitero en que lo que me tiene en disconformidad es su modo de hablar de María. Esa falta, a mi modo de ver, de respeto y devoción. Creo que usted tampoco entendió mi comentario o no me he sabido expresar.

          Dios lo bendiga a usted también.

  • “La naturaleza cedió su puesto a la Gracia, paróse trémula y no osó avanzar”
    Bula Ineffabilis Deus, del Beato Pío IX proclamando el Dogma de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Siempre Virgen María.
    Recomiendo la lectura de esta preciosísima Bula.
    Tota pulchra es Maria et mácula originális non est in Te.
    “Quien me acusará de pecado?” Palabras de Nuestro Adorable Redentor Jesucristo en el Santo Evangelio.

A %d blogueros les gusta esto: