Actualidad Artículos Externos

Documento Secreto de 1918 del Archivo Vaticano revela plan masónico para destruir el Trono y el Altar

 

Por Maike Hickson. 11 de Mayo de 2017 

  •  

Imagen: Copia de la carta original de 3 páginas, de los Achivos secretos del Vaticano. No tenemos autorización para publicar el contenido completo de la carta, pero el autor de este artículo obtuvo permiso para revisarlo en su totalidad. 

 

El Dr. Michael Hesemann, un historiador alemán de la Iglesia Católica, concedió recientemente una entrevista a la publicación de Robert Moynihan, Inside the Vatican. En esta entrevista, que trata del Centenario de las Apariciones en Fátima, el Dr. Hesemann hace la siguiente declaración: 

 

También en 1917, la Francmasonería celebró el Bicentenario de la fundación de la primera Gran Logia de Londres en 1717. La ideología masónica esta basada no sólo en el deísmo, sino también en la herejía Gnóstica de la auto salvación y de “iluminación”, y tiene una agenda anti Católica determinante. Justo en 1917, Maximiliano Kolbe, uno de los grandes santos del Siglo XX, presenció una procesión masónica en Roma, portando letreros con la frase “Satanás debe reinar en el Vaticano. El Papa será su esclavo”. 

 

Un año después, los masones alemanes advirtieron al  Emperador alemán, Guillermo II, que el Gran Oriente planeaba obligar a abdicar a todos los soberanos monarcas de Europa – lo cual de hecho sucedió en 1918 – [y también] destruir la Iglesia Católica y poner a Europa bajo el control de los Grandes Capitales Americanos, de acuerdo a un documento que encontré en los Archivos secretos del Vaticano. El Bolchevismo sería el instrumento de la masonería para lograr este objetivo. 

 

De hecho, 1917 fue el año de la Revolución [Bolchevique] Rusa, que concluyó con una persecución masiva de la Iglesia. También 1917 fue el año en que los Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial, el año en que las dos súper potencias nacieron, las cuales formaron la historia del Siglo XX por los siguientes 74 años. 

 

El Dr. Hesemann rechaza personalmente la opinión de que Rusia no sido consagrada lo suficiente al Inmaculado Corazón de María, y niega que aún exista una parte faltante del Tercer Secreto de Fátima. No obstante, cree que el mensaje de Fátima aún está vigente y que de alguna manera n gran castigo aún es inminente. Y este castigo podría estar conectado, a mi parecer, con lo mencionado arriba: ésto es, la destrucción de muchas monarquías europeas, junto con el debilitamiento y descomposición de la Iglesia Católica. De este modo muchas naciones históricas también serán destruidas (como Nuestra Señora también dijo). 

 

Inspirado por la declaración del Dr. Hesemann de que él mismo encontró inesperadamente un importante documento en los Archivos secretos del Vaticano, me puse en contacto con él personalmente, y de inmediato se mostró generosos y ofreció compartirme aquel documento original. Él condujo una extensiva investigación en los Archivos secretos del Vaticano desde el 2009. En Mayo de 2016 como parte de su propia preparación para el Centenario de Nuestra Señora de Fátima, el Dr. Hesemann publicó de hecho un artículo acerca de este documento histórico en el que él mismo menciona las partes más importantes del documento.  

 

El documento encontrado por el Dr. Hesemann en los documentos de los Archivos Vaticanos de la Nunciatura en Múnich se trata de una carta escrita a mano con fecha de 8 de Noviembre de 1918 por el Arzobispo de Colonia, Cardenal Félix von Hartmann, y dirigida al Nuncio Apostólico en Alemania, Arzobispo Eugenio Pacelli – quien más tarde se convertiría en el Papa Pío XII. En esa carta, el Cardenal von Hartmann informó al Arzobispo Pacelli acerca de cierta información que el Emperador Guillermo II acababa de recibir y que quería compartirla con el papa, con ayuda de su amigo personal, el Cardenal von Hartmann.  

 

A continuación los fragmentos más importantes de esta histórica carta: 

 

Su Excelencia, 

 

Su Majestad acaba de hacer de mi conocimiento que, “de acuerdo con las noticias que le hicieron llegar ayer, el Gran Oriente ha decidido en primer lugar, deponer a todos los Soberanos – él, el Emperador, el primero de todos – y entonces destruir la Iglesia Católica, encarcelar al papa, etc. Y, finalmente, establecer sobre las ruinas de la sociedad burguesa, una república mundial bajo el liderazgo de los Grandes Capitales Americanos. Los masones alemanes son leales al Emperador [alemán] (¡lo cual es de dudarse!) y éstos le han informado al respecto. Inglaterra quiere preservar también el actual orden burgués. Francia y América, en cambio, se dice que están bajo la influencia total del Gran Oriente [Logia masónica]. Se dice que el Bolchevismo es una herramienta aparte para establecer las condiciones deseadas.  

 

De cara a tan grave peligro, el cual además amenaza a la Monarquía, como también a la Iglesia Católica; es de tal importancia que el Episcopado Alemán esté informado y que también el papa esté advertido”. Hasta aquí el mensaje de Su Majestad. Me he considerado a mí mismo como obligado a compartirlo con Su Excelencia, y tengo que dejar a Su juicio el que quiera compartir este mensaje con Roma. La tormentosa demanda de los Socialdemócratas [alemanes] de que el Emperador debería abdicar, confirma de cierto modo este mensaje. ¡Que Dios nos proteja y a Su Santa Iglesia en este terrible confusión! […] Con la más profunda devoción y estando a la disposición de Su Excelencia, Cardenal Félix de [von] Hartmann. 

(Fuente: A.S.V., Arch. Nunz. Monaco d.B. 342, fasc. 13, p. 95-96) 

 

Tal como el propio Dr. Hesemann señala en el manuscrito que generosamente ha compartido conmigo, sólo transcurrió un día para que la Revolución de Noviembre estallara en Alemania y que como consecuencia de esto el Emperador alemán, Guillermo II, tuviera que abdicar. La advertencia se hizo realidad. 

 

El Dr. Hesemann – quien ha sido el autor de más de 40 libros y que ha merecido un gran reconocimiento por su importante investigación sobre el Genocidio Armenio – concluye su reporte sobre esta histórica carta con las siguientes palabras: 

 

¿Qué tan alejados nos encontramos hoy, 98 [ahora 99] años después, de la tan anunciada [y recomendada] “república mundial bajo el liderazgo del Gran Capital Americano”, cada uno de nosotros puede juzgar por sí mismo. El Tratado Trasatlántico y Sociedad de Inversión” (TTIP) habría llevado al mundo ciertamente a un paso más cercano de aquel objetivo.  

 

A este respecto, el documento que data de 1918 parece casi profético. Sin embargo, no describe las visiones de un vidente, sino más bien, cita un pretendido plan. ¿Acaso tal plan del Gran Oriente masónico fue también el proyecto para la historia europea del Siglo XX y principios del XXI? Aquello sería ciertamente una simplificación, como cualquier teoría de conspiración. Sin embargo, no podemos negar que la Masonería planeó, hace casi cien años, lo que después de todo se ha hecho realidad, y de una manera casi difícil de explicar.  

 

 

Traducción de Como Vara de Almendro 

Artículo Original: https://onepeterfive.com/secret-1918-vatican-archive-document-reveals-freemasonic-plot-to-destroy-throne-and-altar/

 

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

2 Comments

  • Gracias. Excelente página: VARA DE ALMENDRO. Lamentablemente vivimos en la Iglesia Católica, nuestra amada Iglesia, la gran apostasía. Una horrorosa crisis!!! Sólo nos queda orar para aplacar un poco la ira justa del Señor!!!

A %d blogueros les gusta esto: