Actualidad Nuestros Artículos

La falsa iglesia será mundana, ecuménica y mundial, una federación de iglesias vaciada de todo contenido divino. ¡CATÓLICO, DESPIERTA!

Después de la reciente noticia sobre el ” Mensaje del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso con motivo de la festividad budista de Vesakh/Hanamatsuri 2017, 22.04.2017″, emitida por la página oficial del Vaticano, y que pueden leer en el aquí, o al final de este artículo reproducida íntegra, no puedo sustraerme de volver a escribir sobre el tema, porque me parece tan doloroso y tan infame este comunicado, que no sería justo por mi parte, como hija de Dios que me considero,  callarme y no salir en defensa de Jesucristo, único Dios verdadero, y a quien se han atrevido a poner a la misma altura que un personaje mortal en dicho documento y que no es otro que Buda.

Durante todo este pontificado que estamos sufriendo ya por 4 años consecutivos, se nos ha repetido hasta el hartazgo sobre las bondades de las religiones del mundo, algo nunca visto en la Iglesia Católica. La primera de las manifestaciones que recuerdo hechas públicamente, fue la del 10 de julio de 2013. (Aquí) . Lo recuerdo perfectamente y fue impactante para mi escuchar ese mensaje desde la ventana vaticana.

Otros muchos guiños con teosofías panteístas, inmanentistas y antropológicas,  desdeñan y llegan e incluso desechar  al Dios católico como dador de la vida y Ser Supremo, Creador de todas las cosas, dueño de las mismas. Éste es, tristemente, el resumen de estos 4 años que han logrado centrar la atención en el hombre como único referente, haciéndolo un dios, y  comprendiendo que ese dios está también en los animales, los árboles, las plantas y la “madre tierra” en general. Ni más ni menos que éstos son los preludios de este pontificado: “Yo no creo en un Dios católico”…… ¿Se dan cuenta de la sutileza? Pero todo al final se revela y se ve con mucha claridad, porque todo este martilleo constante de igualar las todas las religiones solo persigue un fin: es, en resumen, la profecía que estamos viendo cumplirse y que pronunció el obispo Fulton Sheen en 1950:

“Estamos viviendo en los días del Apocalipsis – los últimos días de nuestra era …. Las dos grandes fuerzas del Cuerpo Místico de Cristo y el cuerpo místico de anticristo están empezando a elaborar las líneas de batalla para el concurso catastrófico.”

“El Falso Profeta tendra una religión sin cruz . Una religión sin un mundo por venir. Una religión para destruir las religiones. Habrá una iglesia falsa. La Iglesia de Cristo [ la Iglesia Católica ] será una. Y el falso profeta va a crear otra. La falsa iglesia será mundana, ecuménica y mundial. Va a ser una federación de iglesias. Y las religiones formarán algún tipo de asociación global. Un parlamento mundial de iglesias. Vaciadas de todo contenido divino y será el cuerpo místico del anticristo. El cuerpo místico en la tierra hoy tendrá su Judas Iscariote , y él será el falso profeta. Satanás lo reclutará de entre nuestros obispos.”

Pues ahora ya vemos, a estas alturas, cómo todo lo que previnimos hace ya mucho tiempo y lo que muchos hermanos en la fe se negaban a creer, está cristalizando de una manera claramente perceptible a los ojos atentos. Saltó la noticia de la oficina de prensa de la Santa Sede que ha emitido un comunicado a través del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso con motivo de la festividad budista de Vesakh/Hanamatsuri. Es en  este mensaje del 22 de abril donde se está equiparando la figura de Cristo a la de Buda, con palabras que ciertamente causan estupor entre los católicos, pues son una auténtica blasfemia y una herejía, al poner a un ser humano como es Buda a la altura de Cristo.

Ésto es lo que se está pretendiendo. Crear una sola falsa iglesia, vacía de contenido católico, en la que todas las religiones valgan lo mismo. Pura herejía.

 

Todos los católicos debieran leer este documento de 7 puntos, firmado por el presidente del Consejo, el cardenal Jean-Louis Tauran.  Es un documento que no pueden obviar  porque es una herejía y una blasfemia inmensas que debieran entristecernos y llenarnos de santa indignación. Lo reproducimos íntegro:

Mensaje del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso con motivo de la festividad budista de Vesakh/Hanamatsuri 2017, 22.04.2017

Vesakh es la festividad más importante para los budistas. Es una conmemoración de los acontecimientos principales de la vida de Buda.

La fiesta de Vesakh/Hanamatsuri 2017, se celebra en los países de cultura budista en diversas fechas, siguiendo las diferentes tradiciones. Este año los países de Asia Oriental  la celebran el 3 de mayo, mientras en la mayoría de los países de tradición budista se celebrará el 10 de mayo.

En esa ocasión el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso ha envíado a los budistas el mensaje siguiente.

Cristianos y budistas: Recorramos juntos los caminos de la no violencia”

Estimados amigos budistas:
1. En nombre del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, enviamos nuestros mejores saludos, buenos deseos y oraciones para Vesakh. ¡Que esta fiesta traiga alegría y paz a todos vosotros, a vuestras familias, comunidades y naciones!.
2. Este año queremos reflexionar con vosotros sobre la urgente necesidad de promover una cultura de paz y  no violencia. En nuestro mundo la religión está en los titulares, aunque a veces de maneras contradictorias. Mientras que muchos creyentes se comprometen a promover la paz, otros utilizan la religión para justificar sus actos de violencia y odio. Vemos cómo se ofrecen a las víctimas de la violencia curación y reconciliación, pero también intentos de eliminar todo rastro y memoria del “otro”. Se abre camino  la cooperación religiosa mundial, pero se asiste también a la politización de la religión; hay  conciencia de la pobreza endémica y del hambre en el mundo y,  sin embargo, prosigue la deplorabler  carrera de armamentos. Esta situación exige una llamada a la no violencia, un rechazo de la violencia en todas sus formas.
3. Jesucristo y Buda  promovieron la no violencia y fueron constructores de paz. Como escribe el Papa Francisco: “También Jesús vivió en tiempos de violencia. Él enseñó que el verdadero campo de batalla, en el que se enfrentan la violencia y la paz, es el corazón humano: «Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los pensamientos perversos» (Mc 7,21). “(Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2017 “La no violencia: un estilo de política para la paz”, n 3). El Papa también hace hincapié en que “Jesús trazó el camino de la no violencia, que siguió hasta el final, hasta la cruz, mediante la cual construyó la paz y destruyó la enemistad (cf. Ef 2,14-16). En consecuencia, “Ser hoy verdaderos discípulos de Jesús significa también aceptar su propuesta de la no violencia” (ibid).
4. Queridos amigos, vuestro fundador, Buda también anunció un mensaje de  no violencia y  paz, exhortando  a todos a “vencer al  que está enojado con el no enojarse, al malvado con la bondad, al mísero  con la generosidad y al mentiroso con la verdad “(Dhammapada, n. XVII, 3). También enseñó que “la victoria genera enemistad; los perdedores sufren. Viven en paz los pacíficos  abandonando la victoria y la derrota “(ibid., XV, 5). Por lo tanto, se dio cuenta de que la conquista de sí mismo vale más que la conquista de otros “aunque uno pueda conquistar mil veces mil hombres en la batalla, el ganador más noble es en cualquier caso el que se vence a sí mismo” (ibid, VIII, 4).
5. A pesar de estas nobles enseñanzas, muchas de nuestras sociedades  tienen que hacer frente a las repercusiones de las heridas pasadas y presentes causadas por la violencia y los conflictos. Este fenómeno incluye la violencia doméstica,  además de la violencia económica, social, cultural, psicológica, y la violencia contra el medio ambiente, nuestra casa común. Es  triste que la violencia engendre otros males sociales, por eso  “la elección de la no violencia como forma de vida se vuelve cada vez  más una exigencia de responsabilidad  en todos los niveles” (Discurso del Santo Padre Francisco con motivo de la presentación de cartas credenciales, 15 de diciembre 2016).
6. Mientras reconocemos el carácter único de nuestras dos religiones, con las  que seguimos comprometidos, estamos de acuerdo en que  la violencia surge del corazón del hombre, y en que los males de la persona desembocan en los males estructurales. Por lo tanto, estamos llamados a una empresa conjunta: estudiar las causas de la violencia; enseñar a nuestros respectivos seguidores a luchar contra el mal en sus corazones; librar del mal tanto a las víctimas como a los autores de la violencia; formar los corazones y las mentes de todos, especialmente  de los niños, a amar y vivir en paz con todo el mundo y el medio ambiente; enseñar que no hay paz sin justicia, ni verdadera justicia sin perdón; invitar a todos a cooperar en la prevención de conflictos  y en la reconstrucción de las sociedades quebradas; alentar a los medios de comunicación a evitar  y combatir el discurso del odio, y la información sesgada y provocadora; impulsar  las reformas educativas para evitar la distorsión y la mala interpretación de la historia y de  los textos escriturarios; y orar por la paz en el mundo recorriendo juntos el camino de la no violencia.
7. Queridos amigos, podemos trabajar activamente para promover en nuestras familias, y en las instituciones sociales, políticas, civiles y religiosas, una nueva forma de vida en  que se rechace la violencia y se respete a la persona humana. Con este espíritu os  deseamos una vez más una fiesta pacífica y alegre de Vesakh.
 

             
            Jean-Louis Cardenal Tauran
                         Presidente

+ Miguel Ángel Ayuso Guixot MCCJ

                                                                     Secretario

 

Hemos llegado a un grado insufrible de apostasía contra Nuestro Señor Jesucristo. La tarea de la evangelización parece una misión estúpida, si unimos a este nefasto documento las afirmaciones aberrantes que hemos tenido que escuchar:  “El proselitismo es una solemne tontería, no tiene sentido”, “Todos estaremos en el Cielo, todos”, “¿Voy a convencer a otro que se haga católico? ¡No, no, no! ¡Vas a encontrarlo, es tu hermano! ¡Eso basta!”“Si un chico tiene hambre, lo que me interesa es que le quiten el hambre. Si la educación se la da un judío, un musulmán o un ortodoxo, a mi me da igual, lo que me importa es que le quiten el hambre, en eso tenemos que ponernos de acuerdo”.

Concluyo que todo esto es el plan de que nos hablaba Fulton Sheen, porque hemos visto la “labor portentosa” del falso ecumenismo que se viene favoreciendo desde las más altas esferas de nuestra Iglesia. ¿Por qué falso ecumenismo? Muy sencillo; porque ya no se pretende la conversión de los hermanos cristianos separados, léase judíos, ortodoxos y protestantes de las miles de denominaciones existentes. ¡NO! Antiguamente, en las plegarias que se rezaban el Viernes Santo, se citaba: “oremos pos los herejes y cismáticos, para que abandonen sus errores y vuelvan a la verdadera Iglesia”. Esta oración ha desaparecido de dichas plegarias y ahora se cita solamente “oremos por los hermanos separados”, pidiendo que estemos unidos pero sin rogar al Señor para que  renuncien a sus errores. Lo mismo ha sucedido con la versión adulterada de la Novena a la Divina Misericordia. En la versión dictada por Jesús, Él le dice textualmente en el quinto día: “Hoy, atráeme a las almas de los herejes y de los cismáticos, y sumérgelas en el mar de Mi misericordia. Durante Mi amarga Pasión, desgarraron Mi cuerpo y Mi Corazón, es decir, Mi Iglesia. Según regresan a la Iglesia, Mis llagas cicatrizan y de este modo alivian Mi Pasión” (Diario, 1218). La nueva versión que circula en internet ha dejado de usar las palabras de Cristo en algunas publicaciones de páginas de prestigio y omite llamar a los herejes y cismáticos por su nombre. ¡Cuánto daño se hace con tantos eufemismos!  Algunos de buena fe, dicen que se cambiaron dichas oraciones para no ofender. Pero hemos llegado a un punto en que somos tan susceptibles, que nos molesta todo, y decir las verdades a los demás es una “falta de amor, de caridad y de misericordia”. ¡Cuántas barbaridades en nombre de la misericordia de Dios!

Hemos visto que ya no se corrige por esa falsa misericordia, y no solo eso. Ahora constatamos sin lugar a dudas que Roma se suma a todos los errores cuando se favorecen desde el propio Vaticano, celebraciones conjuntas dentro de la Casa de Dios, en nuestras iglesias y templos. No son los protestantes, judíos u ortodoxos quienes cambian sus conceptos. Somos nosotros los que gratamente les “invitamos” a estar compartiendo su visión falsa de la fe, sin animarlos a reconocer la única verdad, porque el cabeza mismo de la iglesia nos insta a no hacer proselitismo. Solo se busca un ecumenismo sin conversión, es decir, en palabras del propio Sheen, una “federación de iglesias” que van a unirse pero que en ningún caso buscan la verdad. Cada una de ellas tiene su “porción de verdad” y no pretende buscar la verdad absoluta que está en la Iglesia católica. Desde la cúspide misma de la Iglesia se insta a no hacer caso de las palabras de Jesús a Santa Faustina: no se le acercan las almas para aliviar su corazón, tal como leemos en el quinto día de la novena. No les importa que Cristo sufra una amarga pasión por ellas también; no les importa que desgarraren su cuerpo y su corazón, su Iglesia; nos les preocupa que no regresen al seno de la misma ni que logren cicatrizar las llagas de Cristo al volver a la verdad. Es decir, que a quienes promueven este falso ecumenismo les importa un bledo el Corazón de Jesús y la salvación que con su pasión vino a traer a estas almas también. ¡¡¡Gravísimo!!!

Hermanos, si ante estas cosas seguimos imperturbables y no vemos que la apostasía ha alcanzado grados insospechados, es que nuestra fe está realmente muy enferma y anestesiada. Necesitamos orar mucho, para que el Espíritu Santo vaya dándonos sus 7 dones, tan necesarios, todos ellos, para caminar en rectitud en este mar tempestuoso que trata de ahogarnos con sus gigantescas mentiras y engaños. Recordemos aquellas palabras de la aparición aprobada por la Iglesia,
la aparición de La Salette: “Roma perderá la fe y se convertirá en la
sede del Anticristo”.
¿Estamos ya en esa hora?  Yo creo sinceramente que sí.¡¡¡Oremos!!!

Montse Sanmartí

 

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

9 Comments

  • Un comentario fuera de la razón, de quien no ha leído la biblia, ya que en ella dice que no le debemos ni decir a un hermano apostata o protestante y este comentario esta aceptando utilizar las palabras herejía y cismáticos por unas supuestas palabras de Cristo que no pudo contradecirse

    • Amigo, en qué punto dice la Biblia que no debemos llamar a nadie apóstata o protestante? Póngame la cita, por favor. Además, el movimiento protestante viene muchos años después de la muerte de Nuestro Señor Jesucristo. ¿Quién es el que no leyó la Biblia, usted? En cuanto al uso de la palabra herejía, es correcto lo que dije. Comparar a Cristo con un ser mortal como Buda, es una herejía y una blasfemia. Cristo, le dictó a Santa Faustina la Novena de la Misericordia, y es una aparición aprobada por Juan Pablo II. En el quinto día de la novena a la Divina Misericordia, Jesús le habla a Santa Faustina de los herejes y cismáticos.
      Ahora, por favor, le insto a que me diga el punto, el versículo y pasaje en el que la Biblia contradice estas palabras de Nuestro Señor. Nunca leí en la Biblia nada de lo que usted dice. Le agradezco que me lo señale.

  • Montse, en mi humilde opinión, tu artículo está perfecto, hago mías tus palabras y corazón, estoy de acuerdo plenamente. Para quien te condena por exortar santamente con la verdad tal y cual que lea por ejemplo Mateo 23 ;
    “Mateo, 23 1. Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos 2. y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. 3. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. 4. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. 5. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; 6. quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, 7. que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”. 8. «Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos. 9. Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. 10. Ni tampoco os dejéis llamar “Directores”, porque uno solo es vuestro Director: el Cristo. 11. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. 12. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado. 13. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el Reino de los Cielos! Vosotros ciertamente no entráis; y a los que están entrando no les dejáis entrar. 15. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros! 16. «¡Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: “Si uno jura por el Santuario, eso no es nada; mas si jura por el oro del Santuario, queda obligado!” 17. ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro, o el Santuario que hace sagrado el oro? 18. Y también: “Si uno jura por el altar, eso no es nada; mas si jura por la ofrenda que está sobre él, queda obligado.” 19. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda, o el altar que hace sagrada la ofrenda? 20. Quien jura, pues, por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él. 21. Quien jura por el Santuario, jura por él y por Aquel que lo habita. 22. Y quien jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por Aquel que está sentado en él. 23. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe! Esto es lo que había que practicar, aunque sin descuidar aquello. 24. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! 25. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro están llenos de rapiña e intemperancia! 26. ¡Fariseo ciego, purifica primero por dentro la copa, para que también por fuera quede pura! 27. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia! 28. Así también vosotros, por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad. 29. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, 30. y decís: “Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!” 31. Con lo cual atestiguáis contra vosotros mismos que sois hijos de los que mataron a los profetas. 32. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres! 33. «¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar a la condenación de la gehenna? 34. Por eso, he aquí que yo envío a vosotros profetas, sabios y escribas: a unos los mataréis y los crucificaréis, a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad, 35. para que caiga sobre vosotros toda la sangre inocente derramada sobre la tierra, desde la sangre del inocente Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Baraquías, a quien matasteis entre el Santuario y el altar. 36. Yo os aseguro: todo esto recaerá sobre esta generación. 37. «¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido! 38. Pues bien, se os va a dejar desierta vuestra casa. 39. Porque os digo que ya no me volveréis a ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!»”
    Mateo, 23 – Bíblia Católica Online

    Leia mais em: http://www.bibliacatolica.com.br/la-biblia-de-jerusalen/mateo/23/

      • Acabo de ver el enlance con video de la celebración judaica en la Catedral de Santa Teresita…contra hechos no hay argumentos…la dolorosísima Cruz de Cristo no les dice nada…el Amor no es amado…Las trampas que pone Satanás son tan astutamente disfrazadas que las almas caen instantáneamente dentro de ellas ¡completamente inconscientes de haber caído! Unidas en oración constante. Vinde Señor Jesus…!

  • Es increíble como tergiversa las cosas. Realmente la autora no entiende el Evangelio. En el mensaje del Consejo Pontificio no veo ninguna contradicción con lo que predicó Jesús.

    • Estimado Manuel: tal vez usted cree que soy yo quien tergiverso el mensaje evangélico. Pero me parece que usted desconoce bastante las herejías gravísimas que se esconden tras este mensaje del Consejo Pontificio. ¿Sabe acaso lo que es Irenismo, el sincretismo, el panteísmo? ¿Sabe que es herético el contenido del documento? No se trata de tergiversar el contenido del mensaje, porque no soy yo la que lo interpreta, sino la Iglesia misma nos enseña que es herejía el querer armonizar, simpatizar, unir lo que es falso con lo verdadero. Puede que usted tenga esa visión, pero creo que hay que formarse bien antes de emitir juicios a la ligera. Falta mucha formación y eso salta a la vista cuando vemos que se lanzan comentarios ligeros y sin fundamento. Todos tenemos obligación de formarnos constantemente en nuestra fe y no dejarnos engañar por el modernismo rampante.

      Dios le bendiga.

A %d blogueros les gusta esto: