Actualidad Nuestros Artículos

Hay comparaciones odiosas: Ni los refugiados viven en campos de concentración, ni Jesucristo, verdadero Dios, es equiparable a Buda

Antonio Socci se hace eco de una noticia impactante. De nuevo, Francisco nos vuelve a sorprender, o quizás ya no, con una de sus afirmaciones locuaces y supérfluas, al estilo de los adolescentes que hablan sin saber lo que dicen, en muchas ocasiones. El problema es, que me temo que Bergoglio sí sabe lo que dice. ¿Y qué ha dicho esta vez, se preguntarán ustedes? Pues ni más ni menos que ha comparado los campos de refugiados con “Campos de Concentración”, así, como lo oyen y se ha quedado más feliz que un ocho. 

Hace muy pocos días, compartimos aquí un artículo titulado “Islam, religión de la espada”. La alarma de un jesuita egipcio. En este artículo, escrito precisamente por un conocedor del tema, mucho más que Jorge Mario, que viene de otro contexto lejano al vivido en esta parte del hemisferio,  se muestra como el Islam solo tiene una minoría de adeptos que son pacíficos. El resto, las 3/4 partes de los fieles de Mahoma, son defensores de la Sharia, es decir, de su ley que incita al odio, la venganza y la sangre.

Para rebatir las insultantes palabras de Bergoglio, el Comité Judío Americano (AJC), instó a reconsiderar su lamentable intervención expresándose del siguiente modo: 

“Los nazis y sus aliados erigieron y usaron campos de concentración para el trabajo esclavo y el exterminio de millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial. No hay comparación con la magnitud de esa tragedia. “Respetuosamente instamos al Papa a reconsiderar su lamentable elección de palabras. La precisión del lenguaje y de los hechos es absolutamente esencial cuando se hace referencia histórica, sobre todo cuando se trata de una figura mundial tan prominente y admirada “. La Alemania nazi de Adolf Hitler mantuvo campos de concentración a través de los territorios que controlaba antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Los campamentos fueron utilizados para encarcelar, torturar y matar a los llamados “elementos racialmente indeseables” de la sociedad alemana, como los judíos, los delincuentes, los homosexuales y los romaníes, y los opositores políticos”.

 

Después de estas desafortunadísimas declaraciones de Francisco, uno se llega a preguntar ¿qué es lo que mueve al líder católico a estar permanentemente hablando de los musulmanes, que son, en su mayoría, los inmigrantes que entran en Europa en nuestros días? ¿Por qué motivo compara los campos de refugiados con los campos de concentración nazis? Estas palabras de Francisco son gravísimas!!!

¿No se ayuda a subsistir a todos esos inmigrantes, aun en medio de la crisis que ya de por sí está viviendo Europa, repartiendo alimento, vestido, tiendas de campaña para no estar al raso, etc. a este ingente grupo de población?  ¿Por qué defiende tanto a estas personas que tienen multitud de hijos y vienen a repoblar los que en Europa se abortaron desgraciadamente, o no se engendraron por hedonismo? ¿Acaso estas personas son mejores que los católicos fieles al matrimonio y a lo que enseña el magisterio sobre temas de natalidad? ¿Las mujeres musulmanas no son “conejas” para Francisco? ¿A ellas no las reprende ni les dice que paren de tener hijos “alocadamente” como hizo con las madres que hemos sido fieles a nuestra maternidad y nos advirtió en su momento que los hijos hay que traerlos al mundo con cabeza? ¿No las reconviene a ellas a prestar atención en estos momentos de crisis para ser vigilantes y guardar castidad para no engendrar hijos en medio de estas dificultades?  ¿Por qué no habla nunca en sus discursos de la multitud de cristianos que mueren a diario a manos de los islamistas? ¿No tendría que empezar arreglando lo de su propia incumbencia, que es el la Iglesia Católica y sus fieles, para luego tratar de ayudar a otros, que aunque necesitados, vienen a ocupar el puesto que ellos quieren ocupar? Obviar que en su fuero más interno vienen a conquistar Europa, es ser un iluso o un necio. Pero, por una mal entendida solidaridad y caridad, los dejamos entrar como Pedro por su casa, y encima les damos la bienvenida. Luego empiezan a darse episodios de violaciones y altercados varios en países europeos donde la tasa de musulmanes sobrepasa toda prudencia. 

Pues si unimos a estas palabras las citadas por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, que equipara a Buda con Nuestro Señor Jesucristo y promueve la no-violencia medioambiental, tenemos un “suculento manjar envenenado”  que quien se lo coma, va derecho a perderse. Todo ésto no hace más que traer al panorama eclesial una rebaja más, una nueva concesión de nuestra fe, en aras de “aceptar” todo lo que no sea católico. Estamos volviendo a hacer lo que hizo el pueblo de Israel cuando adoró al becerro.  Yo, desde luego, cada vez me siento peor ante tantos dislates, no sé como estarán ustedes. ¿Que no me creen? Aquí tienen el documento de marras, de la página oficial del Vaticano, para los que vendrán a decirnos que somos unos mentirosos. Ahí queda esta “perla”, firmada por el presidente, Jean- Louis Tauran presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo interreligioso con motivo de la festividad budista de Vesakh/Hanamatsuri

 http://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2017/04/22/ves.html

¡¡¡VEN, SEÑOR, JESÚS!!!

Montse Sanmartí

 

Pueden acceder a la noticia original en Independent: http://www.independent.co.uk/news/world/europe/pope-francis-refugee-centres-concentration-camps-american-jewish-committee-a7697591.html

 

 

 

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

5 Comments

    • Queridísima Susana: realmente, es imposible digerir toda esta serie de barbaridades en la Iglesia, si realmente seguimos a Cristo. Las dos noticias que hemos comentado en el artículo son escabrosas y denotan ya el momento en que nos encontramos, queriendo destruir todo vestigio de Dios, del Dios verddero, en aras de otros dioses que nada tienen de verdaderos y que solo traen dolor y confusión. Realmente, lo ha resumido muy bien, amiga. Horrorizados es la palabra, aunque muchos sigan tan felices. ¡Ven, Señor, Jesús!

  • HOLA MONTSERRAT
    DESEO HACER COMENTARIOS EN SU GRAN PAGINA, MUY ACERTADA POR CIERTO, EN LA VERDADERA SANA DOCTRINA
    SOY CARLOS HUMBERTO OSSA MONTOYA DE PEREIRA COLOMBIA….
    QUE VIVAN JESÚS SANTO Y MARÍA VIRGEN

  • En el cierre del centenario el jueves 12 (quizas el mismo miercoles, se oyó de lejos la musica) pusieron una proyeccion visual nocturna sobre la Basilica de NS del Rosario, ya habia mucha gente esa noche, por lo que no era un simulacro que sería ese miercoles. Pusieron varias masonadas esperables en esta Demolición de Roma pero no podia faltar el grupete victimario de refugiados con vallas concertinas y que debiamos ser tan solidarios CON ISLAMITAS (NO LOS JEQUES Y EMIRES MILLONARIOS DEL PETRODOLAR, NO LA RICA ISRAEL… ellos lo han montado todo precisamente), pero parece que hubo quejas y el viernes, sabado cortaron ese trozo…. qué vergoña. Decir que a la Virgen la ponias como sin cabeza y con cuernos, en contraste de sombra.

    ESTO ES LO QUE HAY, SI TE GUSTA BIEN contento borreguil del clero bergogliano, Y SI NO EXCOMULGADO Y LINCHADO.

    THE END, Dios no los perdone.

A %d blogueros les gusta esto: