Nuestros articulos

LA MISTERIOSA DESAPARICIÓN EN MEDJUGORJE DEL PADRE LUCIANO CICCIARELLI 

 

Por Arturo Picatoste 

 

Dos de agosto del año 2015, en pleno verano, presente en la celebración del 26º Festival de la Juventud en Medjugorje, el conocidísimo y popular sacerdote misionero italiano P. Luciano Ciciarelli, fue visto por última vez por un colega mexicano que le saludó con toda normalidad. Desde entonces, nunca más se supo de él.  

Tan pronto como se denunció su desaparición, varios dispositivos de búsqueda policiales e incluso militares, como un helicóptero de la Eufor (Fuerza de la Unión Europea), así como voluntarios, perros, etc., trabajaron intensamente para localizarlo. No se encontró rastro alguno ni en albergues, hostales u hospitales. El gran misterio sigue sin resolverse.  

Ciciarelli fue un gran divulgador del Tratado de la Verdadera Devoción  

 

 Preveo claramente que muchas bestias rugientes llegan furiosas a destrozar con sus diabólicos dientes este humilde escrito y a aquel de quien el Espíritu Santo se ha servido para redactarlo, o sepultar, al menos, estas líneas en las tinieblas o en el silencio de un cofre a fin de que no sea publicado. Atacarán, incluso, a quienes lo lean y pongan en práctica. Pero ¡qué importa! ¡Tanto mejor! ¡Esta perspectiva me anima y hace esperar un gran éxito, es decir, la formación de un gran escuadrón de aguerridos y valientes soldados de Jesús y de María, de uno y otro sexo, que combatirán al mundo, al demonio y a la naturaleza corrompida en los tiempos –como nunca peligrosos– que van a llegar! Entiéndelo, lector (Mt 24,15). El que pueda con eso, que lo haga (Mt 19,12).” 

(Tratado de la Verdadera Devoción, numeral 114) 

El Padre Luciano Cicciarelli nació en 1936 en Civitella Casanova, Italia, y fue ordenado sacerdote en 1961. Ingresó en los misioneros Montfortianos y fue destinado a Perú en 1966. Allí vivió 33 años, recorriendo a pie o en mulo desde la costa al altiplano y la selva amazónica, predicando el amor a la Virgen María. 

Aprendió el quechua y fundó seis casas en Perú, dos en Paraguay y una en México, además de predicar también en África y fundar un centro de atención a enfermos, pobres, drogadictos y enfermos de sida. En Perú fundó, entre otras obras,Radio María en 1994, y el Hogar Gladys para madres en dificultad y sus pequeños. 

Desde 1999 recorrió el mundo dando conferencias para Consecratio Mundi, una obra monfortiana. Una de sus principales actividades y por la que fue más conocido era la divulgación gratuita de ejemplares del Tratado de la Verdadera Devoción de San Luis María Grignion de Monfort. Se cuenta que llegó a regalar más de cien mil ejemplares. Sus enseñanzas y promoción del libro le llevó por platós de televisiones, emisoras de radio, conferencias en parroquias, colegios, etc. de todo el mundo. 

“Este libro, como dice el numeral 114, lo ha escrito el Espíritu Santo. Que el Espíritu Santo escriba 200 págs eso nos hace reflexionar. Ha tocado muchísimos temas. Si no hubiera sido así, no tendría ningún interés en regalar tantísimos ejemplares. En el libro hay muchísimos temas. Cada rincón es una enciclopedia”. 

(P. Luciano Ciciarelli) 

 

 ¿Qué pudo ocurrirle para que desapareciera? 

Actualmente, marzo de 2019, continúa el misterio total por la desaparición del padre Cicciarelli ocurrida  hace casi cuatro años en Medjugorje (Bosnia-Herzegovina).  

Cuando todavía no había pista alguna de su paradero, el superior provincial de los monfortianos, Padre Angelo Livio Epis, dijo en la cadena de televisión italiana RAI que el desaparecido sacerdote podría haber sido víctima de la delincuencia por un proyecto de caridad que tenía previsto llevar a cabo, para lo cual pensaba adquirir un terreno en la zona de Medjugorje. La segunda hipótesis sería que el sacerdote podría haber sufrido alguna dolencia y caer en una de los grietas de la zona montañosa.  

Según revelaron las investigaciones, diez días después de su desaparición, su operador de telefonía móvil captó una leve señal de la batería de su aparato en la zona de Medjugorje, pista que aunque sin fruto, se estuvo  siguiendo por los investigadores ante el temor de que le hubiera sucedido algo en un descampado o en el monte. 

El sacerdote había llegado a Medjugorje el 28 de julio para participar del 26º Festival de la Juventud que se celebra allí cada año. Fue visto por muchos peregrinos con su clásica camisa azul. 

El P. Ciciarelli tenía intención de seguir un retiro espiritual en español desde el día 6 de agosto. La propietaria de su pensión, Jurica Ostojic, cuando vio que no regresaba, llamó al Magnificat, lugar del retiro donde pensaba que estaría, pero no tenían noticias de él. La mujer presentó una denuncia ante la policía que encontró en su habitación todos sus efectos personales: dinero, medicinas, laptop. 

Las autoridades de Bosnia-Herzegovina decidieron cerrar el caso del P. Luciano Cicciarelli, luego de haber transcurrido un año de su desaparición en los alrededores de Medjugorje, donde insistimos fue visto por última vez el 2 de agosto de 2015. 

Tuve el honor de conocer y tratar en persona al P. Ciciarelli 

Conocí al P. Luciano Ciciarelli una mañana primaveral de sábado, del año 2013. Tuvo la amabilidad de venir a una parroquia de Torremolinos, Madre del Buen Consejo, acompañado de un matrimonio granadino vinculado a Consecratio Mundi, para darnos una charla sobre el Tratado de la Verdadera Devoción. Allí nos compartió su gran pasión y celo por esta famosísima obra mariana 

Una anécdota que nos dijo y nunca olvidaré fue que era el libro favorito de SS. San Juan Pablo II, quien lo recibió como regalo de un obispo cuando todavía era un joven laico. Y que gracias a dicha obrita que se sabía de memoria de tanto leerla y releerla, se animó para tomar la decisión de entrar en el Seminario y hacerse sacerdote, pues hasta dicha lectura no se sentía capaz de dar el paso. 

El P. Luciano nos acompañó posteriormente una vez terminada la charla a un restaurante, donde tuvimos un agradable almuerzo y así tuvimos el gusto de compartir con él un rato más. Un hombre ciertamente de Dios que se desgastó dando la vida por el Evangelio. 

 

 El Altísimo y su santísima Madre han de formar grandes santos  

El P. Ciciarelli se despidió de nosotros, que quedamos edificados por sus enseñanzas y bondad. Mantuvimos un pequeño contacto vía correo electrónico. Seguíamos de cuando en cuando sus apariciones en los medios digitales, con sus misiones y apariciones en programas de tv para la difusión del Tratado de Monfort, una obra que el santo ya advirtió sería perseguida con saña por el enemigo. Lo que nunca pudimos imaginar es que poco tiempo después ocurriría esta desaparición tan extraña. 

Hoy que muchas predicaciones o intervenciones públicas de pastores e hijos de la Iglesia parecen vivir presas por las cadenas de la corrección política, supone un gran atrevimiento como mínimo el promover y fomentar un libro como el Tratado de la Verdadera Devoción de San Luis, que te dice cosas como estas: 

Todos los verdaderos hijos de Dios y predestinados tienen a Dios por Padre y a María por Madre. Y quien no tenga a María por Madre, tampoco tiene a Dios por Padre (ver Rom. 8,25-30). Por eso los réprobos –tales los herejes, cismáticos, etc., que odian o miran con desprecio o indiferencia a la Santísima Virgen– no tienen a Dios por Padre –aunque se jacten de ello–, porque no tienen a María por Madre. Que, si la tuviesen por tal, la amarían y honrarían, como un hijo bueno y verdadero ama y honra naturalmente a la madre que le dio la vida. 

 También afirma San Luis en el Tratado que: 

 Acontecerá especialmente hacia el fin del mundo -y muy pronto- porque el Altísimo y su santísima Madre han de formar grandes santos que superarán en santidad a la mayoría de los otros santos cuanto los cedros del Líbano exceden a los arbustos. Así fue revelado a un alma santa cuya vida escribió M. de Renty. 

 

Estos grandes santos, llenos de gracia y celo apostólico, serán escogidos por Dios para oponerse a sus enemigos, que bramarán por todas partes. Tendrán una excepcional devoción a la Santísima Virgen, quien les esclarecerá con su luz, les alimentará con su leche, les guiará con su espíritu, les sostendrá con su brazo y les protegerá, de suerte que combatirán con una mano y construirán con la otra (ver Neh 4,17).  

 Oremos y consagremos al P. Ciciarelli a la Santísima Virgen María y su Inmaculado Corazón. En un lugar mariano tuvo lugar el misterioso suceso de la desaparición de este sacerdote enamorado de la Madre de Dios y Madre nuestra. Confiamos en los misteriosos designios de la divina providencia que siempre nos superan a nuestro pobre entendimiento. Amén. 

About the author

mm

Como Vara de Almendro

[email protected]

.

1 Comment

Leave a Comment