UNAS PALABRAS ACLARATORIAS SOBRE EL CASO "DON MINUTELLA" — Como Vara de Almendro
Actualidad Destacado Nuestros Artículos

UNAS PALABRAS ACLARATORIAS SOBRE EL CASO “DON MINUTELLA”

Estimados hermanos y lectores:

El 7 de junio pasado, festividad del Corazón Inmaculado de María, Don Minutella se reunió en Verona con un buen grupo de fieles en una jornada de encuentro emotiva y hermosa, para consagrarse a la Santísima Virgen. Ustedes, seguidores de nuestra página, habrán podido leer un artículo que compartimos aquí, donde nos hicimos eco de ello.

Muchas personas nos han escrito por varios motivos sobre don Minutella: para pedirnos que tradujéramos todos sus vídeos, para hacernos llegar su solidaridad con él y para preguntar si finalmente pudiéramos traerlo a España o ayudarles a llevarlo a otros países para hacer lo mismo que se hizo el 7 de junio en Verona. En esta entrada queremos contestar a todos y así dejar clara la la postura que el equipo de Comovaradealmendro tiene al respecto.

Tras publicar el artículo donde se tradujo toda la charla del evento de Verona, charla aquella que suscribimos en todas sus palabras, Don Minutella, pocos días después, comenzó a desmarcarse diciendo que quienes acudieran a escuchar misa en los lugares donde se cita a Francisco (“en unión con el papa Francisco”) estaban orando con herejes y los consideraba herejes y que en esas misas ya no está el Señor porque en ellas no se produce consagración. También dijo que quienes van a recibir la comunión en estas misas ya no comulgan a Cristo sino al diablo. De este modo cundió seriamente la alarma entre quienes dirigimos la web porque, evidentemente, es muy arriesgado decir con tanta seguridad que en las misas que celebran sacerdotes fieles al magisterio y al dogma, citando a Francisco como papa, ya no son misas válidas. Conocemos, gracias a Dios, a muchísimos sacerdotes que tienen los ojos bien abiertos sobre quién es Bergoglio y que cuando celebran la santa misa, aunque nombran a Francisco, interiormente nombran a Benedicto. Por lo tanto, don Minutella no debería expresarse en esos términos, añadiendo además que quienes acudimos a ellas nos hacemos herejes o comulgamos al Diablo, entre otras cosas porque no hay, por el momento, otra salida. Hablando de ese modo y obligando en conciencia a no acudir a esas misas, don Minutella podría estarse poniendo en una postura similar, aunque en un contexto distinto, a la de muchos lefebvristas que prefieren quedarse en casa el domingo si no tienen la posibilidad de acudir a una misa tradicional, pues así  son adoctrinados por la FSSPX.

Nos parece muy peligroso afirmar que en las misas donde se cite a Francisco  no hay consagración. Eso es falso, porque según el magisterio y tradición de la Iglesia, hay consagración cuando haya forma (pan de trigo y y vino de uva), intención de consagrar por parte del sacerdote (lo que funciona ex opere operato) y se pronuncien las palabras exactas de la anáfora, cosas todas ellas que se dan en las misas, aunque en ellas se diga “En unión con el papa Francisco”, a pesar de que él no sea papa. Y ello porque, aunque un sacerdote tenga la firme convicción de que el papa es BXVI, citar expresamente a Francisco como papa no anula la misa ni impide la transubstanciación. Quienes así piensan están cayendo de nuevo en una especie de nuevo lefebvrismo que supondrá, de facto, que todos los que sigan a D. Minutella dejarán de ir a misa e incumplirán el precepto dominical, pues es casi imposible asistir a misas donde se cite expresamente a BXVI. Además, mientras BXVI no levante la voz para decir que él es el papa, canónicamente y litúrgicamente no se peca y se debe citar a Francisco. Pronto llegará el momento en que se produzca el cisma y desde ese momento sí que el sacerdote deberá citar a BXVI o al papa que le siga (Pedro romano). Se separará la Iglesia fiel (residual y con su papa auténtico) de la Antiiglesia o falsa Iglesia (con el falso papa Bergoglio o su sucesor). Y en ésta sí que no habrá consagración, porque estarán en cisma y, además, porque cambiarán la fórmula de la anáfora sustituyendo el sacrificio de la misa por una suerte de recuerdo de la última cena, convirtiendo la misa en una especie de comida convivial al estilo protestante.

Cuando escuchamos las dudosas afirmaciones del padre Alessandro, hablamos con extrema preocupación con la persona que lleva su agenda. Le expusimos exactamente lo mismo que acabamos de explicarles a ustedes. Desde ese día estuvimos espectantes y habrán constatado que hemos guardado silencio sobre el asunto, sin traducir ninguno de sus vídeos a la espera de ver cómo evolucionaban las cosas y deseando que él, por nuestras palabras y las de otros muchos que sabemos le están advirtiendo, recapacitara.

Hace escasos día, el padre Minutella volvió a hablar, si cabe, más fuertemente sobre la “inexistencia” de la presencia real de Jesús en las misas donde se nombra a Francisco e insistió nuevamente en que no se puede ir a esas misas. Por tanto, hermanos, en vista de que él persiste en este error, nosotros hemos decidido desmarcamos de sus palabras, al menos por el momento y mientras él no cambie de postura, Dios lo quiera. Lo aclaramos aquí para no confundir a nadie, dado que todo esto ha sido posterior a nuestro escrito y es nuestro deber recalcar que no es lícito nunca dejar de cumplir el precepto dominical ni el de dejar de asistir a la misa diaria con esta excusa. Es triste porque este hecho anula, a nuestro entender, todo el bien que estaba haciendo D. Alessandro al recalcar con buen tino la doctrina de siempre y advirtiendo, como también nosotros venimos haciendo desde Comovaradealmendro, que el papa sigue siendo BXVI y que Bergoglio es un usurpador masónico.

Desde aquí le trasladamos a don Minutella las siguientes preguntas: ¿dónde pueden acudir las personas que no tienen la posibilidad de acudir a una misa donde no se nombre a Francisco? ¿No se da cuenta de que está incitando a dejar de acudir a misa a quienes le siguen? CVA no quiere cargar con esa culpa, ni quiere que quienes nos siguen hagan lo propio. Repetimos: no se puede faltar bajo concepto alguno a la misa dominical so pena de pecado grave, aunque en ellas se cite a Francisco como papa.
Llegará el momento de no hacerlo, tras el cisma, cuando se acrisole el resto fiel, perseguido y excomulgado, que conformará la Iglesia remanente y fiel de los últimos tiempos, algo que no tardará mucho en suceder, pues consideramos que Cristo está a punto de intervenir para separar el trigo de la cizaña en su Iglesia.

Esperamos, con este escrito, dejar clara la postura de Como Vara de Almendro y ser, como lo hemos querido siempre, una ayuda y una luz en estos tiempos tan difíciles y tan complicados que nos toca enfrentar en la Iglesia de Cristo.

Sigamos unidos en las oraciones porque el Señor no nos abandona ni se ha olvidado de su pueblo. Que nadie desespere pensando que Dios no escucha nuestro clamor y nos ha dejado a nuestra suerte. Dios nos ama infinitamente y desea que le amemos y se lo demostremos en las pruebas.  Sabemos que Él es fiel a sus palabras y nos dará la solución ante esta cruel apostasía imperante. Mientras tanto, unidos a María Santísima, pastora de las almas.

Y recemos por D. Minutella, para que recapacite en esto, que en todo lo demás tiene razón y nuestro apoyo.

Reciban todos un cordial saludo y cuenten con nuestras oraciones.

El Equipo de Comovaradealmendro.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

36 Comments

  • Muuuchas gracias,un aliciente para continuar ,oremos por don Minutella,y por todos lis sacerdotes,bendiciones

    • Querida Marisa: partimos de la base que Francisco no es papa. En segundo lugar, las profecías de los papas de san Malaquías dicen que el papa 111 es: “Gloria olivae” (La gloria del olivo). Benedicto XVI, y que el 112 será “Petrus Romanus” (Pedro Romano). Evidentemente que Francisco no es el tal Pedro Romano, por tanto el tal Pedro será el que gobernará la Iglesia entre grandes tribulaciones.

      Gracias e investigue más en nuestra página, hermos hablado aquí largo y tendido de la invalidez de Francisco por lo que entiendo que usted nos visita desde hace poco. Le recomiendo lea dos artículos que le ayudarán a comprender porqué Francisco no es papa:

      http://comovaradealmendro.es/2018/05/dos-graves-razones-de-derecho-canonico-que-confirman-que-bxvi-sigue-siendo-papa/
      http://comovaradealmendro.es/2017/03/breve-cronica-de-un-golpe-de-estado-masonico-en-la-iglesia-estudio-juridico-teologico-de-la-renuncia-de-benedicto-xvi/

      Dios la bendiga.

      • Gracias !!Si..se bien que Bergoglio no es papa..hace años que estoy estudiando el tema de Fin de los Tiempos…mas de 30 años…Sucede que las profecias de San Malaquias,,para algunos no serian tan precisas…y ademas..a varios mensajeros se le ha dicho que quedara la sede vacante y guiara el propio Espiritu Santo a su grey…por lo tanto..no cabria la entrada del tal Pëdro Romano..Otros dicen lo mismo que usted menciono.Por eso la pregunta..en definitiva..son especulaciones segun el cristal con que se lo mire.Muchas gracias.Marisa

        • San Malaquías es san Malaquías y todos los papas que cita han sido ciertos. ¿Dónde la duda? En cuanto a otras profecías no sé a cuáles se refiera. Pedro el Romano es parte de la profecía de Malaquías y como ha venido acertadamente diciendo y cumpliéndose toda la profecía anterior, es de esperar que se cumpla también la de Pedro el Romano.

          Saludos cordiales.

          • En Garabandal…las videntes han dicho que la Virgen les dijo que quedaban 4 Papas antes del fin de los tiempos y que no contaba uno porque estaria corto tiempo en su papado.Esto da como ultimo a Benedicto..donde entraria Pedro Romano en la lista entonces????

          • Se sobreentiende que Pedro el Romano sería el papa que gobernaría en el destierro y no en el Vaticano tal y como estamos acostumbrados a ver. Tal vez sea esa la interpretación correcta. Tal vez la interpretación sea que no habrá más cónclaves como se viene dando, sino que el papa del exilio será escogido directamente por Dios. Dios nunca da toda la secuencia de lo que va a pasar. Da un esbozo y el resto lo vemos con el tiempo. Toca esperar.

      • La profecía de los Papas de San Malaquías termina, por cierto, con una cita apocalíptica en latín y una alusión a lo que podría ser el último papa, “Pedro El Romano”, el Papa 112: “In extrema S.R.E. sedebit Petrus Romanus qui pascet oues in multis tribulationibus, quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremendus iudicabit populum suum. Finis”. (“En persecución extrema, en la Santa Iglesia Romana reinará Pedro el Romano quien cuidará a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual la ciudad de las siete colinas (probable alusión a Roma, aunque Jerusalén también tiene 7 colinas) será destruida y el Juez Terrible juzgará a su pueblo. Fin”.
        La polémica sobre la profecía de Los Papas
        La profecía de los Papas de San Malaquías sigue despertando controversias cuatro siglos después que fueron publicadas por primera vez en 1595, es decir, 450 años después de la muerte del santo irlandés. A algunos estudiosos, en primer lugar, les llama la atención que San Bernardo de Claraval, el eclesiástico más influyente de su época y quien admirara profundamente a San Malaquías, y escribiera de sus obras y milagros, en sus escritos no haga referencia o mención a ninguna profecía, visión, ni lista enigmática que hubiera dejado este santo.
        El abad François Cucherat, en su obra “Profecías sobre la sucesión de los papas”, retrucó en 1871 que San Malaquías escribió su profecía en Roma entre los años 1139 y 1140, después que visitara al Papa Inocencio II para tratar con él asuntos de su diócesis, entregándole posteriormente su manuscrito al mismo Papa para consolarlo en sus tribulaciones. El Sumo Pontífice, según el mismo Abad Cucherat, habría guardado el manuscrito en los archivos romanos, y allí éste habría quedado olvidado hasta su descubrimiento en 1590. Onofrio Panvinio, revisor de la Biblioteca Vaticana, por su parte, aceptó completamente en 1556 la autenticidad de las profecías de Malaquías.
        El historiador español José Luis Calvo, después de estudiar concienzudamente los supuestos vaticinios del santo irlandés, aseguró que hasta el papa Urbano VII (1521-1590) los lemas en latín concuerdan muy bien con los respectivos pontífices, pero a partir de esa fecha habría que hacer esfuerzos para que coincidan. Esto habría llevado a que algunos estudiosos aventuren la posibilidad de que la mitad de la profecía sea auténtica y la otra mitad apócrifa: la mitad falsa, según estos estudiosos, habría sido escrita por alguien que utilizó el prestigio del erudito y sacerdote dominico español Alfonso Chacón, quien comentó los lemas en el texto de 1595 hasta Urbano VII.
        Jimmy Akin, popular bloguero y apologista católico, hizo recientemente el experimento personal de repasar cada papa con su respectiva “profecía”: hasta 1590, según Akin, el 95% de las profecías acertaban claramente, mientras que sólo el 5% eran vagas o dudosas. Desde 1590 en adelante, en cambio, sólo un 8% aciertan claramente, mientras que un 41% fallan y un 51% son supuestamente vagas e indemostrables.
        De ser correcta la profecía de San Malaquías, el actual Papa Francisco, el Papa 112 desde Celestino II, sería el temido “Peter Romanus” (“Pedro El Romano”), el último Papa antes del advenimiento del fin del tiempo. Curiosamente, este religioso de origen argentino, después de ser elegido Papa, hizo hincapié en su título de “Obispo de Roma” de una manera única, evitando los demás títulos asociados al cargo de Sumo Pontífice. Además, ha sido el primer Papa que ha firmado su nombre, en el directorio oficial del Vaticano, en italiano (idioma de los romanos modernos) en vez de latín. Y cuando se le consultó en una conferencia de prensa en noviembre de 2014 si cuando viajaba, en su calidad de sucesor de Pedro, se sentía como obispo de Roma o como arzobispo de Buenos Aires, respondió “Soy romano”. Sin mencionar que este Papa eligió el nombre del santo más conocido en Italia: San Francisco de Asís, ciudad ubicada a dos horas de Roma (El segundo nombre de San Francisco de Asís, al igual que el de su padre, curiosamente era Pedro).

  • Vamos a ver. Sigo con asiduidad al Padre Minutella y no veo en el culpa alguna. Como ser humano podría estar equivocado, como cualquiera de nosotros, pero creo que simplemente es coherente con su discurso y la doctrina católica expresada en la Bula cum Ex Apostolatus Officius de Pablo IV es muy clara. “No puede ser cabeza de la Iglesia quien ni siquiera forma parte de la misma y deja de formar parte de la misma aquel que incurre en herejía manifiesta.” Quien niega el infierno es un hereje y punto. Tal vez a algunos les pueda dar vértigo reconocer cual es la situación de la Iglesia pero es la que es y ya está. Que hay obligación de oír misa dominical, cierto, pero que esa obligación no puede se cumplida con un Papa apóstata, porque escolástica nos dice, como recuerda el Patriarca Elías del rito católico greco bizantino ucraniano, que en el caso del apóstata no se produce el principio Ecclesia suplet que es aplicable a los clérigos que está en pecado mortal. Cuando un clérigo está en pecado mortal se aplica el principio Ecclesia suplet y el sacramento produce efectos de gracia sobre quienes lo reciben aunque está gracia no alcance al que celebra la Misa que debe confesarse igual que nosotros. Pero en el caso del apóstata es mucho peor. El sacerdote que nos celebra Misa todos los domingo, para asegurarse del valor de la Misa lo que hace es nombrar tanto a Francisco como a Benedicto XVI. Por otro lado la obligación de la Misa dominical no depende de la voluntad de los files sino de la disposición de misas válidas y una Misa es válida cuando el celebrante actúa con la intención de hacer lo que hace la Iglesia. Por esta razón los católicos durante la revolución francesa se abstenían de las misas de los sacerdotes juramentados. En tiempos de revolución y este es tiempo de revolución la obligación es oír misa valida y, si no, rezar el rosario. Yo no me andaría con melindreces con el Padre Minutella, con el cual a lo mejor puedo no estar de acuerdo en alguna cosa muy puntual, pero en general me fío de él bastante más que de Bergoglio.

    • ¿Usted puede asegurar de alguna manera lo que dice? ¿Puede afirmar confirmado por el cielo qué misa es válida y qué misa no lo es? Por tanto, como dijimos, No pecamos al asistir a misa nunca, lea el artículo. Nosotros no somos nadie para afirmar que es mejor quedarse en casa rezando el rosario. Yo no me abrogaría semejante barbaridad, so pena de llevar encima de mi los pecados de quienes por seguirme han dejado de escuchar misa. ¡Mucho cuidado! No vaya a ser que por querer ser tan tan fieles, nos vayamos del lado que no es, amigo. Yo voy a seguir yendo a misa, al igual que quienes conformamos el equipo de Como Vara de Almendro mientras no haya cambios, y así lo hemos recomendado a todos desde nuestra página para no inducir a nadie a hacer lo contrario. Lo que haga usted para dilucidar si una misa es válida o no ya no me incumbe, pero sé de sobras que nunca podrá saberlo con total certeza, por lo cual, nuestra recomendación, también en su caso, es que es mejor ir que no ir. Usted vuelve con el tema que don Minutella remarca de que quien ora con herejes se convierte en hereje. Yo repito, que quien busca cumplir con el precepto dominical en una situación del todo inusual en la Iglesia, no solo no peca, sino que hace lo que debe, máxime si en su objeción de conciencia ora en la misa por Benedicto en el momento en que se nombra a Francisco. Somos miles y miles los que en estos 5 años hemos hecho esto, y lo seguimos haciendo. ¿Puede usted responderme en qué momento concreto ha dejado de ser válida esa misa durante esos 5 años? ¿Ya estábamos “pecando” al acudir a las misas en el inicio? ¿O fue en la mitad o es ahora que se ha levantado don Minutella? Por Dios, no induzca a la gente a dejar la misa, que ese sí que es un engaño del maligno. Ya llegará el momento claro en que se verá el cambio de las palabras consecratorias y ahí muchos sacerdotes deberán tomar partido y los fieles tendremos un lugar donde acudir.

      • Vamos a ver. En ningún momento digo qué misa es inválida, eso lo dejo a otros. Lo que si puedo hacer es asegurarme qué misa sí es valida. Porque una Misa, según las circunstancias puede ser absolutamente inválida o dudosa. El sacerdote diocesano que oficia todos los domingos aquí en Valencia respeta todas las rúbricas y nombra en la Misa tanto a Francisco como a Benedicto XVI. Benedicto XVI sabemos que es Papa y sigue siendo Papa y la alusión a Francisco sólo puede hacerse “sub conditione” porque Francisco con sus palabras y sus hechos ha dado motivo para que así sea. Ignoro donde ve usted el carácter herético o subversivo de mi posición.

        • Pero vamos a ver. Usted ha dicho lo siguiente y está en su comentario: “En tiempos de revolución y este es tiempo de revolución la obligación es oír misa valida y, si no, rezar el rosario”. Vuelvo a preguntar: ¿Qué misa es válida para usted? ¿En la que se nombra a Francisco y a Benedicto? Usted tiene esa suerte, pero la mayoría de mortales no la tenemos en absoluto. Yo vivo en Barcelona y en ninguna parte se cita a Benedicto ni por el forro, entonces, según se desprende de sus palabras, ¿debo quedarme a rezar el rosario en casa? ¡Por Dios! Le vuelvo a preguntar, ¿cuándo empezó a ser inválida la misa, según usted, la misa a la que acudimos la mayoría de católicos? ¿Cómo sé que el sacerdote cita a Francisco “Sub conditione” como usted dice? No sé si es que ahora vamos a tener que convertirnos en católicos investigadores de la conciencia del celebrante. Esto es algo de locos, perdone que le diga.

          • La validez de la misa no depende de lo que decida la mayoría de los católicos porque la Iglesia no es democrática sino de la materia y la forma del sacramento que son realidades externas al mismo creadas por Cristo que es el autor del sacramento. De forma tal que cualquier modificación que arroje dudas sobre el propio sacramento sería inválido. Cuando en la Institutio Generalis Missalis Romani de Pablo VI de 3 de abril de 1969 en su art. 7 define la Cena del Señor como la Santa Asamblea o el Pueblo de Dios que se junta bajo la presidencia del sacerdote para celebrar el memorial del Señor porque, añade, “Allí donde dos o más están reunidos por causa mía allí estoy Yo en medio de ellos.” como aclaración al sentido de la Sacrosantum Concilium supone trasladar la eficacia del sacramento del acto en sí, a la percepción que de dicho acto tiene la la comunidad, o sea a la memoria, echando con ello los cimientos para una interpretación simbólica del acto eucarístico. La teología simbólica por cierto no la inventa Pablo VI sino Tyrrell un jesuita modernista irlandés de principios del siglo XIX. Vamos a suponer que a Pablo VI le falta capacidad para expresarse con propiedad en materia teológica y no había tenido un buen momento. Lo que está claro es que la fórmula anterior no es ambigua. Quienes resistieron a Pablo VI no dejaron de orar por él en las misas, sino que se limitaron a hacer lo que la Iglesia les había transmitido, puesto que, como muy bien recordó Benedicto XVI la Misa en cuestión jamás había sido abrogada y por tanto su celebración no podía ser motivo de pena canónica. En esto existe una máxima de San Ignacio que a mí me ha ido bien: “En tiempo de tribulación no hacer mudanza.” Es decir cuando tengamos que escoger entre algo seguro y algo inseguro, cogernos a lo seguro, sin importar el que dirán.
            Pero lo que se está dilucidando aquí no son las rúbricas de la Misa, sino si la Misa mantiene o pierde legitimidad por orarse por Berggolio o no y si la Misa del Padre Minutella deja de ser legítima por dejar de orar por Bergoglio. Lo que ha hecho el padre Minutella es dejar de orar de Bergoglio como Papa, porque Bergoglio por sus palabras y por sus actos se ha manifestado como hereje. En consecuencia el acto de don Minutella no es nada del otro mundo. Debemos rezar por Bergoglio, igual que rezamos por la conversión de los herejes o por cualquier otra persona, pero no como Papa. Otra cuestión son los problemas personales que eso pueda crearnos. Un cisma es como una guerra produce confusión y cada cual reacciona frente a esos acontecimientos con arreglo a su conciencia o como Dios le da mejor a entender y eso no significa ninguna censura. Cada cual conoce sus circunstancias personales y el momento de saltar al ruedo es algo muy personal. Ahora bien creo que llega un momento en la vida en Dios espera que no le neguemos. Si usted cree que hacer lo que dice no compromete su vida espiritual, yo le recomiendo que siga haciéndolo. Pero como amigo le animaría a que considerará lo que está sucediendo no como una tribulación sin sentido sino como una oportunidad y aún cuando no se fíe de mi, porque no tiene porqué hacerlo, que tenga en cuenta que en medio de la confusión siempre podrá contar con el Rosario.

          • Le dejo el comentario que nos dejaron en facebook y que creo que aclara todo lo de la validez de la misa donde se nombra al sujeto Francisco:

            ” Me alegro mucho de que Dios esta infundiendo la maxima sabiduria y fidelidad a los buenos catolicos de estos tiempos, catolicos como los de vara de almendro, es cierto que don minutela esta equivocado en esta afirmacion confusa y radical, la transusbstanciacion no ha podido desaparecer nunca de las misas desde 2013, la realizacion de la transusbstanciacion no depende de la unidad con el Papa, por esto los ortodoxos, que son sectarios y no estan en comunion el papado a pesar de todo tienen “verdaderos sacramentos” por la sucesion apostolica, aunque es ilegitimo recibir de ellos la eucaristia salvo motivos graves, y Santo Tomas de aquino enseña que incluso los “herejes” pueden seguir celebrando misa con verdadera transubstanciacion, sera ilegitimo acudir a misas de herejes, enseña Santo tomas, pero aun asi tienen verdaderos sacramentos, aun los mismos sacerdotes o obispos excomulgados siguen teniendo el poder de consagrar el pan y el vino, los “poderes” por asi decirlo, no se pierden jamas, los sacerdotes no pierden nunca jamas bajo ninguna herejia y bajo ninguna excomunion, nunca pierden el poder de la transubstanciacion, este poder recibido de Cristo dura en el sacerdote hasta el dia de su muerte, ni siquiera cuando un sacerdote renuncia al sacerdocio pierde los poderes sacerdotales, estos sacerdotes retirados en caso de muerte de un fiel pueden confesarlo, por tanto el hecho del nombramiento del antipapa francisco en la Santa Misa de ninguna manera anula la transubstanciacion, porque esta no depende de ninguna unidad con la iglesia, por esto herejes y ortodoxos que salen de la unidad de la iglesia, por esto ellos pueden tener verdaderos sacramentos, pero en el ambito de la ilegitimidad, por tanto tal y como dice este articulo hay que seguir asistiendo a misa siempre.”

            Saludos cordiales.

  • Me parece muy acertada vuestra evaluación y decisión respecto de la posición de D.Minutella. Mientras la Iglesia falsa no se manifieste públicamente nuestro deber como Católicos es seguir asistiendo a la Misa dominical, como mínimo, y mientras se siga consagrando verdaderamente en ella.
    Mi agradecimiento por vuestra labor incansable.
    Un fuerte abrazo en Cristo Jesús.

      • lo que pasa es que ustedes son unos soberbios, no conoce lo que el espiritu de Dios quiere ya. si esta diciendo dejen esas misas por que son sacrilegas, y la iglesia esta donde esta Pedro y Pedro es Benedicto, y la iglesia esta en en edesierto espiritualmente, y aque o aquellos que sigan asistiendo a esas misas estan en excomunion por tener como papa a un hereje como bergoglio. y hay misas espirituales con comunion con Benedicto, asi lo ha dicho una profeta de Mexico desde hace mas de tres años y un sacerdote que nos ha guiado en estos tiempos.
        en apocalipsis capitulo 12 viene se le dara alas de aguila a la mujer osea la iglesia y volara al desierto espiritualmente y este es el tiempo, no sean soberbios hay que seguir al espiritu de Dios hacia donde nos lleva. recapaciten usd señores por favor…

        • Precisamente porque la Iglesia está donde esta Pedro y Pedro es Benedicto, esperamos su palabra a este respecto y no nos tomamos “la justicia por la mano”. Cosa diferente sería que ya no estuviera Benedicto, en cuyo caso posiblemente la postura de Don Minutella fuera la correcta. No adelantemos acontecimientos que no nos corresponde.

      • Ustedes son los católicos típicos agarrados a sus teologías pero no al Espíritu; y esta clase de católicos como ustedes rechazan cualquier revelación privada; excepto aquella que la Jerarquía oficial dice que es verdadera. Ustedes como católicos sólo saben estar en la Iglesia con sus conocimientos; pero no saben el conocimiento que viene del Espíritu. La verdad está en el Espíritu y esto ustedes como católicos no lo pueden entender. Para ustedes, la verdad está en su mente y, por lo tanto, cualquier cuestión espiritual hay que medirla, hay que interpretarla con sus razonamientos humanos. La Iglesia está llena de estos católicos ciegos como ustedes, “señores” de CVA.

        • Estimada Marta Noemi: nosotros no nos agarramos a “nuestras” teologías. Nos nutrimos del catecismo, del magisterio y de la tradición. ¿Esto es incorrecto? Cualquier revelación privada hay que llevarla a discernimiento, porque bien se dice en Mateo 24:24 ” porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si posible fuera, aun a los mismos elegidos”. Nosotros no nos cerramos a la profecía, pero por supuesto no podemos dar crédito a todo el que viene diciendo tener una revelación, porque eso es algo totalmente ilógico. La lógica es la de san Pablo: “Examinadlo todo y quedaos con lo bueno”, pero hay que examinar, hermana, y eso lleva tiempo y lleva discernir delante de Dios, algo que muchos parecen olvidar, pues no andan más que en busca de novedades en los profetas o pseudoprofetas que aparecen a millares. ¡Cuidado con eso! Nosotros nos aferramos a las Escrituras, ya que esas no tienen fallo, y en Ellas está escrito todo.

  • Públicamente, les digo que no estoy de acuerdo con su posición.
    Por privado les dí la solución y más bien parece que se han dejado llevar por sus conocimientos que por discernimiento; y es ahí donde están fallando: seguir aun Sacerdote que ha dicho la Verdad para luego lavarse las manos no solo es de tibios sino también de cobardes.
    Lástima: dicen una cosa y luego hacen otra. Y por favor: no exageren; porque Don Minutella no es un cismático como si lo fué Lefevbre que se alzó contra un Papa legítimo, el Beato Juan Pablo II.
    Don Minutella mostró su lealtad al verdadero Papa, Benedicto XVI; y ustedes lo comparan con Lefevbre.
    Ustedes tienen razones: pero no tienen la razón.

    • Señora Marta Noemi: usted no ha leído bien el artículo, por supuesto. o lo ha reinterpretado a su manera.Nadie dijo aqui que Don Minutella sea cismático, ni que no esté en la verdad en la mayor parte del discurso. Al contrario. Mucho menos lo comparamos con Lefebvre, sino que decimos que su postura en cuanto a dejar de ir a la misa es paralela a lo que en la Fraternidad se aconseja. Por favor, lea y no diga cosas que no son.

  • Yo aquí voy a hablar más que de Don Minutella, de mi persona. Específicamente porque desde el 2013 vengo diciendo a todo el que pueda que mientras en una Misa se mencione a Bergoglio ya esta queda invalidada. Eso lo he dicho yo desde hace 5 años antes de escuchar a Don Minutella, que cuando lo oí por primera vez casi lloré de la alegría.

    Primero, me parece muy hipócrita ir a una Misa donde “por si acaso” se mencionan los “dos papas”, es como que la solución más mediocre de todas. Segundo, que gran incertidumbre pensar que aunque el sacerdote diga Francisco tal vez dentro de sí diga Benedicto XVI, eso no sirve de nada, de hecho es hasta dañino porque al final las personas nunca sabrán si de verdad es así o no. Como nos enseña nuestro Señor Jesucristo, que Tu sí sea sí y que tu no sea no.

    Creo que hace falta y disculpen la forma como lo voy a decir, pero quiero ser tácito y preciso. Hacen falta curas “con cojones”, Santos Varones Presbíteros de Dios que tengan la bondad de recordar las palabras de Nuestro Señor Jesucristo: “Quien se declare por mí delante de los hombres, yo también me declararé por él delante de mi Padre que está en los cielos” (Cf Mt 10,32).

    Hay muchos casos en los testimonios de los Santos en los que prefirieron ser desollados, quemados, crucificados o decapitados vivos con tal de ni mencionar el nombre del emperador en aras de una antropolatría nauseabunda símil de este fantoche de papa que es Bergoglio.

    Voy a poner la situación un poco más picante, ustedes asistirían a una Misa donde se diga así: en “Unidad con Lutero”, en “Unidad con Calvino”, etc, etc, etc? podría hacer una larga lista de nombres de herejes famosos. Pero así de cruda es la realidad que vivimos de ir a Misas donde se menciona al apóstata, hereje, cismático, masón, comunista y anticatólico Jorge Mario Bergoglio. Me parece dantesca la situación, de verdad.

    Disculpe Sra Monserrat que sea tan franco con usted, pero me parece muy romántica su visión del cisma. Un Cisma muy como que programado, en espera de, muy como que, ya sé cuando llega. Y No!, el Cisma es tan tan tan sutil que usted se quedará esperando toda su vida porque cambien las palabras consagratorias, las palabras esenciales siempre se mantendrán, aun cuando le den giros al discurso o unos retoques, las fórmulas siempre estará allí, sabe por qué?, por la sencilla razón de que es mucho más letal un cisma que es y no es, una misa que es y no es, una Iglesia que es y no es. Al final siempre todo estará a punto de caramelo pero nunca se irá más lejos. Los cambios más palpables será el panteísmo religioso de ese ecumenismo nuevo en que todos hacemos un picnic en unidad….veremos misas multireligiosas, veremos de todo pero la consagración la van a dejar intacta. Así va ustes derechito al infierno esperando ese situación romántica que usted espera.

    Este Cisma es tan macabro que todavía hay fieles católicos que no saben ni que rayos está pasando. Cuando les comentas sobre esto se quedan mirando al infinito con cara de confusión..

    Usted dice: “Yo repito, que quien busca cumplir con el precepto dominical en una situación del todo inusual en la Iglesia, no solo no peca, sino que hace lo que debe, máxime si en su objeción de conciencia ora en la misa por Benedicto en el momento en que se nombra a Francisco”, pues yo le digo, tiene 5 años haciéndolo mal, porque aquí el problema serio no es asistir o no asistir a Misa, por el amor de Dios!, yo jamás discutiría con usted si se debe o no se debe asistir a Misa, creo que el precepto nos lo conocemos todos. El problema aquí es que no hay curas con cojones que digan, “no voy a nombrar a Bergoglio y punto” y que celebren Misa sin mencionar a ese ser. Pero no, le tienen miedo a que les quiten el salario, la parroquia, la capilla, lo que sea. Son al final como los asalariados del Evangelio que cuando ven venir al Lobo, huyen y dejan el rebaño a merced del peligro.

    Yo vivo en Maracaibo, Venezuela y la gran mayoría de los sacerdotes son de proceder dudoso, resbaloso, muy muy político, faltos de claridad, enclenques de discurso evangélico y hasta de sexualidad activa homosexual….no faltan muchos que durante la Misa se la pasen diciendo el mantra “porque el Papa Francisco”, “porque el Papa Francisco”………el Evangelio, los Santos, las Fiestas y Solemnidades quedan reducidas a un conversatorio de los slogan de Bergogolio y no se produnfiza sobre el mensaje de las escrituras ni en el testimonio de los Santos

    Esta es la abominación de la desolación, el sacrificio eterno interrumpido. Siga esperando. Con el tiempo me dará la razón. Dios le bendiga.

    • Querido hermano en Cristo: es muy gratuito por su parte decir que vamos al infierno derechos por pensar como pensamos. Nosotros sabemos que Benedicto es el Papa y mientras Benedicto viva nosotros no podemos hacer nada por cuenta propia. Cosa distinta sería que él hubiera fallecido y nadie actuara. La dialéctica de Don Minutella es correcta hasta el momento en que se erije juez de quienes vamos a misa y seguimos comulgando. Nosotros hemos dicho lo que en conciencia creemos es lo correcto. Dios sabe bien que queremos hacer su voluntad y no la nuestra.Es muy fuerte que diga usted que vamos derechos al infierno por ello. Yo no voy a misa donde se menciona “a dos papas”, no sé de donde saca eso. En mi parroquia solo se menciona a Francisco. Yo hago objeción de conciencia y nombro a Benedicto.
      Usted dice:
      “Disculpe Sra Monserrat que sea tan franco con usted, pero me parece muy romántica su visión del cisma. Un Cisma muy como que programado, en espera de, muy como que, ya sé cuando llega. Y No!, el Cisma es tan tan tan sutil que usted se quedará esperando toda su vida porque cambien las palabras consagratorias, las palabras esenciales siempre se mantendrán, aun cuando le den giros al discurso o unos retoques, las fórmulas siempre estará allí, sabe por qué?, por la sencilla razón de que es mucho más letal un cisma que es y no es, una misa que es y no es, una Iglesia que es y no es. Al final siempre todo estará a punto de caramelo pero nunca se irá más lejos. Los cambios más palpables será el panteísmo religioso de ese ecumenismo nuevo en que todos hacemos un picnic en unidad….veremos misas multireligiosas, veremos de todo pero la consagración la van a dejar intacta. Así va ustes derechito al infierno esperando ese situación romántica que usted espera.”
      Yo pregunto: ¿Tiene usted el don de profecía? ¿Sabe lo que va a pasar? Yo sé que Dios no nos abandona y que nuestra Madre del Cielo a quienes buscan la verdad se la dará, pero sin adelantar los tiempos. Mientras viva Benedicto esperaremos. No podemos tomarnos la justicia por la mano. Otro caso sería que estuviéramos verdaderamente en sede vacante. Lógicamente, Dios daría a su Iglesia los medios para salir de ello. Pero mientras viva Benedicto esperamos pacientemente su palabra.

      Continúa diciendo: ” El problema aquí es que no hay curas con cojones que digan, “no voy a nombrar a Bergoglio y punto”
      Yo respondo a esto diciendo que no es tan sencillo como usted piensa. Usted no se encuentra en esta situación. Muchos, me consta, desean hacer eso, pero si son depuestos o inhabilitados los que saben quien es Francisco y que creen que el papa verdadero es Benedicto, ¿quién podrá seguir instruyendo a sus ovejas, aunque sea de manera clandestina? Es muy malo generalizar y “cabrearse”, porque se cometen muchas injusticias. Tal vez usted solo conoce a sacerdotes homosexuales o que incumplen sus deberes. Nosotros, gracias a esta web, conocemos infinidad de ellos, la mayoería fieles, que sufren hasta la saciedad lo que está sucediendo en la Iglesia y que tratan de trabajar en las almas, una a una, en la confesión, en la clandestinidad, para ir alertando al pueblo de Dios. Todos los que conocemos no sufren por conservar sus puestos o salario, como usted apunta, sino que sufren por ver el mal que se instaura en las almas y la confusión tan grande que hoy hay en la Iglesia. Pero esperan pacientes a que Benedicto haga lo que creemos tiene que hacer. Mientras luchan desde sus puestos. Es muy gratuito afirmar lo que usted afirma. Es muy cómoda su postura, pero para hablar primero hay que ponerse en los zapatos de los sacerdotes, y se lo digo porque conozco infinidad de ellos que están intentando hacer en todo la voluntad de Dios. Que a usted le gustaría que “tuvieran un par de…” me parece muy bien, pero es su propia opinión.

  • Dos pequeños comentarios. En mi opinión, Pedro Romano es el propio san Pedro, porque creo lo que leí una o dos veces en mensajes de apariciones recientes de mi confianza, pero de las que ahora no me siento completamente seguro en cuanto al nombre.

    Y respecto a la santa Misa, creo que una vez que tenemos un sacerdote ordenado y que dice y hace lo que se le manda en los libros, la validez pasa por su voluntad interna: es decir, si ama y desea hacer la Misa tal y como le enseñaron y, además, no logra aclarar las dudas en cuanto a citar a BXVI o a Bergoglio -puesto que ésto corresponde sobre todo a sus jefes los obispos y a él, sometido como está a férrea obediencia, más bien atender al pueblo de Dios-, el poder con que está investido por su ordenación obrará en todo momento sin que haya que plantearse dudas inacabables. Ya dice la Biblia: “Los pensamientos tortuosos apartan de Dios y el poder puesto a prueba reprende a los necios”. Es mejor estar muy tranquilos a pesar de todo lo que vemos y sabemos y a pesar de lo que vendrá. También dice la Biblia en algún momento, más o menos -perdón-, que para el hombre prudente es tiempo de callar.

    Saludos cordiales.

    • Hola de nuevo Sra Monserrat, un abrazo en Cristo.

      Usted me pregunta que si tengo donde profecía, si le digo que sí pasaría por falto de modestia y si le digo que no mentiría. Todo cuanto he anunciado en Cristo Jesús, todo se ha manisfestado en el tiempo, a veces quisiera y lo digo muy en serio, que todo cuanto preví sea mentira, me encantaría hacer vida parroquial, dar mis catequesis, clases de griego y hebreo como solía hacerlo, pero no, me echaron como a un perro todo porque dije “que las enseñanzas de Bergoglio eran ambiguas y que era más conveniente leer el testimonio y discurso de los santos” que proclamar a un hombre santo en vida cuando ni le llega por los talones a Juan Pablo II”…cuando se enteraron de mi postura me hicieron a un lado, en un día me quitaron todo, con argumentos me defendí, les demostré que estaban equivocados a la luz del Magisterio y de la Santa Fe, pero no, el problema es que el Papa que les borraba la sensación de pecado en su mal obrar les endulzaba con la miel de cianuro del misericordismo era de quien hablaban mal. Sí tengo don de Profecía.

      Sra Monserrat, El Papa Benedicto XVI está preso en Vaticano. Mire los videos en los que aparece o cuando se le “visita”; el Papa Benedicto nos deja claves en el discurso…..me siento protegido “estoy preso”, me viene una palabra a la cabeza “Eucaristeia!”, cuiden la Eucaristía!, ya está trastocada la Eucaristía, analicen la Eucaristía, la Misa, miren! y podría seguir citando cosas. El Papa Benedicto XVI no podrá nunca hablar a vox populi o decir algo sin que pase por ese inmenso filtro bergogliano, mientras él continúe allí dentro del Vaticano, no podrá decir nada de nada, está amenazado de muerte. Tal Vez cuando el Vaticano sea bombardeado él pueda salir y mientras camina por encima de los cadáveres de sacerdotes, religiosas y seglares, pueda dar un mensaje a toda la Iglesia antes de su muerte cruel.

      Sra Monserrat si estuviéramos en sede vacante, en qué se diferenciarían las misas a las cuales usted asiste hoy con respecto a las de ese momento?, en nada!, es igual, la misma putefracción de nombrar a Bergoglio…igualito como hoy. Claro ya usted no podrá decir Benedicto XVI porque se supondría que ya no estaría entre nosotros sino sólo Bergoglio…y volvemos a lo mismo, será válida la misa?, entonces nos metemos en ese círculo vicioso de que hay sacerdotes que darán la misa en su interior en nombre de Benedicto ya fallecido o de Jesucristo al ya no haber vicario, pero claro “en su interior”, mientras el sacerdote seguirá diciendo “Papa Francisco”….el vicio seguirá igual pero revestido de otra manera.

      Me parece prudente y precisamente por el bien de las almas decir la Verdad como dice nuestro Señor Jesucristo “gritadlo desde las azoteas”, hace mucho más bien a los incultos e incautos el levantamiento que la taciturna y taimada espera que lo que sigue haciendo es llevar almas al infierno, entre más días pasan, más y más el veneno bergogliano trastoca y deglute las almas de los que en su ignorancia aún tienen buena Fe. Luego, esos mismos que usted y muchos buscan “proteger” son los que la señalarán a usted, los que la delatarán, los que le quitarán el saludo el habla y quien sabe hasta la golpeen. Porque cuando esto se cristalice será igual que la entrada de Nuestro Señor a Jerusalem….hoy con palmas y aplausos, mañana con piedras y escupitajos, empezamos a entrar a la Pasión.

      Cuando estudié Ciencias Bíblicas el sacerdote profesor nos decía estas palabras: “más vale burro vivo que sabio muerto”, haciendo eco de personajes de la historia que por ser tan francos y directos pasaron directo a la muerte. Le cito dolorosamente algunos de los hombres de los cuales así hablaba mi profesor de Bíblia: Jesús de Nazaret, San Pablo,San Pedro, San Judas Tadeo, San Andrés, San Marcos, San Mateo, San Lucas, San Policarpo de Esmirna, San Jerónimo, Sant Atanasio…. y podría continuar. Esa es la diferencia entre su silencio y el Verbo. Su silencio no es más que omisión, es temor, voluntad paralizada disfrazada de prudencia. Mira como predicaban los apóstoles, “sin pelos en la lengua”, dijeron la verdad y denunciaron las cosas con su nombre y apellido “los que hacen tales cosas no heredarán el Reino de los Cielos (San Pablo)” en su carta a los Corintios…y que decían los super apóstoles como así los llamaba San Pablo…predicaban un evangelio cómodo, sabroso, taciturno, pero que es causa de maldición como claramente lo establece en la carta a los Gálatas.

      Dios no nos abandona, es verdad, pero como decía San Agustín: “haz todo como si dependiera de ti, pero sabiendo que depende de Dios”, nos toca decir y hacer y no esperar. Don Minutella y muchos otros pocos sacerdotes del mundo desde el punto de vista de Clero están solos, pero cuando aparecen tal cual antorcha en la tiniebla, todos se congregan a su alrededor. Primero se invalidará la misa de esta manera, oculta, invisible, habrán algunos remanentes de verdaderos sacerdotes y Misas Válidas y verdaderas, pero luego, la consumación de la abominación de la desolación será el martirio de todos esos sacerdotes, ya luego no habrá ni dónde ir a Misa con esos sacerdotes valientes. En los seglares de Espíritu se suscitará una nueva orden que levantará la Iglesia, según el estado de necesidad, los padres de familia bautizarán a sus hijos y dónde hayan estos profetas no autonombrados sino reconocidos en Espíritu y en Verdad, darán confesión, bautismo, matrimonio, tal vez Eucaristía, pero serán perseguidos a muerte para que así las ovejas dispersas no puedan congregarse en rebaño, reinará el terror y la confusión, pero sobre todo la soledad, el deseo de compartir la Fe será a riesgo de muerte, así muchos elegidos regresarán a las misas bergoglianas, preferirán la comodidad a la dura verdad, y el proclamar el Evangelio a esa férrea obediencia aparente que no es otra cosa la sumisión infernal. Se aprobarán leyes donde no se pueda hablar de Dios en público sino sólo en las Iglesias, y claro,en las Iglesias bergoglianas, todas aquellas congregaciones de fieles que estén ausentes de las religiones o iglesias aprobadas por el Estado serán tomadas por asociaciones desestabilizadoras, que atentan contra el orden público y “las buenas costumbres”, y como dice nuestro Señor los llevarán a la cárcel, pero no os preocupéis que “el ESPÍRITU SANTO SERÁ EL QUE HABLARÁ POR VOSOTROS!. al final al filo de la espada áun los verdaderos hablarán y los cobardes callarán.

      Cuando la mentira se impone lo correcto es desobedecer, peca hoy quien obedece a un obispo bergogliano y vuelvo a lo mismo, temen más la expulsión, que les quiten la parroquia, el salario, una suspensión divinis que ir propiamente y derecho al Infierno.

      No conozco un sólo Apóstol que no se haya “cabreado” por el Evangelio, todos tenían cojones. Dios te bendiga Montse.

      • Disculpe: usted es nuevo en la lectura de nuestra página, ¿verdad? Nosotros llevamos mucho tiempo diciendo que Benedicto es el papa verdadero y está secuestrado sin poder hablar y que sus gestos son los que nos lo dicen todo. En cuanto a que usted ha sido perseguido en su parroquia, nosotros lo somos en las nuestras. Yo fui echada de una parroquia por escribir lo que escribo y sigo, con la ayuda de Dios, en este menester.

        En cuanto a la validez de la misa le dejo un comentario que nos puso una persona en facebook y que para mi es clarividente.
        “Me alegro mucho de que Dios esta infundiendo la maxima sabiduria y fidelidad a los buenos catolicos de estos tiempos, catolicos como los de vara de almendro, es cierto que don minutela esta equivocado en esta afirmacion confusa y radical, la transusbstanciacion no ha podido desaparecer nunca de las misas desde 2013, la realizacion de la transusbstanciacion no depende de la unidad con el Papa, por esto los ortodoxos, que son sectarios y no estan en comunion el papado a pesar de todo tienen “verdaderos sacramentos” por la sucesion apostolica, aunque es ilegitimo recibir de ellos la eucaristia salvo motivos graves, y Santo Tomas de aquino enseña que incluso los “herejes” pueden seguir celebrando misa con verdadera transubstanciacion, sera ilegitimo acudir a misas de herejes, enseña Santo tomas, pero aun asi tienen verdaderos sacramentos, aun los mismos sacerdotes o obispos excomulgados siguen teniendo el poder de consagrar el pan y el vino, los “poderes” por asi decirlo, no se pierden jamas, los sacerdotes no pierden nunca jamas bajo ninguna herejia y bajo ninguna excomunion, nunca pierden el poder de la transubstanciacion, este poder recibido de Cristo dura en el sacerdote hasta el dia de su muerte, ni siquiera cuando un sacerdote renuncia al sacerdocio pierde los poderes sacerdotales, estos sacerdotes retirados en caso de muerte de un fiel pueden confesarlo, por tanto el hecho del nombramiento del antipapa francisco en la Santa Misa de ninguna manera anula la transubstanciacion, porque esta no depende de ninguna unidad con la iglesia, por esto herejes y ortodoxos que salen de la unidad de la iglesia, por esto ellos pueden tener verdaderos sacramentos, pero en el ambito de la ilegitimidad, por tanto tal y como dice este articulo hay que seguir asistiendo a misa siempre.”

        Sin más, reciba un cordial saludo en Cristo.

  • He visto el comentario de Gabriel Nava y concuerdo con él, ya que corroboro todo lo que dijo pues también soy de Venezuela y hasta hace más de dos años viví en Maracaibo.
    Sra. Monserrat:
    Como decía Marta Noemí Bertero, hay que discernir. Yo a usted no la obligo a que me crea, sin embargo, le digo con propiedad que en esa ciudad de mi amada y martirizada Patria los Sacerdotes son todos bergoglianos y tanto es así que tres veces se negaron a confesarme, dos de ellas en la Basílica dedicada a la Virgen de Chiquinquirá donde eliminaron los reclinatorios.
    Por otro lado, yo apoyo a Don Minutella porque habló claro, y muy pocos curas lo han hecho como lo hizo él.
    A Gabriel:
    En el Templo de San Vicente de Paúl -no sé si estará todavía- el Sacerdote decía en la anáfora “por el Papa y nuestros obispos” y no nombraba a Francisco.
    Y el cisma ya está: Francisco no es papa.

    • Daniel Cortez, buenos días. Ya sabemos que la mayoría de sacerdotes en la Iglesia serán apóstatas y solamente quedará un resto muy pequeño que será fiel, pero eso no implica que todos los que están nombrando a Francisco sean apóstatas.

      Precisamente, en torno al discernimiento, eso es lo que tratamos de hacer en esta página. ¿Quién es el que lo tiene? Aquel que lo pide con humildad y aquel a quien Dios se lo otorga. Yo no sé si usted esté en buen discernimiento, pero lo que sí sé es que nosotros lo pedimos siempre para no confundir a las personas cuando escribimos. Esperamos que Dios no pueda nunca juzgarnos por tratar los temas a la ligera y quiera siempre darnos buen discernimiento.

      Que Benedicto es el papa, lo venimos sosteniendo en nuestra web desde el inicio. Que hay un cisma de facto, también.

      Creo que usted no ha leído el comentario que nos pusieron en un post en facebook, que creo que es muy de considerar. Se lo pongo nuevamente y tras ello dígame qué opinión le merece:

      Me alegro mucho de que Dios esta infundiendo la maxima sabiduria y fidelidad a los buenos catolicos de estos tiempos, catolicos como los de vara de almendro, es cierto que don minutela esta equivocado en esta afirmacion confusa y radical, la transusbstanciacion no ha podido desaparecer nunca de las misas desde 2013, la realizacion de la transusbstanciacion no depende de la unidad con el Papa, por esto los ortodoxos, que son sectarios y no estan en comunion el papado a pesar de todo tienen “verdaderos sacramentos” por la sucesion apostolica, aunque es ilegitimo recibir de ellos la eucaristia salvo motivos graves, y Santo Tomas de aquino enseña que incluso los “herejes” pueden seguir celebrando misa con verdadera transubstanciacion, sera ilegitimo acudir a misas de herejes, enseña Santo tomas, pero aun asi tienen verdaderos sacramentos, aun los mismos sacerdotes o obispos excomulgados siguen teniendo el poder de consagrar el pan y el vino, los “poderes” por asi decirlo, no se pierden jamas, los sacerdotes no pierden nunca jamas bajo ninguna herejia y bajo ninguna excomunion, nunca pierden el poder de la transubstanciacion, este poder recibido de Cristo dura en el sacerdote hasta el dia de su muerte, ni siquiera cuando un sacerdote renuncia al sacerdocio pierde los poderes sacerdotales, estos sacerdotes retirados en caso de muerte de un fiel pueden confesarlo, por tanto el hecho del nombramiento del antipapa francisco en la Santa Misa de ninguna manera anula la transubstanciacion, porque esta no depende de ninguna unidad con la iglesia, por esto herejes y ortodoxos que salen de la unidad de la iglesia, por esto ellos pueden tener verdaderos sacramentos, pero en el ambito de la ilegitimidad, por tanto tal y como dice este articulo hay que seguir asistiendo a misa siempre.

      Dios le bendiga.

    • Gracias Daniel, iré a revisar eso… Si la Sra Montse viviera aquí en Maracaibo quería espantada de lo que aquí hay. Gracias a Dios ella tiene y conoce buenos sacerdotes ya decididos en la Verdad y por Jesucristo, el clero de aquí da es asco.

  • “M = ¿Qué ocurrirá con la Santa Misa, su liturgia, y qué cambios sufrirá?
    Maestro = De la presencia de Dios no quedará nada; imaginaros el cambio que sufrirá, las cosas que se suprimirán, porque hay que modernizarse para ir con los tiempos ¿pero qué quedará de aquello que Yo prediqué y mis discípulos llevaron a cabo? Nada, absolutamente nada.Amén.
    M = ¿Qué ocurrirá con el Santísimo, que ya se encuentra “desplazado” en muchos templos hoy en día?
    Maestro = Será como un adorno, porque ni habrá devoción, ni adoración; será como un símbolo que, poco a poco, se irá quitando y haciendo creer que, como estoy en cada uno de ustedes, verdad, pero transformado por ellos, para qué hacer eso de tanta adoración si Jesús fue un pobre como uno de tantos, quitémosle y querámoslo de otra forma. Son muy diestros en los cambios, para que lo veáis todo como muy normal. Amén.
    (MENSAJES PERSONALES DE OCTUBRE DEL 2013 DADOS A UNA HERMANA ELEGIDA POR DIOS EN EL BARRIO DEL PILAR – PDF)
    Dentro de poco se removerá la Sagrada Eucaristía de la Iglesia. De hecho, ya está removida, pero encubiertamente, sin que se note al exterior, porque no se ha dado a conocer la nueva forma de la Eucaristía.
    La Eucaristía es la Vida Divina.
    No es una memoria de esa Vida, no es un recuerdo de esa Vida, no es actualizar lo que pasó hace 2000 años y ponerlo hoy de una manera diferente o acomodada al pensamiento del hombre.
    La Eucaristía es el mismo Dios. Y Dios no tiene ni pasado, ni futuro, ni presente. Dios es Eterno. Y, por tanto Su Vida es Eterna. Su Vida es ahora y siempre. No cambia con los tiempos de los hombres, con las culturas de los hombres, con los pensamientos de los hombres.
    Siempre es la Vida en Dios.
    Y, por tanto, para que la Eucaristía valga en la Iglesia, se produzca en la Iglesia, para que la Carne y la Sangre sea en verdad eso y no otra cosa, es necesario tener la intención de hacer lo que hizo Cristo en la Última Cena.
    Y ¿qué cosa hizo?
    Algo sencillo:
    “Tomando Jesús un pan…dijo: Tomad y comed; esto es Mi Cuerpo” (Mt 26, 26). ”Haced esto en conmemoración Mía” (Lc 22, 19). “Y tomando un Cáliz…dijo: Bebed de él todos, porque ésta es Mi Sangre de la Alianza, que por muchos es derramada para la remisión de los pecados” (Mt 26, 28).
    Quien no tenga la intención del mismo Cristo, no puede consagrar el pan y el vino y, por tanto, no puede darse la Carne y la Sangre de Cristo.
    Es necesario tener la intención de Cristo. No es suficiente con hacer lo que hace la Iglesia. Porque esto significa muchas cosas y nada al mismo tiempo.
    Hay que tener la intención que hace la Iglesia cuando se consagra con la intención de Cristo. Pero cuando no se consagra con esta intención, entonces lo que hace la Iglesia no sirve.
    El sacerdote que no tenga esta intención, no consagra.
    Y ¿en qué consiste esta intención de Cristo?
    Sólo en una cosa: transubstanciar el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo.
    Eso sólo.
    Esto significa una sola cosa: la fe del sacerdote en la Palabra de Dios. No la fe de la Iglesia en la Palabra de Dios.
    La fe del sacerdote en las Palabras del Evangelio. Creer que cuando dice esas palabras se está obrando el Misterio, el Milagro de la Eucaristía. Aunque no lo vea, aunque no lo sienta.
    Si el sacerdote, aunque diga las palabras correctas de la consagración, no cree en esas palabras, no cree en lo que está diciendo, entonces no consagra el Milagro Eucarístico.
    La validez de una Santa Misa sólo está en la fe del sacerdote.
    La validez de una Santa Misa no está en la Fe de la Iglesia.
    Son dos cosas distintas.
    Quien pone en el Altar el Milagro de Cristo es sólo el sacerdote, no la fe del Pueblo. Por más que crea el Pueblo en la Palabra de Dios, por más que la Iglesia ponga ritos adecuados a esa Palabra de Dios, si el sacerdote no cree en esas Palabras Divinas, no hay Eucaristía.
    El gran peligro está en una cosa: poner la Fe de la Santa Misa, poner la fe en la Eucaristía en lo que hace el Pueblo.
    Este es el gran error que se introdujo con la Misa de Pablo VI. Y en este error estamos. Y este error lleva a anular la Eucaristía de la Iglesia.
    La intención de consagrar está sólo en el sacerdote. Si el sacerdote no cree, sólo hace una obra de teatro en la Iglesia aunque diga todas las palabras correctas de la Misa, y aunque haga todas las oraciones de la Misa de Pio V.
    No está ni en las oraciones ni en los ritos ni en nada la validez de una Santa Misa.
    Para que una Misa valga, el sacerdote tiene que unirse místicamente a la intención de Cristo en la última Cena.
    Esa unión mística significa que la mente del sacerdote se somete en todo a la Mente de Cristo en la última Cena.
    Se somete: es decir, que la mente del sacerdote no pone un juicio o un pensamiento contrario a lo que Cristo hizo allí.
    Solamente da las palabras de Cristo, tal como Él las dijo y con la intención con que las dijo.
    No basta decir las palabras, es necesario decir la intención.
    Y, para decir la intención, sólo hay que tener fe en esas palabras, es decir, no añadir ni quitar nada a esas palabras. No razonar esas palabras. Ver la obra que Cristo hizo cuando dijo esas palabras.
    La maldad para quitar la Eucaristía va a estar en decir que la intención para consagrar la Eucaristía es sólo hacer lo que hace la Iglesia. Eso destruye la Eucaristía. Hagamos en la Iglesia nuestra santa Misa, pero non hagamos en la Iglesia lo que hizo Cristo en la Última Cena.
    Cristo enseña a sus sacerdotes a realizar el misterio eucarístico. Cristo no enseña al Cuerpo Místico cómo se realiza el Sacrificio. Porque la Iglesia es la Jerarquía, no es el Pueblo de Dios.
    Cuando Cristo consagra en la Última Cena está obrando dos cosas: primero el Milagro Eucarístico; y segundo está ordenando a los discípulos sus sacerdotes. Les da el sacramento del orden. Y sólo se lo da a la Jerarquía de la Iglesia, no al Pueblo de Dios.
    Poner la intención de consagrar sólo en lo que hace la Iglesia, es poner la intención sólo en el Pueblo de Dios, no en el sacerdote.
    En la Iglesia, le fe primero está en el sacerdote. Y sin esa fe, no se hace Iglesia, no se es Iglesia. Un sacerdote que no cree no hace Iglesia, no pertenece a la Iglesia.
    Este es el punto que, hoy día, se combate por la Jerarquía Eclesiástica: quieren quitar la fe del sacerdote cuando consagra. Poner la fe de la Iglesia, porque dicen que la Iglesia es el Pueblo de Dios, es la comunidad del Pueblo de Dios. Poner la fe en la Iglesia, cuando la Fe está en la Palabra de Dios, en Cristo, que es la Cabeza de la Iglesia. La Fe no está en el Cuerpo Místico de la Iglesia. Esta herejía, que es la que dice Francisco en su encíclica, lleva a anular la Eucaristía. Por eso, ya está anulada, pero la gente no ha comprendido.
    Francisco y los suyos es lo que predican de la Iglesia: la ven sólo como reunión del Pueblo de Dios. No hay clérigos, no hay laicos, todos somo uno en la Iglesia.

    • Vamos a ver: parece que las personas no saben nada de su fe al hablar en los términos que hablan. Benedicto está ahí y no ha dicho que no vayamos a misa. Mientras él esté ahí y no haya un cisma formal, que no de facto, nadie tiene el poder de abrogarse la capacidad de decir que las misas son inválidas. La misa puede celebrarla un sacerdote, por ejemplo, que viva en pecado mortal, y hay consagración. La esencia de la consagración no queda tocada por quien se nombre en dicha misa, sino por la intención del celebrante de cumplir los requisitos para consagrar. El que oye misa en la fiesta de guardar, cumple el precepto. Dios juzgará al sacerdote si lo que hace lo hace mal. Pero no está bien tratar de dilucidar si el sacerdote cumple o no con los requisitos para la consagración, es algo que se escapa a nosotros. Nosotros solo nos limitamos a hacer lo que manda la Iglesia. El resto se lo dejamos a Dios. Si cada uno hace lo que le parece, dejamos de ser Iglesia. Mientras haya misa, no hay excusa alguna para dejar de asistir a ella. Es nuestra postura y la defendemos muy a pesar de lo dicho por Don Minutella al que agradecemos mucho lo dicho anteriormente, pues es verdad. Pero en este punto estamos seguros de que no está en la posición correcta. Es muy peligroso fiarse ciegamente en un líder, si no se tiene discernimiento, ese discernimiento que usted nos reclamaba en uno de sus comentarios. Escuchar a una persona y ver que habla con coherencia, no significa que esa persona pueda más tarde errar y echar todo en saco roto. Seguimos orando por Don Minutella, porque pensamos que este error puede llevar a muchas almas a creer que pueden dejar de cumplir con el mandamiento de no ir a misa los domingos y las fiestas de guardar, algo que no quisiéramos desde nuestra página alentar. Repetimos: NO SE PUEDE DEJAR DE CUMPLIR EL PRECEPTO DOMINICAL, AUN A PESAR DE QUE SE NOMBRE A BERGOGLIO, PORQUE ESO NO INVALIDA LA CONSAGRACIÓN.

      • El precepto obliga sólo en circunstancias ordinarias, normales en la vida de la Iglesia.
        En circunstancias extraordinarias, como es el tiempo actual, el precepto NO OBLIGA. Sólo se está obligado a cumplir el tercer mandamiento, que en este caso, se puede hacer uniéndose espiritualmente a una misa una cum Benedicto XVI por internet.
        Si se celebra una misa o se asiste a una misa una cum Bergoglio, sabiendo en conciencia que el Papa no es Bergoglio, se comete PECADO MORTAL.
        Ha sido Dios mismo que, desde hace dos años ha señalado a una profeta mexicana (Alma Escogida) que hay que salir de las parroquias y si no se conoce un sacerdote que celebre una cum Benedicto, hay que unirse espiritualmente a los sacerdotes que celebran esas misas. Ahora, vuelve el Señor a decir lo mismo a otro profeta mexicano (Discípulo) y señala como plazo máximo para dejar las misas de las parroquias el 10 de septiembre. Claro que para creer en los mensajes del Altísimo hay que ser humilde y dejar de decir repetitivamente “hay que cumplir el precepto”, porque es el mismo Dios quien está pidiendo dejar los templos, y Dios nunca puede pecar ni hacer pecar, lo está pidiendo para que dejemos seguir sola a la falsa Iglesia hacia el abismo. (Por cierto, el mensaje implica que no solo los laicos sino que también “los buenos sacerdotes” deben dejar la tibieza: irse de las parroquias)

        • ¿Con qué autoridad puede afirmar tan contundentemente que quien asiste a misa donde se nombra a Bergoglio comete pecado mortal, en mayúsculas? Usted se fía del criterio de dos almas “escogidas” que parece que tienen revelaciones. Yo no estoy segura de lo que esas personas dicen. Por tanto, en conciencia, mi obligación es oir misa entera, todos los domingos y fiestas de guardar. ¿En qué momento dejó usted de oir misa, si es que no ha encontrado un lugar donde solamente se nombre a Bergoglio? ¿Cuando lo dijo Discípulo, Alma escogida o Don Minutella? Vamos a ver, es que esto es un lío descomunal. Así, cada uno se abroga el poder de decir que los demás cometen pecado mortal, una afirmación muy grave y muy gratuita. Un amigo sacerdote, doctor en derecho canónico, sigue nombrando en sus misas a Francisco e interiormente a Benedicto. Usted haga lo que crea, pero nosotros no vamos a mover ni un dedo mientras Benedicto no diga lo contrario.

A %d blogueros les gusta esto: