La Iglesia verdadera sigue defendiendo la Humanae Vitae de Pablo VI. ¡Nunca es lícito el uso de los anticonceptivos ni del aborto! — Como Vara de Almendro
Actualidad Nuestros Artículos

La Iglesia verdadera sigue defendiendo la Humanae Vitae de Pablo VI. ¡Nunca es lícito el uso de los anticonceptivos ni del aborto!

Featured Video Play Icon

Estimados amigos y lectores de Como Vara de Almendro:

Esta entrada es una llamada de alerta a todos los católicos de bien que deseamos conocer la verdad única en materia de moral sexual matrimonial y que no es otra que la defensa de la vida desde su concepción, basada, cómo no,  en la Encíclica de Pablo VI, la Humanae Vitae. Hemos visto con tristeza como se está atacando dicha encíclica desde el propio Vaticano. Hace escasos meses, concretamente el 14 de diciembre del pasado 2017, el padre Maurizio Chiodi ofreció una charla titulada “Relectura de la Humanae Vitae a la luz de Amoris Laetitia”. Dicha conferencia se celebró en la Pontificia universidad Gregoriana en Roma. ¡Increíble! Pueden leer lo que el profesor Josef Seifert, célebre filósofo austríaco y cofundador de la Academia Internacional de Filosofía comentó sobre dicha conferencia.

Es de todos conocida la árdua lucha que supuso para Pablo VI la publicación de la Humanae Vitae, siendo, en su momento, duramente atacada, pues supuso un duro revés para quienes desde dentro de la propia Iglesia deseaban que se aprobara el uso de los anticonceptivos, algo que sabemos cierra toda posibilidad de engendrar nuevos hijos en las uniones sexuales entre los esposos que los utilizan. Dicha encíclica aportó la luz necesaria para conocer que dichas prácticas van en contra de la moral católica de siempre. Muchas personas creen, erróneamente, que los anticonceptivos son meramente anovulatorios que impiden la fecundación. Nada más lejos de la realidad. La inmensa mayoría de ellos son abortivos, pues eliminan, en los primeros días de la fecundación del óvulo, la incipiente vida tanto en su ser físico, impidiendo su desarrollo biológico, como espiritual, con un alma infundida por Dios a la que se impide habitar en ese ser físico, algo realmente muy grave. De ese modo se malogra y descarta definitivamente la vida ya concebida.

Cabe recordar, además, que el aborto no solamente está presente en las estadísticas que hacen el recuento de los millones de seres humanos eliminados y asesinados en los hospitales y clínicas. El aborto también está presente de forma oculta y silenciosa en los millones y millones de parejas que, usando los métodos eufemísticamente llamados “anticonceptivos”, destruyen la vida de sus hijos en forma de microabortos.

A este respecto, y en el marco de la defensa férrea de la vida en Argentina por parte de tantas personas de bien, compartimos con todos ustedes, y especialmente a todos los amigos argentinos, una invitación a asistir a una jornada muy interesante. En ella participarán, entre otros, Mons. Aguer, Arzobispo emérito de La Plata y defensor a ultranza del valor de la vida, a quien agradecemos desde aquí su fidelidad en seguir hablando alto y claro. A este respecto les animamos a escuchar el vídeo que hemos compartido en nuestra portada. Destacamos también la asistencia a dicho acto del Dr. Roberto Castellano y de la Dra. Chinda Brandolino, ambos férreos defensores de la vida tras la concepción dentro del seno materno. En el primer vídeo que aparece al final del artículo podrán escuchar los excelentes alegatos en pro de la vida de ambos ponentes.

Y finalmente, a los hermanos de Argentina que nos leen y que sabemos son muchos, les animamos a acudir a dicho Acto de Recuerdo del 50 Aniversario de la publicación de la Humanae Vitae agradeciendo al padre Christian Viña el haber compartido con nosotros el programa que acompañamos a continuación.

El equipo de Como Vara de Almendro.

 

INVITACIÓN

Invitamos a Usted al  Acto Recordatorio por los 50 años de la promulgación de la Encíclica HUMANAE VITAE  del Papa Pablo VI, a realizarse el próximo día 31 de  Julio a las 19 hs. en el COLEGIO SAN PABLO, ubicado en calle Pacheco de Melo 2300, (esquina calle Larrea )  de la Ciudad de Buenos Aires.

Los disertantes que tratarán la vigencia y actualidad de tan importante documento de la Iglesia serán:

S.E. Monseñor Héctor Aguer

Dra. Chinda Brandolino

Dr. Roberto Castellano

Es importante hacer especial mención a la necesaria presencia de los católicos para dar testimonio, en los graves momentos que se viven en nuestra Patria y en el mundo, con motivo de las políticas que se  promueven o que ya se están aplicando para la destrucción de la vida y la familia.

Lo esperamos, haciendo extensiva la invitación a todos aquellos a quienes usted estime oportuno invitar. Tenemos que reunirnos y expresar masivamente, nuestra posición en defensa de los valores cristianos.  

Invitan: Agr. Julio Eduardo Posse por Cruz y Fierro Ediciones – Centro Guadalupano – Librería Imagen y Palabra.

 

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

3 Comments

  • “Cuando veas un alma que anuncia el aborto como un acto benigno, sabrás que en ella reina el príncipe de las tinieblas y que está en peligro de muerte eterna. ¡Ay, de nosotros, si consentimos con ese miserable y mortal pecado! No osemos tomar el lugar del Creador y no permitamos que ningún hombre lo haga. Y no seamos cómplices de este crimen maldito por culpa de nuestro silencio o nuestra tibieza”.
    —San Pío de Pietrelcina

    Lamentablemente para mi país, los corazones de sus legisladores (en su mayoría) están llenos de oscuridad. No así de su gente, que (en su mayoría) rechaza el aborto.

  • Bueno, Franco era católico a su manera. Fue un militar y hombre de su tiempo. Personaje con sus luces y sus sombras, todos lo sabemos. Pero es cierto que no se qué hubiera sido del catolicismo en España si no fuera por él, y por levantamiento militar del 36´ (del cual no fue cabezilla) Ahora nuestro presidente (al que no votó la mayoría para estar ahí) y sus secuaces pretenden “arreglar el país” levantando tumbas y cambiando nombres de calles, legalizando eutanasia y demás salvajadas, que vemos en las noticias a diario. Tenemos lo que nos merecemos, hemos tirado por tierra el legado tan bonito de nuestros abuelos de aquella España que se recuperó de una guerra, con hombres y mujeres trabajando y luchando por sus hijos, hombres y sobre todo mujeres que se reunían para rezar el Rosario todas las tardes. Ahora la cultura de la muerte, del aborto, la eutanasia, la pornografía a golpe de clic, la terrible ideología de género que destruye a la mujer y a la familia (el verdadero triunfo del Mal en nuestra sociedad actual) es lo que impera y desgraciadamente esto va a peor… Pero como yo digo (no se ofenda nadie) es culpa nuestra y de nuestros padres, porque en la mayoría de los casos no hemos enseñado a nuestros hijos la Verdad y porque poco a poco hemos ido dando la espalda a Cristo y a la Santa Iglesia Católica.

  • Hay un artículo del profesor universitario italiano Roberto De Mattei (asimismo, historiador, pensador católico…) titulado “La ‘Humanae Vitae’ es una encíclica valiente pero no profética”. Recomiendo vivamente su lectura, no voy a descubrir ahora la erudición del apologeta de la fe católica que nos ocupa.

    Es interesante porque el “meollo” de la cuestión disputada, a mi juicio de imberbe teológico pero sí muy interesado en estas cuestiones, es si esa cierta “evolución” de la doctrina católica que se aprecia en la “Humane Vitae” del beato Pablo VI con respecto a la “Casti Connubi” de Pío XI, es nítidamente católica, y por ende legítima a la luz de la Tradición y el Magisterio, o es una suerte de “concesión” de la Iglesia a la mentalidad de la época.

    Ciertamente, la doctrina de la fe se ha visto interpelada por la cultura secular, de manera que algunos cuestiones de tal doctrina de la fe se han visto iluminadas o incluso en cierta medida influidas (podríamos decir que alteradas) por el diálogo de la Iglesia con la cultura secular, con la razón.

    En todo caso, es un asunto apasionante que escapa a mi competencia (digo en lo tocante a sentar cátedra sobre esto mismo, que en opinar nadie me va a impedir que opine, desde la libertad propia de los hijos e hijas de Dios y de la iglesia), y que es justamente la Iglesia docente (los pastores en comunión con el sucesor de Pedro) la que debe ir iluminando.

A %d blogueros les gusta esto: