Nuestros Artículos

MENTIDOS Y DESMENTIDOS. EL NUEVO “JUEGO” DE FRANCISCO

Estos días acudimos nuevamente, no sin perplejidad pero sí con gran hastío, al juego al que nos han forzado a jugar en estos 5 últimos años. Nos guste o no, es la cruda realidad de este pontificado y a la hora del recreo toca “si o sí”  jugarlo. Nos lo han impuesto hasta la saciedad. Es el de “mentidos y desmentidos”. En un principio era algo innovador, algo que jamás se vio en el Vaticano. Pero desde que Francisco ocupa la Silla de Pedro son muchas las ocasiones en que queriendo o sin querer, hemos tenido que jugarlo.

Pero, ¿En qué consiste y cuáles son las reglas del juego en cuestión? Seguidamente las compartimos con nuestros lectores.

Normas del juego: (de dos a infinitos participantes).

1ª.- El Vaticano buscará personas populares y con credibilidad suficiente para dar inicio al juego. (Scalfari, Sor Martha Pelloni, por poner ejemplos recientes).

2ª.- Dichas personas lanzarán a la opinión pública unas “supuestas” afirmaciones papales, del calibre de herejías, como por ejemplo la inexistencia del infierno, o de gravísimos pecados que vayan en contra de cuestiones morales cerradas, como por ejemplo contra la encíclica la Humanae Vitae, hablando de las bondades del preservativo, del DIU o de la ligadura de trompas.

3ª.- Los medios se encargarán de difundir sin cansancio ni tregua las “supuestas” afirmaciones papales.

4ª.- El vulgo se centrará en discernir si dichas afirmaciones son ciertas o falsas, creándose “enriquecedoras” charlas, y discusiones en foros y redes sociales. Una de las normas primordiales que impone Francisco para el buen desarrollo del juego es la del diálogo y la comprensión, tendiendo puentes y no excluyendo a ningún contrincante, aunque piense diferente que nosotros. 

5ª.- La Sala de Prensa Vaticana, en el momento oportuno, emitirá un comunicado en el que ni se afirme ni se desmienta nada de lo dicho, con lo cual el juego podrá seguir jugándose sin temor a que desde el pequeño Estado Vaticano se cierren las apuestas. ¡Hagan juego, señores!

6ª.- En el punto álgido de la competición, Francisco callará ex professo propiciando que la emoción esté servida y que más y más personas se sumen y aumenten los “líos”, favoreciendo que los fieles puedan pelearse en las redes sociales. La norma dice que solo podrán correr ríos de tinta, nunca de sangre, dado que los contendientes del juego   no se conocerán personalmente, solo a través de foros y de forma virtual.

7ª.- Francisco, finalmente, saldrá para poner orden a tamaño desconcierto confirmando quiénes tenían la razón y quiénes estaban engañados. Las autoridades vaticanas han creado para la ocasión un “Motu Proprio” que permite saltarse esta 7ª regla, optimizando que el juego en cuestión se alargue . (La diversión está asegurada).

8ª.- Finalización del juego: Gracias al Motu Proprio al que hacíamos alusión en la regla nº 7, se ha conseguido que la duración del juego sea INDEFINIDA.  Nunca sabes cuándo va a terminar. Flota en el aire y permanece latente, cual virus que acecha a la salud, en este caso espiritual. Uno de los retos del juego es no terminar desquiciado o con pérdida objetiva de las virtudes teologales de fe, esperanza y caridad. Es harto complejo no sufrir un deterioro de las mismas, pero, tal y como dijo Francisco (esto sí lo dijo en una catequesis de los miércoles registrada en vídeo que pueden ver aquí), “todos nos veremos en el Cielo, todos”. Por tanto, la pérdida de las virtudes teologales que tanto nos preocupan para nuestra eterna salvación no tienen la menor importancia. Eso no debe ser motivo de inquietud.

El juego está a disposición de todos los mortales: católicos, protestantes, judíos, ortodoxos, budistas, o de cualquier otra religión, así como para agnósticos y ateos. No es necesario esperar a las Navidades para pedirlo en la carta a los Reyes Magos o al Niño Jesús. Además, pueden encontrarlo de forma gratuita y sorpresiva en cualquier página que se hable de Francisco o del Vaticano. Recuerde lo que dijo el propio Bergoglio, (también está contrastado que sí lo dijo, aquí): ¡Dios es el Dios de las sorpresas!

¡La diversión está servida! ¡”Armen lío” y diviértanse! Eso sí. Procuren no faltar a la caridad cristiana en las redes sociales, por favor.

Nota aclaratoria:

He querido resaltar de forma irónica en el artículo el modo de actuar de Francisco. Pero pienso que este escrito merece un comentario serio y sin sorna, un comentario que nos lleve a reflexionar. ¿Por qué nadie puede decir que Francisco ha incurrido en herejía de manera directa? ¿Por qué siempre usa a terceros para “aclarar” sus convicciones y no lo hace en primera persona? Tenemos muchos hechos ilustrativos. El más explosivo es el de la carta dirigida a los obispos argentinos donde reconoce abiertamente, tras un larguísimo período de silencio y la negativa a responder las dubia, que la interpretación que hacen dichos obispos de Amoris Laetitia en su polémico capítulo VIII en referencia a que se puede dar la comunión a los adúlteros en ejercicio es “la única interpretación posible”. Pero démonos cuenta de que no habla él directamente, sino usando a quienes escribieron la carta, por tanto, no puede desprenderse su herejía, aunque es herejía manifiesta, pero nunca puesta en su boca de forma directa y explícita. Por el contrario, no hace mucho ha dicho que hay que recibir a Jesús en estado de gracia santificante. ¿Por qué, entonces, este modo de actuar suyo?

Recuerdo un hecho que me marcó bastante en su fase inicial del pontificado, cuando ya me había percatado de bastantes irregularidades en su modo de proceder y veía y escuchaba cosas que no me cuadraban. He estado por años moviéndome en el campo de la defensa de la vida y tuve que escuchar de él una frase que me heló la sangre: “no podemos estar siempre hablando del aborto y de los anticonceptivos, porque yo lo hice y recibí muchas críticas por ello”. Al día siguiente de esta afirmación suya, acudió a un congreso de ginecólogos en Roma, donde les habló de la sacralidad de la vida humana y de la importancia de defender la vida de manera constante y perseverante. Entonces, ¿en qué quedamos?

Todo esto, estimados lectores, no es otra cosa que lo que llamamos “double mind”, a saber: decir cosas contradictorias; un día digo blanco y al siguiente digo negro, creando grave confusión entre los fieles. Unos dirán que escucharon blanco, y otros negro, generarando serios problemas de entendimiento entre los propios católicos, pero ante todo, y eso es lo más preocupante, suscitando muchas dudas en su fe. Este es uno de los grandes problemas de este pontificado. Todo se deja en el aire, no se aclara ni se ratifica lo que se dijo verdaderamente y lo supuestamente dicho, y la interpretación de los hechos es según sea la capacidad de cada fiel, el cual, dependiendo de si su formación cristiana es o no sólida y profunda, logrará o no desentrañar la verdad de la mentira. Esto nunca lo hemos vivido ninguno de nosotros en cualquiera de los pontificados precedentes. Es importante denunciar estos hechos para que muchos puedan entender que estas cosas malogran ostensiblemente nuestra fe y la seriedad y credibilidad que siempre tuvo nuestra amadísima Iglesia católica.

Comentaba hoy, muy atinadamente, uno de nuestros artículos, un señor que aportaba la idea de que es muy extraño que un papa pueda andar creando tantas confusiones y enredos, cuando Dios es luz, cuando Dios Espíritu Santo debiera envolver a un hombre elegido, supuestamente, bajo la luz de ese mismo Espíritu, para confirmar y reforzar la fe de los católicos. ¿No sería pedir demasiado que cada vez que hay declaraciones opuestas en los medios, cosa que acaece día sí, día también, saliera el propio Francisco en persona, micrófono en mano, diciendo lo que en realidad dijo para no dar lugar a dudas? Creo que si hiciera eso todos sabríamos a qué atenernos. Pero me temo que los “arquitectos de la escuadra y el compás” prefieren que sea así, tal y como lo hace. Es su hora, la hora del poder de las tinieblas.

“Sea vuestra palabra: Sí, sí; no, no; todo lo que pasa de esto, de mal procede.” (Mt. 5;37)

Montse Sanmartí.

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

4 Comments

  • El papa Francisco ¿profesa la fe católica? ¿profesa una fe herética? ¿no cree en nada? ¿piensa que el fin justifica los medios?…

    Muchas incógnitas quedan sin resolver tras ver su actuar…

  • alerta roja para la humanidad! Estan jugando con nosotros, se trata de una manipulacion sicologica hipnotizando nuestras conciencias. Hoy lanzan una prueba nuclear en corea y mañana hay rumores de guerra en otra parte, y asi una cosa tras otra hasta que llegamos al punto en que todo nos da igual. Ya satanas como bien sabemos y estamos advertidos esta deleitandose desde lo mas alto de nuestra amada iglesia catolica. la iglesia era el ultimo participante que hacia falta en este demoniaco juego y estamos representados por nuestro lider oficial francisco I y sus colaboradores de confianza, hoy nos ponen un pesebre blasfemos, mañana bendecimos los homosexuales, otro dia comulgamos todos juntos con luteranos, adulteros, otro dia le decimos santita a la virgen, otro dia les da por decir que jesus tiene sangre pagana, otro dia decimos que no hay infierno, otro dia……. Bueno….. En fin…. No se si me alcance el dia y si me acuerde de todas estas atrocidades, al fin y al cabo quieren que perdamos el concepto de lo que es bueno y lo que es malo alterando el concepto de pecado y pintandonos a un Dios misericordioso pero su justicia no la menciona nadie. Al fin y al cabo las personas que no quieren ver estas realidades terminan diciendo que siempre la iglesia ha sido atacada y tildandonos de sectareos. Aca hay mucha tela que cortar, pensemos realmente si estamos en la verdad revelada por el mismo cristo y los apostoles. O será que marx, james martin, cupich, y todos estos personajes al “servicio de Dios y de las almas”; estarán por encima de 2000 años de santa tradicion y enseñanza de los padres de la iglesia? . Recordemos que no debemos despreciar las profesias, muchas de ellas estan en pleno cumplimiento, y Dios no juega! Y todo se hace en su tiempo. Resistamos con la verdadera fe. Dios mio esperamos tu pronta venida, porque ya los pastores que has encargado, si señor, incluso ellos estan perdiendo la fe.
    Dios los bendiga y no olvidemos el santo rosario aunque ya los sacerdotes parece que no les importa, pero esta por encima el pedido de nuestra señora en sus apariciones aprobadas por la misma iglesia.

  • Es descorazonador. Yo por eso no escucho a Omissis, (así llamado por Fra Cristoforo)porque el que no entra por la puerta que es Jesús, es ladrón que vino a robar, matar y destruir.

    • Cuando Omissis dijo que por las venas de Jesús corría sangre pagana. Tuve la certeza de la negación explícita de Jesucristo.

A %d blogueros les gusta esto: