"LOS ESCÁNDALOS SE MULTIPLICARÁN" — Como Vara de Almendro
Nuestros Artículos

“LOS ESCÁNDALOS SE MULTIPLICARÁN”

Estimados lectores, quiero compartir con ustedes algo que me ha dejado gran tristeza. Una persona de Brasil compartió en su muro de facebook un escandaloso vídeo de la Celebración de la Vigilia Pacual, en la Parroquia San Geraldo Mayela, archidiócesis de Sorocaba, en Sao Paulo, Brasil. Comparto el vídeo para todos ustedes. Cuando lo vi no podía dar crédito a lo que estaba presenciando ante mis propios ojos.

Supongo que alguien tuvo la “genial idea” de colgar la custodia, con Cristo en su interior, de un dron y, tal y como se escucha en la música de fondo con el Aleluia de Haendel, “emular” la Resurrección de Cristo.

Mientras pensaba en ello sabía que tendría que acabar escribiendo alguna nota, porque realmente duele el alma. Duele ver cómo es tratado el Señor en el Sacramento. Duele ver la falta de respeto, de adoración, y el jolgorio que se monta en la iglesia al entrar la señora que coloca la custodia en el dron y el espectáculo que da inicio, con palmadas, gritos de “júbilo” y aprobación del propio celebrante.

Habrá personas que piensen que es “hermoso” este acto de “entrada triunfal” de Cristo en la Iglesia, y a buen seguro dirán que nada tiene de malo. Pensemos, hermanos: ¿En qué hemos convertidos nuestros templos? ¿En qué piensan las personas que aplauden estas cosas, sin darse cuenta de que Dios quiere ser adorado con solemnidad, con respeto y no con este tipo de espectáculos? ¿Qué pasa si la custodia cae al suelo? ¿Creemos en la presencia real de Cristo en la Eucaristía? Estas y muchas preguntas sin resolver son las que vienen a mi mente. Pero hemos llegado a un punto en que ya nadie se extraña de lo que ocurre en la Iglesia. Ya solo se buscan novedades, ya solo se busca atraer a las personas con cosas estrambóticas, minando la fe de las gentes sencillas y con poca formación cristiana. Y lo peor de todo esto es que nadie llama al orden, ya no se sancionan este tipo de cosas, estos actos profanatorios están a la orden del día, puesto que quienes tienen poder para resolver estas cuestiones son los primeros en promoverlas y apoyarlas. Si te atreves a decir que esto es una profanación a Cristo en el Sacramento, eres un retrógrado, un cara de pepinillo en vinagre, un clerical, o un tradicionalista. Solo vemos triunfar el mal, la herejía, la estupidez y el escándalo, y cuando no, el pecado es alabado o ninguneado cual si no existiera.

Esta mañana, cuando pensaba estas cosas, venían a mi mente las palabras de San Francisco de Asís en su profecía más conocida. Las palabras del título del artículo: “Los escándalos se multiplicarán…”

Hay personas que, no sé si con buena o mala intención, han desmentido que dicha profecía sea del santo. Comparto aquí la reseña para que aquellos que dicen esto sepan que no es cierto. La profecía sí es de ” il poverello di Assisi.”

“Con el “nihil obstat” del Obispo Juan, de Teruel, España, con dictamen previo del Pbro. Manuel Eixarch, Canónigo Doctoral de esa diócesis, un grupo de católicos encabezado por el Canónigo Don Antonio Buj, editó en 1901 una traducción de las obras completas de San Francisco de Asís.” (La profecía se encuentra en la página 345 de dicha traducción y es la nº XIV de las XXII del santo y que reproduce el volumen. Recordemos que san Francisco vivió de 1181 a 1226, lo cual es un dato importante para entender el don de esta profecía que estamos viviendo perpleja y palpablemente de principio a fin.)

A continuación el texto completo de la profecía para reflexión personal:

“Poco antes de la muerte, reuniendo a los frailes les anunció las tribulaciones venideras diciendo:

“Obrad varonilmente, hermanos, confortaos y apoyaos en el Señor. Ya se avecinan tiempos de gran tribulación y aflicción, en los cuales abundarán temporal y espiritualmente las perplejidades y divisiones; se entibiará la caridad de muchos y se acrecentará la iniquidad de los malos.

“El poder de los demonios se soltará más de lo acostumbrado, se mancillará la pureza inmaculada de nuestra Religión y de otras (N: “Religión” quiere decir “orden religiosa” en este texto), de tal modo que poquísimos cristianos obedecerán con verdadero corazón y caridad perfecta al Sumo Pontífice y a la Iglesia Romana. Alguien no elegido canónicamente, proclamado Papa en el período más crítico de aquella tribulación, intentará propinar a muchos la muerte con la artimaña de sus embustes. Entonces se multiplicarán los escándalos, se dividirá nuestra Religión  y muchas de las otras se arruinarán totalmente, porque lejos de oponerse, secundarán el error. Habrá opiniones y cismas tantos y tan grandes en el pueblo, en los religiosos y en el clero, que si no se acortasen estos días, según el santo Evangelio (N: S. Mateo XXIV-24), si pudiera ser, serían engañados también los elegidos, si la inmensa misericordia de Dios no los guiara en tan gran torbellino.

“Nuestra Regla y vida entonces por muchos será impugnada cruelmente. Sobrevendrán grandes tentaciones y los que fueren probados recibirán la corona de la vida. Infelices de aquellos, que se entibiarán confiados en la sola esperanza de la Religión, y no resistirán constantemente a las tentaciones permitidas para prueba de los escogidos. Pero los fervorosos de espíritu que por caridad y celo de la verdad se unieren a la piedad, sufrirán persecuciones e injurias como desobedientes y cismáticos; pues sus perseguidores agitados por los espíritus malignos, dirán que hacen gran obsequio en matar y borrar de la tierra la memoria de hombres tan pestilentes. Más el Señor será entonces refugio de los afligidos y los salvará porque esperan en Él. Y para conformarse con su Cabeza obrarán confiadamente comprando con la muerte la vida eterna y elegirán obedecer a Dios antes que a los hombres y de ningún modo temerán la muerte por no consentir con la falsedad y perfidia. Entonces los predicadores encubrirán la verdad con el silencio y por otros será negada y pisoteada. La santidad de vida será escarnecida y burlada por los que a ello se obligaron; por lo cual Nuestro Señor Jesucristo les enviará como lo merecen no un pastor digno sino un exterminador.

San Francisco de Asís

Por tanto, hermanos, tal y como venimos denunciando con insistencia desde nuestra página, los escándalos se han venido redoblando de muy atrás, y han cobrado un esplendor inusitado en el pontificado de Francisco, quien curiosamente ha adoptado el nombre del santo de la profecía de hoy. ¡Para pensar! Pero sobretodo, para desagraviar y reparar tanta permisividad para lo malo, y tanta restricción para lo bueno. Tal y como dice la Biblia:

“Ay de los que al mal llaman bien, y al bien mal; que de la luz hacen tinieblas, y de las tinieblas luz; y dan lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo” (Isaías 5:20)

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven sin tardar!

Montse Sanmartí

 

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

6 Comments

  • Todo lo que está pasando es muy triste Monserrat. Creo que ya es por todos conocido pero aún así lo comento, porque tiene relación con los dos Franciscos de tu nota. Apenas horas después que Scalfari publicara las supuestas afirmaciones de Francisco (y no categórica, enfáticamente desmentidas) acerca de que no existe el infierno ni la inmortalidad de las almas, el techo de la Basílica de San Pedro se cayó en pedazos. Dios nos está diciendo algo. Si Inocencio III tuvo un sueño en donde la Iglesia, que se derrumbaba, estaba siendo sostenida por San Francisco de Asís, aquí “literal y literariamente” la Iglesia y sus dogmas milenarios están siendo echados a tierra por otro Francisco.

  • No es de extrañar la manera de las manifestaciones del Vaticano y sus funcionarios.
    Son la desmostracion de la sutileza con que opera la masonería, gran exponente de la ambigüedad, en donde se dice, pero no se dice, generando la polarización doctrinal, como resultado de la actividad eficaz del príncipe de la mentira, sustentando su ideología en una supuesta antropología en donde Dios es solo una ficción y los dogmas y mandatos de Dios son paralizantes y las otras muchas afirmaciones tendenciosas, aprovechando el criterio de autoridad para confundir

  • Gracias Montse por tu artículo. Si. Todos los santos días se sabe de atropellos a Nuestro Señor, pero esto es inaudito.
    En realidad lo de este día superó al anterior y el de mañana superará al siguiente. Así opera la iglesia falsa de Bergoglio, aunque la verdadera, presente está, donde pasta el pequeño rebaño.
    Dios te bendiga. Feliz y bendecida Pascua de Resurrección.

A %d blogueros les gusta esto: