Actualidad Nuestros Artículos

¿EL “EVANGELIO DE LA MISERICORDIA” DE BERGOGLIO ES EN VERDAD EL QUINTO EVANGELIO?

Por: DAVID DE JESÚS

¨La Santa Sede espera para todos una sincera conversión pastoral inspirada en el Evangelio de la Misericordia¨ (de Bergoglio), ha dicho el cardenal Pietro Parolín secretario de Estado Vaticano durante una entrevista con Vatican Insider sobre el tema de las negociaciones entre Roma y China.

¿Está el Vaticano revaluando los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan? ¿Los cuatro libros bíblicos del Nuevo Testamento no significan nada para este pontificado? ¿Ahora solo es importante y aplicable el autodemoninado “Evangelio de la Misericordia” según Bergoglio?

Recordemos también que el cardenal Parolin en otras declaraciones recientes habló de un ¨cambio de paradigma¨ en la Iglesia. Por otra parte, últimamente insiste obsesivamente en la obediencia ciega de todos los católicos a Francisco.

El término evangelio proviene de un vocablo griego que significa “buena nueva” y hace referencia al relato de la existencia, los milagros y los postulados de Cristo. Dicha historia se encuentra narrada en cuatro libros conocidos por el nombre de quienes los narraron (los evangelistas) y que forman el denominado Nuevo Testamento, segunda parte de la Biblia, libro sagrado de nosotros los católicos.

Existen también los llamados evangelios apócrifos, pero este neo evangelio ni siquiera da la talla de apócrifo, más bien es herético.
Es un atrevimiento ahora agregarle dizque el ¨Evangelio de la Misericordia¨. Es un irrespeto a nuestro libro sagrado que es ciento por ciento Palabra de Dios inspirada por el Espíritu Santo y cuyos Evangelios son su parte más importante, tanto que se destaca en las celebraciones eucarísticas. ¿Qué tiene de buena nueva este neoevangelio bergogliano?

También ha reclamado el cardenal Parolin en la misma entrevista que: ¨Hay que hacerlo (acatar el Evangelio de la Misericordia según Bergoglio) en la elección de fidelidad al Sucesor de Pedro, con espíritu de obediencia filial, incluso cuando no todo parece inmediatamente claro y comprensible¨.
Él reconoce que no todo en este pontificado es ¨claro y comprensible¨, pero que aún en esas circunstancias debemos ¨fidelidad al sucesor de Pedro¨ (¿Lo es?) ¨con espíritu de obediencia filial¨ (¿Ciegamente?)

Esto hace parte del cambio de ¨paradigma¨ que hay en la Iglesia, anunciado oficialmente por Parolin hace solo unos días. El paradigma de una Iglesia sin Cristo, de una Cruz sin Cristo, del divorcio católico y el matrimonio católico express, de la destrucción de ¨Humanae Vitae¨, del ¨quién soy yo para juzgar¨, del sí a la anticoncepción, de las condecoraciones vaticanas a abortistas, de afirmar que la Santísima Virgen es simplemente una santita, de decir que ¨por las venas de Jesús corre sangre pagana¨, del pesebre lgbtiz, y ahora del coqueteo al comunismo (incluída China), etc, etc.

¿Ahora, por decisión de Bergoglio son cinco evangelios? Esa decisión para cualquier psicólogo es mucho más que un ego exaltado.

SOBRE CHINA

La China Comunista es el dragón rojo que denuncia la Santísima Virgen en sus mensajes al Padre Stefano Gobbi fundador del Movimiento Sacerdotal Mariano. China también reúne todos los errores de Rusia alertados por la Madre de Dios en Fátima.
Parolin pide en la entrevista a Vatican Insider que se aplique en China el ¨Evangelio de la Misericordia¨ para que se deje de hablar de: obispos “legítimos” e “ilegítimos”, “clandestinos” y “oficiales” en la Iglesia china”.
¿Acaso cambiando o suprimiendo palabras, de un plumazo, se pueden eliminar décadas de persecución a los católicos chinos? ¿Pidiendo la renuncia a los obispos legítimos (los nombrados por el Vaticano) y reconociendo solo a los ilegítimos (los nombrados por el gobierno comunista chino) se soluciona todo? NO. Esa no es la verdadera iglesia católica, la del verdadero Credo, la de la verdadera fe en Cristo y María, la de los cuatro evangelistas, la de la Sana y Sagrada Doctrina. Es simplemente la iglesia de Bergoglio inmersa en el comunismo de la Teología de la Liberación. Razón total tiene el Cardenal Zen al protestar ante el Vaticano.

En el caso de China vemos una iglesia absolutamente politizada aunque no lo reconozca el cardenal Parolin. Una iglesia que busca imponer a los católicos chinos el ¨paradigma de Bergoglio¨.

Por otra parte el purpurado afirma que ¨en China no existen dos iglesias¨. El niega esta realidad al mejor estilo de un dictador comunista latinoamericano. ¿Cómo que no existen dos Iglesias? Claro que sí existen: Una es la llamada Iglesia Católica clandestina cuyos sacerdotes y obispos son nombrados por el Vaticano, y la segunda es la Iglesia Católica Patriótica de los ¨sacerdotes¨ y ¨obispos¨ falsos nombrados por el gobierno comunista chino. Muy claro.
Asegurar, como lo hace el cardenal, que esto que Francisco busca en estas nuevas relaciones con China es lo que también querían San Juan Pablo II y Benedicto XVI tampoco es verdad. Ellos siempre apoyaron sin dudas a la única y real iglesia católica china, ellos nombraron obispos que a su vez ordenaron nuevos sacerdotes. Bergoglio no ha nombrado a nadie y pide la renuncia de los obispos verdaderamente fieles a Cristo, al magisterio y a la Iglesia.

Agregó: ¨Es importante insistir en ello: en el diálogo con China, la Santa Sede persigue una finalidad espiritual: ser y sentirse plenamente católicos y, al mismo tiempo, auténticamente chinos¨. Sería mejor señor cardenal afirmar que: Ser y sentirse auténticamente católicos y, al mismo tiempo plenamente chinos.
Y, como es moda ahora en los funcionarios vaticanos permeados del ¨nuevo paradigma¨ bergogliano, Parolín exije cambiar el lenguaje y da el siguiente ejemplo: Comencemos, por ejemplo, con las palabras que utilizamos todos los días. Expresiones como “poder”, “traición”, “resistencia”, “rendición”, “enfrentamiento”, “ceder”, “compromiso” deberían dejar sitio a otras, como “servicio”, “diálogo”, “misericordia”, “perdón”, “reconciliación”, “colaboración”, “comunión”.
Es decir sugiere utilizar solamente un lenguaje acrítico y complaciente con todo lo que venga del Vaticano.
Afortunadamente en otra parte de la entrevista advierte lo siguiente: ¨Creo, antes que nada, que en la Iglesia existe el derecho absoluto a disentir y hacer presentes las propias críticas y que la Santa Sede tiene el deber de escucharlas y evaluarlas con atención¨.

¡Que locura! ¨un nuevo paradigma¨ y ahora dizque el Quinto Evangelio, el de la Misericordia según Bergoglio.
¿Qué vendrá después? ¿Por Dios y María?

DAVID DE JESÚS

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

5 Comments

  • Es coherente con otra explicación de la Virgen, la bestia segunda con dos cuernos pequeños que sale de la tierra es servidora de la gran bestia que sale del mar, el mar simboliza el espacio pacífico y del mar surge leviatan. Los llamados profetas del bosque anunciaron la invasión china de Europa y durante años la pregunta era con qué ejército y qué raro que la invasión no la hicieran los rusos, que están más cerca. Ahora vemos que es una invasión tecnológica, económica sin dejar de ser comunista y sin necesitar de ejércitos “normales”, porque en úlitmo término hasta el último hombre chino en China y en el exterior es soldado para su Estado.

  • Hechos 5,29: Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres.
    Esto quiere decir que si la orden recibida por la autoridad es contraria a la Ley Divina NO DEBEMOS OBEDECER.

  • Decía San Pablo en la Carta a los Gálatas que “si nosotros o algún ángel del cielo os anuncia un evangelio distinto al que habéis recibido, sea anatema”. Debemos suponer que Bergoglio y Parolin son autoridades infinitamente más importantes que San Pablo o un ángel del Cielo y tratándose del “Evangelio de la misericordia” se puede hacer una salvedad en en el magisterio de la Iglesia que sostenía, ahora ya no, que la revelación pública está cerrada con el Nuevo Testamento. Ello se debe a la terquedad de nuestras mentes, que no están preparadas para acoger las sorpresas del espíritu de Bergoglio.

A %d blogueros les gusta esto: