Actualidad

Carta abierta a Clara Martínez, sobre la película “Garabandal, solo Dios lo sabe”

Querida Clara;

acabo de leer tu carta en mi correo. Quiero, si me lo permites, darla a conocer a todos nuestros lectores. Estoy constatando desde nuestra página que realmente, la película “Garabandal, solo Dios lo sabe”, está tocando muchos corazones. Yo narré uno acaecido justo el viernes pasado, al asistir con varios familiares y la amiga de una de mis hijas, que a sus 17 años quedó tan impactada tras verla, que nos dijo que nunca más quería cometer un pecado. Tras eso, se interesó en conocer más sobre Garabandal y sobre las múltiples apariciones marianas y hemos pensado en empezar a rezar un misterio del rosario con ella y a hablarle de los mensajes que María ha ido dando a sus hijos a lo largo de tantos años de manifestaciones marianas.

Por esto motivo quisiera compartir con nuestros lectores tu carta, y luego darte una nueva alegría. ¡Siguen dándose nuevos frutos! Aquí dejo la carta que me escribes y continúo un poco más abajo con un testimonio estremecedor.

Querida Montse,

Soy Clara Martínez, responsable de distribución de la productora Mater Spei, propietaria de la película Garabandal, solo Dios lo sabe.

Quería darte las gracias por tu precioso artículo del lunes. Para nosotros está siendo una verdadera gracia observar la accion de Dios en las almas a través de la película. Estamos viendo unos frutos tan desproporcionados entre lo poco que hemos hecho nosotros y la fuerza del Señor a través de Nuestra Madre, que – a la espera de que la Jerarquia se pronuncie sobre Garabandal-, yo puedo decir sin temor a equivocarme que aquí “sí consta sobrenaturalidad”. Yo también creo en Garabandal.

Un abrazo muy fuerte en el Señor,

Clara Martínez
Mater Spei

Pues bien, Clara. Repito lo mismo que tú. Seguimos esperando y pidiendo que alguna vez la Iglesia tenga a bien manifestar la sobrenaturalidad de los hechos acaecidos en Garabandal, aunque mucho me temo que no sea precisamente ahora, cuando el mensaje central de la aparición es más actual que nunca: “muchos cardenales, obispos y sacerdotes andan por el mal camino, llevando tras de si a muchas almas”. Yo creo que en este momento la profecía está tomando toda su fuerza, más, mucho más que en los años 60. Por tanto, si la jerarquía de entonces se asustó por sentirse señalada por María Santísima, creo sinceramente que es un poco ingenuo pensar que la actual quiera involucrarse en este espinoso tema en este preciso momento. No voy a hablarte de lo que tu ya sabes, Clara. Obispos y sacerdotes pro homosexuales, pro adúlteros, por no citar más que la punta del iceberg…

Entre tanto, nosotros, podemos decir que ¡ sí creemos en Garabandal! Que creemos igual que creían las gentes de Lourdes y de Fátima, aunque los gobiernos trataron de poner fin a ambas apariciones. Lo de Garabandal es más grave. La propia jerarquía frenó, en plena celebración del Concilio Vaticano II, la investigación del fenómeno de Garabandal. Pero el resultado es el de siempre. Cuando el Cielo quiere algo, nada importan los impedimentos y los palos en las ruedas. Lo mismo que con el padre Pío y que en tantos sucesos acaecidos en la Iglesia. Al final se sabrá la verdad. Entre tanto nosotros podemos dar fe de una cosa: creemos en los sucesos que se están dando en los cines de España y de los que no podemos dejar de hacernos eco. Creemos que esos testimonios sí son de origen sobrenatural, no hay otra explicación posible. Dios sigue hablando. Dios sigue tocando corazones. La Virgen quiere que sus hijos se salven y usa todo lo que le ofrecemos en nuestra pequeñez para hacerlo. En este caso, esta película, hecha con escasísimos recursos, pese a que ya hay ciertos detractores que dicen que fue financiada en EEUU con el fin de desunir a la Iglesia. Sabemos que eso es mentira y que la película ha contado con la gratuidad de los más de 300 participantes y con las aportaciones monetarias de algunas almas buenas que quieren y aman a Dios y a la Santísima Virgen. Es natural, no obstante, que donde está María, el demonio tiene que poner su semilla de cizaña para enmarañar y engañar a todas las personas de buena voluntad.

Para tu deleite, Clara, y el de nuestros estimados lectores, quiero hacerme eco, con el permiso de quien lo vivió, del testimonio del viernes pasado en el cine Gran Sarrià de Barcelona. Es el de un padre de familia que acudió a ver la película. Este señor, vive en la actualidad en adulterio. Se separó de su esposa y vive casado por el civil con la que hoy es su compañera. Nos cuenta su hijo, amigo mío, que durante  la película su padre no cesó de llorar de principio a fin. Tras este hecho, ha decidido ir con su acutal pareja a Garabandal. ¿No es este un primer paso a una posible conversión? ¿No tuvo ese mismo movimiento interior el Hijo Pródigo de la parábola cuando dijo “sí, me levantaré e iré junto a mi padre”? ¿No imaginamos que Nuestra Señora de Garabandal estará esperando a esta pareja para ayudarles a tomar una decisión que cambie sus vidas a una conversión?

Querida Clara, queridos lectores: algo está pasando con esta película. Se han llenado todas las sesiones, se alargan los días de proyección debido a la demanda y se amplían los horarios. ¿No es esto un hito que no tiene una explicación normal? En un mundo que parece rehuir todo recuerdo de Dios, ¿qué es lo que está pasando? ¿No es este un regalo que viene a darnos nuestra Madre Celeste?

Llegados aquí, a nosotros solo nos resta una cosa: rezar. Rezar para que los que acudan a verla sientan un toque especial que les permita mejorar en su vida espiritual, ya sea en el trato con el Señor y la Santísima Virgen, ya sea en su motivación a hacer los cambios de vida y conversión que cada uno de ellos necesite. Ella sabrá en cada caso qué debe hacer. A nosotros solo nos toca eso: orar y agradecer por este regalo que la productora Mater Spei ha llevado adelante con tanto esfuerzo, cariño y dedicación. Que nuestra Madre os lo recompense a todos.

¡Alabado sea Jesucristo y la Virgen del Carmen de Garabandal!

Montse Sanmartí.

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: "Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura". Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

4 Comments

  • Me gustaria saber si esta pelicula llegara a las salas de cine de colombia, necesito llenarme de motivos para valorar mi vida, necesito aprender que es necesario amar nuestra cruz para gozar eternamente, y esto no lo encuentro ya en la iglesia actual, porque todo apunta ya a buscar la plena felicidad en esta tierra como si aca fuera el paraiso, y como todo se vale porque Dios es solo misericordia y ya no es justicia. Donde queda la frase “ya no soy yo quien vive, es cristo que vive en mi” si cristo y su iglesia catolica ya no es mas que una forma de vida y una ideologia. Esto ya es una crueldad para los fieles que resistimos a la iglesia moderna que va como caballo sin riendas cabalgada por Bergoglio. Dios nos de el dicernimiento para no salirnos de la verdad.

    • Querido Andrew: estoy segura de que la película no tardará en llegar a todos los países de habla hispana, dado el gran éxito que ha tenido en España.
      Decirte, por otro lado, que lo que dices me da tristeza a mi también, pero tenemos que tener una esperanza. Recuerda el numeral 675 del Catecismo de la Iglesia Católica: la Iglesia tendrá que pasar por una horrorosa crisis antes de que sea su triunfo. Por tanto, hermano, es tiempo de ser fuertes, de agarrarnos a la oración, a la Eucaristía, a María. Ellos son nuestros pilares. Ojalá cuando venga la tempestad, nuestra casa se halle cimentada en esos pilares, porque no caeremos como puedan caer los católicos tibios. Es hora de ser fuertes. Aquí nos tiene para recordárselo, en cada uno de nuestros artículos.

      Oramos por usted, amigo, y por tantos que tienen momentos de desfallecimiento. De hecho, todos los tenemos, pero agarrados unos a otros, en la verdadera fe y en el magisterio de siempre, estamos bien encaminados.

      Dios le bendiga.

  • Yo quiero verla pronto ;por favor permitanla acá en Colombia, un abrazo en Cristo nuestro Señor y Rey y en la mejor mamá del mundo,la Santísima Virgen María

A %d blogueros les gusta esto: