Nuestros Artículos Sobremesa con Tosatti

El periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, “Avvenire”, lanza el vuelo hacia la anticoncepción

mm
Written by Marco Tosatti

 

No solamente la Ideología de Género y ius soli. Ahora, el periódico de la Conferenica Episcopal Italiana “Avvenire” abre también la posibilidad a la anticoncepción.

 

 La Nuova Bussola Quotidiana por Marco Tosatti (20-09-2017)

 

¿Qué debemos esperar del grupo de estudio histórico sobre la encíclica Humanae Vitae de Pablo VI? Como recordarán, y si no lo recordamos ahora, en el mes de mayo pasado se habló de una posible comisión de estudio sobre la Humanae Vitae, para ver si era posible actualizarla. Resumiendo: encontrar el modo de endulzar, plegar y atenuar el “no” categórico a cualquier forma de anticoncepción química o mecánica. La existencia de la comisión fue desmentida por el arzobispo Paglia, Presidente de la Pontificia Academia para la Vida. Veinte días más tarde la Radio Vaticana anunciaba la existencia de un grupo de estudio encabezado por mons. Gilfredo Marengo. El propio Marengo declaraba a la Radio Vaticana que con este trabajo “será posible dejar aparte muchas lecturas parciales del texto”. El grupo estudiará aquellos documentos que hasta ahora estaban bajo secreto, para salir a la luz “toda la cuestión complicada de la Pontificia Comisión, que trabajó desde 1963 a 1966  y que finalmente no le dio (a Pablo VI) aquello que le era útil para poder proceder a elaborar la Encíclica, por lo cual Pablo VI casi tuvo que empezar a solas, con el agravante de que en aquellos años hubo una opinión pública eclesial no sólo polarizada entre favorables y opuestos a la píldora, sino que hubo también una análoga contraposición que estaba muy presente en la comunidad de teólogos en ese momento”.

Del argumento se ha ocupado ya en diversas ocasiones el periódico de los obispos italianos, Avvenire, Luciano Moia, que a menudo interviene en temas relativos a la familia y a la teología moral. El 30 de agosto pasado, Moia escribía, hablando del grupo de trabajo: “Un estudio para reactualizar el mensaje de Pablo VI sobre la vida, para traer a la luz el procedimiento riguroso elegido para documentarse y profundizar sobre el asunto antes de escribir la Humanae Vitae. Quien ha hablado de comisión secreta para reajustar o revocar con un hipotético futuro documento las indicaciones del papa Montini sobre la regulación de la natalidad, está totalmente fuera del camino”.

¿Pero será así? Nos parece que la cuestión de la Humanae Vitae está evolucionando rápidamente, con actualizaciones continuas. Y  será quizás por ese motivo que Luciano Moia escribió en Facebook, dialogando con dos especialistas en teología: “Querido XXXX. Su pregunta es obviamente un artefacto retórico. Usted sabe mejor que yo que el debate anticonceptivo ha estado produciéndose durante medio siglo y que el mismo Pablo VI dijo claramente que la Humanae Vitae no debería ser indefinidamente vinculante para las conferencias episcopales. Por tanto él mismo estaba abierto a otras consideraciones. Ahora Amoris Laetitia, introduciendo el gran punto de inflexión del discernimiento, reabre fuertemente el debate. El estudio de Don Marengo es oficialmente histórico. Pero cuando se conozcan todos los pasos que llevaron a Pablo VI a decidir de esa manera, inevitablemente habrá nuevos argumentos para revaluar la cuestión “.

Y respondiendo a otro amigo de facebook, una persona que trabaja en un instituto focalizado en aprobar el diaconado femenino, una nueva ética sexual para la Iglesia y la aprobación por parte de la misma Iglesia de los anticonceptivos, decía: “He estudiado muy bien el caso. Entiendo perfectamente que en un artículo de un periódico toda esta reconstrucción histórica no pueda encontrar espacio. Y sobretodo que tú puedas explicarte con una soltura, digamos así, que en otros contextos no se consiente, o no es oportuna. Dicho esto, el próximo 20 de septiembre daremos espacio a vuestro documento, y continuaremos siguiendo paso a paso este debate que es verdaderamente ejemplar para entender la difícil relación contradictoria y compleja entre la Iglesia y la sexualidad”.

Ahora, Luciano Moia es alguien que ha sido informado no sólo de los hechos, sino de todo lo que envuelve este tema. Usted, leyendo estas líneas, ¿qué opinión se ha formado? ¿Que el grupo de estudio sólo trabaja para resaltar el valor de las conclusiones alcanzadas por Pablo VI? Personalmente, me parece que la referencia a Amoris Laetitia y el discernimiento es indicativo. ¿Se es malévolo al hipotizar que, del mismo modo que con Amoris Laetitia el discernimiento lleva a algunos a acercarse a los sacramentos, aunque el primer vínculo siga siendo válido, para la Humanae Vitae “actualizada”, se puede hipotetizar un discernimiento que permita el uso de anticonceptivos?

Marco Tosatti
Artículo original de La Nuova Bussola Quotidiana

Traducido por Montse Sanmartí para Como Vara de Almendro

About the author

mm

Marco Tosatti

Nació en Génova en 1947. Es periodista desde 1972 y ha cubierto muchos sectores: deporte, sucesos, política, sindical y enseñanza. Desde 1981 se ocupa de la información religiosa. Ha sido el vaticanista del Diario La Stampa desde 1981 hasta 2008. Ha escrito numerosos libros, sobre temas de religión e historia, en particular del Medio Oriente y sobre la cuestión armenia: “El Barón de Alepo” o “La verdadera historia de Mussa Dagh”. Y también “Investigación sobre el Demonio”, “Padre Pío y el Diablo”, “Santos poseídos por el demonio”, “Investigación sobre la Síndone” y otros. Con Don Gabriele Amorth ha escrito “Memorias de un exorcista”. Actualmente es titular del blog “Stilum Curiae”.

info@comovaradealmendro.es

Deja un comentario

2 Comments

  • La Enciclica Humanae Vitae, que tanto sufrimiento costó al Papa Pablo VI -a partir de 1968 hasta su muerte en 1978, el Papa Montini estuvo prácticamente solo- es una Enciclica que tiene valor dogmático. La Encíclica cierra definitivamente y con Autoridad Apostólica el paso a la contraconcepción y confirma la Doctrina perenne de la Iglesia. En España la comentó magistralmente el Padre jesuita (insigne moralista) Marcelino Zalba. Fué la cruz de Pablo VI. Y ahora quieren reinterpretarla, actualizarla o yo que sé? Recuerdo una frase de la Enciclica que a mí me conmueve todavía y que me anima constantemente : “Y si el pecado les sorprende todavía, no se desanimen sino recurran confiadamente al Sacramento de la Penitencia”.
    Definitivamente, después del último Motu proprio de Francisco enterrando toda la obra en favor de la familia del Papa Juan Pablo II, firmado cuando aun estaba caliente el cuerpo sin vida del Cardenal Carlo Caffarra, primer presidente del Instituto para la Familia, hay que concluir sin miedo que Bergoglio es un malvado. Así, sin más. Esta es la verdad, de la que muchos Obispos y Cardenales deberían darse cuenta.

A %d blogueros les gusta esto: