Actualidad Nuestros Artículos

CARTA ABIERTA A FELIPE GÓMEZ

Estimado hermano en la fe, Felipe,

hemos recibido un mensaje de una persona que quiere a bien nuestra página de Como Vara de Almendro. El mensaje de este hermano nos advertía sobre la crítica que hiciste a nuestra página en tu muro de facebook, advirtiendo a tus seguidores que la web es una basura, lo mismo que el programa del Dr. Galat.

La verdad es que estamos muy sorprendidos con este comentario. Personalmente, hacerte memoria de que quien te escribe es una persona que te ha conocido. Recordarás a mi hermana, que fue quien me puso en contacto contigo, tras conocer tu labor incansable en pro de la vida. Gracias a que supe de ese formidable trabajo tuyo, he dedicado mucho tiempo y esfuerzo a trabajar por los no nacidos. Eso es algo que te honra, ciertamente.  Luego, tiempo después, una de mis hijas estuvo viviendo en Bogotá, como bien recordarás. Allí conoció tu hermoso trabajo con la juventud y estuvo frecuentando el grupo de “Lazos de Amor Mariano”. Te agradecí mucho por aquellos días en que ella pudo asistir al grupo. Ella no se ha olvidado de eso y yo tampoco, porque somos personas agradecidas y las cosas buenas  que alguien en la vida nos ha ofrecido no se nos olvidan con facilidad. A ella se le quedó grabado en su memoria y a mi también en la mía. Mi agradecimiento por ese regalo nunca te podré pagar ni agradecer suficientemente.

Pero hoy no podía imaginar la reacción que has tenido para con la página que creamos hace unos meses. Tu ataque fue sorpresivo y por la espalda. De hecho, si no hubiera sido por el comentario de este hermano en la fe que me alertó, no hubiéramos sabido nada. Y me ha sorprendido precisamente de ti, por todo lo citado arriba, pues podría esperarme eso de otra persona, pero jamás de ti. No porque crea que no puedas pensar diferente de lo que pensamos los que hacemos posible esta página. Es más por la incoherencia de vida, esa incoherencia entre tus palabras y tus actos es lo que no entiendo. Creo que esa no es forma de actuar de un católico verdadero. ¿Por qué actúas así? ¿Esa es una actitud digna de un hermano en la fe? ¿Recuerdas el pasaje de Mateo de la corrección fraterna?

Mateo, 18, 15-20

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Ahora te pregunto ¿Crees sinceramente que actuando de ese modo hiciste lo que dijo Jesús? Si consideras nuestras publicaciones una basura que puede infectar a muchos y quisieras la salvación de tantas almas que nos visitan a diario, creo que te debiera mover otro tipo de celo y es el de hablar por el privado a las personas que estamos encargadas de esa página, exponiendo tus motivos y razonamientos del por qué estás en desacuerdo con nuestras publicaciones, algo que te ha llegado a hacernos tildar de basura. No solo no has hecho eso. Te refrescaré la memoria por si se te ha olvidado. Tiempo  atrás te escribí a tu correo para pedirte hablar contigo por teléfono, pues tenía algo que decirte al respecto del tema del estado actual de la Iglesia y de Francisco, y de tus duras críticas al Dr. Galat de forma pública y poco caritativa. En honor a la verdad debo decir que sí me respondiste pero fue con una simple evasiva al tema que quería confrontar contigo como personas católicas y pensantes.  Simplemente respondiste con un “Dios te bendiga”, ni más, ni menos. Ahora nos encontramos en tu muro de facebook con este mensaje, y al tratar de hablarte por el privado, me bloqueaste sin darme ni opción a terminar con lo que te estaba diciendo. Nuevamente, sumas en tu haber, cuanto menos, una falta de urbanidad, al tiempo que una triste falta de caridad y tus evasivas me hacen sospechar que algo no anda bien en tu vida o que simplemente, no tienes argumentos suficientes para rebatir a quienes estamos viendo las cosas de forma diferente a como las ves tú. La verdad es como la luz. No se esconde, no se encierra tras “la seguridad” de un bloqueo de facebook. La verdad busca aclarar las cosas y como hermanos en la fe requiere de un mínimo de diálogo y de caridad fraterna, ¿no crees?

Por otro lado, si te defines como católico, si defiendes los postulados de Francisco que dice que hay que ser misericordiosos y tender puentes, ¿dónde se encuentra esa misericordia a la que debieras recurrir cuando alguien no piensa como lo haces tú y le echas fuera de tus amistades y de tus contactos? Esto ratifica más nuestra postura de que andas ciego y sin rumbo, porque dices que hay que obedecer a Francisco, pero no lo haces en absoluto. Entiendo que es difícil obedecer a quien dice una cosa y luego hace otra, como pasaba con los fariseos en tiempos de Cristo. Yo sé bien que eso es algo a lo que nos tiene muy acostumbrados Bergoglio en este pontificado. Misericordia para los de fuera y palo gordo para los de casa. En eso te comprendo perfectamente bien, Felipe. Pero no debes hacerle caso a Francisco en esto, no es un buen ejemplo a seguir, ya lo sé. Mejor será que le hagas caso a Jesús que en definitiva es a quien seguimos, ¿no es cierto? Yo por lo menos sigo a Cristo. Él solamente es nuestro Maestro, tal y como nos dice en su Evangelio:

“Mateo, 23 1.

Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos 2. y les dijo: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. 3. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. 4. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. 5. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; 6. quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, 7. que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”. 8. «Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos.”

Mateo, 23 – Bíblia Católica Online

Hermano, nos acusas, tanto al Dr. Galat como a nosotros en tus comentarios de facebook. Tanto él como nosotros te hacemos corrección fraterna, algo que siempre se hizo en la Iglesia desde sus inicios. No nos has querido escuchar.  Si te hemos tratado de corregir en lo que pensamos que estás equivocado es porque tienes una grave responsabilidad, pues tienes muchas personas tras de ti, que te siguen y que te escuchan. ¿Lo has pesado? ¿Te das cuenta de lo que te juegas al cerrar tus oídos, tus correos, tus teléfonos y mesenger a escuchar? Esa es una actuación infantil. Me tapo con la sábana hasta arriba y así desaparece el mundo a mi alrededor…….¡Bonita manera de reaccionar!

Como dije más arriba, previa a esta corrección pública que me hubiera gustado evitar, traté de contactar contigo personalmente por medio de un correo electrónico, para concertar una cita para hablar contigo por teléfono. Puede que estés muy ocupado y alguien como yo, que no soy nadie, no merezca que pierdas siquiera unos minutos de tu tiempo. Eso lo puedo entender con tus muchas ocupaciones profesionales y familiares. Pero creo que el motivo merecía la pena. Íbamos a hablar de nuestra Iglesia católica, de nuestra fe.  Sin embargo, sí me prestaste tu atención  tiempo atrás y sí atendiste mis llamadas telefónicas cuando trataba de traerte a Barcelona para un evento provida para el que estuve buscando los medios. ¡Eso sí merecía una llamada telefónica y lo que hiciera falta! Estas cosas unidas a tu comportamiento huidizo de hoy me han dado que pensar mucho. Estoy sopesando, después de todo esto, que no tienes la formación mínima requerida para responder a todo lo que queríamos comunicarte.  Solamente eres un “católico avestruz”, te lo digo con el mayor respeto. Un católico sin más conocimientos que los que  te trasmitieron en la catequesis de primera comunión, donde se nos decía que al Santo Padre hay que obedecerle, y con eso te has quedado. No has evolucionado mínimamente, no has leído siquiera lo que a este respecto dice el propio Benedicto XVI, quién afirmó que el Espíritu Santo no habría escogido a ciertos papas. No le echemos toda la responsabilidad al Espíritu Santo. Hay que estar bien formados. Al papa se le obedece siempre que hable ex-cathedra. El resto de las veces, se puede equivocar, como tú y como yo, y no tengo duda alguna de que Bergoglio se equivocaba ya en Buenos Aires y se ha equivocado en estos 4 años de pontificado muchas y muchas veces y en cosas de extrema gravedad, en argumentos que han dejado desnudos a los fieles sencillos que se han visto escandalizados con sus dimes y diretes. No, Felipe, no te equivoques. Ya no estamos en los tiempos de Juan Pablo II, ni en los de Benedicto XVI . Hemos vivido de renta, pensando que a la Iglesia nadie la derrotaría, como así lo creemos, pero estamos viendo como sí corre serio peligro de ser eclipsada y perder su verdadera función de salvar almas. Dice la profecía de La Salette, profecía aprobada por la Iglesia:
” Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo.”  “La Iglesia será eclipsada, el mundo se hallará en la consternación.”
Nos alienta la promesa del Señor que dice que nuestra Iglesia nunca prevalecerá aunque los poderes del infierno quieran lograrlo.

Siento haber tenido que tomar la iniciativa de escribirte por este medio, pero no me diste otra opción, hermano. Me cerraste todas las otras puertas.  Aunque la comparación es pueril, esto me recuerda a los 4 cardenales presentando las dubia a las que Francisco nunca tuvo el menor interés ni la mínima caridad de responder. Por ese mismo motivo me he visto en la necesidad de pedirte públicamente explicaciones a mis preguntas.

Probablemente harás lo que hasta ahora, guardarás silencio o te dedicarás a tratar de destruir el trabajo desinteresado de varias personas que dedicamos muchas horas de nuestro día a la evangelización por la salvación de las almas. No quisiera yo estar en tu piel cuando tengas que rendir cuentas de esto ni de tantas personas sencillas y llenas de fe a las que con tus palabras animaste a cerrar los ojos a la verdad. Todo esto no va a lograr que dejemos de escuchar la llamada que Dios nos hizo un día. No vamos a defraudarle ya que hemos puesto nuestros pequeños talentos a trabajar en bien de las almas. Nunca hay que dejar de exhortar, tal como dice San Pablo en la 2ª a Timoteo 4;2:

“Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción.”

Esa es la misión de Como Vara de Almendro, la página a la cual llamaste basura. Insistimos, a tiempo y a destiempo, reprendemos, argüímos, exhortamos con toda paciencia y con la formación que en la medida de nuestras posibilidades hemos recibido del Señor. Nos seguimos formando a diario, leemos y consultamos con personas de sabiduría probada, como habrás podido comprobar en la página, aunque al parecer, para a ti, personas del calibre de un Marco Tosatti te puedan parecer “niños de escuela”…….Tal vez debas ser más humilde y leerle, a lo mejor aprenderías cosas que jamás imaginaste que pudieran pasar dentro de los muros vaticanos……

Todos los que hacemos nuestra página te exhortamos a reflexionar. Ya recibiste varias advertencias. ¡Es hora de despertar, Felipe y de despertar a los que duermen a tu lado! ¡Basta de silencios cómplices con el mal!

En cuanto a nuestra página te informo que fue consagrada a la Santísima Virgen Inmaculada desde el principio de su creación y Ella sola es quien guía su caminar. No buscamos en absoluto la fama, ni el dinero, nada que a los ojos del mundo nos pueda encumbrar de alguna manera. Nos mueve solamente la salvación de las almas, tal como dijimos más arriba. Desde los inicios la pusimos a Ella como única Capitana y no nos ha ido nada mal, al contrario. Cuánto más nos atacan, más visitantes tenemos y más visitantes que se hacen seguidores de ella. A veces, Felipe,  es contraproducente  hablar mal de algo o de alguien, porque le das publicidad gratuita. Dios escribe siempre recto aún con renglones torcidos. ¡Bendito sea!

Te deseamos siempre lo mejor y que tu trabajo siga acercando muchas almas al Señor y a su santísima Madre.

Recibe un saludo en los Sagrados Corazones de parte de quienes hacemos esta página:

Montse Sanmartí
Padre Elías
Antonio José Sánchez Sáez

About the author

mm

Montserrat Sanmartí Fernández

Católica. Casada y madre de 10 hijos. Implicada desde 2009 en la defensa de la vida a través de CIDEVIDA. Delegada de Sanación Postaborto en el Viñedo de Raquel en España. Escribo por vocación como inquietud de llamada interior y deseando cumplir desde mi pequeñez el mandato que Cristo nos dio: “Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura”. Ya no hay excusas. Se puede evangelizar en todo el mundo, sin movernos de nuestra casa. Todo sea a mayor gloria de Dios y salvación de las almas.
montse.sanmarti@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

3 Comments

  • Gracias por apoyar el verdadero evangelio.
    El axioma “Ubi Petrus, ibi Ecclesia” (Donde está Pedro, está la Iglesia) «es válido sólo cuando actúa y se comporta como un Papa, porque “Pedro está sujeto a los deberes del Oficio”, de otra manera, “ni la Iglesia está en él, ni él está en la Iglesia”.

  • LO APOYO DOCTOR GALAT. SEGUIMOS ADELANTE CON NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y NUESTRA MADRE SANTISIMA.
    “A JESUS POR MARIA”. ESTAMOS VIVIENDO EL COMIENZO DE ESTA APOSTASIA, YA ESTA A LA VUELTA LO MAS TRISTE Y
    DURO, CUMPLIMIENTO DE TANTA HEREJIA.
    QUE DIOS LOS BENDIGA Y LA SANTISIMA VIRGEN LOS CUBRA CON SU MANTO.

  • Solo puedo decir :
    Dios los bendiga, los guarde en su Sagrado Corazón, para que siga fluyendo el santo mensaje.

    Gracias a Dios por contar con ustedes y por la misión que llevan a cabo: más y más almas para Dios.

    Un abrazo en Jesus y María de este humilde seguidor de ustedes.

A %d blogueros les gusta esto: