Actualidad Artículos Externos

Cardenal Müller en entrevista, sobre Amoris Laetitia, las Dubia, Antonio Spadaro y la FSSPX

Estimados lectores: por su interés reproducimos la siguiente entrevista al cardenal Gerhard Müller, actual Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Como nota aclaratoria queremos indicir en reiterar nuestra total adhesión a las Dubia y a los 4 cardenales que las propusieron. Nos adherimos, asimismo, al enfoque de Raymond Arroyo en cuanto a la entrevista, pero diferimos de la manera de responder a sus preguntas por parte de Müller, quien mantiene una posición equidistante entre los 4 cardenales y Francisco, algo a todas luces no ortodoxo y que no concuerda en absoluto con el enfoque que Como Vara de Almendro siempre ha defendido.

El equipo de Como Vara de Almendro

*

Por Maike Hickson. 26 de Mayo de 2017. OnePeterFive

El pasado 25 de Mayo, el canal católico de televisión EWTN, sacó al aire una entrevista en su programa The World Over de Raymond Arroyo, conducida por él una semana antes  con el Cardenal Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF). En esta entrevista – conducida en inglés – el Cardenal alemán toca varios temas importantes y que son de interés para la mayoría de los católicos del mundo.

Cuando Raymond Arroyo le preguntó al Cardenal Müller acerca de la exhortación post sinodal Amoris Laetitia y la confusión derivada de ésta, el cardenal declara en primer lugar: “Es absolutamente imposible que el Papa, como sucesor de San Pedro, el Vicario de Jesucristo para la Iglesia Universal, presente una doctrina que esté totalmente en contra de las palabras de Jesucristo”. El Papa y el Magisterio son  “simples intérpretes” de las palabras de Cristo, y la “doctrina sobre la indisolubilidad del matrimonio es absolutamente clara”, concluye el cardenal.

A los ojos de Müller, el Papa pretende con Amoris Laetitia “ayudar, a tener en la mira”, a todas aquellas personas que viven “en un mundo secularizado” y que “no tienen un pleno entendimiento de lo que es la vida cristiana”. “Él no quiere decir: ‘O aceptas absolutamente todo desde el principio o estás completamente fuera’”. El cardenal alemán explica que “debemos conducirles como buenos pastores hasta este punto en el que puedan aceptar completamente la doctrina cristiana y la vida cristiana, así como nuestro entendimiento”.

Respecto al famoso pie de nota en Amoris Laetitia conforme al cual es posible tener, bajo ciertas circunstancias, acceso a los Sacramentos mientras se convive como una pareja “vuelta a casar”, el Cardenal Müller explica que esto sólo aplica para aquellos que “viven como hermano y hermana” después de “una conversión de corazón, y penitencia” y la “intención de no volver a pecar”. “Es imposible vivir con dos esposas legítimas”, añade. “¡Nosotros no aceptamos la poligamia!”

Es en este contexto que – y después de explicar que la doctrina y cuidado pastoral siempre van de la mano – el Cardenal Müller hace una nota aparte acerca del reciente comentario en Twitter de Antonio Spadaro, de acuerdo al cual, en teología, la suma de 2 más 2 no necesariamente da cuatro, sino que pude dar cinco:

Algunas de estas personas que se presentan a sí mismas como consejeros del papa, [diciendo] que la teología, [el cuidado] pastoral para dos y cuatro [sic-dos] puede ser cinco, esto no es posible, porque tenemos la teología.

Cuando Raymond Arroyo, queriendo indagar con sus preguntas, plantea el problema de que el propio papa Francisco respaldó a los obispos argentinos en su interpretación progresista de Amoris Laetitia, el Cardenal Müller responde que él no se siente contento “con que los obispos interpreten al Papa, el Papa interpreta a los obispos”, agregando: “Tenemos algunas reglas de cómo actuar en la Iglesia”. El cardenal añade que, después de dos sínodos y una declaración papal  con autoridad en esta materia, la discusión debería estar “terminada”.

Cuando se le preguntó acerca de las Dubia y si deberían ser respondidas por el Santo Padre, el Cardenal Müller dice que, respecto al contenido de las Dubia, éstas son preguntas legítimas dirigidas al Papa”. Sin embargo, lamenta que “se hayan hecho públicas”, causando “tensión entre el papa y algunos cardenales”. “Esto no es bueno en nuestro mundo de medios masivos”, concluye el cardenal, agregando que “nuestros enemigos están contentos de ver a nuestra Iglesia en una cierta confusión”.

Además, el Cardenal Müller marca su distancia de los malentendidos entre las las “dos partes” durante los dos sínodos de la familia, diciendo que esto tiene que ver con “prejuicios” y “una visión ideológica de las cosas”. “Algunos discutieron de manera demasiado ideológica”, y creyeron que “debimos pelear por nuestras ideas”, explica, y aún “tenemos la responsabilidad por la unidad de la Iglesia”. “No es bueno hacer un grupo de presión”, “entrar como grupo de presión por las propias ideas de uno en el sínodo”. Existen en la Iglesia hoy en día “dos alas, dos alas ideológicas, extremas”, agrega el cardenal alemán. “Todos quieren ganar la batalla contra el otro”. Pero, dice el Cardenal Müller, “la Revelación de Dios une” y “no es nuestra tarea el unificar de una manera totalitaria”. Está mal, de acuerdo a Müller, pensar que “todos deben pensar como yo”.

Aquí da  la impresión de que el propio Cardenal Müller marca su distancia, no sólo del campo progresista, sino también de aquellos prelados conservadores que intentaron defender la enseñanza católica tradicional sobre el matrimonio durante los dos sínodos.

Con relación a la pregunta sobre el diaconado femenino, el Cardenal Müller deja muy en claro que no puede existir un diaconado sacramental femenino, y que el papa Francisco estableció la comisión para su estudio únicamente para encontrar mas opciones de participación en la Iglesia para las mujeres.

Cuando se le preguntó sobre la posible reconciliación con la Fraternidad San Pío X, el Cardenal Müller respondió con estas palabras: “Se necesita tiempo”, porque no se trata sólo de “firmar un documento” sino también de un cambio de parecer. Agrega que algunos miembros de la FSSPX, creen: “nosotros [FSSPX] somos los católicos de verdad”. Pero ellos tienen que aceptar la “comunión jerárquica” de la Iglesia, así como el Credo, la autoridad del Papa y los concilios. Es necesaria una “reconciliación más profunda”, de acuerdo a Müller.

El Cardenal Müller también explica a Raymond Arroyo que, concuerda en lo general con el reclamo del Cardenal Sarah de que tenemos una “crisis de la liturgia”, pero insiste que esta crisis se remonta a antes del Concilio Vaticano II. La pérdida del sentido de “misterio” en la Santa Misa fue un problema que ya había discutido Romano Guardini, dice el Cardenal Müller. Depende de la “actitud interior” ya sea que uno tenga una “vida en Dios”, y no tanto por las “formas exteriores”. El Cardenal alemán declara que, también con la Misa Tradicional en Latín, uno podría celebrar la Misa rápidamente – incluso en diez minutos – sin entrar en el misterio de la Misa.

El deseo del Cardenal Müller, dice al final de la entrevista, es “ayudar a superar la secularización”, i.e., la “vida sin Dios”. De cara a sus responsabilidades como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Müller insiste que “con ayuda de la Gracia, podemos enfrentar todas estas cuestiones”. A la luz de esta nueva entrevista, podría ser digno de consideración lo que la Profesora Ana Silvas dijo recientemente durante la Conferencia de laicos en Roma sobre Amoris Laetitia:

“Hay un grupo en cambio, cuyo enfoque encuentro muy extraño: lo intencionalmente ortodoxo entre los más altos prelados y teólogos que tratan la agitación surgida de Amoris Laetitia como un asunto de ‘malinterpretaciones’. Se enfocan en el texto por sí solo, aislado de todos los antecedentes conocidos en las palabras y acciones del propio papa Francisco, o de su más amplio contexto histórico. Es como si éstos interpusieran una brecha que no puede cruzarse entre la persona del Papa por un lado, sobre cuya firma se publicó este documento, y el ‘texto’ del documento por otro lado. Con el Santo Padre puesto en cuarentena de toda consideración de manera segura, son libres para exponer el problema, el cual identifican como un ‘mal uso’ del texto. Así que entonces expresan su pía súplica para que el Santo Padre ‘corrija’ estos errores”.

“No hay duda de que las restricciones de piedad percibidas para el sucesor de [San] Pedro cuentan para estas maniobras retorcidas. ¡Lo sé, lo sé! Hemos estado enfrentando este dilema por un año o más. Pero para cualquier sano y considerado lector que, en palabras de las censuras de 45 teólogos, “no está tratando de girar las palabras del documento en ninguna dirección, sino… tomar la impresión, natural o inmediata, del significado de las palabras a ‘corregir’, esas bofetadas de una artificialidad muy elaborada”.

Traducción de Como Vara de Almendro

https://onepeterfive.com/cardinal-muller-amoris-laetitia-paul-ehrlich-antonio-spadaro-three-dismissed-priests/

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: