Nuestros Artículos

¡NARDO! Poema de Resurrección

“….. entró una mujer con un vaso de alabastro con perfume de nardo auténtico, de mucho precio, y, quebrantando el vaso, derramó el bálsamo sobre la cabeza de Jesús”. (Mt.26;7)

¡NARDO!

Resbalaba por su frente,
por sus cabellos y barba.
Lo derramó por entero,
como quien vacía el alma.

Roto el vaso de alabastro,
-todo es poco para el que ama-
fue aquel perfume de nardo
su óbolo de enamorada.

¡Loca, loca Magdalena!
Sin saberlo preparaba
el cuerpo para el sepulcro.
¡Se llenó de olor la casa!

La maloliente mazmorra
-nadie aquello se explicaba-
esa noche olía a nardo,
entre golpe y risotada.

La calle de la Amargura
-Cristo, con la cruz pasaba-,
a nardo dicen que olía
al aire de sus pisadas.

Y al tiempo de pronunciar,
desde la Cruz, las palabras,
¿no era de nardo el perfume
que todo el monte exhalaba?

Cuando, ya muerto, en sus brazos
María lo acariciaba,
de nuevo estalló el perfume.
Fue la última oleada.

***********

Cristo quebró su alabastro
en la mañana de Pascua.
“¡María!” … “¡Rabonni!” … Nardo.
¡Le inundó de nardo el alma!

María Nieves Sanmartí Balagué +

 

“Mientras resposa el rey en su lecho, exhala mi nardo su aroma” (Esposa del cantar de los cantares, 1,12)

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

2 Comments

  • Precioso Poema que a mi también perfuma!! Además comparto que aqui tengo conmigo oleo de nardo comprado por internet de los Monges Cristianos Ortodoxos de la tienda del Monte Athos https://www.monastiriaka.com/. Precisamente elegí oleo de nardo contemplando ese momento en que Jesus Cristo ha sido ungido con oleo de nardo, conforme el Evangelio inspirador del presente poema. Todo muy hermoso…todo converge…

A %d blogueros les gusta esto: