Pensamientos para el alma

Después del Tabor

 

“Qué bien se está aquí, hagamos tres tiendas”.  Humana disposición a echar raíz en lo apacible. 

Pero hay que volver a la brega diaria. Hay que volver, una y otra vez al amor aterrizado, a la intemperie, a los caminos que recorremos cargados de nombres y de preocupación cotidiana. 

Hay que volver a las encrucijadas donde toca optar, renunciar y elegir; a los días intensos, de búsquedas, ojeras, anhelos y horas estiradas. 

Hay que volver a los días grises, a las preguntas, al no saber, a la inseguridad reflejada en un espejo, a la tenacidad, y a la resistencia.

Hay que volver a lo acostumbrado; pero no con desgana o arrastrando a la existencia y el ánimo, sino con la gratitud y la esperanza por banderas.

 

J. Molaizola.

 

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: