Actualidad Artículos Externos Destacado

“El Papa Francisco se alegró de que los obispos alemanes escribieran las directrices sobre Amoris Laetitia.” Cardenal Marx

Por Maike Hickson. 6 de Marzo de 2017


 

Hoy 6 de marzo de 2017, la Conferencia Episcopal Alemana ha dado inicio a su Asamblea General de primavera en Bensberg (Bergisch Gladbach), Alemania. Sesenta y seis obispos alemanes se reúnen ahora por cuatro días para discutir temas tales como la migración, el sacerdocio, y el ecumenismo. Hoy, ante la prensa en la conferencia de apertura, el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Cardenal Reinhard Marx, presentó los temas que serán tratados en este encuentro de obispos. También mencionó que recientemente se reunió con el papa Francisco y le entregó personalmente las nuevas directrices pastorales para Alemania a la luz de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, publicada primero por los obispos alemanes el 1 de febrero de 2017. Como ya hemos reportado, las directrices pastorales alemanas ahora permiten el acceso a los sacramentos para los divorciados “vueltos a casar” en ciertos casos particulares y tras un período de discernimiento poco claro.

 

Hoy, durante la conferencia de prensa, el cardenal Marx dijo lo siguiente, en el contexto de su visita al papa Francisco en Roma el 6 de febrero pasado, ecuménicamente junto a la cabeza de la Iglesia Evangélica en Alemania, el obispo Heinrich Bedford-Strohm:

 

Le entregué al Papa el texto que hemos redactado en relación a Amoris Laetitia, y lo ha recibido con alegría; pude hablar con él al respecto, y considera correcto que las iglesias locales hagan sus propias declaraciones una vez más, y que basen en ella sus propias conclusiones pastorales; él es muy positivo al respecto, y recibió muy positivamente el que la Conferencia Episcopal Alemana haya escrito dicho texto.

 

Al tiempo de esta reunión con el papa Francisco en Roma el 6 de febrero, el propio diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, publicó tres días antes, el 3 de febrero, a manera de apoyo, un artículo sobre las directrices de la pastoral alemana. Sin embargo, tal como reportamos, el diario del Papa no hizo mención explícita de las palabras bastante liberales de aquellas directrices pastorales, según las cuales “uno debe respetar la decisión de cada persona en favor de la recepción de los sacramentos”. El 7 de febrero, Edward Pentin reportó que el cardenal Marx le dijo durante el tiempo de su visita al papa en Roma que, “él ‘no puede entender’ por qué deba de haber interpretaciones de Amoris Laetitia diferentes a la establecida por los obispos alemanes en cuanto que cree que la línea adoptada por el Papa en la exhortación apostólica es ‘muy clara’”. Pentin continúa diciendo:

 

En comentarios breves a Catholic Register, el 6 de febrero en Roma, luego de acompañar a la delegación ecuménica al palacio apostólico para celebrar el 500º aniversario de la Reforma, el arzobispo de Munich rechazó dudas sobre la falta de claridad de la exhortación apostólica del Papa sobre la familia.

“Creo que en nuestra conferencia ha habido unanimidad,” dijo. “Algunos obispos preguntaban, pero creo que hay una posición clara, y la línea del Papa está claramente demarcada.” […]

Sin embargo, fuentes alemanas dicen que no hubo estricta unanimidad, y que posiblemente el cardenal se refirió a otra cosa con la palabra “unanimidad” dado que el alemán tiene dos palabras similares para ello:  einhellig einstimmig. Dicen que, de buena fuente, varios obispos “tenían serias reservas” sobre las directivas.

 

Uno de los obispos alemanes que hacían preguntas sobre las nuevas directivas alemanes es el obispo Konrad Zdarsa de Ausburgo. Concedió una entrevista enseguida tras la publicación de las nuevas directivas pastorales. Esto es lo que fue reportado:

 

Este obispo [Bishop Zdarsa] sin lugar a dudas está abiertamente confundido y ni siquiera puede responder públicamente la pregunta acerca de si los divorciados vueltos a casar ahora pueden recibir la comunión en Alemania. ¡Él insiste que ahora uno necesitaría aún más clarificación del documento alemán! “Aquí estamos otra vez necesitando que alguien más venga a interpretar [al episcopado alemán] el documento,” [negritas mías] dijo el propio obispo tras la pregunta específica sobre la cuestión de los divorciados vueltos a casar y si es que “ahora cualquiera puede hacer lo que desea.”

Más aún, Zdarsa observa que ahora hay incluso mayor necesidad de un “cuidado pastoral atento” para quienes tienen problemas matrimoniales. Él observa que “nosotros [los obispos] ahora hemos dado tan inmensa responsabilidad [a los sacerdotes locales] que no todos pueden manejarla y soportarla en igual medida.” Luego, el prelado alemán hace una pregunta penetrante: si un sacerdote no tiene el tiempo para una preparación profunda de los jóvenes y futuras parejas de matrimonios, “¿cuánto menos tiempo, fuerza y paciencia” tendrá este mismo sacerdote para comprometerse en este necesario proceso complejo de discernimiento, “que ahora demanda el Papa”? En este contexto, el obispo Zdarsa teme que esto lleve a “decisiones prematuras” (“Schnellschüsse”), “o que haya otras causas [graves] de conflicto que aún no pueden preverse adecuadamente.” (Las negritas son mías)

 

Para poder descubrir si todos los obispos alemanes apoyan estas nuevas directivas pastorales, unos días atrás contacté al obispo de Passau, Stefan Oster.  Le pregunté explícitamente si él había votado en favor del documento.Hasta ahora no he recibido respuesta.

Será importante ver si durante la actual asamblea de obispos alemanes habrá nuevas discusiones sobre este documento alemán sobre el matrimonio, porque hay preguntas y respuestas que aún permanecen poco claras. Por ejemplo, parece que ahora los laicos pueden ser oficialmente responsables por el “camino de discernimiento” para los divorciados vueltos a casar. Las directivas alemanas también parecen indicar que la conciencia individual de los fieles debe ser decisiva respecto al posible y permitido acceso a los sacramentos. Esta clase de liberalización y enfoque permisivo también promovería el subjetivismo en el ámbito de la moral católica.

Francisco posa junto a la Conferencia Episcopal Argentina.

En el contexto más amplio, del apoyo papal a los documentos episcopales que favorecen el acceso a los sacramentos para los divorciados vueltos a casar, es importante recordar la carta de apoyo del papa Francisco a los obispos argentinos de la región de Buenos Aires; las nuevas directivas pastorales de su propia diócesis en Roma; así como las directivas del episcopado maltés que fueron publicadas por el propio L’Osservatore Romano. Ahora pareciera que podemos agregar más claramente las directivas alemanas a la lista de documentos tendenciosamente heterodoxos que han recibido efectivamente apoyo del Papa.

 

Como contrapunto a estos sucesos lamentables, el teólogo alemán, Dr. Markus Büning, ahora reporta en el sitio alemán Katholisches.info que el arzobispo de Vaduz en Liechtenstein, Wolfgang Haas, ha publicado el 11 de febrero su propia carta pastoral en la que defiende la enseñanza católica tradicional sobre el matrimonio. En su propia carta, el arzobispo Haas cita la exhortación apostólica del papa Juan Pablo II, Familiaris Consortio (84):

 

La Iglesia, no obstante, fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez. Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía.

 

El arzobispo Haas reafirma esta enseñanza, también con las palabras del Papa “la reconciliación en el sacramento de la Penitencia abre el camino al sacramento de la Eucaristía” puede darse solo a los que se arrepienten y tienen el firme propósito de llevar una vida “que no sigue en contradicción con la indisolubilidad del matrimonio.” El prelado agrega estas citas de Familiaris Consortio: “Actuando de este modo, la Iglesia profesa la propia fidelidad a Cristo y a su verdad.” El arzobispo Haas incluso llega a decir que ahora que “se está poniendo en duda la indisolubilidad del matrimonio” y “el suponen que el adulterio ya no es todos los casos un grave pecado [mortal], entonces tal enfoque se dirige contra la voluntad salvífica de Dios.” [negritas mías]

 

Más aún, como en el caso de Rigoberto Corredor Bermúdez, el obispo latinoamericano de Pereira (Colombia), que acaba d publicar el 1 de marzo, una confirmación clara de la enseñanza tradicional de la Iglesia sobre el matrimonio, se espera que más y más obispos salgan a hacer públicos comentarios similares, afirmando por tanto la enseñanza de Cristo y mostrando que no desean seguir los métodos indirectos del papa Francisco y su enfoque pastoral promovido con frecuencia de manera ambigua.

 

Traducción de Marilina Manteiga

 

Fuente: http://www.onepeterfive.com/cardinal-marx-pope-francis-joyful-german-bishops-wrote-guidelines-amoris-laetitia/

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: