Actualidad Artículos Externos Destacado

CONFERENCIA EN PARÍS ANALIZA SOBRE LA DEPOSICIÓN DEL PAPA

 Por Christine Niles, M.St. (Oxon.), J.D.  •  ChurchMilitant.com  • 16 de Marzo de 2017  

La reunión académica examinará la cuestión canónica en torno a pontífices herejes.

PARIS (ChurchMilitant.com) – Un encuentro a celebrarse entre abogados canónicos, teólogos y académicos explorará la extraordinaria cuestión del mecanismo para deponer a un papa. Titulado “Deponiendo al Papa: Premisas teológicas, modelos canónicos, retos constitucionales”, la conferencia está inspirada por el libro de publicación reciente, La déposition du pape hérétique : Une origine du constitutionnalisme? [La deposición del papa hereje: ¿Un origen del constitucionalismo?], de Laurent Fonbaustier.

 

El papa no es juzgado por nadie – a menos que se desvíe de la Fe.Tweet

Patrocinada por varias universidades francesas, incluyendo la Sorbona, el programa incluirá 15 expositores ofreciendo charlas sobre tópicos como “Conciliarismo y la Deposición de un Papa a través del Prisma del Galicanismo”, “La caída del Papa: Entre la renuncia y la deposición”, y “La deposición de Juan XIII en Constance, 1415 – 1417”.

El propio libro de Fonbaustier fue inspirado por un renovado interés en el Decreto Graciano[1]: “Ningún mortal habrá de presumir de reprender sus faltas [del Papa], porque el que ha de juzgar todas las cosas no debe ser juzgado por nadie” (Dist. 40 c.6) – “a menos que se desvíe de la fe”.

El lugar de la conferencia es significativo: Fue en el siglo XIV que la Universidad de París exploró la cuestión de  la posibilidad de que el Papa Juan XXII fuera un hereje. Un debate surgió sobre el primado del papa, por algunos académicos que emitieron el Defensor Pacis, el cual sostenía que todo el poder de la Iglesia, incluyendo el del papa, debería estar sujeto al Estado. El documento fue anatemizado mediante bula papal en 1327, condenado por la Universidad de París, por teólogos que defendían en primado del papa.

Tal como fue explicado por el diácono Nick Donnelly,

Determinado a enfrentar el reto del error del papa Juan XXII, el Rey Felipe VI convocó a un encuentro de la Facultad de Teología de la Universidad de París. El 19 de Diciembre de 1.333 una comisión de 23 maestros de teología entraron en asamblea bajo la presidencia del Dominico patriarca de Jesrusalén, Padre de la Palaud, y en presencia de los reyes de Francia y de Navara, así como muchos obispos, sacerdotes y fieles laicos. Todos declararon al unánime la firme creencia en la establecida y continua enseñanza sobre la recompensa inmediata del alma justa, de la Visión Beatífica sobre la muerte y el juicio final.

La comisión hizo una profesión de fe que todos firmaron y entregaron al Papa Juan XXII. La profesión de fe se acompañó de una carta al Santo Padre la cual fue muy correcta y respetuosa, pero que también expresaba de manera clara y firme el resultado de sus deliberaciones. Le recordaron al Papa Juan XXII que él había declarado que habló como teólogo particular, y no como cabeza de la Iglesia infalible en defensa de la doctrina. También expresaron la esperanza de que el Santo Padre diera su aprobación apostólica a la decisión de éstos.  

 

El Papa Juan XXII finalmente retiró sus opiniones heréticas después de la demanda de una retractación.

Dos de los expositores en la conferencia a celebrarse, son los Prefesores Nicolas Warembourg y Cyrille Dounot, quienes firmaron una carta en Junio de 2016 junto con otros académicos ofreciendo una crítica teológica a Amoris Laetitia, la exhortación apostólica del papa sobre el matrimonio y la familia. La carta de presentación dice:

Como teólogos y filósofos católicos, historiadores y pastores de almas de la Iglesia, le escribimos en su papel como Dean del Colegio de Cardenales para solicitar que el Colegio de Cardenales y de Patriarcas de la Iglesia Católica emprendan una acción en conjunto para responder a los peligros a la fe y moral católicas generados por la exhortación apostólica Amoris Laetitia hecha por el papa Francisco el 19 de Marzo de 2016. Esta exhortación apostólica contiene declaraciones que pueden ser entendidas en un sentido contrario a la fe y moral católicas. Hemos especificado la naturaleza y el grado de errores atribuibles a Amoris Laetitia en el documento adjunto. Pedimos que los Cardenales y Patriarcas pidan al Santo Padre que condene de manera definitiva y contundente los errores enlistados en el documento, y que con autoridad declare que Amoris Laetitia no exige que ninguno de estos errores se crean o sean considerados como verdad.

 

El Dr. Joseph Shaw, portavoz del grupo, publicó una carta en Diciembre, firmada por 23 académicos, apoyando a los Cardenales de la Dubia.

“Como académicos católicos y pastores de almas, deseamos expresar nuestro profundo agradecimiento y total apoyo a la valiente iniciativa de los cuatro miembros del Colegio de Cardenales, Sus Eminencias Walter Brandmüller, Raymond Leo Burke, Carlo Caffarra y Joachim Meisner”. Así iniciaba esta declaración, publicada el 8 de Diciembre, en la Fiesta de la Inmaculada Concepción.

Shaw habló con Church Militant en aquella ocasión. “Lo que estamos enfrentando hoy es una abierta y formal división de creencia y Comunión”, remarcó. “Los Obispos y las Conferencias Episcopales están planteando directrices públicamente basadas en principios teológicamente incompatibles, y de manera abierta y sistemática admiten o niegan la Comunión a grupos de personas completamente diferentes”.

 

La barca de Pedro está a la deriva peligrosamente como un barco sin timón, y de hecho, muestra síntomas de una incipiente desintegración.

 

La Dubia, presentada al Santo Padre en Septiembre por cuatro cardenales, trajo luz a la confusión del Capítulo 8 de Amoris Laetitia, particularmente los párrafos 300 a 305, utilizados por los obispos liberales para promover el acceso a los sacramentos para los divorciados vueltos a casar, entre otras cosas, contraria a la perenne enseñanza y práctica de la Iglesia. Actualmente múltiples diócesis han emitido directrices contradictorias implementando la exhortación apostólica.

La carta firmada por 23 académicos suena como una advertencia ominosa acerca del futuro de la Iglesia.

Con el Pontificado reinante haciendo sonar una muy dudosa trompeta en esta batalla contra los “principados y poderes” del Enemigo, la barca de Pedro está a la deriva peligrosamente como un barco sin timón, y de hecho, muestra síntomas de una incipiente desintegración. En tal situación, creemos que todos los sucesores de los Apóstoles tienen un el deber, grave y urgente, de hablar con claridad y fuerza confirmando las enseñanzas morales, expuestas con claridad en las enseñanzas magisteriales de los papa anteriores y en el Concilio de Trento.

La conferencia sobre la deposición del Papa tendrá lugar del 30 al 31 de Marzo en el Centro ‘Derecho y Sociedades religiosas’ (Laboratoire Droit & Sociétés religieuses) de la Facultad de Derecho Jean-Monnet de la Universidad de París (Sur), en el suburbio parisino de Sceaux.

 

Traducción de Como Vara de Almendro

http://www.churchmilitant.com/news/article/paris-conference-explores-question-of-deposing-pope



[1] El Decreto de Graciano (en latín Decretum Gratiani o Concordia discordantium canonum, también conocido en español como “Concordancia de las discordancias de los cánones”, “Armonía de los cánones discordantes” o “Concordia de los cánones discordantes”) es una obra perteneciente al Derecho canónico que, como indica su título, trata de conciliar la totalidad de las normas canónicas existentes desde siglos anteriores, muchas de ellas opuestas entre sí. Su autor fue el monje jurista Graciano2 que lo redactó entre 1140 y 11423 y constituye la primera parte de la colección de seis obras jurídicas canónicas conocida como Corpus Iuris Canonici.

El Decreto de Graciano representa un paso importante para la consolidación del Derecho de la Iglesia Católica en la Alta y Baja Edad Media. La obra, monumental en su extensión, constituye una aportación a la unificación jurídica y se trata, por tanto, del fruto de la actividad doctrinal de un canonista y no de una política legislativa pontificia, camino que venía siendo el más utilizado hasta entonces para tal fin.

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: