Actualidad Nuestros Artículos

¡QUE NADIE NOS ENGAÑE CON FALSAS DOCTRINAS! POEMA DE NAVIDAD

Estimados lectores y amigos de Como Vara de Almendro; hemos llegado hoy a la fiesta de Nochebuena, a la Santa Navidad. Fiesta entrañable y gozosa para los que sabemos que constituye el principio de nuestra salvación, del AMOR DE UN PADRE, DIOS, QUE USÓ POR AMOR EL TRAER A SU HIJO AL MUNDO PARA SALVAR A LA HUMANIDAD. La Santa Trinidad pensó en todo, Dios Padre sabía que el hombre tenía que ser salvado, y Dios Hijo dijo: ¡Padre, mándame a mi, iré yo! y respondió el Espíritu Santo por amor al hombre con un sí. ¡Qué nadie nos engañe! DIOS NO FUE INJUSTO AL ENVIAR A SU HIJO AL MUNDO. DIOS, LA SANTÍSIMA TRINIDAD, CONJUNTAMENTE, DIERON UN SÍ SALIDO DEL CORAZÓN. Un SÍ que después ratificaría la Siempre Virgen María, la Inmaculada, al dar permiso al arcángel San Gabriel, aceptando con humildad todo lo que Ella ya sabía del Salvador. Un sí que aceptó la que se mantuvo en virginidad perpetua, lo mismo que su castísimo esposo.  Ella sabía que iba a sufrir junto a su Hijo, porque aunque fue grande, Hijo de Dios, no vino al mundo solamente a hacerse carne de nuestra carne, sino, a salvar a todos los hombres. Nunca dudó de su dolor y de su muerte en cruz, Ella aceptó en plenitud, enteramente, toda la misión salvífica, en la que entraba, por supuesto, el paln de Dios, el Sacrificio de Cristo con su muerte en Cruz.

Hoy, tras más de 2000 años, seguimos teniendo a Cristo entre nosotros, realmente presente, en cuerpo, sangre, alma y divinidad en la Santa Eucaristía.¡QUE NADIE NOS TOQUE LOS DOGMAS! ¡NI QUE SEA UN ÁNGEL DEL CIELO! 

Con este sencillo poema, queremos ratificar que amamos a Dios sobre todas las cosas, y que no rehusaremos nunca de los dogmas sagrados de nuestra fe católica.

A todos, que tengáis una Santa y Feliz Navidad en Jesús, José y María.

El equipo de Como Vara de Almendro.

¿QUIÉN PUDIERA…….

¿Quién pudiera ser la paja

de aquel húmedo pesebre?

Pues sobre ella la más santa

carne de Infante guarece

y le abriga en su humildad

en la Santa Navidad.

¿Quién pudiera ser el aire

que el aliento del Mesías

suspendió las melodías

de su llanto inquebrantable?

Siendo Camino y Verdad

¡¡¡muchos le abandonarán!!!!!

¿Quién pudiera ser el canto

de la Inmaculada Virgen

que arrulló en su pecho santo

al Autor de cuanto existe

y durmió en serenidad

al que al mundo trae la paz?

¿Quién pudiera ser jumento

para poder guarecer

los pequeños pies y manos

del pequeñito Emmanuel,

las manos de caridad

que vinieron a sanar?

Ay, mortales, ¿quién pudiera

haber besado a Jesús

 y en aquella Santa Noche

 hacerle olvidar  su Cruz

reparando en humildad

 tanta soberbia impiedad?

                                         ¡Qué insensatos y qué viles

                                      cuando envidiamos poder!

ser la paja o ser el aire  

ser vara o jumento ser

pues Jesús en la Hostia está

y su presencia es real.

Cada día en el sagrario

con ansias Él nos espera.

Yo le puedo visitar

y contarle cuanto quiera

y abrazarle en humildad

cuando acudo ante su altar.

Ahora entiendo, mi Jesús

que mis celos son injustos

si te tengo cada día

a mi lado y no te busco

dame hambre de caridad

y la sed de comulgar.

Que te busque y que te encuentre

en la paz del alma mía,

que mi dicha es que recuerde,

pues por mi diste la vida,

que toda una eternidad

me funda en tu santidad.

 

Montserrat Sanmartí Fernández

Navidad 2016

About the author

mm

Como Vara de Almendro

info@comovaradealmendro.es

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: